Archivo de la etiqueta: Cien Años de Soledad

Netflix adaptará la novela ‘Cien años de soledad’ a una serie


Los hijos del autor Gabriel García Márquez fungirán como productores ejecutivos del show.


POR Ryan Reed  



Netflix adaptará la novela ‘Cien años de soledad’ a una serie

Netflix adaptará la aclamada novela de 1967 de Gabriel García Márquez,Cien años de soledad, en una serie original en español. Rodrigo García y Gonzalo García Barcha, los hijos del difunto autor, serán los productores ejecutivos del programa, que se filmará principalmente en Colombia.

En una declaración sobre el proyecto, García dijo que su padre se mostró “reacio” a vender los derechos cinematográficos del libro “durante décadas”, “porque creía que no podía hacerse bajo las limitaciones de tiempo de un largometraje, o que el producirlo en un idioma que no fuera el español no le haría justicia”. ” Pero en la época dorada de las series, con el nivel tan grande de talento que hay en la escritura y la dirección, la calidad cinematográfica del contenido y la aceptación por parte del público mundial de programas con idiomas extranjeros, no podría haber un mejor momento para lanzar una adaptación para la extraordinaria audiencia global que ofrece Netflix. Estamos muy contentos de apoyar a Netflix y a los cineastas en esta aventura, y estamos ansiosos por ver el producto final”.

Francisco Ramos, vicepresidente de contenido original en español para Netflix, expresó con entusiasmo que la compañía está “increíblemente honrada de que se le haya confiado la primera adaptación para la pantalla de Cien años de soledad, una historia atemporal e icónica de América Latina que estamos encantados de compartir con el mundo. Sabemos que a nuestros miembros de todo el planeta les encanta ver películas y series en español y creemos que esta será una combinación perfecta entre el proyecto y nuestra plataforma”.

Hasta el momento, no se han anunciado detalles adicionales sobre la serie, como el elenco o cuándo comenzarán las grabaciones.

Márquez, quien murió en 2014 a la edad de 87 años, es considerado uno de los autores más destacados del siglo XX. El escritor, que ayudó a desarrollar el estilo del realismo mágico, recibió el Premio Nobel de Literatura de 1982.


Fallece el escritor Gabriel García Márquez


El escritor colombiano Gabriel García Márquez, falleció este jueves 17 de abril a la edad de 87 años, según confirmaron sus familiares.


POR Staff Rolling Stone México  



El escritor colombiano Gabriel García Márquez, falleció este jueves 17 de abril a la edad de 87 años, según confirmaron sus familiares.

Fallece el escritor Gabriel García Márquez

El escritor colombiano Gabriel García Márquez, falleció este jueves 17 de abril a la edad de 87 años, según confirmaron sus familiares.

El Premio Nobel de Literatura en 1982, estuvo hospitalizado desde el pasado 31 de marzo en el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán, debido a un cuadro de neumonía e infección de las vías urinarias, donde fue dado de alta el pasado de abril.

Tan sólo esta semana se dio a conocer que el autor de Cien Años de Soledad luchaba de nueva cuenta con un cáncer linfático que se le había expandido al pulmón, a los ganglios y al hígado. El lunes pasado, Mercedes Barcha, esposa de García Márquez, dio a conocer un comunicado en el que señaló que “su condición era estable, aunque muy frágil”.

El escritor de El Coronel no tiene quien le escriba y El Amor en los tiempos del Cólera fue uno de los autores más importantes del boom latinoamericano, un fenómeno editorial surgido en la década de 1960 y 1970 con representantes como Mario Vargas Llosa, Carlos Fuentes y Julio Cortázar. Fue uno de los escritores representativos del realismo mágico, el cual mezcla la realidad con fantasía narrativa. Cien años de Soledad narra la vida de siete generaciones de la familia Buendía en el pueblo de Macondo, novela que le valió el premio Rómulo Gallegos en 1972 y el Nobel de Literatura en 1982.

Descanse en Paz, Gabriel García Márquez


Saldrá edición conmemorativa de ‘La ciudad y los perros’ de Mario Vargas Llosa


Alfaguara, la RAE y la ASALE, lanzarán una edición conmemorativa del 50 aniversario de ‘La ciudad y los perros’ de Mario Vargas Llosa


POR Staff Rolling Stone México  



Alfaguara, la RAE y la ASALE, lanzarán una edición conmemorativa del 50 aniversario de 'La ciudad y los perros' de Mario Vargas Llosa

Saldrá edición conmemorativa de ‘La ciudad y los perros’ de Mario Vargas Llosa

Han pasado 50 años. Y ese joven peruano que en 1962 desvelaba al mundo la dura educación del Colegio Militar Leoncio Prado es ahora un nobel de literatura. La ciudad y los perros fue la novela de estreno de Mario Vargas Llosa, ganó el premio Biblioteca breve y su primera edición fue publicada en 1963. La última, en cambio, saldrá a la venta el próximo miércoles. Se trata de una edición conmemorativa, realizada por Alfaguara, con la que la Real Academia Española (RAE) y la Asociación de Academias de la Lengua Española (ASALE) celebran el cincuentenario de una obra “fundamental del boom latinoamericano”, como afirma un comunicado emitido por la RAE.

Traducida a más de 30 idiomas, La ciudad y los perros describe las duras condiciones en las que los jóvenes internos reciben la enseñanza secundaria en el Colegio Militar Leoncio Prado, donde el mismo Vargas Llosa estudió durante dos años de su adolescencia. Su última edición ha sido coordinada por la Academia Peruana de la Lengua y su presidente, Marco Martos. El propio Martos se encarga también del texto que abre la obra, analizando fuentes e inspiraciones literarias de Vargas Llosa.

El Nobel de Literatura ha vuelto a revisar la obra, que sale acompañada de los estudios de José Miguel Oviedo, Víctor García de la Concha, Darío Villanueva, Javier Cercas, Carlos Garayar, John King y Efraín Kristal.

“La aparición de la novela marcó un paso importante en la superación de la temática indigenista, de la búsqueda de raíces y valores prehispánicos, avanzando hacia un terreno cotidiano, la realidad presente del ciudadano americano, vertebrado, todo ello, en nuevas formas de novelar para la literatura hispánica basadas en la experimentación con la técnica narrativa. Esta innovación de fondo y forma convierte a Vargas Llosa en punto de referencia fundamental de la narrativa hispanoamericana actual”, sostiene la nota publicada por la RAE.

Vargas Llosa entra a formar parte de un club que ya cuenta con invitados más que ilustres. Entre las obras que RAE y ASALE han ido publicando en su serie de ediciones conmemorativas están Don Quijote, de Miguel de Cervantes, Cien años de soledad, de Gabriel García Márquez, La región más transparente, de Carlos Fuentes y las antologías de Gabriela Mistral y Pablo Neruda.

Fuente El País


Beatriz Paredes, a ritmo de son chilango


Beatriz Paredes, a ritmo de son chilango. La candidata a la Jefatura de Gobierno en DF, habla acerca de su infancia, gustos literarios y su preocupación por los problemas políticos y sociales de la capital


POR Staff Rolling Stone México  



Beatriz Paredes, a ritmo de son chilango. La candidata a la Jefatura de Gobierno en DF, habla acerca de su infancia, gustos literarios y su preocupación por los problemas políticos y sociales de la capital

Beatriz Paredes, a ritmo de son chilango

Por Gabriela Warkentin
@Warkentin

Difícil desentrañar lo que dice esa mirada. Con Beatriz siempre tienes la sensación de que te observa desde una lejana trinchera, allá donde los pensamientos se mueven en pistas paralelas y simultáneas. Mirada que mide, que sopesa. De pronto… sonríe. Y ya sabes: Si pasas esa primera aduana, lo otro es cuesta abajo. Es un lunes chilango, de enero. Hace poco frío. Los inviernos ya ni son lo que prometían, me cae. Habíamos pactado desde antes una sesión para platicar, para ir esbozando un perfil, para que los lectores de esta publicación tuviesen una pincelada del personaje. De pronto, la llamada: “Hoy, ¿puedes?”.

Beatriz Paredes, de inconfundible huipil. Viene de anaranjado, casi ocre. No siempre se vistió así. En las fotos que pude revisar para preparar la charla hay de todo, incluso una Beatriz de saco, en tono ejecutivo. Pero desde hace tiempo, el huipil inconfundible. Y hoy viene de anaranjado, casi ocre.

Un café de por medio, se va soltando de a poco en la conversación. Y sí, entendida la mirada va brotando la palabra. Es lo suyo. Le gustan las palabras. Se intuye la vocación, o por lo menos su destino. Hay algo casi atemporal en la forma de regodearse en ellas. Mujer de discursos enfáticos, de frases adjetivadas. ¿Te sentirías bien en la brevedad de los 140 caracteres del mundo enredado de hoy? Vuelve a sonreír, “¡Ya le entraré!”. Tal vez, porque le encanta el verso. Cosa de animarse. #BeatrizEnTwitter, no estaría mal.

Nació en agosto. Es leo, y se nota. Tlaxcalteca y leo. Mexicana, Tlaxcalteca y leo. Nació a principios de los años cincuenta y como slogan de Virginia Slims: “Ha sido un largo camino”. Digo que es leo, y se nota; no sólo por la cabellera, aunque contribuya a la imagen. Leo, dicen, es el signo dominante del zodiaco: Bien parado, fuerte, independiente. Y sí, creativo, generoso, trabajador y ambicioso. ¿Será? Lo cierto es que de haber llegado al mundo en aquellos años cincuenta en Tlaxcala, Beatriz Paredes está hoy en el Distrito Federal, buscando por segunda vez la Jefatura de Gobierno. Algo de leo hay en toda esa aventura. Un poco la marca de la casa.

Beatriz-Paredes1Desde pequeña vivió con mucha intensidad en un mundo de contrastes. La parte rural, indígena y campesina de su narrativa toca esas vetas urbanas de las calles chilangas que también recorrió. Hija de Higinio Paredes Ramos –campesino, marinero, político– y de Bertha Rangel, mujer audaz y con vocación de vida, según la describe la propia Beatriz. La mirada se alegra: Le gusta hablar de sus padres. Se nota. Uno la mantenía en Tlaxcala, la otra la tenía en la Ciudad de México. Y ella se sabía a sí misma en ese vaivén geográfico y de estilos de vida. Hay un par de hermanos en la historia, uno por parte de madre y otro de padre. Pero es evidente que Beatriz se mueve con soltura en el personaje de la hija única. La que vivió atención, amor y tensiones. En la complicidad con el padre, y la coincidencia de miras; en el acompañamiento vital con la madre, y la coincidencia de vibras. En todo aquello que, al final, forja carácter.

Hablamos de la infancia. Tengo la sensación de que ha contado muchas veces ciertas historias. Las que más le gustan de sí misma. Sabe narrarse. Se describe como niña insoportable, presumida. Y se ríe. Reconozco de inmediato ese rasgo de Beatriz: Se sabe reír, y reír de sí misma. Sentido del humor, que le dicen. Y que se agradece en medio de tanta vocación por la solemnidad en que vivimos hoy. Niña insoportable, entonces, porque “creía saberlo todo”. Lectora, deportista. Dice que quiso ser campeona olímpica y recuerda la cancha de basquetbol, de voleibol, de… el juego, el ritmo y la competencia. Y la inteligencia. Aquella frase que la marcó y que repite como mantra: “La inteligencia es, sobre todo, una gran responsabilidad”.

Pasó por un montón de escuelas, cuenta, en sus ires y venires de Tlaxcala a la Ciudad de México. Montón de escuelas pero un hilo de constantes: El deporte, la lectura y la curiosidad. Se siente a gusto entre libros, como sólo pueden quienes los han tenido cerca. De hecho, y mientras hablamos, veo que hay libros por doquier. Luego me mostraría su biblioteca, ordenada por temas. Mucho de América Latina en esos libros, y de México, y de los pueblos indígenas. Pero mucha novela también, poesía. Devora hasta a los más recientes. Le echo la pregunta de moda: ¿Libro que te marcó? Vuelve a reír. Cien años de soledad. Ese Aureliano Buendía, ése. Peculiar, solitario y hombre de batallas. “Ahí está”, digo yo: A estas alturas de mi charla Beatriz ya es una mezcla de leo y Aureliano. Pero vamos por más.

00028128-originalUn día, descubrió la música. O el poder sanador que la música ejerce cuando estás triste. En el pasillo de la casa de ese momento sonó un piano. Momento tristón y de soledades. Sonó un piano, cuenta y lo recuerda casi saboreándolo. Parece película de viejo cine negro, o será que todos tenemos nuestras magdalenas proustianas. Los recuerdos, aunque sean sonoros, saben a algo. Y platica que esos sonidos de entonces la hicieron sentir menos sola, así como la música de siempre la ha hecho sentir más contenta. Ecuación simple, al fin y al cabo. La música es vida, y te hace sonreír. Simple. Y sí, mientras hablamos veo que, así como de libros, Beatriz también está rodeada de música, de CDs que se apilan. Discos y discos. Hay un poco de todo. Dice amar lo que produce la costa del Atlántico. ¡Jo’er!, pienso, vaya gustos geolocalizados. Pero es cierto: Cuba, Brasil, México. CDs por doquier. Aunque basta rascarle un rato a las pilas de discos para ver que el Atlántico es flexible: Flamenco o jazz o soul o… de todo hay en esa gran colección. Que a Beatriz le cambia la mirada cuando escucha la Vitoriosa de Simone, sí, pero también cuando Catherine Deneuve se avienta un “París, París” de la mano de Malcolm McLaren. ¡Jo’er!, pienso, que la geolocalización se expandió para abrazar a la música así, por el placer de la compañía. “Me agarra la bruja y me lleva a su casa, me vuelve maceta y una calabaza”. Ya teníamos un toque de leo, una pizca de Aureliano Buendía y ahora “El son de la bruja”. El personaje se vuelve más complejo. Pero vamos por más.

No estudió música porque la logística no cuajó. Y terminó en la UNAM, en Sociología y ya con el camino abierto a la política, la función pública, lo público. Difícil pensar que no hubo cálculo en muchas de las decisiones. Que Beatriz se presenta también como ajedrecista, de las intensas.

En el tablero y en la vida. La estrategia y la suerte. La planeación y la coyuntura. Le gusta jugar, y sabe jugar. En lo público lo ha sido casi todo: Gobernadora, diputada, subsecretaria, embajadora, presidenta del PRI. Lo ha sido casi todo. Bueno, salvo Jefa de Gobierno del DF o Presidenta de México. Por lo primero va por segunda vez. ¿Lo segundo? Sonríe: No usaré al DF como trampolín para nada. Lo dice sin titubeos. “Seré de tiempo completo”. OK, queda registrado. Lo dije desde el principio: Le gustan las palabras, sabe usarlas.

istockphoto_5590629-hand-cursorConoce más acerca de los otros candidatos a la Jefatura de Gobierno del DF, Miguel Ángel Mancera e Isabel Miranda de Wallace.

BANNER CONTENIDO 2 MARZO


Gabriel García Márquez cumple 85 años


Gabriel García Márquez, el hombre responsable de haber implantado en nuestro imaginario ese mundo mágico llamado Macondo está cumpliendo 85 años


POR Staff Rolling Stone México  



Gabriel García Márquez, el hombre responsable de haber implantado en nuestro imaginario ese mundo mágico llamado Macondo está cumpliendo 85 años

Gabriel García Márquez cumple 85 años

Por Miguel Ángel Angeles

@mangelangeles

El hombre responsable de haber implantado en nuestro imaginario ese mundo mágico llamado Macondo está cumpliendo 85 años. ‘El Gabo’, sí, ese que nos regaló a los Buendía y a las mariposas amarillas de Mauricio Babilonia; a la cándida y sufrida Eréndira y al Coronel que está siempre raspando los restos de su tarro de café, cumple este año también, 30 de haber sido premiado con el Nobel.

Como la mejor manera de festejar a un autor es leerlo, nada mejor que acercarse a la obra del genio colombiano en un nuevo formato: el digital. Por esta razón, Random House Mondadori (en colaboración con Leer-e) ha decidido aprovechar la fecha para lanzar al mercado en esta versión a Cien Años de Soledad que, bien vale comentar también está llegando a una fecha importante: 45 años de haber salido de las imprentas por primera vez.

Razones para acercarse a su trabajo sobran, pero por si estabas en busca de alguna más, aquí van unas cuantas:

  • Porque en su momento, fue uno de los responsables directos de que el mundo volteara a vernos como una tierra en la que lo magia es ejercicio diario (aunque a últimas fechas, parezca todo lo contrario).
  • Porque además de su trabajo como contador de mundos, ha trabajado como pocos en el -ninguneado por muchos- campo del periodismo, no importando que a lo largo del tiempo esto le haya generado incluso más problemas que beneficios.
  • Porque no tuvo reparo en confrontar una realidad tan dura como el narcotráfico a través de sus textos periodísticos (incluso frente a ex presidentes y ministros como Miguel de la Madrid con su famoso discurso de ‘América Latina Existe’).
  • Porque es difícil imaginar que alguien, tras leerlo, no sea víctima de los efectos que sus letras tienen: para mal o para bien éstas pueden generar ganas de aspirar el dulzón olor que a Macondo impregna o también generar el asco que sólo ‘el cólera’ de sus páginas puede causar. Pocos logran eso y sin duda, él es uno de ellos.
  • Porque a pesar de haber declarado que comenzó a ser escritor “a la fuerza” y que este oficio “es tal vez el único que se hace más difícil a medida que más se practica”, no ha dejado nunca de intentar, y como fruto de ese esfuerzo nos ha legado un universo entero.

Razones habrá siempre, sobra enumerarlas, pero nunca obviarlas. Queda mejor recordar que es él quien nos ha advertido que lo único que puede salvarnos de la barbarie “es una cultura de la paz”, consejo más que oportuno para el momento que estamos viviendo a nivel mundial.

¡Feliz cumpleaños y mucha paz, Gabo!

Sí además quieres entender la visión y el mundo de Gabriel García Márquez a través de los discursos que ha pronunciado a lo largo de su carrera -entre los cuales se incluye el célebre ‘La Soledad de América Latina’, con el cual recibió el Nobel en 1982-, puedes adentrarte en ellos con Yo no vengo a decir un discurso.

istockphoto_5590629-hand-cursorLa reseña la encontrarás aquí.