Archivo de la etiqueta: contenido revista

Café Tacvba y ‘El objeto antes llamado disco’


Café Tacvba regresa con ‘El objeto antes llamado disco’


POR Staff Rolling Stone México  



Café Tacvba regresa con 'El objeto antes llamado disco'

Café Tacvba y ‘El objeto antes llamado disco’

Por: Andrés Díaz

En la vida hay encuentros con personas que te cambian el motivo por el que creías estar en este planeta, o te ayudan a reafirmar que estabas en el camino correcto. Estas uniones suelen tener el nombre de pareja, socio o amigo, y si tienes más suerte, es la combinación de éstos. Café Tacvba es un caso excepcional cuando cuatro personas decidieron crear un espacio colectivo en el que sus ideas, y diferentes personalidades, convergieron para crear toda una lista de himnos y canciones que se han permeado en la juventud latinoamericana desde hace más de 20 años.

Justamente, los integrantes de la banda, han tenido una cierta fascinación por la conmemoración de aniversarios, siendo el de su segunda década el más importante. Realizaron una extensa gira y un documental llamado Seguir Siendo, el cual celebra y empaqueta todo lo vivido para comenzar de nuevo. “Fue acomodar todas esas vivencias para que ocuparan menos espacio”, comenta Rubén en entrevista.

Por su parte, Quique interviene: “Hay momentos en el que se van dando ciclos, los 20 años significaron cerrar uno. Esos rituales van marcando nuestra historia y hacen que nos demos cuenta de las altas y bajas que hemos tenido, pero al final provocan un aprendizaje y que creciéramos como grupo”.

Como sucede con la familia, es bueno darse un tiempo para alejarte de esa colectividad con el fin de descubrir qué aportaciones hiciste y llegar a una introspección; es empezar de nuevo el ciclo en el que vuelves a tu individualidad para saber quién eres. Fue por ello que Rubén creó el proyecto de Hoppo! y se convirtió en el vocero a favor del pueblo en Wirikuta; Joselo produjo a Renoh, la banda ganadoradel Rockampeonato Telcel; Quique fue testigo y responsable de Bella Época, primer álbum de Torreblanca (quienes acaban de ser invitados por el mismo Peter Buck de R.E.M. para ser parte del festival Todos Santos en Baja California); y Meme ha sido un colaborador recurrente en la escena independiente mexicana; recientemente produjo el último material de los españoles Napoleón Solo.


Si todos estaban ocupados en sus respectivos proyectos, ¿en qué momento sintieron la necesidad de reunirse de nuevo? “Dejamos que las cosas se dieran naturalmente. Nos hemos dado cuenta con el tiempo que no funciona forzar las cosas. Nos dijimos: ‘Este año no va a pasar,pero el siguiente sí’, por lo que nos daba tiempo de hacer otras cosas. En 2012 sabíamos que teníamos que apartarlo para Café Tacvba, de esa forma ya nos dimos una idea de lo que iba a venir para empezar un ciclo con diferentes características que producir una banda”, comenta Joselo.

Parte de la necesidad de la reunión fue sentir el vacío que dejan el resto de sus compañeros en la vida: “Al producir a otros artistas, hubo varios momentos en los que me hubiera gustado que estuviera el resto de la banda para saber cómo resolver un problema. Ahí reconocí que comenzaba a tener necesidad de reunirme de nuevo con ellos”, confiesa Quique. Meme interviene: “Me pasa cada vez que trabajo con alguien más. En el grupo, das una opinión a pesar de no ser siempre la acertada y, por lo tanto, es complementada. Pero cuando eres la autoridad, no puedes tener el beneficio de la duda. Perfecto si hice bien las cosas, y si no, acabaré pagando los platos rotos. Me ha pasado que me invitan a tocar con otras bandas y lo hago con gusto, pero yo sé realmente con quién no tengo siquiera la necesidad de comunicarme para saber que las cosas están saliendo bien”.

Fue así como a inicios de este año ya estaban trabajando y ensayando para el siguiente disco: “Desde el inicio, propuse que los ensayos se hicieran en mi casa. Tengo un cuarto grande que uso de biblioteca y que lo ocupamos para meter el equipo. Comíamos ahí y estaba rodeado de mis hijas y mi mujer, eso era muy disfrutable”, platica Joselo.


Illya Kuryaki & The Valderramas regresan fuerte con ‘Chances’


A diferencia de otros rompimientos, el de los Kuryaki se originó por inquietudes personales, y no por una fractura entre sus integrantes.


POR Staff Rolling Stone México  



A diferencia de otros rompimientos, el de los Kuryaki se originó por inquietudes personales, y no por una fractura entre sus integrantes.

Illya Kuryaki & The Valderramas regresan fuerte con ‘Chances’

Por: Natalia Cano
Fotos: Claudia Ochoa

Dante Spinneta y Emmanuel Horvilleur comparten el pensamiento que Luis Alberto Spinetta pregonó en su canción “Cantata de tiempos amarillos”: “Aunque me fuercen, yo nunca voy a decir que todo el tiempo por pasado fue mejor, mañana es mejor”. Con esa mirada hacia el futuro y bajo la consigna de otorgarse una segunda oportunidad, Spinetta y Horvilleur se juntaron después de una década para retomar el proyecto Illya Kuryaki & The Valderramas, aquella poderosa dupla argentina que impactó en la escena musical latinoamericana a principios de 1990 con una propuesta sonora que fusionó al funk, la música urbana, rock, acid jazz, las artes marciales y las líricas con contenido sexual.

A diferencia de otros rompimientos, el de los Kuryaki se originó por inquietudes personales, y no por una fractura entre sus integrantes. Tampoco enfrentaban un momento de decadencia. Todo lo contrario, su álbum Chaco (1995) es considerado una joya dentro del cancionero rockero latinoamericano. De acuerdo con la edición argentina de Rolling Stone, el diario estadounidense The New York Times se refería a la pareja de músicos como “el futuro de la música latina”. No obstante con el éxito que gozaban, ambos necesitaban un respiro para trabajar en sus proyectos personales. Así fue como Emmanuel Horvilleur se adentró en las baladas pop y las cumbias psicodélicas, mientras que Dante Spinetta apostó por la música urbana, especialmente por el hip hop y el reggaeton.

En solitario, Horvilleur grabó cuatro discos, mientras que Spinetta lanzó tres producciones. En su tercer álbum, Mordisco (2008), Emmanuel contó con la participación de Gustavo Cerati en la canción “19”. En tanto, Dante grabó con Julieta Venegas en la canción “Primer día” y ésta le remuneró la invitación al cantar en “Olvídalo”, tema que se desprende de su segundo disco El apagón (2007). Aunque sus carreras individuales lograron cierto grado de reconocimiento, nunca pudieron igualar el éxito que consiguieron con Illya Kuryaki & The Valderramas. El hueco que la pareja dejó en la escena musical latina fue ocupado por otro exponente de la música urbana, Calle 13, según lo declarado por el propio Dante Spinetta.“Cuando nos separamos, se creó todo un mito alrededor de Illya Kuryaki. Con mi proyecto solista, además de Argentina, sólo pude llevar la gira a Paraguay y Uruguay. Muy tarde llegamos a México, aunque ya tenía una carrera sembrada con Illya. Toda mi etapa en solitario me ayudó mucho, sobre todo a experimentar ciertas cosas que eran necesarias”, dice Emmanuel Horvilleur.

La primera señal del regreso de los Kuryaki sucedió en la novena edición del Vive Latino, en 2008, cuando Horvilleur y Dante aparecieron juntos en uno de los escenarios del mencionado festival para recordar viejas glorias de la agrupación. No fue sino hasta tres años después que la dupla confi rmó que se encontraba en el estudio preparando su nuevo álbum, Chances. “La idea de juntarse se platicó durante años, pero no era el momento. Cada uno estaba con su carrera solista e hicimos música muy distinta en el camino. Illya se separó en su mejor momento, pero creo que debíamos superar algunas cosas por separado”, explica Dante Spinetta. “Volver a ponernos en situaciones con Dante, después de mucho tiempo, fue muy enriquecedor. La vuelta para mí es rica, sobre todo por la historia que sembramos”, añade Horvilleur.

El regreso de Illya Kuryaki se gestó en un momento sensible para Dante Spinetta y Emmanuel Horvilleur, pero también para Rafa Arcaute, viejo camarada de la dupla y productor de los Kuryaki. En julio de 2011, el legendario rockero Luis Alberto Spinetta, padre de Dante, hizo público que padecía cáncer de pulmón. Siete meses después, “El Flaco” falleció. “Cuando comenzamos la producción del disco, mi viejo enfermó. Tuvimos que parar unos meses. No tenía ánimo de nada, individualmente estaba agotado, me sentía exhausto espiritualmente. Obviamente, para Emmanuel también fue muy fuerte porque mi padre era como un tío. Rafa también sufrió su partida, él trabajó con mi viejo y su muerte fue un shock para todos”, cuenta Dante.


Fobia está de vuelta sobre los escenarios y sus dos protagonistas siguen de pie


Fobia está de vuelta sobre los escenarios y sus dos protagonistas siguen de pie


POR Staff Rolling Stone México  



Fobia está de vuelta sobre los escenarios y sus dos protagonistas siguen de pie

Fobia está de vuelta sobre los escenarios y sus dos protagonistas siguen de pie

Por Chava Rock

Desde que se anunció el regreso de Fobia, no ha sido clara la explicación sobre la salida de los otros integrantes del grupo, así que nos reunimos con Paco Huidobro y Leonardo de Lozanne para que nos dieran un argumento.

“Es muy claro. A lo mejor a ellos les da pena decirlo, a mí no. Ya había arrastrando algo desde antes de que empezará este siglo, como una especie de apatía. Había entusiasmo a ciertas cosas, pero los grupos requieren de mucho trabajo y de mucha dedicación. Entonces, cuando se tiene otro proyecto, la chamba se recarga hacia un lado. Realmente ya no había el interés de estar; se trata de estar todos los días trabajando en hacer música, entonces me decían: ‘Mándame las canciones por correo electrónico para ver qué se me ocurre’. Para mí, ahí ya no hay una dinámica de trabajo, pues el hecho de componer con alguien es cuando te sientas con una persona y, de común acuerdo, surge la creación. Cuando te empieza a contestar el asistente: ‘El señor no podrá presentarse a ensayar porque está en otro ensayo’, y no era sólo uno sino tres, entonces dices: ‘¿De qué se trata?’. ¿Llevo toda la vida haciendo canciones para que de repente esté secuestrado, para tocar cuando le conviene a otra persona? Pues no”, continúa Paco, “lo aguantamos mucho, porque además ya nos habíamos dado cuenta que a la hora de hacer los discos se recargaba más todavía la chamba de este lado, pero a la hora de los créditos y las fotos ahí sí estaban todos adelante de mí”.

Mientras que Leonardo enfatizó que “no hay ninguna confusión, es muy claro, decidimos continuar con el proyecto. Lo que pasa es que antes no habíamos tomado la decisión tan radical, todo mundo estaba en una zona de confort, que si pasaban cuatro años no importaba. Ahora que tomamos la decisión fue muy claro, vamos a continuar, dijimos: ‘Artísticamente funciona así, como negocio funciona de esta otra forma, no hay de otra. ¿Estamos de acuerdo? ¿Le entran o no?’, les preguntamos. Tomaron su tiempo para pensar y decidieron no entrar. Paco y yo volvimos a platicar para ver qué hacíamos. Había dos planes. Plan A: Es toda la fruta y nosotros nada. Plan B: Veamos las opciones que tenemos para continuar”.

Pero surge otra duda, ¿realmente ellos propusieron algo alterno? “No. La propuesta era hacer lo que se les daba la gana”, afirma Paco. “La propuesta era seguir como antes. No queríamos y decidimos seguirle nosotros. Les dijimos entonces: ‘Si no quieren estar, libérenos’. Buena onda porque nos liberaron. También nos dimos cuenta que había otras personas que sí estaban muy emocionadas, no sólo los tres que están tocando con nosotros. Mucha gente se nos acercó y nos decía: ‘Oye, aunque no tenga todo el tiempo, pero si quieren grabar, cuenten conmigo’. Nosotros lo vimos como una señal. A veces como que tenemos dudas y la gente te aclara las dudas. Muchísima gente del público se nos acercó y nos apoyó por Twitter”, concluyó Leonardo. Actualmente promocionan el disco Destruye Hogares.