Archivo de la etiqueta: Damian Szifrón

La Otra Cartelera: Oscar 2015 – Mejor Película Extranjera


Analizamos una de las categorías más atractivas, complejas e interesantes de la entrega del Oscar, donde todo indica será una batalla entre las representantes de Rusia y Polonia.


POR Staff Rolling Stone México  



Analizamos una de las categorías más atractivas, complejas e interesantes de la entrega del Oscar, donde todo indica será una batalla entre las representantes de Rusia y Polonia.

La Otra Cartelera: Oscar 2015 – Mejor Película Extranjera

Por Arturo Aguilar

Siempre una categoría interesante, la del Oscar a Mejor Película Extranjera suele ser una de las que más atraen y entusiasma  a los cinéfilos que tratan de ver tanta película nominada les sea posible. Se trata sin duda de propuestas siempre atractivas y complejas, en su forma y en su fondo, si se les compara con la mayoría de las nominadas en muchas otras categorías. Tan solo en los últimos años, entre las ganadoras y nominadas hemos visto títulos como Amour, In a Better World, La Gran Belleza, El Secreto de sus Ojos, La Caza, Un Profeta, Waltz with Bashir.

Además, no podemos dejar de considerar que junto con la categoría de Mejor Documental, los votantes de la Academia suelen aprovechar esta votación para enviar un mensaje de apoyo o postura respecto a alguna situación o tema (social, cultural, político) que se vean reflejados o retratados en dichos filmes de otras latitudes. Punto que podría definir la competencia de este año.

10031160-carrete-de-pelicula-sobre-fondo-blanco-3d1Leviatán (Rusia)

Una de las dos grandes favoritas. Desde su estreno en el Festival de Cannes el año pasado, la película representante de Rusia y dirigida por Andrey Zvyagintsev, no ha dejado de recibir reconocimientos y premios, incluido el Golden Globe hace poco más de un mes.

El retrato de poder, abuso, corrupción, venganza y mucho vodka en la rusia de Vladimir Putin resulta un atractivo vehículo para enviar el mensaje de que desde Hollywood están conscientes (y dispuestos a poner el dedo en el renglón) de la compleja (por decir lo menos) situación social (y de la justicia) en Rusia.

La película por supuesto no es solo eso, y tiene niveles de lectura que abrevan de las interpretaciones de su título a partir de las teorías del filósofo y político inglés Thomas Hobbes sobre la relación de poder entre ciudadanos, estado y naturaleza, y la acepción bíblica de la palabra, esa bestia marina al servicio del diablo y dispuesta a destruir todo.

box-of-popcornIda (Polonia)

La otra gran candidata. El filme dirigido por el polaco Pawel Pawlikowski (cuya carrera se ha desarrollado principalmente en Inglaterra) es una lección de cine formal y clásico. Con una cámara fija que sabe donde ubicarse, encuadres perfectos que dan carga emocional a las escenas, y una historia sencilla pero profunda sobre el descubrimiento, la asimilación y la aceptación de la identidad, cuando una novicia y su tía, con personalidades diferentes, se reencuentran, en 1962, en una Polonia aún adaptándose a una nueva realidad social comunista tras la segunda guerra mundial.

La historia de estas dos mujeres judías, y la forma en que esta característica es observada en ambos personajes, pueden resultar sumamente atractivo para los votantes de una academia con una comunidad judía numerosa y bastante influyente.

Más allá de esto, Ida tiene argumentos cinematográficos suficientes para llevarse a casa merecidamente el Oscar.

10031160-carrete-de-pelicula-sobre-fondo-blanco-3d1Relatos Salvajes (Argentina)

Una agradable decisión la inclusión de este conjunto de cortos, de diferentes tonos  y temas y ejecuciones, detrás de la idea de la violencia contenida en todos en la sociedad moderna, y las diversas formas de explosión catártica que podríamos encontrar si nos dejáramos llevar por ese lado salvaje tan reprimido por la corrección política y las reglas sociales.

Damian Szifrón sin duda demuestra un enorme talento para dirigir cada una de estas tramas, y no le viene mal que su película haya sido un fenómeno de taquilla y crítica en Argentina y en varios otros países. Pero todo indica que ni el espaldarazo de los Almodóvar (productores de la película) en su campaña de lobbying las últimas semanas ayudará a que pueda robarse los suficientes votos como para ganar.

box-of-popcornTimbuktu (Mauritania)

Una joya de película. Que simplemente no logró durante el año la atención extra global que suele necesitarse para estar en la contienda de las últimas horas o días por la estatuilla dorada de Hollywood.

La película dirigida por Abderrahmane Sissako es una cruda historia sobre las prohibiciones que esta ciudad en Mali debe enfrentar cuando es tomada por un grupo de extremistas religiosos. Como puede imaginarse, el infierno que llega empieza a rodear a Kidane, el protagonista, quien por una serie de circunstancias, accidentes y decisiones, se ve enfrentado a una situación extrema (no vale decir más para no echar a perder la experiencia). Directa, sensible, muy bien dirigida y fotografiada, y muy humana y actual, esta película podría considerarse quizás el caballo negro de la categoría.

10031160-carrete-de-pelicula-sobre-fondo-blanco-3d1Tangerine (Estonia)

Una película (dirigida por Zaza Urushadze) que podría parecer que ya hemos visto otras veces. Una dinámica en cine en los terrenos de la puesta en escena teatral, donde en un espacio limitado y cerrado (una cabaña y sus alrededores) veremos cómo dos hombres que se consideran enemigos y solo esperan su mutua recuperación para asesinarse, empiezan a descubrir en el otro un ser humano por el que se pueden preocupar o con quien se pueden identificar.

En medio de esta bronca entre un soldado georgiano que pelea del lado ruso y un rebelde checheno (estamos en 1994, y Georgia pelea para separarse de Rusia), están un par de granjeros estonios de mandarinas que servirán como puente (y más) en esta dinámica. Muy buena película también. Pero sin algo de ‘extra’ que sí se puede encontrar en los otros filmes nominados.




Cine: ‘Relatos Salvajes’


Argentina divertida: Seis historias bajo una excelente dirección.


POR Staff Rolling Stone México  



Argentina divertida: Seis historias bajo una excelente dirección.

Cine: ‘Relatos Salvajes’

Con Ricardo Darín, Darío Grandinetti, Erica Rivas y Leo Sbaraglia
Dirige Damián Szifrón

Por @Arturo Aguilar

La desesperación y frustración ante la burocracia, una tragedia, una traición amorosa, el regreso del pasado o la violencia contenida en la cotidianidad son los puntos de partida de un filme formado por seis historias cortas que se arrojan a observar el placer extremo de perder el control, de mandar al demonio toda corrección política y explotar contra la humanidad y su estupidez.

Una inteligentísima, divertida, catártica y muy bien realizada comedia (exitoso fenómeno de taquilla y de crítica) de uno de los cineastas latinoamericanos más interesantes de la actualidad. Este es el filme seleccionado por Argentina para competir por una nominación al Óscar a Mejor Película Extranjera.




La Otra Cartelera – Los ‘Relatos Salvajes’ de Damián Szifrón


Durante el pasado Festival Internacional de Cine de Morelia tuvimos la oportunidad de conversar con Damián Szifrón, realizador argentino responsable de Relatos Salvajes, una película que ha tenido una muy positiva recepción en festivales, entre críticos y con el público.


POR Staff Rolling Stone México  



Durante el pasado Festival Internacional de Cine de Morelia tuvimos la oportunidad de conversar con Damián Szifrón, realizador argentino responsable de Relatos Salvajes, una película que ha tenido una muy positiva recepción en festivales, entre críticos y con el público.

La Otra Cartelera – Los ‘Relatos Salvajes’ de Damián Szifrón

Durante el pasado Festival Internacional de Cine de Morelia tuvimos la oportunidad de conversar con Damián Szifrón, realizador argentino responsable de Relatos Salvajes, una película que ha tenido una muy positiva recepción en festivales, entre críticos y con el público.

Por @Arturo Aguilar

Su película está rompiendo récords de asistencia en Argentina, recibe ovaciones de pie en festivales como Cannes, San Sebastián o Morelia, y fue elegida por la Academia de Cine de Argentina para inscribirla como su candidata a una nominación al Óscar a Mejor Película Extranjera.

Pero Damián Szifron no termina de creerse todo lo que sucede. Entre entrevista y entrevista, bromea, bebe agua o se escapa para hacer una rápida llamada y regresa de buen ánimo para seguir respondiendo preguntas. Una noche antes, en la gala de presentación de Relatos Salvajes en el Festival de Cine de Morelia, la reacción del público (incluida una sonora ovación al cierre del primer relato corto, justo para arrancar los créditos del filme) le volvió a recordar que lo de Relatos Salvajes es un fenómeno en explosión. Algo que no sorprende a un director que en su pasado profesional tiene créditos como el ser el creador de la muy recomendable y elogiada serie argentina de televisión Los Simuladores, y de una pequeña joya fílmica de la comedia latinoamericana de título Tiempo de Valientes.

Relatos Salvajes son 6 historias cortas que comparten un tema o tono: la explosión de la violencia humana cuando somos llevados a nuestros límites en las más curiosas situaciones.  Estos 6 cortometrajes, con diferente grado de eficiencia cómica o de reflexión social, sirven como perfecto espejo para el espectador de cualquier rincón del mundo, quien pronto se puede ver identificado en alguna de las frustrantes, desesperantes o catárticas situaciones. Y no solo se trata de relatos breves con atinados giros y sorpresas, sino ejercicios cinematográficos notablemente realizados, con una solvencia y oficio en verdad destacados por parte de Szifron.

Sobre este momento, Szifron explicó que “no lo termino de asimilar. Es un cambio muy grande, muy intenso. Te diría que me acuerdo del momento en que recibí el llamado de Thierry Frémaux (programador y director del Festival de Cannes) de que le había gustado mucho la película y que quería que se estrenara en ese contexto.”

“Ahí empezó a operar una suerte de transformación gradual que continúa hasta el día de hoy, y que creo que cambió un poco la audiencia con la que yo me relaciono.  Que paso de ser la argentina, donde hice cosas que tuvieron mucha repercusión como Los Simuladores, a una arena mucho más global, a raíz de Relatos Salvajes, si se quiere el respeto o la posibilidad se volvió internacional y es un cambio muy muy grande que me tiene feliz, y bueno, ahí lo estoy transitando.”

Su película no es una historia convencional, y el proceso de creación de la misma tampoco, como él mismo lo explica: “Creo que fue un vehículo para la reacción. Para mi fue muy catártico, fue salvaje la experiencia de escribirlo. Porque casi no me puse ninguna clase de límites, ninguna regla o exigencia, fue más bien bestial. Estos relatos aparecían, irrumpían, casi que perturbaban, y para que no me ocuparan lugar en la cabeza, los escribía, me levantaba de estar dormido a hacerlo, entonces eso me liberó mucho como autor y disfruté de esa capacidad de reaccionar, posiblemente de situaciones en las que prefieres no reaccionar porque tienes miedo a las consecuencias. El ser humano como especie tiene esta capacidad única de reprimirse, que de cierto modo nos hizo evolucionar, pero a veces el deseo de reaccionar es muy grande, y el instinto y el cuerpo te piden reaccionar y que te defiendas, que respondas a una agresión externa, a veces tienes ganas de insultar a tu jefe, y uno tolera maltrato, faltas de respeto, el abuso de poder. Y a veces uno en respuesta comete actos bárbaros, y eso es lo que quise mostrar. Esa faceta de nuestro instinto.”

El director argentino también habló de la particularidad de una película formada por 6 cortometrajes, algo que a muchos les ha causado cierta incomodidad respecto a cómo definirla o si es una película en el sentido convencional del término. “Siempre hay lugar para la originalidad, para la novedad y para la verdad. Estos relatos, su verdad, es que nacieron separados. Irrumpieron. Son pequeñas películas, pero que en conjunto expresan una idea mayor. Son órganos vitales de un mismo organismo. Esa era su forma. En algún momento pensé en si tener un personaje que estuviera en todas las historias, si las conecto en el montaje a través de sus inicios, de modo que sea más digerible o cercano a cosas que se han hecho en el pasado, y de pronto dije ‘No, esta es su forma’. Y me pareció que iba a haber lugar para eso.”, afirmó.

Finalmente, sobre si hay algún relato preferido entre los 6 de la película, Szifron detalla que “me gusta la película en su conjunto, y no lo digo por corrección política o algo así. Dependiendo de la proyección, disfruto más de uno que de otro, o dependiendo el día, y a todos los quiero, son como hijos, que cada uno vale por distintas razones. Creo que hay algunos más populares que otros por distintas razones, pero a veces los menos populares me resultan más sofisticados, me interesan o me atraen, y sé que hay otros que conectan con una audiencia más masiva. Pero me gustan esas diferencias en el viaje que propone esta película”.




La otra Cartelera – Segundo reporte desde el FICM


La selección de filmes extranjeros del festival es uno de sus atractivos.


POR Staff Rolling Stone México  



La selección de filmes extranjeros del festival es uno de sus atractivos.

La otra Cartelera – Segundo reporte desde el FICM

Por @Arturo Aguilar enviado especial FICM

Uno de los particulares atractivos de la programación del Festival de Cine de Morelia es su selección de filmes extranjeros, del tipo que solemos llamar películas de festivales, en especial cintas que hayan participado en la Semana de la Crítica del Festival de Cine de Cannes.

Mientras la selección de largometraje mexicano en competencia de los primeros días no ha logrado ser lo constante en términos de interés y propuesta cinematográfica para un festival como Morelia, o como en otras ediciones (a excepción de, por lo visto hasta la noche del martes, Las Oscuras Primaveras de Ernesto Contreras con Irene Azuela, José María Yazpik y Cecilia Suárez), los filmes extranjeros que complementan parte de la programación se han encargado de mostrar cosas interesantes, divertidas y/o atractivas.

lasoscurasprimaveras1-672x372

En este apartado podemos destacar la cinta argentina Relatos Salvajes de Damian Szifrón, película seleccionada por Argentina en la carrera hacia una nominación a Mejor Película Extranjera en los Oscar (producida por los hermanos Almodoóvar, parece ser una fuerte opción para hacerse de esa nominación). Relatos Salvajes tiene una particularidad única, es una cinta que ha convencido por igual a la crítica que al público.

Desde su presentación en mayo pasado en el festival de cine de cannes hasta la de hace unos días en Morelia, la prensa especializada coincide en estar frente a uno de los trabajos más interesantes de los últimos años, y ante un realizador de una notable capacidad.
relatos

Relatos Salvajes se conforma de 6 episodios independientes, con ninguna conexión entre sí, que nos hablan de lo que sucede en los terrenos de la venganza, la justicia, el hartazgo, la ira y la desesperación cuando alguien es llevado al límite de una experiencia o situación, y en lugar de optar por seguir las reglas de la convivencia social moderna, de la corrección política, se decide explotar y no soportar más la estupidez, la hipocresía o el absurdo que pueden ser situaciones tan cotidianas como desesperantes, tales como un trámite burocrático. ¿Qué pasaría si dijéramos o hiciéramos lo que pensamos en esos instantes de arrebato? Si por un momento no controláramos nuestro lado oscuro, a nuestro Mr. Hyde, y reventáramos contra el mundo.

La cinta es además una inteligente comedia, con sobresalientes actuaciones sy un humor global que permite al público crear una natural empatía ante las situaciones en pantalla sin importar en donde se viva. La reacción del público durante la gala de presentación así lo demostró. También el récord de taquilla que ha logrado en Argentina, superando ya los 3 millones de espectadores, en un país donde los fenómenos taquilleros como Maléfica o Frozen, llegan a los 1.8 o 1.9 millones de asistentes. Y no, no se trata de una cinta que funcione en Argentina por su nacionalidad. Los temas, tonos y situaciones que retrata son de caracter totalmente universal. Les aseguro que cuando se estrene en México en noviembre, muchos se sentirán identificados con alguna o varias de los historias. Recuerden estas palabras y lo confirmarán: el Ingeniero Bombita.

Por otra parte, los hermanos Dardenne, Luc y Jean-Pierre, de la mano de una extraordinaria Marion Cotillard, nos llevan en 2 días, 1 noche, a conocer la historia de Sandra.
tumblr_inline_ndps36uHwY1qcjc72

Sandra acaba de salir de una fuerte depresión y busca integrarse a su trabajo. Pero resulta que en la fábrica donde trabaja, el gerente ha descubierto que el trabajo que hacían 17, lo pueden hacer 16. Una votación entre los empleados, cargada hacia un lado por la influencia de uno de los capataces, ha decidido que la mayoría prefiere recibir un bono de 1000 euros que permitir que Sandra regrese a trabajar. No todos están seguros de que esté en condiciones o tenga ya el perfil para cumplir con su labor.

Debido a lo turbio del proceso, Sandra consigue una segunda oportunidad de hacer la votación. Durante el fin de semana, acompañaremos a Sandra en este emocionalmente intenso tour de force para visitar compañeros de trabajo y tratar de pedirles que la apoyen, que voten por su permanencia, que sacrifiquen un ingreso extra, para que ella pueda mantener su trabajo, de otra forma, la situación económica en su casa, podría verse fuertemente afectada. No olvidemos que esto lo intentará hacer mientras sigue peleando con los remanentes y secuelas de su depresión.

Las confrontaciones y encuentros con sus colegas son de todo tipo, de lo inspirador a lo trágico e incómodo de observar, y no solo por Sandra, sino porque la película comparte y expone otras perspectivas, que argumentan plantadas en la realidad, en el pragmatismo de nuestra sociedad, la necesidad también de otros de ese dinero para poder salir adelante o resolver problemas o crisis. La dicotomía entre el egoísmo y la capacidad de ayudar a otro se asoma cruelmente. Pero es imposible ejercer juicios de valor sobre quienes digan No, ya que sus posturas y realidades pueden ser tan complicadas como la de Sandra. Sin duda un filme atrevido, profundo y crudo, sin buenos o malos, sino con personas tratando de reaccionar dentro de lo que sus contextos y personalidades les permiten. Y una joya de actuación de Cotillard.

Finalmente, para quienes quieran auténticos ensayos cinematográficos, ejercicios de forma y fondo en todo sentido, Adiós al Lenguaje de Jean-Luc Godard podría ser una opción atractiva. Se trata del primer filme que este icónico cineasta francés miembro de la Nueva Ola Francesa realiza en 3D.

adieu

Para quienes estén familiarizados con el cine de Godard, sabrán que es de esperarse una cinta conceptual, casi filosófica, que juega y habla de ideas y pensamients abstractos, que conectan o no con las imágenes y sonidos, que intentan despertar reacciones en el espectador, y que además hace uso de esta novedosa herramienta cinematográfica que es el 3D.

Personalmente considero que en este campo, lo hecho por Scorsese en Hugo y Herzog en La Cueva de los Sueños Olvidados siguen siendo, y por mucho, los ejercicios de 3D más propositivos e interesantes de la industria. Sin embargo, hay un momento en el filme de Godard curiosamente atractivo.

Mientras se observa una escena en la que dos personajes conversan, súbitamente parece que dos escenas empiezan a proyectarse conjuntamente en la pantalla, como si una cámara se quedara en la posición original de la escena, y otra siguiera a uno de los personajes que se mueve en la habitación.

Gracias a que se están usando lentes 3D, al cerrar un ojo se ve nítidamente una de las tomas o puntos de vista, si se cambia de ojo, vemos la otra parte de esa escena, su complemento que sigue o acompaña al otro personaje. Una suerte de campo y contracampo que depende del espectador para ejecutarse. Una curiosa interactividad que aparece por tan solo unos minutos en 3 escenas a lo largo del filme.

3 filmes extranjeros que con distinto estilo, intención y manufactura logran captar la atención del público. Algo que esperamos en los siguientes días, podamos escribir de varias de las películas mexicanas en competencia que nos quedan por ver. Ya les contaremos.