Archivo de la etiqueta: Edgar Allan Poe

15 canciones que mencionan a autores en su letra


No sólo los libros inspiran las historias de los temas, también los escritores.


POR Staff Rolling Stone México  



No sólo los libros inspiran las historias de los temas, también los escritores.

15 canciones que mencionan a autores en su letra

Foto: Allan Tannenbaum.

Por Regina Lázaro.

Las letras de las canciones suelen estar relacionadas con experiencias del día a día de los músicos, o bien, muchos de ellos han encontrado una fuente de inspiración en obras literarias que han leído, las cuales los han llevado a musicalizar dichas historias o a producir temas que hacen referencia a los libros.

Una de las obras que ha inspirado al menos una docena de temas es 1984 de George Orwell, la cual ha sido la referencia directa del tema homónimo de David Bowie, así como de “2+2=5” de Radiohead, “Talk Show On Mute” de Incubus e incluso del tracklist completo de Resistance, el disco de Muse.

Pero no todo se reduce a hablar de canciones inspiradas en libros -que sin duda hay muchas y ya se han hecho varias listas sobre ello- sino que son los mismos autores los que han causado una gran impresión en los compositores, quienes sin importar el género, han incluido en las letras de sus canciones, los nombres de los escritores, como Bob Dylan, quien menciona a Arthur Rimbaud y a Paul Verlaine en “You’re Gonna Make Me Lonesome When You Go”.

A continuación presentamos 15 canciones que mencionan a autores en su letra o en su mismo título:

1. Simian Mobile Disco – “Audacity of Huge”: James Joyce
“Brand new Lincoln playin’ pm Dawn
With the dat player, minidisc CD-rom
Book collection with an autographed James Joyce”

2. Arctic Monkeys – “You’re So Dark”: H.P. Lovecraft y Edgar Allan Poe
“You got your H.P. Lovecraft
Your Edgar Allan Poe
You got your unkind of ravens
And your murder of crows”

3. Modest Mouse – “Bukowski”: Charles Bukowski
“Woke up this morning and it seemed to me
That every night turns out to be
A little more like Bukowski
And yeah, I know he’s a pretty good read”

4. The Police – “Don’t Stand So Close To Me”: Vladimir Nabokov
“It’s no use, he sees her
He starts to shake and cough
Just like the old man in
That book by Nabokov”

5. Bob Dylan – “You’re Gonna Make Me Lonesome When You Go”: Arthur Rimbaud y Paul Verlaine
“Situations have ended sad
Relationships have all been bad
Mine’ve been like Verlaine’s and Rimbaud
But there’s no way I can compare”

6. Nick Cave and the Bad Seeds – “We Call Upon The Author”: Charles Bukowski, John Berryman y Ernest Hemingway
“Bukowski was a jerk, Berryman was the best
He wrote like wet paper mach but he went the Hemingway
Weirdly on wings and with maximum pain”

7. Beastie Boys – “3-Minute Rule”: Jack Kerouac
“You slipped your slack, you cock me and you’re wack
While I’m reading ‘On The Road’ by my man Jack Kerouac
Poetry in motion, coconut lotion”

8. The Smiths – “Cemetry Gates”: John Keats, William Butler Yeats y Oscar Wilde
“A dreaded sunny day
So I meet you at the cemetery gates
Keats and Yeats are on your side
While Wilde is on mine”

9. Patti Smith – “Land:”: Arthur Rimbaud
“But no more, no more, I gotta move from my mind to the area
(go rimbaud go rimbaud go rimbaud)
And go johnny go and do the watusi,
Yeah do the watusi, do the watusi”

10. Billy Bragg & Wilco – “Walt Whitman’s Niece”: Walt Whitman
“And as well as I could recall
Or my seaman buddy could recollect
The girl had told us that she was a niece
Of Walt Whitman, but not which niece”

11. 10,000 Maniacs – “Hey Jack Kerouac”: Jack Kerouac
“Hey Jack Kerouac
I think of your mother
And the tears she cried
They would cry for none other”

12. The Decemberists – “Song for Myla Goldberg”: Myla Goldberg
“Myla Goldberg
Sets a steady hand upon her brow
Myla Goldberg
Hangs a crooked foor all upside down”

13. Bauhaus – “Antonin Artaud”: Antonin Artaud
“One man’s poison is another mans meat
One man’s agony, another mans treat
Artaud living with his neck
Placed firmly in the noose”

14. Company of Thieves – “Oscar Wilde”: Oscar Wilde
“Episodes and parallels
Don’t you want the invitation
Big bright accent, catty smile
Oscar Wilde confrontation”

15. Ryan Adams – “Sylvia Path”: Sylvia Path
“Wish I had a Sylvia Plath
Busted tooth and a smile
Cigarette ashes in her drink”

BANNER APP 147



Clowns of America International expresó su descontento con la producción de ‘American Horror Story: Freakshow’


La organización, una de las más grandes de payasos profesionales de Estados Unidos, atacaron a la serie creada por Ryan Murphy.


POR Staff Rolling Stone México  



La organización, una de las más grandes de payasos profesionales de Estados Unidos, atacaron a la serie creada por Ryan Murphy.

Clowns of America International expresó su descontento con la producción de ‘American Horror Story: Freakshow’

Gracias a cintas como Eso y Killer Clowns From Outer Space, la imagen del payaso asesino se ganó un lugar en las pesadillas de millones de espectadores y en la cultura popular.

Ahora, con el estreno de American Horror Story: Freakshow, cuarta entrega de la antología de terror creada por Ryan Murphy y Brad Falckuchk, Twisty the Clown contribuirá a aumentar la creciente coulrofobia –miedo irracional a los payasos– que invade nuestros televisores.

Sin embargo, los verdaderos profesionales de la risa no ven con buenos ojos a Twisty the Clown, un asesino serial que acosa a parejas con un par de tijeras y encierra a niños en un autobús escolar.

Según informó el diario The Hollywood Reporter, Clowns of America International, una organización de payasos profesionales de Estados Unidos criticó la nueva temporada de American Horror Story, argumentando que el personaje no es una representación digna de su profesión.

“Hollywood hace dinero gracias al sensacionalismo de la norma”,  declaró Glenn Kohlberger, presidente de Clowns of America International. “Tomarán cualquier situación, no importa si es buena o pura y la convertirán en una pesadilla”.

“No apoyamos de ninguna manera, forma o figura a cualquier medio que agregue coulrofobia o lucre con la imagen del payaso asesino”, agregó.  “De payaso a asesino”, agrega. “Yo elijo no participar en ello, si le damos más atención, le echaremos más leña al fuego”.

Claro que los problemas de imagen de los payasos datan de siglos atrás. Recordemos que Edgar Allan Poe escribió “Hop-Frog” en 1849, un cuento corto en el que el personaje principal, un vengativo arlequín, disfraza al rey y los integrantes de su corte en disfraces de orangután, incendiándolos durante un desfile. Por otro lado, la ópera Pagliacci aborda la vida de un payaso celoso que asesina a su esposa y su amante con un cuchillo.

No olvidemos que el arquetipo moderno del payaso psicópata inicia con El Guasón, con su cabello verde, facciones distorsionadas y risa amenazadora, el personaje debutó en el primer cómic de Batman, allá por 1940. El súper villano sólo estaba programado para aparecer en dos ediciones, pero se convirtió en uno de los personajes más populares de la historieta.

Claro que en la vida real también hay sucesos que superan la ficción. De acuerdo con The Hollywood Reporter, en 1978 se arrestó a John Wayne Gacy, un ciudadano de Ohio que violó y mató a 33 niños mientras hacía su show como Pogo, el Payaso.

Coulrofobia o no, más de 10 millones de espectadores presenciaron el inicio de temporada de American Horror Story: Freakshow y la llegada de Twisty, the Clown, interpretado por  John Carroll Lynch.

“El público debe asegurarse de no encontrarse con Twisty”, dijo Lynch al diario durante la premiere de la serie. “Diría que es mi mejor consejo”.

Ryan Murphy, co-creador de la serie, expresó que le teme más a un ladrón común que a un payaso asesino: “Me dan mucho más miedo Bloody Face y Rubber Man. Hay una gran historia que explica la motivación del payaso y su presencia, basada en una leyenda urbana que descubrimos. Nuestro enfoque es muy inusual

Es posible que en los años venideros, la imagen del payaso asesino continuará plagando nuestras pesadillas, ya que además del villano de American Horror Story: Freakshow, Cary Fukunagadirector a cargo de True Detective está preparando una adaptación a la gran pantalla de Eso, novela de Stephen King cuyo villano y representación del mal encarnado es Pennywise, el Payaso, por lo que el problema de imagen de los comediantes disfrazados en el cine y la televisión tardará más tiempo en resolverse.

Y a tí lector, ¿te asustan los payasos?




El misterio de la muerte de Edgar Allan Poe


A 165 años de su fallecimiento, el enigma continúa sin ser resuelto.


POR Staff Rolling Stone México  



A 165 años de su fallecimiento, el enigma continúa sin ser resuelto.

El misterio de la muerte de Edgar Allan Poe

Por Ale H. Morando

Un día como hoy pero hace 165 años, murió en Baltimore un autor cuya fértil imaginación nos regaló con escalofriantes cuentos, extraños poemas y el nacimiento del género policiaco y el detective racional: Edgar Allan Poe.

Constantemente criticado y asediado por la pobreza y otras calamidades, Poe supo incluir en la memoria colectiva situaciones y frases que encarnaban nuestras peores pesadillas, que nadie más se atrevía a llevar al papel.

392px-Edgar_Allan_PoeBaltimore, octubre de 1849
Las circunstancias de la estadía y muerte de Edgar Allan Poe en la ciudad de Baltimore fueron muy extrañas, dignas de una de sus historias y a la fecha no se ha logrado esclarecer el misterio de su temprana partida, a los 38 años de edad.

El 3 de Octubre de 1849, Poe fue encontrado en las calles de Baltimore, delirando “necesitando ayuda inmediata y en grave situación”, de acuerdo al hombre que lo encontró, Joseph W. Walker.

El escritor fue llevado al Washington College Hospital, donde después de una larga agonía murió a las 5:00 de la mañana del domingo 7 de octubre. Poe no podía hablar y no pudo explicar cómo es que estaba en esa condición ni qué hacía en Baltimore. Lo encontraron vistiendo ropas que le quedaban grandes, desorientado y en un estado parecido al delirium tremens.

No existe mucha información sobre los últimos días de la vida de Poe, y lo poco que se conoce se debe en parte al médico que lo atendió, el Dr. John J. Moran.

Tras la muerte del autor, un individuo de nombre “Ludwig” –quien más adelante fue identificado como el rival de Poe, Rufus Wilmot Griswold– escribió una biografía poco halagadora y un obituario para Edgar Allan Poe, convirtiéndose en su “ejecutor”, ya que describió al atribulado escritor como un drogadicto, borracho y loco que tendía a los excesos.

Por muchos años ésa fue la imagen que se tuvo de Edgar Allan Poe, un genio incomprendido, asediado por terribles pensamientos y sumido en el alcohol. Edgar Allan Poe y su trabajo no fueron apreciados ni en su época ni en su país hasta después de su muerte.

Para añadir intriga a la muerte del autor y las historias que corren alrededor de ella, cada año un misterioso personaje visita su tumba en el natalicio del autor el 16 de enero y el día de hoy, en su aniversario luctuoso. Se dice que lleva consigo 3 rosas rojas, se viste con una capa, sombrero y ropa de época y brinda en la tumba del autor con una botella de cognac, se le conoce a este personaje como el “Poe Toaster”.

Tras la pista de los últimos días de Poe
Se sabe que Poe salió de Richmond, Virginia el 27 de septiembre de 1849, camino a su casa en Nueva York. No se sabe ni se tiene evidencia de por qué Poe se encontraba en Baltimore una semana más tarde, ni lo que hizo días antes de ser encontrado el 3 de octubre, en las calles de Baltimore, delirando afuera de la taberna Ryan’s, conocida también como Gunner’s Hall, que el día anterior había servido como casilla electoral y que era punto de reunión para los simpatizantes del partido Whig.

La descripción de la apariencia de Poe, documentada por el Dr. Snodgrass nos dice que “la cara estaba desencajada, hinchada y sin lavar, su cabello parecía desordenado y su físico era en general repulsivo”.

“Su gran frente con sus fabulosas entradas donde los frenólogos localizan el órgano de la genialidad, -la más ancha que he medido– y esos ojos grandes y redondos, llenos de su alma, de los que siempre llamaron la atención en vida, vacíos y sin brillo, y tan cerca como los vi, estaban cubiertos por un sombrero oxidado, casi sin orilla y sin listón, hecho de hoja de palma. Sus ropas consistían en un traje de saco de tela delgada y negra, hecha de alpaca, rasgado en muchas de sus costuras y gastado y sucio además de pantalones de una mezcla acerada de casinete, que no le quedaban en lo absoluto y muy gastados. No llevaba chaleco o alguna bufanda mientras que el pecho de su camisa estaba arrugado y muy sucio. Calzaba botas de un material correoso y daban la impresión de que hacía mucho tiempo no se limpiaban”, continuó el médico.

En su delirio, Poe nunca fue lo suficientemente coherente para poder explicar su estado ni por qué se encontraba en la ciudad y se cree que la ropa que llevaba no era la suya.

El Dr. Moran, que atendió también a Poe, le negó las visitas y lo encerró en un cuarto parecido a una prisión, con ventanas llenas de barrotes que estaba en una sección del hospital reservada para los alcohólicos en recuperación.

En su agonía, Poe repetidamente llamaba a un tal Reynolds, incluso la noche antes de su muerte y nadie ha podido descifrar o identificar a la persona a quien llamaba. En su delirio el autor también llamaba a su esposa, argumentando que se encontraba en Virginia. Primero se pensó que Poe había enloquecido y llamaba a Virginia Clemm, su  primera esposa ya fallecida. Sin embargo, después se supo que el autor le había propuesto matrimonio en Richomond a la señorita Sarah Elmira Royster.

Poco después del deceso, también se dio a conocer que los baúles conteniendo la ropa y efectos personales del autor se habían quedado en el hotel Swan Tavern en Richmond, hecho que no explica qué hacía Poe en Baltimore, pero nos ofrece una pista de porqué vestía ropa que no era la suya.

Las últimas palabras de Poe, según el Dr. Moran fueron “Señor, ayuda a mi pobre alma”.

Causa de muerte
La causa de muerte de Edgar Allan Poe aún se discute y existen muchas teorías al respecto. Se dice que pudo haber sido víctima de un asesinato, hipoglucemia, exceso de alcohol e incluso hay teorías que hablan de un posible suicidio.

La teoría de la muerte por envenenamiento por alcohol fue dada a conocer por el Dr. Snodgrass, miembro del movimiento Hijos de la Templanza –una especie de Alcohólicos Anónimos de la época– ya que él veía en Edgar Poe una clara demostración del daño que provoca el alcohol. Sin embargo, en años recientes se descubrió que Poe era alérgico a dicha sustancia y que una sola copa bastaba para ponerlo en un estado parecido al de una persona intoxicada. También se descubrió que hacía muchos meses que Poe no bebía, pues se afilió a Los Hijos de la Templanza antes de su muerte, por lo que esta teoría ya no es admisible.

Otras estudios sugieren que Edgar Allan Poe posiblemente sufrió de un ataque provocado por la bacteria del cólera, o que padecía algún tumor cerebral no tratado. Enfermedades como la epilepsia, meningitis, apoplejías y la sífilis también han sido sugeridas como probables causas de su muerte pero sin haber sido comprobadas del todo.

La rabia, común en esa época, también ha sido tomada en cuenta como una posible causa de su estado antes de su muerte, por el daño que causa al cerebro y los delirios que provoca.

La teoría más aceptada actualmente sobre la misteriosa muerte de Edgar Allan Poe es la que pone al autor como una víctima del fraude electoral, pues un día antes de ser encontrado, Baltimore llevaba a cabo sus comicios y era una práctica común que los simpatizantes de algún partido secuestraran personas, las drogaran y las llevaran a votar a las diferentes casillas a favor de su candidato, cambiando sus ropas en el camino.

Por otro lado, se dice que  Edgar Allan Poe era un ciudadano conocido por los habitantes de Baltimore, lo que hacía demasiado peligroso el intentar utilizarlo en los fraudes electorales, pues alguien podría reconocerlo.

Lo que esta teoría sí explica de manera mas o menos creíble, es lo de la ropa en mal estado que Poe vestía cuando fue encontrado y el hecho de que apareció afuera de una de las casillas de la ciudad un día después de la elección.

Cabe mencionar que ninguna de las teorías arriba mencionadas ha sido comprobada del todo.

edgar_allan_poe_original_grave_by_bulephotography-d4ktg0nSu funeral y tumba
El funeral de Poe fue muy sencillo, incluso dicen que demasiado breve y sin ceremonia. Acudieron pocas personas entre los que se encontraba su primo Neilson Poe, Henry Herring, el Dr. Snodgrass, Z. Collins Lee, Elizabeth Herring y Joseph Clarke.

Su tumba estaba en la parte trasera del cementerio y no se le puso lápida. Se dice que el funeral duró solamente 3 minutos bajo la lluvia y que el cadáver fue enterrado en un ataúd barato de madera, sin manijas, sin nombre y sin revestimiento interior.

Fue hasta años después, en 1875, que se le dio una correcta sepultura, gracias a que el poeta Paul Hamilton el estado de la tumba del autor y sugirió que se le diera un monumento más apropiado y un funeral digno. Sarah Sigourney Rice, una maestra de Baltimore comenzó a recaudar fondos y en noviembre 1 de 1875 se exhumó el cadáver de Poe y fue sepultado en su actual lugar de descanso junto con un monumento diseñado por el arquitecto George Frederick .

A 165 años de su extraña muerte, el misterio de su muerte y últimos días continúa sin ser resuelto, dejando a la imaginación de sus lectores, biógrafos y críticos literarios la crónica de sus últimos días, la cual no se sabrá, nunca más…


La Otra Cartelera: Desde el Festival Internacional de Cine en Guadalajara – 3


Los Palmarés y las cintas más premiadas del Festival Internacional de Cine en Guadalajara.


POR Staff Rolling Stone México  



Los Palmarés y las cintas más premiadas del Festival Internacional de Cine en Guadalajara.

La Otra Cartelera: Desde el Festival Internacional de Cine en Guadalajara – 3

Por @Arturo Aguilar

Aquí nuestra última entrega de lo visto en el pasado Festival Internacional de Cine en Guadalajara, poniendo atención en algunas de las cintas más interesantes (y premiadas) del festival en la competencia iberoamericana.

Ciencias Naturales (Argentina)

30031410a7059bcmed

La búsqueda de la identidad, mostrada de manera directa y clara a través de la historia de una niña de 12 años queriendo, en un ambiente físico y psicológico hostil, encontrar/conocer a su padre, con las pocas pistas o información que tiene, como escapatoria de una realidad -y una relación con su madre- atrapante y asfixiante, como si fuera poco, mientras pasa de la niñez a la adolescencia y con ello dudas, incertidumbres y cuestionamientos de todo tipo que buscan una salida o una catársis.

Rescatándola de una mala decisión, como escapar del colegio -donde vive durante la semana en una remota región en Argentina- con el riesgo de acabar congelada de frío a unos cuantos kilómetros, una profesora se convertirá en la única relación y cómplice que le ayude para establecer un camino a seguir, no del todo claro, por supuesto, hacia la necesidad de descubrir una verdad oculta.

La opera prima del argentino Matías Lucchesi destaca por el control para desarrollar y sumergirnos en ese camino lleno de sorpresas y complicaciones, y que aunque recurre al conocido recurso de la road movie, sabe cómo ir más allá de ese retrato de autodescubrimiento para ser también una fábula muy honesta sobre la perseverancia, cargada con una mirada con cierta inocencia; y por la notable actuación de la niña Paula Hertzog, quien ya en El Premio había indicado poseía un talento digno de seguir con atención.

Este filme se hizo acreedor de los premios a la Mejor Película Iberoamericana, Mejor Guión y un doble reconocimiento a Mejor Actriz (para Hertzog y Paola Barrientos, su co protagonista) en el pasado Festival Internacional de Cine de Guadalajara.

Pelo Malo (Venezuela)pelo_malo_2

Dirigida por Mariana Rondón, este filme nos cuenta la historia de Junior, chamaco de 9 años de pelo ‘chino’ que quisiera ser lacio y que al ver a su madre tener un trato más cariñoso y afectuoso con su hermano menor – un bebé- se cuestiona si no será su cabello la razón del maltrato y desprecio de su madre hacia él.

Pero no es eso lo que molesta a la madre, sino el gusto de su hijo por querer bailar y cantar, y creer que una predilección de ese tipo es señal inequívoca de homosexualidad. Una condición que en su contexto social no resulta alentadora según su experiencia de vida.

Con sutileza y naturalidad en cómo vemos los rechazos de la madre y los esfuerzos de junior por probar recetas extremas –como ponerse mayonesa- para alaciarse el pelo, el filme de Rondón permite también asomarse a otros niveles de un retrato social complejo, donde el racismo, el crimen y la violencia a los homosexuales existen como una amenaza real y constante que no se puede negar.

Un inteligente y sensible filme con mucho que compartir.

El hombre de las multitudes (Brasil)

o-homem-das-multidoes

Este filme de Cao Guimaraes y Marcelo Gomes toma como inspiración el cuento de Edgar Allan Poe del mismo nombre para llevarnos a conocer un par de historias sobre la extrema soledad, enfrentada de modo distinto, en la sociedad moderna, aprovechando a un solitario conductor de tren en Belo Horizonte, Brasil.

A diferencia del cuento de Poe donde el protagonista sigue por un par de días a un hombre, somos nosotros quienes empezamos a seguir a Juvenal, el conductor, y a descubrir su solitaria y alienada vida, llena de repetición y monotonía, hasta que se ve forzado por ciertas situaciones, a socializar un poco.

Del otro lado de la interacción forzada está Margo, mujer igualmente solitaria, pero que esconde este sentimiento en el mundo virtual, espacio de su desahogo.

Con un formato cuadrado y cambiante, lejano a la composición panorámica usual del cine actual, el estilo visual de la película trabaja a favor de no poder sentir cercanía completa con el protagonista al sentirlo observado por una muy especial ventana que lo enmarca cual objetivo en la mira. Un trabajo en verdad interesante y metafórico sobre la soledad y la amistad en la modernidad urbana.

imagesPalmarés FICG 29

1.- Mención especial Corto Iberoamericano: “Zafo”, de Pablo Andrés Otra Zamora.

2.-Cortometraje Iberoamericano: “Nunca regreses”, de Leonardo Díaz.

3.- Mención especial Premio Rigoberto Mora: “La última cena”, de Vanessa Quintanilla.

box-of-popcorn4.-Mejor Cortometraje de Animación: “El modelo de Pickman”, de Pablo Ángeles.

5.- Premio Especial del Jurado de Cine Documental: “Eco de la montaña”, de  Nicolás Echevarría.

6.- Mejor Documental Iberoamericano: “La última estación”, de Catalina Vergara y Cristian Soto.

7.-Mención Especial: “Silencio en la tierra de los sueños”, de Tito Molina.

images8.- Premio al Mejor Guion: “Ciencias Naturales”, de Matías Lucchesi y Gonzalo Salaya.

9.- Premio a Mejor Fotografía: Ivo Lopes Araujo, por “El hombre de las multitudes”.

10- Premio a Mejor Actriz: Paula Hertzog y Paola Barrientos, por “Ciencias Naturales”.

11.- Premio a Mejor Actor: Gustavo Sánchez Parra, por “La tirisia”.

box-of-popcorn12.- Premio a Mejor Ópera Prima: “Los Ángeles”, de Damian John Harper.

13.- Premio del público en Infinitum a Mejor Película Iberoamericana de Ficción: “Hojee eu quero voltar sozinho”, de Daniel Ribeiro.

14.- Premio Especial del Jurado al Mejor Largometraje Iberoamericano de Ficción: “El hombre de las multitudes”, de Marcelo Gomez y Cao Guimaräes.

images15.- Premio al Mejor Director: Fernando Coimbra, por “Un lobo en la puerta”.

16.- Premio a Mejor Película Iberoamericana: “Ciencias Naturales”, de Matías Lucchesi.

17.- Premio Mezcal a la Mejor Película Mexicana: “Eco de la montaña”, de Nicolás Echevarría.


Las Mejores Series de 2013 – ‘The Following’


El debut televisivo de Kevin Bacon en un thriller. Encarna a Ryan Hardy (FBI) que busca atrapar a un asesino cuyos seguidores cometen crímenes basados en los escritos de Edgar Allan Poe.


POR Staff Rolling Stone México  



Las Mejores Series de 2013 – ‘The Following’

El debut televisivo de Kevin Bacon en un thriller.

Encarna a Ryan Hardy (FBI) que busca atrapar a un asesino cuyos seguidores cometen crímenes basados en los escritos de Edgar Allan Poe.

siguiente anterior


CD: Lightning Bolt de Pearl Jam


Su legendario rock. Ira, dudas y depresión: Pearl Jam vuelve a sus orígenes.


POR Staff Rolling Stone México  



Su legendario rock. Ira, dudas y depresión: Pearl Jam vuelve a sus orígenes.

CD: Lightning Bolt de Pearl Jam

PEARL-JAM-Lightning-BoltPearl Jam
Lightning Bolt

Monkeywrench/Universal
Calificación:

Por Will Hermes

Pearl Jam se ha convertido en un modelo a seguir, pero quiere evitar convertirse en una obsoleta y desgastada estrella. Así que en este décimo disco se toman el tiempo para analizar, expresarse y extralimitarse, con excelentes resultados.

Si el tono festivo de Backspacer del 2009 nos mostraba a una banda que se daba permiso de “divertirse”, Lightning Bolt es el sonido puro de la furia y la sobrecogedora depresión. Pero si pensamos que se trata de Pearl Jam, esta es una razón para alegrarse.

Para muestra, “Mind Your Manners”: Una mezcla de atronador metal con el sello de Seattle y un craso punk. Los mejores temas del disco tienen relajados acordes, reflejando la vibra de los proyectos solistas y onda folk de Vedder. “Pendulum” es una perturbadora impronta de depresión que nos recuerda a Edgar Allan Poe; “Yellow Moon” recrea un sentimiento similar con tintes de Nick Drake y la acústica, “Future Days” tal como “Sirens”, es una afligida pero poderosa canción de amor. Los más reveladores temas evocan la nostalgia de aquellos tiempos en los que los discos de rock llevaban consigo un mayor peso cultural.

Destacadas: “Mind Your Manners” y “Sirens”.


‘The Following’, la danza macabra de Kevin Bacon y James Purefoy


La nueva serie policiaca de Warner Channel, inició transmisiones el pasado jueves por Warner Channel.


POR Staff Rolling Stone México  



La nueva serie policiaca de Warner Channel, inició transmisiones el pasado jueves por Warner Channel.

‘The Following’, la danza macabra de Kevin Bacon y James Purefoy

Por Ale H. Morando

Edgar Allan Poe, atribulado escritor famoso por sus historias de terror gótico y obsesión con la muerte, sirve como fuente de inspiración para los acontecimientos que ocurrirán en la nueva serie de Warner Channel, The Following, la cual inició sus transmisiones el pasado jueves 21 de febrero a las 10 p.m.

Protagonizada por Kevin Bacon y James Purefoy, y producida por Kevin Williamson, The Following aborda temas como la obsesión, la muerte y la venganza en un formato de thriller policiaco.

La serie nos invita a conocer los mecanismos de la mente de Joe Carroll, un encantador profesor de literatura convertido en asesino serial (interpretado por Purefoy), cuya desmedida admiración por el autor gótico lo convierte en el mentor de una nueva generación de asesinos–¿alguien recuerda a Charles Manson?– unidos por su enfermiza pasión por el trabajo de Edgar Allan Poe y su visión de la muerte como un tributo a la belleza.

Pero tal vez la motivación  más fuerte de este carismático asesino no se encuentre entre las páginas de un libro, sino en la venganza contra Ryan Hardy, agente del FBI que lo encarceló hace más de 10 años (encarnado por Kevin Bacon, en su primer protagónico para la televisión).

Desde el primer momento Carrol y Hardy se enfrentan en una extraña “danza macabra”, un enfermizo juego del gato y el ratón, en un intrincado laberinto de referencias al trabajo de Poe, que van de lo sutil a lo obvio y sirven como hilo conductor de cada capítulo.

Se podría decir que The Following es un programa que los fans del autor disfrutarán, sin excluir a aquellos que descubrirán su trabajo por vez primera a través de la serie.

La primera temporada de The Following estará compuesta por 15 episodios, cinco de los cuales ya se transmitieron en Estados Unidos.

Esperamos que esta “danza macabra” no corra con la misma suerte de recientes series con temas similares, como Alcatraz, o Last Resort, que fueron canceladas tras su primera temporada.

The Following se transmitirá todos los jueves a las 10 p.m. por Warner Channel.


Libros: La Moda Negra de Darian Leader


Darian Leader, autor de ‘La Moda Negra’, teje una serie de ejemplificaciones que redefinen desde su postura los conceptos de duelo, depresión y melancolía, usando casos clínicos así como obras de arte


POR Staff Rolling Stone México  



Darian Leader, autor de 'La Moda Negra', teje una serie de ejemplificaciones que redefinen desde su postura los conceptos de duelo, depresión y melancolía, usando casos clínicos así como obras de arte

Libros: La Moda Negra de Darian Leader

La Moda Negra
Darian Leader
Sexto Piso
Calificación: cuatro y medio estrellas

Por Miguel Ángel Ángeles
@mangelangeles

“En el duelo, lloramos a los muertos, en la melancolía, morimos con ellos”

Acostumbrados a utilizar el término ‘depresión’ para identificar muchos de nuestros estados de ánimo, nos hemos convertido con el tiempo en una sociedad adicta a las soluciones rápidas,” soluciones” que atacan síntomas y no necesariamente problemas. Parece como si Xanax y Celexa fueran las respuestas acertadas a preguntas cuyas implicaciones distan mucho de poder resolverse con una pastilla. Tal enfoque podría ser una gran equivocación, según Darian Leader, autor de La Moda Negra: duelo, melancolía y depresión.

Tras décadas de investigación, nuestros conceptos de duelo, depresión y melancolía convergen en un punto difuso que de manera riesgosa les hace parecer conectadas de manera natural. De Sigmund Freud a Melanie Klein y Jean Allouch -por citar tan sólo algunos-, la manera en que como humanos “superamos” una pérdida ha sido estudiada, teniendo siempre como peso en contra la inconveniente intención de hallar una media generalizadora.

Leader, quirúrgico en sus miras pero afable al explicarlas, teje a lo largo de La Moda Negra una serie de ejemplificaciones que redefinen desde su postura, los conceptos antes mencionados, usando tanto casos clínicos producto de sus años como psicoanalista, así como –y he aquí uno de los puntos más innovadores de su trabajo- obras de arte de referentes como Edgar Allan Poe, Shakespeare hasta W.G. Sebald, Thomas Demand o Sophie Calle. Siempre, con una brillante aproximación sobre la forma en que el arte puede ayudarnos a desentrañar piezas del gran laberinto de nuestra psique.

De ahí justamente, es de donde surge otra de las ideas principales del trabajo de Darian Leader: la manera en que crear –ya sea de manera verbal exponiendo y dilucidando, o como entes artísticos en cualquiera que sea la disciplina- puede ayudarnos a procesar, es decir, a trabajar el duelo. En uno de los puntos más ilustrativos de dicha postura llega incluso a asegurar que “en nuestro uso inconsciente de las artes, tenemos que ir fuera de nosotros para volver adentro”. En pocas palabras: el arte puede sanar.

El autor es generoso en sus elucubraciones y suelta como pocos, el material suficiente para que el lector se interne en el tejido profundo de su tesis, haciendo de La Moda Negra un libro hermoso, trepidante, un libro que ilumina y que –como pocas piezas del género- no deja de sembrar semillas de auto-cuestionamiento. Si algo hay de criticable en esta obra es quizá que uno se queda con ganas de más páginas, cosa que por otro lado, nos invita a adentrarnos en ese mundo que con otros títulos como ‘¿Por qué las mujeres escriben más cartas de las que envían?’ y ‘Promesas que hacen los amantes cuando todo se acaba’, Leader viene creando desde hace tiempo. Recomendable incluso para profesos del Prozac o lo que sea que por ahora esté en boga.