Archivo de la etiqueta: Ernesto Cordero

Gustavo Madero es reelecto como presidente del PAN


El funcionario triunfó en la elección interna de su partido recaudando el 56.76% de los votos.


POR Staff Rolling Stone México  



El funcionario triunfó en la elección interna de su partido recaudando el 56.76% de los votos.

Gustavo Madero es reelecto como presidente del PAN

Gustavo Madero fue reelecto como dirigente del Partido Acción Nacional para el periodo 2014-2015, recaudando el 56.76% de los votos a su favor. Según informó el diario La Jornada, el 43.24% de los votos registrados fueron para su contendiente Ernesto Cordero.

La comisión electoral informó que Madero alcanzó 88 mil 537 votos, con el 94% de las actas computadas, mientras que su oponente sólo obtuvo 67 mil 447 votos.

La noche del domingo,  tras darse a conocer el resultado preliminar que lo coloca nuevamente como presidente del PAN, Gustavo Madero Muñoz hizo un llamado a dejar atrás la contienda electoral y fijar como prioridad la aprobación de las leyes secundarias, alcanzar la mayoría en los comicios federales de 2015 y regresar a Los Pinos en 2018.

“Mando un mensaje de unidad institucional, de camaradería castrense que nos caracteriza. Unidos es como vamos a funcionar mejor”, subrayó Cecilia Romero, presidenta del instituto panista.

Con información de La Jornada.


Gustavo Madero descarta renunciar a la dirigencia del PAN


El líder nacional del PAN respondió a las declaraciones de Ernesto Cordero, mencionando que debería conocer mejor los estatutos del partido.


POR Staff Rolling Stone México  



El líder nacional del PAN respondió a las declaraciones de Ernesto Cordero, mencionando que debería conocer mejor los estatutos del partido.

Gustavo Madero descarta renunciar a la dirigencia del PAN

Gustavo Madero, líder nacional del Partido Acción Nacional aseguró que no será necesaria su renuncia para poder postularse nuevamente para la dirigencia de su partido, tras las declaraciones de Ernesto Cordero, quien le solicitó dejar el puesto a Cecilia Romero, secretaria general panista.

“Formalmente hoy concluye el mandato de @GustavoMadero en el PAN. Esperamos a @ceciliaromeroc como presidenta interina”, mencionó el senador vía Twitter.

“Son expresiones de personas que tienen derecho a expresar sus deseos a través de redes sociales”, apuntó Madero. “Nada más hay que conocer un poquito más al partido y a sus estatutos para saber que eso no aplica en este momento”.

Madero indicó en entrevista con Milenio Televisión, que hoy jueves se reunirá con los dirigentes nacionales del PRD y PRI para discutir temas pendientes del Pacto por México, entre los que destacan la reforma política del Distrito Federal y la consulta ciudadana.

Con información de Milenio.


Asuntos Internos: La lucha interna por dirigir a la oposición


PRD y PAN, se hacen pedazos internamente, renovando o ratificando a las dirigencias de sus respectivos comités ejecutivos nacionales…


POR Staff Rolling Stone México  



PRD y PAN, se hacen pedazos internamente, renovando o ratificando a las dirigencias de sus respectivos comités ejecutivos nacionales...

Asuntos Internos: La lucha interna por dirigir a la oposición

Ilustración de Chavo Del Toro

Mientras los dos partidos mayoritarios de oposición, PRD y PAN, se hacen pedazos internamente, renovando o ratificando a las dirigencias de sus respectivos comités ejecutivos nacionales; el PRI, partido en el poder, analiza cuál es el resultado que más le conviene para continuar con sus estrategias políticas, sus alianzas reformistas, pero principalmente para dar seguimiento al Pacto por México. ¡Hagan sus apuestas!

PRD: Después de varios periodos controlados por la corriente de “Los Chuchos”, han regresado del autoexilio o reaparecido en escena personajes conocidos, algunos con más posibilidades, otros con mejores propuestas, pero el resultado final en el PRD siempre será un misterio. Darán modificaciones a estatutos del partido y al parecer la lucha no será tersa, Su dirigente nacional actual, Jesús Zambrano, inició pláticas con los aspirantes, algunos ya desistieron en lo personal, aunque no en su proyecto, he aquí algunos de los más importantes.

Cuauhtémoc Cárdenas

Era uno de los candidatos más fuertes para lograr la dirección del partido nuevamente. Tenían que hacer un cambio estatutario para que los que han sido dirigentes del partido, pudieran volver a contender, pero al momento de entrar a impresión nos enteramos de que se había descartado para buscar dicho puesto. “Es una oportunidad para otros”. Agradeció a quienes pensaron en él para evitar rupturas. “El PRD debe ser claro y firme en sus posiciones y nunca atropellar sus propios principios ni entrar en contradicciones, mismas que no entiende la gente”, aludiendo la participación del partido en las recientes reformas y el Pacto por México. Insistió en que debe hacerse la reforma aunque no para él, avalando a los otros tres candidatos que a continuación describimos.

Marcelo Ebrard

Capitalino, se encontraba preparando en su ajedrez político su siguiente movimiento de piezas para buscar la dirigencia de su partido, o un puesto de elección para el congreso en las próximas elecciones de 2015, todo ello con la mira puesta en la búsqueda de la candidatura presidencial de su partido para el 2018. Recientemente, hizo público su interés para contender por la dirigencia del CEN del PRD. Incluso ha puesto algunas condiciones: No aceptó firmar un pacto de civilidad, ¿para qué? “Siempre he tenido respeto y civilidad”, por lo cual pide que la elección sea abierta y no una discusión cerrada vía voto indirecto en el seno del comité, como lo pretenden “Los Chuchos”. “Ya quedé curado de ‘pactos’”, dijo, haciendo obvia referencia al Pacto por México, el cual ha cuestionado. También ha negado la posibilidad de buscar candidaturas de unidad con algún otro candidato por el momento. Pero Ebrard ya sin la competencia de Cárdenas, debe preocuparse principalmente de Navarrete. Ha sido un fuerte crítico del Pacto por México y de la Reforma Petrolera. No sería una opción para aliarse con el PRI, pues ha considerado que el PRD se volvería un satélite del poder.

Carlos Navarrete

De perfil más discreto que los anteriores, aunque con una larga y brillante trayectoria siempre en la izquierda nacional. Fundador del PRD junto a Cárdenas en 1989, actualmente secretario del Trabajo y Fomento al empleo del Distrito Federal al lado de Miguel Ángel Mancera. Aspirante a lo que él llama “la más alta distinción que un militante del partido puede tener”, pero ante todo desea ser un factor de unidad interna, algo que en verdad le hace falta a los del Sol Azteca. Su discurso es pacifista, de alianzas y unidad, de construir puentes y establecer consensos. Sin embargo, Navarrete nunca ha ganado un puesto de elección popular. Su as bajo la manga es el apoyo de la corriente de Nueva Izquierda, o sea que cuenta con todo el aparato de control de “Los Chuchos” sobre el partido, lo cual lo puede colocar como ganador. Se ve muy viable que logre establecer vínculos con otros partidos y tener acuerdos con el PRI, como ha sucedido en épocas recientes.

Carlos Sotelo

Opositor de Navarrete y el grupo de “Los Chuchos”. Su campaña se centra en recuperar el papel de oposición, sin los rasgos de subordinación que su grupo ve en la actual dirigencia. Apoyado por Pablo Gómez quien coordinará su campaña. Planea, sin perder la capacidad de diálogo y negociación, hacer un papel diferente. Forma parte de un bloque de corrientes llamado Movimiento Patria Digna [¿?]. Tal vez su talón de Aquiles, es que también forma parte del mismo sector que algunos personajes no tan destacados ni de tan buena reputación, como serían los ex gobernadores Leonel Godoy –cuyo nombre resuena en cada caso michoacano– y Pablo Salazar, que en Chiapas no es precisamente el más querido. Por la posición de su corriente, difícilmente haría alianzas con el PRI, ni apoyaría la Reforma Petrolera.

PAN: Cuando la contienda por la presidencia del PAN estaba en disputa principalmente por Gustavo Madero y Ernesto Cordero, la ex candidata a la presidencia de la república mexicana, Josefina Vázquez Mota, levantó la mano (impulsada por una grata invitación) para que la tomaran en cuenta. Esta lucha de poderes ha levantado ámpula al interior del partido, dejando más dudas que propuesta concretas, para así tener un lugar digno en la política nacional y tratar de borrar su pasado. Aquel terror de haber quedado en el tercer lugar en las pasadas elecciones presidenciales. ¿Alguno de estos candidatos logrará hacer el cambio del blanquiazul?

Josefina Vázquez Mota

¿Dónde había estado después del fracaso que tuvo como candidata a la presidencia de la república mexicana? Pasaron 16 meses para que Josefina nuevamente apareciera en las marquesinas partidistas. El grupo Panistas por México le extendió una invitación para que se postulara como una fuerte candidata a la dirigencia, pero ahora por la de su partido. “Estoy justamente valorando la posibilidad, la alternativa tan exigente y responsable de aceptar la candidatura a la presidencia de mi partido”, afirmó Vázquez Mota.

Ernesto Cordero

Bajo un planteamiento de presentar un proyecto distinto al actual, para darle “mayor dignidad”, Cordero se destapó para entrar en la contienda por la presidencia del PAN. “Hay que hablar de proyectos; yo voy a construir un proyecto y ya después veremos los perfiles para ver quién es el más o la más adecuada para dirigir al PAN. De que me interesa, me interesa y mucho”, dijo. Esta lucha por el poder del partido debe de ser con “piso parejo”, petición que hizo Cordero para todos los aspirantes a la presidencia, un mensaje dirigido principalmente a Gustavo Madero, quien busca su reelección.

Gustavo Madero

Una de las grandes incógnitas es si Madero podrá ser reelegido como presidente nacional del PAN. Aproximadamente 220 mil militantes activos serán los que tomarán la decisión de que se quede o se elija a otra persona. Cabe mencionar que con la aprobación del IFE a las modificaciones a los estatutos del PAN, el partido tendrá que realizar cambios a algunos de sus reglamentos para que así, sean adecuados a la nueva normatividad. “En lo que estamos ahorita es a la mitad de un proceso de renovación de estatutos y esto implica ciertas etapas que se tienen que cumplir. Estamos completamente en regla con los nuevos estatutos para definir la nueva convocatoria”, mencionó.


Retiran fuero a legisladores y servidores públicos, menos al Presidente.


La votación se llevó a cabo ayer en el edificio de San Lázaro


POR Staff Rolling Stone México  



La votación se llevó a cabo ayer en el edificio de San Lázaro

Retiran fuero a legisladores y servidores públicos, menos al Presidente.

Los legisladores y servidores públicos, incluyendo Secretarios de Estado, Procuradores, Ministros de Justicia, Alcades y Gobernadores, no contarán más con el fuero constitucional, el beneficio que históricamente les había protegido de que se iniciara un litigio penal en su contra debido al cargo que ocupan. Con el consenso del PRI, PAN y una amplia mayoría del PRD, los diputados aprobaron ayer una serie de modificaciones a la Constitución Política Mexicana relacionadas con el fuero constitucional y la inmunidad de los servidores públicos.

Gracias a esta aprobación los servidores públicos podrán ser sujetos a proceso penal en caso que un juez lo requiera y no como sucede actualmente, que es únicamente después de un proceso de desafuero. Con los nuevos cambios, además, se plantea que los servidores públicos no puedan ser separados de sus cargos en caso de existir un juicio en su contra, al menos hasta que se les dicte una sentencia condenatoria -en caso de haberla- y que ésta haya sido ejecutada.

Sin embargo, la sesión plenaria de ayer, que duró más de seis horas, tuvo sus altibajos, en especial ante la negativa de los diputados del PRI y del PVEM de ampliar dicho desafuero al Presidente de la República. “Se los digo con mucho respeto a mis colegas del PRI, cómo van a explicar que mientras el Titular del Ejecutivo (Enrique Peña Nieto) declaró hace apenas unos días que no habría intocables, resulta que ahora ustedes se empeñan en que él sea el único intocable”, dijo Silvano Aureoles, coordinador de los Legisladores del PRD en la Cámara de Diputados, durante el debate de ayer. El legislador del PAN, Marcos Aguilar, tachó al PRI de “incongruente” por esta situación.

“En épocas como la nuestra en donde el totalitarismo, en donde la ley del garrote y en donde la regresión de estados autoritarios están ya presentes, es una tontería que los legisladores estén suprimiendo el fuero”, dijo Ricardo Monreal, quien criticó fuertemente que mientras a los diputados se les suprime el fuero, al Presidente de la República se le deje intacto.

En respuesta, la diputada del PRI Paulina Alejandra del Moral Vela, explicó que en países como Estados Unidos, Inglaterra y Alemania, los presidentes o jefes de estado gozaban de “inmunidad” como medida de protección al interés nacional, de ahí que en el caso nuestro optaran por esa medida. “Es un asunto de protección a las instituciones mexicanas. La Presidencia es una instancia que representa la Unidad Nacional. Esta instancia no puede ser vulnerada o expuesta por procedimientos jurídicos dolosos o frívolos”, expresó la diputada a nombre del PRI.

Como el tema del fuero al presidente obtuvo 212 votos a favor y 215 en contra, el tema regresará al Senado para su análisis y eventual modificación o votación, según sea el caso.


Asuntos Internos: Poiré, decisión quirúrgica


Alejandro Poiré a la secretaría de Gobernación. 5 años, 5 secretarios y 2 accidentes fatales, por Raymundo Riva Palacio


POR Staff Rolling Stone México  



Alejandro Poiré a la secretaría de Gobernación. 5 años, 5 secretarios y 2 accidentes fatales, por Raymundo Riva Palacio

Asuntos Internos: Poiré, decisión quirúrgica

Por @Raymundo Riva Palacio

El presidente Felipe Calderón engañó con la verdad.Tras la muerte de José Francisco Blake, el cuarto secretario de Gobernación en su gobierno, jugó con cartas abiertas. Llevó a Los Pinos a dialogar con él a dos ex presidentes del PAN, Luis Felipe Bravo Mena y Germán Martínez. En ellos, se dejó trascender en la oficina presidencial sin atajar la versión, se encontraban dos de los aspirantes al cargo en Bucareli. Uno más era el eterno candidato, Roberto Gil, secretario particular de Calderón, quien en una ocasión anterior se quedó en la antesala de ser nombrado.

francisco-blake-moraEl despliegue mediático era engañoso, pero en la Presidencia dejaron correr todo. Detrás de los muros del palacio, la realidad que se mantenía herméticamente era muy distinta. Bravo Mena y Martínez sí fueron sondeados para ir al gabinete, pero no Gobernación, sino para Educación Pública, ante la realidad objetiva de que si bien el aún secretario Alonso Lujambio no está en peligro de muerte, lo delicado de sus enfermedades le auguran una larga recuperación y la imposibilidad objetiva para cumplir las funciones plenas del cargo.

Estimado por el Presidente, Gil tiene anticuerpos políticos regados en todo el sistema nervioso en Los Pinos. El joven y talentoso político de 34 años, ha tomado la ruta contraria que Calderón, desde que comenzó el sexenio, tenía trazada para su proyecto transexenal en la figura de Juan Camilo Mouriño, segundo secretario de Gobernación que como Blake, murió hace tres años en un accidente de aviación. En el grupo de Calderón que coordinaba Mouriño, nunca estuvo Gil, quien se vinculó a los enemigos políticos de quienes apostaban por ese proyecto.

Roberto GilGil, cuyo olfato político quedó a veces neutralizado por su ambición, alimentada por el hecho que el Presidente le había encomendado una parte importante de la política interna, con un diseño bicéfalo en cuyo otro extremo estaba Blake, no tuvo la visión amplia para poder ganar aliados y avanzar su carrera dentro de un equipo que venía operando estrechamente desde que Calderón fue secretario de Energía en el gobierno de Vicente Fox, quien lo despidió por haber lanzado su precandidatura presidencial sin autorización.

Ese equipo se fue con Calderón a la calle y aguantó el largo invierno en el que entraron. Pero ese mismo grupo se levantó con él y corrió de su mano hasta la Presidencia. Mouriño era el general de una pequeña legión en donde figuraban Ernesto Cordero y Alejandro Poiré. El primero, responsable de las políticas públicas en la campaña – el gran diseño original de gobierno que tenía en mente Calderón como Presidente electo y su secretario multiusos en casos de emergencia, como la crisis del virus A1H1–. El segundo, al que conocía Calderón desde que estudió la maestría de Economía en el ITAM, como el principal asesor político en Los Pinos.

Ernesto-Cordero1Entrar a ese grupo, que había librado las peores tormentas, no era fácil. Patricia Flores, que se convirtió en la segunda mujer más poderosa del calderonismo –la más poderosa es la esposa del Presidente, Margarita Zavala–, y por cuya oficina en la Presidencia pasaban todos los asuntos de importancia gubernamental se enfrentó a todos ellos y perdió. Gil, que llegó tiempo después a la Presidencia, no pudo ver esa realidad. Cuando buscó ser presidente del PAN, Flores fue su principal aliada, y se enfrentó con Gustavo Madero, apoyado por la señora Zavala. Perdió. Cuando comenzaron los prolegómenos de la sucesión presidencial, Gil se inclinó por Josefina Vázquez Mota, con quien trabajó en la Cámara de Diputados, en abierta confrontación con Cordero, el heredero de Mouriño. Gil cometió un error más que no le perdonaron: buscar a los priístas, el monstruo de mil cabezas contra el que lucha el calderonismo, para que lo acercaran al ex presidente Carlos Salinas de Gortari.

Gil estaba eliminado como posible aspirante al cargo de secretario de Gobernación. La única interrogante era cómo el Presidente iba a reaccionar tras diez días de perro en su vida política: el asesinato de un cercano, el alcalde de La Piedad, Michoacán, en vísperas de la elección para gobernador, la derrota de su hermana Luisa María en esa contienda en la cual había invertido enorme capital político, la muerte de Blake, los reveses del Tribunal Electoral a los métodos de selección de candidatos del PAN, que fueron revisados con él. Pero Calderón reaccionó como es, un animal político en el espíritu aristotélico de la palabra, frío, calculador y sin perder el rumbo de su objetivo y proyecto.

Desde el mismo viernes de la muerte de Blake, el nombre de Poiré surgió como la principal carta en el abanico de posibilidades. Habría tiempo para el luto y había que esperar el resultado de las elecciones en Michoacán. Pasados los funerales y el trago de la derrota, Poiré se encaminó días antes de que se anunciara su nombramiento, hacia Bucareli. La señal volvió a ser clara. Calderón recurría una vez más a sus más cercanos en momentos de crisis, para el reagrupamiento.

BANNER CONTENIDO 2 DIC