Archivo de la etiqueta: Fher Olvera

Contra los monstruos


Con una historia de más de 30 años, Maná será honrada como Persona del Año 2018 de la Academia Latina de la Grabación, pero ellos siguen aquí no por la saciedad de los elogios, sino para cambiar al mundo, al menos así lo creen.


POR Juan Carlos Villanueva  



Foto: cortesía de Maná/Bernardo Flores

Contra los monstruos

En 1987, años después de comenzar su carrera bajo el nombre de Sombrero Verde a principios de los años ochenta, Maná emprendió un periplo por las geografías más sinuosas y turbulentas del rock y el pop con su disco homónimo, “un disco que no retrata para nada al grupo, repleto de fallas de producción, que no lo consideraría como el mejor inicio”, advierte Alex González, baterista del grupo, “pero que toda historia comienza y sucede por algo”.

Ese “algo” se tradujo en una carrera fértil de más de 40 millones de álbumes vendidos en más de 40 países entre los nueve títulos de su discografía. Un puñado de colaboraciones con músicos de alto calibre como Carlos Santana, Juan Luis Guerra, Rubén Blades y Zucchero, entre otros; incluso, un flirteo de políticos entusiastas por tomarse la foto con ellos, como Barack Obama en 2012. “Si un expresidente de Estados Unidos te invita a tocar a la Casa Blanca significa que moviste la conciencia de la comunidad latina en el país vecino. Obama nos pidió que apoyáramos su reelección y estuvimos en Las Vegas con él. Fue la mejor manera para hablar con el exmandatario sobre una política migratoria”, interviene Fher Olvera, cantante del grupo, y es que si algo ha destacado la carrera del grupo tapatío, más allá de canciones que atienden la cachondería, el desenfado y el “pumpin, pumpin de tu corazón”, es un compromiso social y ambiental que, desde la trinchera de su fundación Selva Negra, se mantienen combatientes, sensibles y conscientes.

De esta manera, la Academia Latina de la Grabación anunció que Maná, ganadora de seis premios Latin Grammy y cuatro Grammy, será honrada como Persona del Año 2018 de la Academia Latina de la Grabación por sus logros creativos y contribuciones filantrópicas a la comunidad latina, así como por su apoyo constante y dedicado a la preservación y protección del medio ambiente y de los derechos humanos. Será la primera vez que una banda reciba el reconocimiento de Persona del Año.

Entrevisté a Maná por primera vez en 2006 en Guadalajara, cuando editaron Amar es combatir. Las conversaciones con ellos siempre mantienen un diálogo íntimo sobre rock & roll, la justicia social y el arte como transformador de conciencias. Fher Olvera sigue siendo ese guía espiritual, entusiasta y buen narrador de historias –como aquella en la que un fanático acosador hizo un plantón fuera de su casa porque pensaba que era el Mesías y venía a mover la Quinta Ola–; Alex González es la disciplina y dirección, Sergio Vallín (guitarras) es un estudioso de su instrumento que abrirá este año una academia de música en Aguascalientes, y Juan Calleros siempre se presenta como esa figura enigmática y sigilosa que contempla el ir y venir de una banda genuina, que no se hunde ante la crítica, sino que crece ante la misma. Son tipos cálidos y reflexivos, no sólo con ellos se pueden escuchar historias de acostones, noches de juerga y excesos de la vida de un pop star. Maná conserva el hambre por seguir componiendo, pero también comprometiéndose e involucrándose en causas globales.

¿Cuál creen que ha sido la mayor contribución de Maná musical y socialmente?

Sergio: Creo que Maná tiene una peculiaridad muy interesante que consiste en ser una banda muy ecléctica musicalmente. Hay personas que les encanta “Mariposa traicionera” y a otras “Clavado en un bar” o “La prisión”. Y en ese sentido, nunca nos hemos limitado. Tratamos de expresar lo que sentimos en el momento.

Fher: Maná ha tenido un compromiso social desde siempre. En nuestro segundo disco Falta amor, la canción homónima la cantó Alex Lora y hablaba de los niños que pululan en la calle. Y luego vino el disco ¿Dónde jugarán los niños?, donde hay una canción que se llama “El desierto”. Es decir, desde 1993 estamos hablando sobre la cuestión migratoria. Después vino Cuando los ángeles lloran, donde el tema principal fue hecho para Chico Mendes, el activista ambiental que fue asesinado en Brasil. En el disco Sueños líquidos, la canción “Me voy a convertir en un ave” habla sobre derechos humanos. Fue un libro llamado Pedro y el capitán, de Mario Benedetti, que me inspiró para hablar sobre los prisioneros y el fascismo que hubo en Sudamérica.

Alex: Tenemos una canción que escribió Fher que habla sobre los migrantes, se llama “Pobre Juan”. Por ejemplo, el disco Revolución de amor tuvo mucha relación con el movimiento zapatista en Chiapas, sobre todo por “Tierra y libertad”, en la que Carlos Santana toca la guitarra. Yo creo que la banda siempre ha tenido un balance muy preciso de tocar temas sociales.


Maná será honrada como Persona del Año 2018 de la Academia Latina de la Grabación


Este premio se otorga a músicos de herencia iberoamericana en reconocimiento no sólo a sus logros artísticos en la industria de la música latina, sino también por sus profundos esfuerzos humanitarios.


POR Juan Carlos Villanueva  



Foto: cortesía de Maná/Bernardo Flores

Maná será honrada como Persona del Año 2018 de la Academia Latina de la Grabación

Rockeros, poperos, activistas y optimistas, ese es el espíritu salvaje de Fher Olvera, Alex González, Sergio Vallín y Juan Calleros que, con puñados de canciones empalagosamente pegajosas y muchas otras desbordadas en contenido social, se han abierto camino en las arenas movedizas del mainstream.

De esta manera, la Academia Latina de la Grabación anunció que Maná, ganadora de seis premios Latin Grammy y cuatro Grammy, será honrada como Persona del Año 2018 de La Academia Latina de la Grabación por sus logros creativos y contribuciones filantrópicas a la comunidad latina, así como por su apoyo constante y dedicado a la preservación y protección del medio ambiente y de los derechos humanos. Será la primera vez que una banda reciba el reconocimiento “Persona del Año”.

“No somos personas de elogios”, dice Alex, “Maná siempre se ha manejado como una banda de bajo perfil, no presumimos esos logros. Hay mucha banda haciendo cosas buenas y nunca nos enteramos. Pienso que a veces los premios seducen si estás muy controlado por el ego. Agradecemos ser reconocidos, pero a nosotros nos impacta más cómo podemos cambiar algo con eso”.

¿Cómo una fundación como Selva Negra ha podido librarse de la corrupción en un país donde es el “pan nuestro de cada día”?
Alex:
Las personas que trabajan para Selva Negra tienen la misma filosofía que nosotros. Todo el dinero que nosotros hayamos destinado hacia la construcción de una escuela en zonas rurales o cualquier acto que Maná haya hecho, lo puedes revisar y verás que está completamente transparente. Hemos sido testigos de cómo otras fundaciones han hecho actos de corrupción y han robado. Lo chingón de esta banda y de nuestra organización es que estamos rodeados de pocas buenas personas que cuidan los intereses de la banda y Fher está al pendiente de todo lo que sucede alrededor del grupo. Revisamos cada dinero que es aportado a la fundación, eso es muy importante tenerlo claro.

¿Existe una cura para esa enfermedad de la corrupción?
Alex:
Eso se enseña en casa. Se trata de enseñar a tu hijo que no es bueno robar, que no es bueno golpear a la mujer, que se debe respetar las diferentes creencias religiosas o preferencias sexuales, todo se enseña en casa.
Fher: Hemos tenido ofertas de gobierno muy tentadoras. Me refiero al chavista (Hugo Chávez, ex mandatario de Venezuela). Nos ofrecían mucho dinero para que fuéramos a tocar a tres conciertos para promover su campaña y nos negamos. Así que gobierno que nos ofrezca dinero para apoyar campaña, ya sea López Obrador o quien sea, Maná jamás lo aceptará. No hemos aceptado hacer política a favor de alguien. No prestamos las canciones para cuestiones políticas; un día nos pidieron “Rayando el sol” y nos negamos.


Carlos Santana es homenajeado en el Kennedy Center


Steve Winwood, la pecusionista Sheila E, y la guitarrista australiana Orianthi, tocaron “Everybody’s Everything” de Santana


POR Staff Rolling Stone México  



Steve Winwood, la pecusionista Sheila E, y la guitarrista australiana Orianthi, tocaron “Everybody’s Everything” de Santana

Carlos Santana es homenajeado en el Kennedy Center

A principios de diciembre, Carlos Santana fue uno de los cinco homenajeados en el Kennedy Center, gala que fue televisada recientemente a través de CBS.

Steve Winwood, la pecusionista Sheila E, y la guitarrista australiana Orianthi, tocaron “Everybody’s Everything” de Santana, acompañados por una enorme banda con una sección especial de percusiones.

Otros de los invitados fueron los amigos y colaboradores del legendario guitarrista, Juanes y Fher Olvera de Maná, quienes se unieron a Tom Morello para hacer sonar “Black Magic Woman” y “Oye como va”.

Otros de los homenajeados en la gala también fueron Billy Joel y la actriz Shirley MacLaine.


Carlos Santana abre su “Corazón” en Jalisco


El jalisciense ofreció en su tierra un concierto acompañado por Juanes, Diego Torres, Niña Pastori, Lila Downs y Gloria Estefan, entre otros invitados


POR Staff Rolling Stone México  



El jalisciense ofreció en su tierra un concierto acompañado por Juanes, Diego Torres, Niña Pastori, Lila Downs y Gloria Estefan, entre otros invitados

Carlos Santana abre su “Corazón” en Jalisco

Por Vania Hernández

14 de diciembre. Arena VFG
Tlajomulco de Zúñiga, Jalisco

Como parte de la promoción de su próximo disco Corazón, el jalisciense ofreció en su tierra un concierto acompañado por Juanes, Diego Torres, Niña Pastori, Lila Downs y Gloria Estefan, entre otros invitados

Carlos Santana estaba feliz. Su sonrisa lo delató de principio a fin. Acompañado de sus amigos y su atlética guitarra, el músico jalisciense hizo que esa noche fuera histórica. Previo al concierto, se dibujaron en el cielo los últimos rayos de sol de la tarde que sirvieron como telón de fondo en tonos naranja, rojizos y amarillos.

Para romper el hielo, Santana presentó un mariachi, con el que encendió los ánimos del público al entonar “El Son de la negra” para desencadenar los aplausos. La noche no tuvo prórroga con más de una veintena de temas en el set list, 30 cámaras que grabaron el suceso, tres pantallas, más cuatro columnas de led, envueltas en un destellante equipo de luces.

Los invitados comenzaron a desfilar. Primero se escuchó “Iron Lion Zion” a cargo de Elan & ChocQuibTown; la presencia de Juanes emocionó y los gritos no faltaron cuando interpretó “La Flaca”; aunque sin los Fabulosos Cadillacs, pero en honor a ellos se cantó “Mal bicho” para continuar con el baile a ritmo de “Oye cómo va”; mientras Diego Torres ofreció “Amor correspondido”; Romeo Santos dio su toque a “Margarita” y Miguel revivió recuerdos con “María María”.

Para “Una noche a Napoli” se solicitó la presencia de Niña Pastori, Soledad y Lila Downs, esta última imprimió dramatismo a la letra al hincarse frente a Santana en una entallada falda negra y blusa con transparencias del mismo color. Gloria Estefan entonó “Besos de lejos” y Fher Olvera de Maná interpretó “Corazón espinado”, apoyado por Salvador Santana y Cindy, la esposa de Santana, en la batería, además de ofrecer un estridente solo de guitarra.

No podían faltar los tema “Black Magic Woman”, “Europa”, “Smooth”, “Soul Sacrifice” y “Saidera”, para cerrar la noche con la presencia de sus invitados en el escenario e interpretar “Cielito Lindo”. El originario de Autlán de Navarro, Jalisco, no tuvo más que “milagros y bendiciones” -como lo repitió en varias ocasiones- para el público además de ofrecerles rosas rojas en agradecimiento a la entrega de cariño.

Carlos Santana

Picture 1 of 45

Carlos Santana en Guadalajara por Erik Kabik