Archivo de la etiqueta: Gabriel García Márquez

Netflix adaptará la novela ‘Cien años de soledad’ a una serie


Los hijos del autor Gabriel García Márquez fungirán como productores ejecutivos del show.


POR Ryan Reed  



Netflix adaptará la novela ‘Cien años de soledad’ a una serie

Netflix adaptará la aclamada novela de 1967 de Gabriel García Márquez,Cien años de soledad, en una serie original en español. Rodrigo García y Gonzalo García Barcha, los hijos del difunto autor, serán los productores ejecutivos del programa, que se filmará principalmente en Colombia.

En una declaración sobre el proyecto, García dijo que su padre se mostró “reacio” a vender los derechos cinematográficos del libro “durante décadas”, “porque creía que no podía hacerse bajo las limitaciones de tiempo de un largometraje, o que el producirlo en un idioma que no fuera el español no le haría justicia”. ” Pero en la época dorada de las series, con el nivel tan grande de talento que hay en la escritura y la dirección, la calidad cinematográfica del contenido y la aceptación por parte del público mundial de programas con idiomas extranjeros, no podría haber un mejor momento para lanzar una adaptación para la extraordinaria audiencia global que ofrece Netflix. Estamos muy contentos de apoyar a Netflix y a los cineastas en esta aventura, y estamos ansiosos por ver el producto final”.

Francisco Ramos, vicepresidente de contenido original en español para Netflix, expresó con entusiasmo que la compañía está “increíblemente honrada de que se le haya confiado la primera adaptación para la pantalla de Cien años de soledad, una historia atemporal e icónica de América Latina que estamos encantados de compartir con el mundo. Sabemos que a nuestros miembros de todo el planeta les encanta ver películas y series en español y creemos que esta será una combinación perfecta entre el proyecto y nuestra plataforma”.

Hasta el momento, no se han anunciado detalles adicionales sobre la serie, como el elenco o cuándo comenzarán las grabaciones.

Márquez, quien murió en 2014 a la edad de 87 años, es considerado uno de los autores más destacados del siglo XX. El escritor, que ayudó a desarrollar el estilo del realismo mágico, recibió el Premio Nobel de Literatura de 1982.


José James: una voz singular en tiempos de locura


Tras el lanzamiento de ‘Love In A Time Of Madness’, el músico se tomó un tiempo para platicar sobre su característica fusión de jazz con hip hop.


POR Priscila Núñez  



José James: una voz singular en tiempos de locura

José James es un músico que se caracteriza por estar buscando la manera de expandir sus horizontes en todo momento. Es un artista contemporáneo que trata de difuminar los límites entre géneros musicales para crear piezas que simplemente reflejen lo que siente.

Cada material que lanza se aleja de sus trabajos anteriores sin perder las bases de jazz que lo definen. Dreamer, su álbum debut de 2008, inauguró un estilo musical que incorporaba elementos de hip hop al jazz tradicional. Si le preguntas, el jazz y el hip hop están íntimamente ligados.

Recientemente, el originario de Minneapolis publicó Love In A Time Of Madness, un álbum que también incorpora elementos de R&B, soul y funk de finales de los setenta para mezclarlos con técnicas de la electrónica moderna.

El lanzamiento ocurrió la mañana del 24 de febrero. Por fortuna, José James se encontraba volando de Nueva York a Los Ángeles, desconectado de todo y sin conocimiento alguno de la respuesta que estaba teniendo el álbum en sus primeras horas de vida.

“Trabajé prácticamente tres años en Love In A Time Of Madness” asegura James desde el otro lado de la línea después de bajarse del avión. “No es que esté nervioso por el lanzamiento, prefiero no pensar en ello”.

De acuerdo con el músico, el título del álbum bien podría ser una derivación del libro de Gabriel García Márquez, El amor en tiempos de cólera, y aunque cuando comenzó a trabajar en las canciones el título no lo convencía, la locura que se vive en el mundo hoy en día ha hecho que este nombre cobre mayor importancia: “La parte de la locura empezó a salirse de control en el mundo real. El racismo, el sexismo, la inestabilidad económina, el Brexit, Trump… Me sentí tan abrumado de lo que sucedía que sentí que debía ofrecer una solución y para mí, la solución es el amor”.

“Creo que uno de los regalos que ofrece la música es que puede ser un alivio en tiempos difíciles. En su momento lo hizo Billie Holiday, darle un giro de 180 grados a la vida”, continúa José. “Si bien la música no puede arreglar los problemas, por lo menos puede ofrecer algo de luz que nos permita seguir adelante”.

jj2

Con Love In A Time Of Madness José James planea visitar la Ciudad de México el próximo jueves 11 de mayo en el Lunario del Auditorio Nacional. Teniendo como pretexto el estreno del disco y su próxima presentación, platicamos con el músico. Esto es lo que nos contó:

Siendo alguien que ha explorado distintos géneros musicales, ¿en cuál de ellos te sientes más cómodo?
En realidad me siento cómodo en todos. Es como cuando despiertas y piensas en qué es lo que te quieres poner ese día. Me gusta usar corbatas y zapatos elegantes, pero también me encanta usar gorra y tenis, lo que no me gusta es usar la misma ropa todos los días. Así me siento con la música, quiero divertirme con ella y quiero retarme a mí mismo y a mi audiencia. Creo que más bien no me siento cómodo cuando no estoy haciendo música.

¿Entonces es cierto que nunca has tenido bloqueo de escritor?
Yo no trato de escribir cosas, las ideas vienen a mi mente y solo las pongo en papel.
Sí, es cierto que nunca he tenido bloque de escritor, pero tampoco soy un escritor prolífico, creo que un álbum cada año o cada dos es una buena velocidad para mí. Si tuviera que escribir más no sería tan bueno.

Me imagino que a veces escribes cosas que no llegan a formar parte de un álbum, ¿qué haces con ese material?
Solía preocuparme por ese material, siempre pensaba en lanzarlo en un segundo álbum o meterlo como canciones extra en la versión extendida. Después de mi primer álbum aprendí que solo es parte del proceso, muchas canciones se quedan incompletas o simplemente no funcionan y ahora creo que ese material en bruto me ayuda a lograr más cosas, además de que siempre puedes seguir desarrollando las ideas, es mejor no forzarlo.

¿Cómo fue que encontraste tu camino a través del jazz?
En realidad fue muy sencillo, lo sentí como un llamado natural porque siempre me ha gustado la complejidad del jazz, la profundidad emocional. Siento que no hay ningún otro tipo de música que sea tan satisfactorio.

¿Cuándo fue que empezaste a notar la relación que existe entre el hip hop, el jazz y el R&B?
Cuando estaba en la secundaria disfrutaba de todo al mismo tiempo y creo que solo fui afortunado porque tuve muy buenos maestros del mundo de la música. Lo único que me entristece es que la gente que escucha jazz solo escucha jazz y la gente que escucha hip hop solo escucha hip hop.

jj1

¿Qué tipo de música escuchabas entonces, en la secundaria?
Cosas normales, Nirvana, A Tribe Called Quest, Beastie Boys y recuerdo que el primer álbum que compré fue Purple Rain, mi álbum favorito de Prince.

¿Cómo vez la escena del jazz hoy en día?
Es interesante porque cada país tiene su propia versión del jazz. La semana pasada estuve en Japón y ellos tenían su propio estilo; había bandas de Tokio que lo combinaban con funk y R&B. Me rehuso a creer que el jazz está muriendo, porque es un espíritu creativo que puede juntar cualquier tipo de música. Es posiblemente el género musical más flexible.

Alguna vez dijiste que las personas están tentadas a hacer que el jazz sea complicado pero en ocasiones sólo necesita ser sencillo, ¿la sencillez es tu acercamiento al momento de crear?
Creo que si haces cualquier cosa muy complicada deja de ser divertida y yo quiero que mi música sea placentera, quiero que la gente sea capaz de bailar con ella en un club, meterse en problemas. Al componer sí me exijo cierto grado de complejidad para sentirme cómodo, pero voy depurando, dejo que las cosas fluyan.

Si te cruzaras con alguien que nunca ha escuchado a Billie Holiday, ¿qué canciones le pondrías?
Creo que “Autumn in New York“, esa es increíble. Por supuesto “Strange Fruit” y “God Bless the Child” porque es una canción que ella escribió y es muy poderosa.

Por último, describe tu álbum en tres palabras:
Vulnerable, poderoso y futuro.

Escucha Love In A Time Of Madness:

Mira el video de “To Be With You”, un sencillo de este nuevo material:

BANNER APP 167


Fallece el escritor Gabriel García Márquez


El escritor colombiano Gabriel García Márquez, falleció este jueves 17 de abril a la edad de 87 años, según confirmaron sus familiares.


POR Staff Rolling Stone México  



El escritor colombiano Gabriel García Márquez, falleció este jueves 17 de abril a la edad de 87 años, según confirmaron sus familiares.

Fallece el escritor Gabriel García Márquez

El escritor colombiano Gabriel García Márquez, falleció este jueves 17 de abril a la edad de 87 años, según confirmaron sus familiares.

El Premio Nobel de Literatura en 1982, estuvo hospitalizado desde el pasado 31 de marzo en el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán, debido a un cuadro de neumonía e infección de las vías urinarias, donde fue dado de alta el pasado de abril.

Tan sólo esta semana se dio a conocer que el autor de Cien Años de Soledad luchaba de nueva cuenta con un cáncer linfático que se le había expandido al pulmón, a los ganglios y al hígado. El lunes pasado, Mercedes Barcha, esposa de García Márquez, dio a conocer un comunicado en el que señaló que “su condición era estable, aunque muy frágil”.

El escritor de El Coronel no tiene quien le escriba y El Amor en los tiempos del Cólera fue uno de los autores más importantes del boom latinoamericano, un fenómeno editorial surgido en la década de 1960 y 1970 con representantes como Mario Vargas Llosa, Carlos Fuentes y Julio Cortázar. Fue uno de los escritores representativos del realismo mágico, el cual mezcla la realidad con fantasía narrativa. Cien años de Soledad narra la vida de siete generaciones de la familia Buendía en el pueblo de Macondo, novela que le valió el premio Rómulo Gallegos en 1972 y el Nobel de Literatura en 1982.

Descanse en Paz, Gabriel García Márquez


Los Changos de este año


Ocho años después de ser la banda más comentada, Arctic Monkeys han reinventado su sonido y están invadiendo el mundo, esta vez en serio.


POR Staff Rolling Stone México  



Ocho años después de ser la banda más comentada, Arctic Monkeys han reinventado su sonido y están invadiendo el mundo, esta vez en serio.

Los Changos de este año

Por Brian Hiatt

Alex Turner, líder de Arctic Monkeys, tiene fuertes rivales al título del mejor compositor de letras indie de su generación; pero nadie le gana el título de la mejor cabellera del rock. Su copete rockabilly podría considerarse el quinto integrante de la banda, levantándose orgulloso y brillante de su frente, tanto, que requiere de dos grasientos productos para mantenerse intacto. En el escenario, combina a la perfección con las nada baratas chamarras de cuero estilo motociclista que usa Turner; para complementar su look retro/futurista/Lennon en Hamburgo, que lo han caracterizado últimamente. Como cereza en el pastel, la enorme hebilla que compró en Japón: Un águila metálica con el logo de las motocicletas Kawasaki.

Ese look le sienta bien, especialmente ahora que su actuación en el escenario es tan extravagante. (No está seguro si la moda inspiró sus actuaciones o viceversa, “Es como la paradoja del huevo y la gallina”, comenta). Definitivamente este aspecto es mejor que el que usaba en los años 2000, un poco indiferente y aburrido, con la cara acartonada. En ese entonces un tsunami musical hizo de Arctic Monkeys la banda más grande del Reino Unido, mientras que en Estados Unidos el éxito era normal. A sus 27 años, Turner es un hombre que decide cómo se quiere ver. Tal vez no es coincidencia que con su recién salido quinto álbum, AM, él y sus colegas hayan sido igual de claros en cuanto al sonido que querían lograr.

Dice Turner que el plan era hacer un disco que sonara “casi como si Spiders From Mars hicieran un cover de Aaliyah. Hay un elemento brilloso, intergaláctico, casi cósmico en esos dos géneros. Eso es lo que me hacen sentir”. El resultado es un disco aderezado con falsettos, lleno de groove, escalofriante a ratos y muy relajado. El resultado es muy distinto a su primer LP del 2006, Whatever People Say I Am, That’s What I’m Not; un clásico instantáneo que mezclaba garage punk con letras profundas sobre la vida nocturna en los pueblos ingleses. (Turner lo llamó “Chip Shop Rock & Roll”, en alusión a la música que escuchan quienes trabajan haciendo Fish & Chips en Inglaterra). AM es el mejor disco de los Arctic Monkeys desde… bueno, si le crees a la prensa británica, es su mejor disco y uno de los mejores de todos los tiempos. Es su quinto álbum Número Uno en el Reino Unido y gracias a que por fin fue muy tocado en la radio en Estados Unidos, está en el número seis de este país, lo más alto que han llegado de este lado del óceano.

RS11Arctic Monkeys hablan de su nominación a los Mercury Prize

Esta tarde, a una semana del lanzamiento de AM, la banda está en el escenario del Webster Hall, un venue de 1500 personas en Nueva York. Están haciendo el sound-check de la segunda fecha de su gira por Estados Unidos; la chamarra, la hebilla y el pelo de Turner reflejan las luces que están encima del escenario. El material es nuevo, y el enfoque rítmico lo es aún más. “He escuchado el término ‘en sintonía’ mucho más que antes”, comenta el baterista Matt Helders, quien maneja un look de motociclista moderno, donde nunca puede faltar el chaleco de mezclilla clara. “Nunca había pensado en la sintonía, pero me gusta”.

En el escenario, Helders dispara sonidos electrónicos y Turner canta una línea de “Hold On We’re Going Home” de Drake; antes de iniciar con el suave y sexy sonido de “Do I Wanna Know?”, el primer sencillo del disco. Turner admite que muchas de las letras giran en torno al desamor. No específica, pero posiblemente la causa sea su ruptura en el 2010 con la modelo y conductora de televisión, Alexa Chung. (Al igual que la banda, esta pareja fue muy popular en los tabloides británicos, aunque poco se habló de su romance en otros lugares). Por primera vez en años, él tenía temas concretos para inspirarse. “Si tienes esos cimientos, tienes mucha tela que cortar. Pienso en ‘Do I Wanna Know? como en ‘Are You Lonesome Tonight?’ con un punch extra”.

La primera vez que Arctic Monkeys fue a Estados Unidos, hace ocho años, también arrancaron con un concierto en Nueva York, en un pequeño club llamado Mercury Lounge. Era impresionante: Muy intensos, llenos de energía joven pero casi no se movían; Turner se molestó con el público por usar sus celulares para tomar fotos. Agarraba la guitarra prácticamente a la altura del cuello, porque todavía estaba acostumbrado a tocar sentado.

Hoy, el piso del webster Hall es un mar de rectángulos iluminados y los fans graban minutos enteros de video. Turner ahora sí está listo para el público y sus cámaras: Tiene la guitarra abajo para poder bailar y brincar; se hinca para tocar solos y coquetea sin vergüenza con sus fans femeninas. Inclusive grita “Laaaaadies!”, imitando a los Beastie Boys para arrancar con “I Bet You Look Good On the Dancefloor”.

“Estar arriba de un escenario es un ambiente poco natural”, dice después, admitiendo que su timidez inicial no ha desaparecido por completo. “Entonces construyes defensas para ocultarte, como ver al piso con el pelo en los ojos o cerrarte, ser agresivo y cooperar poco como yo lo solía hacer”. Sugiere que su nueva personalidad en el escenario, es la mejor forma de esconderlo.

Esta seguridad también floreció cuando abrieron varios conciertos para The Black Keys el año pasado. En ese momento se dieron cuenta del largo trecho que les faltaba por recorrer para poder impactar a la audiencia en Estados Unidos. “Tocamos en estadios”, comenta Turner, “Pero teníamos máquinas de humo, un gran juego de luces y una audiencia que se sabía nuestros discos de pies a cabeza. Tal vez eso nos hizo más conformistas; no le echábamos tantas ganas como debíamos. Entonces en el tour con The Black Keys, recuerdo que pensé: ‘Ese chico de allá sólo está viendo la pantalla de su Blackberry. Antes de que terminemos de tocar, debe dejar eso y ponernos atención’”.

Lo más impresionante de Arctic Monkeys es que todavía existen y nunca han estado en riesgo de desaparecer. “La situación por la que ellos pasaron hubiera terminado con el 99.9 de las bandas con músicos menores a 20 años”, dice Josh Homme, líder de Queens of the Stone Age, amigo y mentor de la banda, quien además produjo Humbug, su tercer álbum. (Es él quién canta los coros de “Knee Socks”, en AM). Se refiere a la primer ola de éxito que se sucitó en 2005 y 2006, cuando se volvieron la banda más fuerte del Reino Unido, gracias a que sus demos circularon en Internet. (“Que se joda MySpace”, dice ahora el guitarrista Jamie Cook entre risas). La emoción fue tal, que aparecieron en Saturday Night Live y abarrotaron un club en NY a escasos meses de su debut.

Recordando la mítica era punk, ninguno de los integrantes de la banda sabía tocar su instrumento la primera vez que se juntaron. Eran amigos de familias de clase media en Sheffield, Inglaterra; vivían a dos cuadras uno del otro. Después se salió de la banda Andy Nicholson, el bajista original y entró Nick O’Malley. Aprendieron a tocar juntos, con covers de The White Stripes y empezaron a componer. Turner descubrió una misteriosa virtud para escribir letras inteligentes y vívidas –inspiradas más por Method Man y The Streets, que por Bob Dylan y Elvis Costello– aunque ahora también los disfruta.

Tampoco ha leído muchos libros, aunque últimamente ha engullido tanto a Tom Wolfe como a Gabriel García Márquez; al punto de considerar algunas de sus letras como realismo mágico. Durante mucho tiempo, ni siquiera se sentía cómodo diciendo que era compositor, pues lo asociaba más con un ñoño que cargaba todo el tiempo su guitarra acústica, en vez de verlo como lo que hace Leonard Cohen


Amazon anunció el lanzamiento de la Tienda Kindle en México


La tienda electrónica ofrecerá a los lectores mexicanos una selección de los libros electrónicos más populares y bestsellers en español en formato digital.


POR Staff Rolling Stone México  



La tienda electrónica ofrecerá a los lectores mexicanos una selección de los libros electrónicos más populares y bestsellers en español en formato digital.

Amazon anunció el lanzamiento de la Tienda Kindle en México

El día de hoy Amazon anunció el lanzamiento de la Tienda Kindle México, en la que ofrecerá a los lectores mexicanos una selección de los libros electrónicos más populares y la mayor cantidad de bestsellers en español en formato digital.

La tienda ofrecerá más de 1,500 libros gratuitos en español, y una amplia variedad de títulos de reconocidos autores y editores mexicanos. En total, la oferta de la Tienda Kindle supera los 2 millones de títulos, cientos de miles son exclusivos y más de 70 mil son en el idioma español, de autores que incluyen a Carlos Fuentes, Gabriel García Márquez, Mario Vargas Llosa, Isabel Allende y Paulo Coelho, entre muchos otros de gran reconocimiento a nivel nacional e internacional.

Por otra parte, Amazon informó que sus dispositivos electrónicos de lectura Kindle y Kindle Paperwhite ya están a la venta en México, a través de las Librerías Gandhi.

“Una gran mayoría de mexicanos no tiene acceso a una librería en su localidad, y por esto nos sentimos sumamente entusiasmados de lanzar la Tienda Kindle México, donde ofreceremos una gran librería con más de 2 millones de títulos a la disposición de cualquier persona que cuente con una conexión al internet”, declaró Pedro Huerta, director de contenidos para Kindle en América Latina.

“También nos emociona que traeremos a México los dispositivos Kindle y Kindle Paperwhite disponibles partir de hoy en Librerías Gandhi. El Kindle Paperwhite ofrece una experiencia de lectura sin igual, con una pantalla que lee como el papel real, una innovadora luz frontal integrada,una pila que dura hasta 8 semanas, y delgado y elegante diseño para que los clientes pueden sumergirse fácilmente en sus libros favoritos”, agregó.

Alberto Achar, Director  de mercadotecnia de Librerías Gandhi agregó: “Nos parece muy importante llevar los libros a  todos los interesados en la lectura, utilizando todos los canales posibles. El Kindle de Amazon es un dispositivo que de manera sencilla y rápida cumple este propósito”.

Cabe destacar que además de la oferta de títulos latinoamericanos e internacionales, la Tienda Kindle México también pondrá a la venta libros en Náhuatl y en otras lenguas indígenas mexicanas con el objetivo de que los lectores y futuras generacionesw tengan acceso permanente a este importante aspecto de nuestro patrimonio cultural.

BANNER 123 3


Libro: Las Ventajas de ser Invisible


A veces, el salto de una buena novela a la pantalla grande implica concesiones artísticas que pueden destruirla


POR Staff Rolling Stone México  



A veces, el salto de una buena novela a la pantalla grande implica concesiones artísticas que pueden destruirla

Libro: Las Ventajas de ser Invisible

Las Ventajas de Ser Invisible
Stephen Chbosky

“… aceptamos el amor que creemos merecer”

Por Miguel Ángel Ángeles

A veces, el salto de una buena novela a la pantalla grande implica concesiones artísticas que pueden destruirla. Después de todo, el cliché que dicta que “el libro es mejor” tiene una explicación más que lógica: pocos son capaces de lograr la proeza de hacer de las palabras imágenes inolvidables. Inevitable pensar en casos como El Padrino, escrita por Mario Puzo y dirigida por Francis Ford Coppola; Ceguera, basada en el libro Ensayo sobre la Ceguera de José Saramago, llevada al cine por Fernando Meirelles; o Las Horas, original de Michael Cunningham y de la lente de Stephen Daldry.

Por otro lado, las anécdotas grises sobran: Drácula o cualquier adaptación que tenga a Gabriel García Márquez como fondo ejemplifican a la perfección estos saltos al vacío que no perdonan ni siquiera a genios como el mismo Coppola. No siempre se sale bien librado. Aun así, de cuando en cuando ocurren sucesos hermosos como Las Ventajas de Ser Invisible (The Perks of Being a Wallflower), novela escrita por Stephen Chbosky y luego, adaptada y dirigida por él mismo. Novela que además, es un recordatorio de lo estruendoso que puede ser el mundo durante la adolescencia.

Hay que decir que esa maldición llamada ‘best-seller’ -que muchas veces hace que desenfoquemos y terminemos envueltos en desvaríos que obedecen a cuestiones que distan mucho de estar relacionadas con la literatura- no tiene efectos adversos en Las Ventajas de Ser Invisible. La novela es bella, estremecedora y posee un ritmo que hace que uno quiera terminarla apenas y ha leído la primera carta de Charlie, el protagonista. Se puede decir que es justo eso lo que la dota de un aire que nos remite a esa cercana sensación que todos hemos sentido, esa siempre presente “primera vez”.

Estas misivas -enviadas a un destinatario no identificado- describen cómo su vida va cambiando luego de conocer a Sam y a Patrick, dos hermanastros populares que no tienen reparo alguno en incluirlo en su círculo cercano. Hasta antes de eso, la vida de Charlie no ha sido del todo sencilla. Muerte, abusos y auto-represión han sido una constante con efectos devastadores que podría estar llegando a su final. Cómo se enfrenta a todo eso en un mundo en el que pareciera que ser escuchado es un verdadero milagro -tiempo en el que cabe mencionar, no había Twitter ni FB– es en letras de Chbosky un viaje emotivo y muy distinto al resultado visto en la pantalla grande, lo cual en este caso específico, es otra de las razones por las que ambos ejercicios creativos merecen no pocos aplausos y sí, análisis distintos.

Más de una década después de haber sido publicada por primera vez y justo en un momento en que los ojos del mundo están puestos en una generación que pareciera tener muchos problemas con su manera de relacionarse socialmente -basta recordar los terribles sucesos ocurridos en Newtown en diciembre- una obra como esta sirve para recordarnos que no hay clic, post o app que pueda proveer la satisfacción que una sonrisa de confidencia nos puede dar. Seamos no no invisibles.


Libro: Memoria de mis putas tristes


Gabriel García Márquez ha construido un mundo con sus letras, no así, reconocer cómo es que tras muchos años, Memoria de mis putas tristes viene a comprobar que tal paraje es infinito.


POR Staff Rolling Stone México  



Gabriel García Márquez ha construido un mundo con sus letras, no así, reconocer cómo es que tras muchos años, Memoria de mis putas tristes viene a comprobar que tal paraje es infinito.

Libro: Memoria de mis putas tristes

Memoria de mis putas tristes
Gabriel García Márquez
Editorial Diana
Calificación:

“Descubrí, en fin, que el amor no es un estado del alma sino
un signo del zodíaco”

Por @Miguel Ángel Ángeles

Mientras que la sombra de una peligrosa crisis económica global, las rebeliones civiles que de oriente parecen estar saltando a otros lugares del mundo, y los alcances inauditos que el cambio climático está teniendo parecen ser los temas recurrentes que inundan nuestros titulares y mentes, de manos de Henning Carlsen llega a la pantalla grande la adaptación de la que es hasta el momento, la más reciente novela publicada por Gabriel García Márquez, Memoria de mis putas tristes.

Y como tantas otra veces ha ocurrido en el mundo del arte, parece como si tal conjunción temporal fuera producto de un especie de pacto o alianza que nos sirve para recordar que en momentos extremos, la vuelta a la belleza será siempre garantía sino de solución, al menos de escape. Y es que es justo eso, belleza, lo que uno encuentra en una novela como ésta.

Innecesario es decir que Gabriel García Márquez ha construido un mundo con sus letras, no así, reconocer cómo es que tras muchos años, Memoria de mis putas tristes viene a comprobar que tal paraje es infinito. Ahí, justificadas por la historia de un hombre que a los 90 años decide regalarse una virgen, están las astromelias y los olores dulzones, la sabiduría popular y el ritmo azaroso de un tiempo detenido para siempre, así como el pulso de una ciudad que vive en nuestro imaginario y que casi todos los que hablamos español conocemos y transitamos, aunque a veces sólo sea en recuerdos o sueños.

Más que un homenaje a La casa de las bellas durmientes del otro Nobel, Yasunari Kawabata, esta novela es una oda a la esperanza también. Esperanza en que no todo está dicho por el espejo del destino, esperanza en que las resoluciones que uno toma a lo largo de la vida no necesariamente marcan los pasos finales, esperanza en que la armonía se construye día a día y sobre todo, esperanza en la esperanza. Con todo lo dulce que eso puede implicar.

Y sí, aunque tal vez ahora nos debatimos entre planes para sobrevivir a un Apocalipsis Zombie, un eminente desastre ecológico –en caso de que seamos un tanto más objetivos- o a la más reciente novela de Michel Houellebecq, nada mal nos viene echar un vistazo a Memoria de mis putas tristes y recordar que la vuelta de la esquina puede llegar cuando cumplamos 90 años. Después de todo, es el “Gabo” el responsable de tal aseveración y seguro que nos conviene creerle.

Más de Gabriel García Márquez: Yo no vengo a decir un discurso.


La Otra Cartelera


En La Otra Cartelera, ‘Frankenweenie’ y ‘Memoria de mis Putas Tristes’


POR Staff Rolling Stone México  



En La Otra Cartelera, 'Frankenweenie' y 'Memoria de mis Putas Tristes'

La Otra Cartelera

Por: @Arturo Aguilar

Frankenweenie (estreno 12 de octubre)

La leyenda sobre Burton cuenta que fue precisamente Frankenweenie (cortometraje de 30 minutos que realizó en 1984) el proyecto que provocó lo despidieran de Disney por considerarlo un corto demasiado oscuro y terrorífico para niños.

Más de 25 años después, y casualmente, de la mano de Disney, Burton cumple su sueño de llevar a la pantalla grande una singular revisita del mito de Frankenstein.
Tras mostrarnos la cercana e íntima relación que hay entre Victor y su perro Sparky, la amada mascota de la familia Frankenstein muere, en los primeros minutos de película, en una notable y nada melodramática secuencia que pone el tono de honestidad sin aspavientos o dramas, con naturalidad y sensibilidad.
La construcción de la premisa resulta enormemente empática. Todos alguna vez tuvimos una mascota por la que hubiéramos hecho lo que sea, y desde la inocencia de Victor, impulsada por una recién despertada curiosidad científica (otro de los puntos interesantes de la película), resulta natural abrazar la idea de traer de entre los muertos a la querida mascota.

Es quizás en ese lenguaje sencillo y directo, sobre estas ideas e impulsos humanos (en sus extremos: del sentimentalismo de querer mantener a alguien con nosotros, a la total experimentación de atrevernos a hacer algo nuevo y distinto –incluso como sinónimo de lo que la sociedad ve como negativo o malo- a través de la ciencia) con el que Burton construye la historia el mayor atractivo de este nuevo filme.

Pero la nueva versión de Frankenweenie tiene nuevas aproximaciones formales que también resultan atractivas. A diferencia del corto de 1984, que estaba realizado con actores y locaciones, el nuevo Frankenweenie es una animación en stop-motion (técnica en la que se utilizan figuras –tradicionalmente de plastilina- y pequeñas escenografías reales para registrar cuadro por cuadro cada acción de la historia) con una mayor variedad de personajes secundarios y una atmósfera que en 3D se convierte en una experiencia atractiva de texturas, distancias y proporciones. El juego de la maqueta que el director usa con cientos de muñecos para crear una historia, se traduce bien en el extra que ofrece –para ese efecto nada más- el 3D. No cambia la película, pero es posible apreciar mejor el juego espacial que se vive en un set de este tipo.

Burton está lejos de sus filmes más complejos y atractivos temática y formalmente, pero dentro de su filmografía, FrankenWeenie recupera varios de sus intereses y gustos personales y se nota en el resultado. Una película atractiva y entretenida, con ideas y propuesta, pero que tampoco lo redimirá ante los ojos de sus fans más recalcitrantes. Los que siguen creyendo que sólo vale la pena si vuelve a hacer un Ed Wood, un Edward Scissorhands o un Mars Attacks. Y se equivocan.

Memoria de mis putas tristes (estreno 12 de octubre)

Basada en la novela de Gabriel García Márquez, la cinta dirigida por Henning Carlsen recrea la historia de un viejo periodista apodado “El Sabio” quien decide festejar sus 90 años dándose un regalo que lo hará sentir todavía vivo: una jovencita virgen.

El supuesto regalo se transforma en absoluta obsesión y enamoramiento mientras recuerda su anti-romántico pasado y confronta con su presente, la idea auto-construida de quien ha sido en el pueblo por más de medio siglo: el erudito galán del lugar.

En su forma, esta película no queda a deber. La realización es adecuada, así como los demás elementos técnicos que la componen, de la fotografía o el diseño de producción a la música o las actuaciones (Emilio Echevarría, Geraldine Chaplin y Ángela Molina), sin embargo el fondo de la obra, las reflexiones y pausas del original literario, la vorágine emocional-sentimental del protagonista, esas no logran plasmarse plenamente en la pantalla.

Si bien algo del tono y ambiente de esos universos literarios de García Márquez logra llegar a esta adaptación, mucho se queda fuera, como la emotividad de ciertos pasajes, que van dando profundidad al personaje central. Innegable la falta de un ritmo más cinematográfico pero que quizás podríamos definir como un ‘problema’ de origen. La novela de García Márquez no es de acciones, y el cine funciona mucho a partir de ese punto, y esta película intenta avanzar así, cuando el eje de su trama transcurre en sus tiempos muertos y en las soledades de los personajes.

Aunque no plenamente lograda en la exploración de ese sentido narrativo, sin duda ofrece cosas interesantes en una historia emotiva y humana sobre el amor, el deseo y la obsesión después de los 90 años.


Saldrá edición conmemorativa de ‘La ciudad y los perros’ de Mario Vargas Llosa


Alfaguara, la RAE y la ASALE, lanzarán una edición conmemorativa del 50 aniversario de ‘La ciudad y los perros’ de Mario Vargas Llosa


POR Staff Rolling Stone México  



Alfaguara, la RAE y la ASALE, lanzarán una edición conmemorativa del 50 aniversario de 'La ciudad y los perros' de Mario Vargas Llosa

Saldrá edición conmemorativa de ‘La ciudad y los perros’ de Mario Vargas Llosa

Han pasado 50 años. Y ese joven peruano que en 1962 desvelaba al mundo la dura educación del Colegio Militar Leoncio Prado es ahora un nobel de literatura. La ciudad y los perros fue la novela de estreno de Mario Vargas Llosa, ganó el premio Biblioteca breve y su primera edición fue publicada en 1963. La última, en cambio, saldrá a la venta el próximo miércoles. Se trata de una edición conmemorativa, realizada por Alfaguara, con la que la Real Academia Española (RAE) y la Asociación de Academias de la Lengua Española (ASALE) celebran el cincuentenario de una obra “fundamental del boom latinoamericano”, como afirma un comunicado emitido por la RAE.

Traducida a más de 30 idiomas, La ciudad y los perros describe las duras condiciones en las que los jóvenes internos reciben la enseñanza secundaria en el Colegio Militar Leoncio Prado, donde el mismo Vargas Llosa estudió durante dos años de su adolescencia. Su última edición ha sido coordinada por la Academia Peruana de la Lengua y su presidente, Marco Martos. El propio Martos se encarga también del texto que abre la obra, analizando fuentes e inspiraciones literarias de Vargas Llosa.

El Nobel de Literatura ha vuelto a revisar la obra, que sale acompañada de los estudios de José Miguel Oviedo, Víctor García de la Concha, Darío Villanueva, Javier Cercas, Carlos Garayar, John King y Efraín Kristal.

“La aparición de la novela marcó un paso importante en la superación de la temática indigenista, de la búsqueda de raíces y valores prehispánicos, avanzando hacia un terreno cotidiano, la realidad presente del ciudadano americano, vertebrado, todo ello, en nuevas formas de novelar para la literatura hispánica basadas en la experimentación con la técnica narrativa. Esta innovación de fondo y forma convierte a Vargas Llosa en punto de referencia fundamental de la narrativa hispanoamericana actual”, sostiene la nota publicada por la RAE.

Vargas Llosa entra a formar parte de un club que ya cuenta con invitados más que ilustres. Entre las obras que RAE y ASALE han ido publicando en su serie de ediciones conmemorativas están Don Quijote, de Miguel de Cervantes, Cien años de soledad, de Gabriel García Márquez, La región más transparente, de Carlos Fuentes y las antologías de Gabriela Mistral y Pablo Neruda.

Fuente El País


Gabriel García Márquez cumple 85 años


Gabriel García Márquez, el hombre responsable de haber implantado en nuestro imaginario ese mundo mágico llamado Macondo está cumpliendo 85 años


POR Staff Rolling Stone México  



Gabriel García Márquez, el hombre responsable de haber implantado en nuestro imaginario ese mundo mágico llamado Macondo está cumpliendo 85 años

Gabriel García Márquez cumple 85 años

Por Miguel Ángel Angeles

@mangelangeles

El hombre responsable de haber implantado en nuestro imaginario ese mundo mágico llamado Macondo está cumpliendo 85 años. ‘El Gabo’, sí, ese que nos regaló a los Buendía y a las mariposas amarillas de Mauricio Babilonia; a la cándida y sufrida Eréndira y al Coronel que está siempre raspando los restos de su tarro de café, cumple este año también, 30 de haber sido premiado con el Nobel.

Como la mejor manera de festejar a un autor es leerlo, nada mejor que acercarse a la obra del genio colombiano en un nuevo formato: el digital. Por esta razón, Random House Mondadori (en colaboración con Leer-e) ha decidido aprovechar la fecha para lanzar al mercado en esta versión a Cien Años de Soledad que, bien vale comentar también está llegando a una fecha importante: 45 años de haber salido de las imprentas por primera vez.

Razones para acercarse a su trabajo sobran, pero por si estabas en busca de alguna más, aquí van unas cuantas:

  • Porque en su momento, fue uno de los responsables directos de que el mundo volteara a vernos como una tierra en la que lo magia es ejercicio diario (aunque a últimas fechas, parezca todo lo contrario).
  • Porque además de su trabajo como contador de mundos, ha trabajado como pocos en el -ninguneado por muchos- campo del periodismo, no importando que a lo largo del tiempo esto le haya generado incluso más problemas que beneficios.
  • Porque no tuvo reparo en confrontar una realidad tan dura como el narcotráfico a través de sus textos periodísticos (incluso frente a ex presidentes y ministros como Miguel de la Madrid con su famoso discurso de ‘América Latina Existe’).
  • Porque es difícil imaginar que alguien, tras leerlo, no sea víctima de los efectos que sus letras tienen: para mal o para bien éstas pueden generar ganas de aspirar el dulzón olor que a Macondo impregna o también generar el asco que sólo ‘el cólera’ de sus páginas puede causar. Pocos logran eso y sin duda, él es uno de ellos.
  • Porque a pesar de haber declarado que comenzó a ser escritor “a la fuerza” y que este oficio “es tal vez el único que se hace más difícil a medida que más se practica”, no ha dejado nunca de intentar, y como fruto de ese esfuerzo nos ha legado un universo entero.

Razones habrá siempre, sobra enumerarlas, pero nunca obviarlas. Queda mejor recordar que es él quien nos ha advertido que lo único que puede salvarnos de la barbarie “es una cultura de la paz”, consejo más que oportuno para el momento que estamos viviendo a nivel mundial.

¡Feliz cumpleaños y mucha paz, Gabo!

Sí además quieres entender la visión y el mundo de Gabriel García Márquez a través de los discursos que ha pronunciado a lo largo de su carrera -entre los cuales se incluye el célebre ‘La Soledad de América Latina’, con el cual recibió el Nobel en 1982-, puedes adentrarte en ellos con Yo no vengo a decir un discurso.

istockphoto_5590629-hand-cursorLa reseña la encontrarás aquí.


Libro: Yo no vengo a decir un discurso


Gabriel García Márquez / Gabriel García Márquez


POR Staff Rolling Stone México  



Gabriel García Márquez / Gabriel García Márquez

Libro: Yo no vengo a decir un discurso

Yo no vengo a decir“Yo no vengo a decir un discurso”
Gabriel García Márquez
Calificación: cinco estrellas

Si leer El amor en los tiempos del cólera o La terrible y triste historia de la cándida Eréndira y su abuela desalmada son experiencias comparables a escuchar historias maravillosas de boca de un gran contador de cuentos, leer Yo no vengo a decir un discurso equivale a sentarse a tomar una taza de café que dura 151 páginas con uno mítico juglar que representa toda una era del arte literario de América Latina: Gabriel García Márquez.

Magia es una palabra con la que puede describirse la recopilación de discursos que constituye Yo no vengo a decir un discurso, una prueba fehaciente de la manera encantadora en que el maestro ha enfrentado su propio miedo y reticencia a pararse frente a un pódium e incluso a escribir, siempre con razones de sobra, mismas que lo han llevado a hablar de su pasión por el periodismo, su intenso amor por el mundo del cine, la fantasía de una América Latina unida, su férrea labor para concientizar al mundo sobre la debacle ambiental que estamos ocasionando o agradecer a la vida y a los lectores por haberle sido otorgado el Premio Nobel de Literatura, pieza discursiva que por sí misma constituye una verdadera oda a la humanidad.

Irreal y magnánimo, sin haberlo pretendido, “El Gabo” fue tejiendo a lo largo de su carrera una serie de narraciones alternas en forma de estos discursos que hoy, recopilados finalmente en un solo documento, gracias al trabajo del editor Cristóbal Pera, nos esbozan la vida de un ser que desde su mente ha dado al mundo historias incomparables, depositarias de sueños, tristezas, esperanzas, sonrisas y lágrimas, de quienes hemos sido sus lectores desde tiempos inmemoriales. Sí, porque al igual que en sus novelas, la admiración que se puede sentir por un hombre como él dista mucho de poder cuantificarse de manera convencional, pues más valdría hacerlo también contando las mariposas amarillas que salen de nuestras orejas cada vez que lo leemos.

Sus experiencias como estudiante, su irreverencia preparatoriana, la presencia de figuras en su vida como Álvaro Mutis, Carlos Fuentes o el mismísimo Julio Cortázar (anécdota que merece una mención especial), su acercamiento al arte de personajes como Juan Rulfo y sus comienzos en el mundo de la literatura son tan sólo algunos de los momentos que tras leer Yo no vengo a decir un discurso se quedan grabados en la mente, provocando una sonrisa similar a ésas que Fermina Daza, Aureliano Buendía o el Coronel, nos han dejado y seguro seguirán dejando por generaciones enteras, tal vez cumpliendo algún día el sueño de quien los concibió, salvarnos de la barbarie creando “una cultura de la paz”.

Miguel Ángel Angeles

@mangelangeles