Archivo de la etiqueta: Golden Gate Park

Elton John, Mumford and Sons, The Black Keys y Kendrick Lamar encabezan el cartel del Festival Outside Lands 2015


Sam Smith, Wilco y D’Angelo también participaran en el evento.


POR Staff Rolling Stone México  



Sam Smith, Wilco y D'Angelo también participaran en el evento.

Elton John, Mumford and Sons, The Black Keys y Kendrick Lamar encabezan el cartel del Festival Outside Lands 2015

Outside Lands reveló la alineación para la edición 2015 del festival, el cual se llevará a cabo del próximo 7 a 9 de mayo en el Golden Gate Park en San Francisco, California.

Elton John, Mumford and Sons, The Black Keys y Kendrick Lamar encabezan el cartel de este año. También se contará con la actuación de talentos como Sam Smith, Wilco, Tame Impala, D’Angelo, St. Vincent, Ben Harper and the Innocent Criminals, Billy Idol, Hot Chip, Caribou, entre muchos más.

A continuación te presentamos el trailer del festival, el cual está inspirado en la comedia televisiva “Too Many Cooks”.

APP 142 marzo



Outside Lands día 1


Sharon Van Etten, Two Gallants, The Walkmen, Beck, Foo Fighters, Neil Young y más…


POR Staff Rolling Stone México  



Sharon Van Etten, Two Gallants, The Walkmen, Beck, Foo Fighters, Neil Young y más...

Outside Lands día 1

Fotos y texto de Oscar Villanueva (@theOzcorp)

Estoy en el Golden Gate Park de San Francisco. Son alrededor de la una de la tarde y el clima es extrañamente fresco, algo parecido al clima de La Marquesa o el Ajusco; el Sol brilla, pero un aire frío le resta cualquier potencia. Encima de eso, he caminado quién sabe cuántas cuadras, además de mucho bosque, tomé un camión de 40 min y un tren de media hora; un vuelo de hora y media junto con otro vuelo de 3 horas y 20 minutos, todo para llegar a éste punto: la entrada al festival Outside Lands. Se preguntaran ¿por qué he hecho semejante viaje? Bueno, la respuesta es bastante sencilla: un increíble cartel. En mi opinión, uno de los mejores del año en cuanto a festival gringo se refiere.

El lugar complementa de forma perfecta el cartel, bosque, bosque y más bosque. Árboles gigantes o pequeños y torcidos rodean los espacios donde se encuentran los escenarios. Esto crea la ilusión de estar aislados en medio de la nada. Una comunión naturaleza-hombre que se conserva durante todo el fin de semana. A lo largo del primer día esa comunión se va extendiendo a las personas.


Sharon Van Etten comienza el desfile de calidad musical que será una constante en todos los escenarios. Su sonido ha evolucionado a uno más duro, directo desde que la vi en SXSW, tal vez por andar en tantos festivales, descubrió que conecta de forma inmediata con el público. Ese se vuelve otra constante cuando uno se pone a recapitular, el sonido agresivo, más pesado, se manifiesta en la mayoría de los grupos, a veces con resultados de verdad sorprendentes. Two Gallants tienen toques de The Black Keys, pero sin la sobreproducción de sus últimos discos, muy buenos para quienes les gusta ese tipo de sonido. Reggie Watts, crea loops mientras junta frases sin ninguna relación. A veces mete graves tan fuertes nada más por el placer de mandar los niveles a rojo en la consola, es una especie de performance mezclado con comedia tipo stand-up, y se termina riendo le guste a uno o no. The Walkmen con la desgarradora voz de Hamilton Leithhauser y un sonido que parece que surge de un radio que solo cuenta con AM.


Pero Beck es el que se distingue por cómo se transforman las canciones. Todo se escucha filtrado por pedales de distorsión, de fuzz, de volumen extra; hasta la batería parece que estuvo tomando esteroides, y todas sus canciones se escuchan clásicas a estas alturas. Pero no solo eso, también se incrementa el mood de las canciones. “Black Tamborine” se escucha más urgente, “Loser” más perdedora, “Girl” más alegre, “Lost Cause” (dedicada a Adam Yauch) mucho más triste, y “Novacane” de plano es una locomotora sin control.


Los Foo Fighters ya tiene su show completamente medido para alcanzar un éxtasis de saltos, air guitar y headbangueo. La forma en cómo todo empieza “tranquilo”, por decirlo de alguna forma, hasta la culminación de “Everlong”, solo demuestra la forma en que han perfeccionado un set de proporciones épicas. Una representación sónica de Zeus lanzando los rayos de su furia. Dave latiguea la cabeza entre acordes, Pat no deja de dar brincos y Taylor sonríe maliciosamente mientras aporrea sus tambores. Pero hasta los Foo saben que tienen superiores, demostrado cuando Dave Grohl dijo que entre más rápido terminara su set, más pronto podría ver a Neil Young.


Neil Young es cosa aparte, es un dinosaurio compuesto enteramente de metal y óxido, resucitado de una época que ha hace mucho quedo atrás, donde el progreso ya no avanzó más allá de la Revolución Industrial. Su guitarra ruge por todo el bosque, dejando quietos a los espectadores, como venados atrapados en las luces el carro que se acerca para arrollarlos irremediablemente. Sin embargo, para contrarrestar esto, su voz tan dulce y melodiosa, a veces sale del caos en esas canciones suaves que existen en su discografía. “The Needle and the Damage Done” se vuelve un arrullo durante preciosos minutos en la serenidad del aire frío. Neil nos transporta por el espacio de unas horas, de regreso a un tiempo donde fuerzas primordiales esculpían a la tierra, y vaya que fue difícil regresar.

The Kills en Outside Lands

Picture 1 of 74

The Kills en Outside Lands por Oscar Villanueva