Archivo de la etiqueta: House of Pain

Busta Rhymes y Eminem se enfrascan en una lucha titánica de rimas en “Calm Down”


Se trata del nuevo sencillo del dúo, el cual está inspirado en el clásico de House of Pain, “Jump Around”.


POR Staff Rolling Stone México  



Se trata del nuevo sencillo del dúo, el cual está inspirado en el clásico de House of Pain, “Jump Around”.

Busta Rhymes y Eminem se enfrascan en una lucha titánica de rimas en “Calm Down”

Busta Rhymes y Eminem ya han colaborado anteriormente, haciendo equipo para la grabación de “I’ll Hurt You”, estrenada en 2006. El día de hoy, el dúo dinámico estrenó una nueva colaboración, titulada “Calm Down”, la cual representa una lucha de titanes entre los reyes del rap.

Producido por Scoop DeVille, el track está inspirado en el clásico de House of Pain, “Jump Around”, tomando prestadas sus icónicas trompetas.

En “Calm Down”, Eminem y  Busta Rhymes inician una batalla lírica de seis minutos de duración. El sencillo forma parte de E.L.E. 2, nuevo disco de Busta Rhymes que saldrá a la venta a finales de año.

Escucha “Calm Down” de Eminem y  Busta Rhymes a continuación.


Las canciones que no creerás que ya tienen 20 años


Algunas joyas que marcaron la década de los noventa ya cumplieron su vigésimo aniversario.


POR Staff Rolling Stone México  



Algunas joyas que marcaron la década de los noventa ya cumplieron su vigésimo aniversario.

Las canciones que no creerás que ya tienen 20 años

Por Pat Pemberton

¿Recuerdan a la abejita bailarina del video de “No Rain” de Blind Melon? Ahora tiene 30 años. Tal vez eso no signifique mucho para las nuevas generaciones, quienes no habían venido al mundo durante la vida de Kurt Cobain. Pero para aquellos que hace algunos ayeres usaban camisas de franela y veían ese nuevo programa titulado Late Night with Conan O’ Brien en 1993, parecería que alguien apretó el botón de adelantar a 20 años.

Conforme los miembros de la Generación X se preguntan cómo llegaron a la edad madura tan pronto, aquí les presentamos algunas canciones que no podrán creer que ya cumplieron dos décadas.

“Loser” – Beck

Cuando Beck irrumpió en la escena musical en 1993, el chico traía onda. El look aniñado, la ropa estilizada, todos esos beats funky – parece que todo lo que se decía en MTV era Beck esto y Beck lo otro. No dolía que el coro de “Loser” fuera el perfecto himno para los vagos graduados de la Universidad que estaban trabajando en tiendas de zapatos y cafeterías durante la recesión de los noventas. Hoy, el artista de 42 años de edad, continúa haciendo música y explorando una variedad de géneros. Pero sus compañeros cuarentones con planes de retiro y niños en la secundaria todavía rockean con el soundtrack de sus primeros fracasos.

“All Apologies” – Nirvana

Kurt Cobain dedicó esta canción a su esposa Courtney Love y su hija, Frances Bean Cobain. Cuatro meses después de su estreno, Cobain ya había muerto, víctima de sus demonios. Como prefacio para la nota suicida de Cobain, “All Apologies” – seguida de “Rape Me” fue el último sencillo de la banda. La pequeña hija de Cobain y Love cumplirá 21 años en agosto.

“Runaway Train” – Soul Asylum

Dos años después de huir a California, Elizabeth Wiles de 16 años de edad, se vio a sí misma en el video de “Runaway Train” y decidió regresar con su familia en Lamar, Arkansas. Mientras que la canción hablaba más del amor perdido que de los niños desaparecidos, el director Tony Kaye decidió convertir el video en una pieza desgarradora sobre los fugitivos. Con tres versiones del video en Estados Unidos y ediciones especiales en otros países, se mostraban fotos de niños desaparecidos. Muchos niños regresaron a casa tras verse en los videos. Pero no todos los niños tuvieron un final feliz. Algunos todavía continúan desaparecidos, otros fueron encontrados muertos. Sin embargo, el video se mantiene como un testimonio del poder de los medios – y el rock & roll – incluso cuando algunas cosas terribles no se pueden deshacer.

“No Rain” –  Blind Melon

A sus 10 años de edad, Heather DeLoach se puso un disfraz de abejita y se convirtió una imagen que definió la década de los noventas. La Abejita Bailarina no tenía grandes pasos de baile, pero fue memorable. El video de “No Rain” creo un gran revuelo y DeLoach se encontró conociendo a Madonna, compartiendo un vestidor con los Red Hot Chili Peppers y bromeando con Jay Leno. Mientras que el vocalista de Blind Melon, Shannon Hoon falleció por sobredosis de drogas en 1995, De Loach mas adelante apareció en un video de Weird Al, se graduó de la universidad e incluso actuó en programas como ER y Reno 911. Ahora dirige un negocio llamado Sweet Bee Candy Stations and Event Planning en Lake Forest California.

“Creep” – Radiohead

Si “Loser” de Beck fue un himno para los vagos, “Creep” – como lo dice su letra “I’m a creep, I’m a weirdo, I don’t belong here” – hizo un llamado a los marginados y a quienes se odiaban a sí mismos. En el momento, Radiohead parecía una de esas bandas one-hit wonder,  pero rápidamente demostraron todo lo contrario, estableciéndose como la banda más innovadora y aclamada de su generación. Aun así, de vez en cuando siguen tocando “Creep”.

“I Will Always Love You” – Whitney Houston

La muerte de Whitney Houston el año pasado aún es impactante. Y ahora su obra maestra, cover de la canción de Dolly Parton, cumple 20 años. Grabada para la banda sonora de la cinta El Guardaespaldas, la canción fue estrenada en 1992, pero fue tan exitosa que se convirtió en uno de los éxitos de 1993. Kevin Costner, co-estrella de Houston en el filme, eligió personalmente la canción para la cinta, y se convirtió en la canción perfecta para dos amantes quienes tuvieron que separarse.

“I’m Gonna Be (500 Miles)” – The Proclaimers

Aclaremos las cosas: esta no es una canción cantada por los chicos que compusieron “Birdhouse in Your Soul”. Ellos eran They Might Be Giants. Mientras que este alegre tema – originalmente estrenado en 1988, pero convertido en un éxito en 1993 gracias a la banda sonora de Benny and Joon – fue agregada al canon del dork-rock, The Proclaimers no han dejado solos a sus fans. Recientemente estrenaron un álbum de sus grandes éxitos, el cual incluye esta canción y otros 29 temas. Estrenaron su noveno álbum de estudio en Abril y sí, todavía utilizan los lentes de nerd cuando tocan en vivo.

What’s Up?” – 4 Non Blondes

No parece haber pasado tanto tiempo desde que Linda Perry cantaba “Hey yeah yeah eh-eh”, pero podría ser como una vida entera. Porque esa Linda Perry, con su gran sombrero, goggles steampunk, rastas esponjadas y una expresión medio loca, estaba destinada a convertirse en un one-hit wonder. Su canción incluso fue relegada a la lista de las Peores Canciones del Mundo, pero en el 2000 resurgió (sin sombrero, desafortunadamente) como una aclamada compositora para Pink, Christina Aguilera y Gwen Stefani, entre otros.

“I Would Do Anything for Love (But I Won’t Do That)” – Meat Loaf

Así que, ¿qué es exactamente “eso”? El consenso parecía – y no sólo nosotros lo decimos – que “eso” tenía que ser un acto sexual. Meat probablemente no le dio importancia a la especulación, la cual ayudó a llamar la atención a su primer hit en 15 años. Quién diría que el afamado director de cintas como Transformers y Pearl Harbor – nada más y nada menos que Michael Bay– fue el encargado de dirigir el video, el cual evoca imágenes inspiradas en La Bella y la Bestia.

“Insane in the Brain” – Cypress Hill

Aquí un pequeño diálogo escuchado en 1993:
Chico No. 1: That guy’s crazy, man.
Chico No. 2: Yeah, he’s insane.
Chico No. 1: Insane in the membrane?
Chico No. 1 y No. 2 al unísono: INSANE IN THE BRAIN!

La silbante prima de “Jump Around” de House of Pain, esta canción hip-hop en pro de la mariguana, todavía continúa siendo un grito de batalla para uno que otro loco.

“Soul to Squeeze” – Red Hot Chili Peppers

Aunque la banda ha estado activa por 30 años – y recientemente inducida en el Salón de la Fama del Rock & Roll – todavía se siente como si los Red Hot Chili Peppers fueran una banda relativamente nueva. Pero estos tres chicos ahora tienen 50 años, lo cual es 10 años más viejos que los Stones cuando los empezaron a llamar ancianos. “Soul to Squeeze”, fue originalmente grabada en 1991, pero estrenada dos años después para la cinta The Coneheads, y hablaba de las adicciones de su vocalista Anthony Kiedis, la cual solamente empeoró cuando se convirtieron en los gigantes de la música de los años noventa.

“Jeremy”- Pearl Jam

La canción fue estrenada en 1991, junto con este intenso video – el cual ganó cuatro premios MTV Video Music Awards y se tocaba al menos 40 veces en una hora en 1993 – sería el último video que Pearl Jam grabaría en años. Y es una pena: Como revela el video de los noventas por excelencia, “Jeremy”, Eddie Vedder es una presencia sumamente carismática en  pantalla. Pero como la banda continúa tocando en arenas y estadios de beisbol, es muy clara su decisión de regresar a lo que comercialmente les dio frutos a futuro.

“Cryin’”-  Aerosmith

Si es difícil creer que esta canción cumple ya 20 años, es aún más difícil imaginar que Aerosmith estrenó su primer álbum 20 años antes de eso. El video para esta power ballad, nos presentó a Alicia Silverstone – “La Chica Aerosmith” – quien apareció en tres de los videos de la banda de esa época. Silverstone, ahora de 36 años, después estelarizó cinco videos más para Rob Thomas y The Beastie Boys, interpretó a batichica en Batman & Robin y dio a luz a una niña de nombre Bear Blu. Mientras tanto, Aerosmith continúa siendo una banda, a 43 años de su formación.

¿Qué recuerdos te traen estas canciones?


Coachella 2012. Día 3


En el tercer y último día del festival Coachella se presentaron con gran éxito las suecas de First Aid Kit, Santigold, Gotye, Justice, The Hives, Girl Talk, Florence + The Machine y el gran cierre con Dr. Dre y Snoop Dogg


POR Staff Rolling Stone México  



En el tercer y último día del festival Coachella se presentaron con gran éxito las suecas de First Aid Kit, Santigold, Gotye, Justice, The Hives, Girl Talk, Florence + The Machine y el gran cierre con Dr. Dre y Snoop Dogg

Coachella 2012. Día 3

Por Luis del Valle
Fotos: Oscar Villanueva

Último día en Coachella. El clima fue el que regularmente se vive en el desierto californiano, mucho Sol y una que otra ráfaga de viento. Aprovechando la situación, decidimos explorar las instalaciones artísticas del festival.

Más allá de ser sólo musical, Coachella también es un evento que promueve otras artes y la creatividad. Es por eso que todos los años una docena de artistas aportan esculturas, pinturas e instalaciones con tal de agregarle ese valor extra al festival. Este año no fue la excepción y pudimos observar de todo, desde un arco extravagante de varias capas que recibía a los que iban llegando, hasta una flor mecánica gigante que se elevaba varios metros sobre el público.

Coachella 2012
El arte también se ve en otros lados, como en una colección de botes de basura que fueron alterados y pintados para concientizar a la gente sobre el medio ambiente, o una boutique donde podías hacer tu propia playera del festival. Junto a esta se encontraban las tiendas de discos que ofrecían verdaderas rarezas así como exclusivas del Record Store Day.

El primer acto que pudimos ver fue a First Aid Kit, un par de hermosas cantantes suecas que le dan un giro muy peculiar al folk y al country. Una en los teclados y otra en la guitarra – acompañadas por un baterista-  empezaron su set de manera muy tranquila con un par de baladas, lo cual sirvió para que el público, cansado por los tres días de festival y el extraño clima, se recostara en el pasto a escucharlas. Pero esto duró poco, ya que conforme avanzaba el set, First Aid Kit subía el ritmo y propiciaba el baile dentro de la audiencia. Una de las integrantes de la banda preguntó si a alguien le gustaba Fever Ray, y acto seguido interpretaron un sorpresivo cover a “When I Grow Up” de la cantante también de origen sueco. Los nervios se hicieron notar cuando una de las integrantes se equivocó durante “King of the World”, la última canción de su presentación, pero gracias a sus encantos salió airosa de la situación. Una banda que se nota que no tienen mucha experiencia, pero que podrían llegar muy lejos.

Pasamos al escenario principal para ver a Santigold, quien quedó como anillo al dedo en ese horario, siendo la primera en arrancar la fiesta que culminaría más tarde con Snoop Dogg y Dr. Dre. Para quienes la vieron en el Corona Capital, su presentación en Coachella fue muy similar, dos bailarinas con muchos cambios de vestuario, gente del público sobre el escenario en “Creator”, hasta la utilería era igual en ciertas canciones. Lo que sí cambió, es que Santi aprovechó la ocasión para mostrar canciones de su siguiente álbum, incluyendo “Big Mouth”, con la que cerró su presentación y con la cual hizo que toda la audiencia bailara como si estuviera en medio de un carnaval. La fiesta no terminó gracias a Fitz & the Tantrums, quienes lograron que todos los presentes movieran las caderas al ritmo de su particular mezcla de soul y rock. Su canción “Moneygrabber” y un cover a “Steady, as She Goes” de The Raconteurs, fueron las más coreadas de la presentación.

Parecía que el tema del día, al menos en el escenario principal y secundario, era la fiesta, así que The Hives quedó perfecto entre Justice y Fitz & the Tantrums. Acompañados al fondo con un titiritero gigante y roadies ninja, el quinteto sueco subió al escenario y en cuestión de minutos ya tenían al público a sus pies. Gran parte de esto lo lograron gracias a su vocalista, Howlin’ Pelle, quien sin afán de sonar arrogante, nunca pudo dejar de hablar de lo grande que era él y su banda. Hasta se comparó con el Sol y mencionó que eran el plato principal del festival. También dijo que el público haría todo lo que él pidiera, y así fue. Éxitos como “Main Offender” y “Hate to Say I Told You So”, fueron intercaladas con canciones de su próximo disco Lex Hives. El gran cierre llegó con “Tick Tick Boom”, en la que Pelle “obligó” a que la audiencia se sentara para después saltar en el explosivo clímax de la canción. El grupo suena muy bien en vivo, pero son las destrezas y habilidades de Pelle como frontman lo que los hacen tan grandes en vivo.

The Hives
Pareciera que todos los años hay un éxito que logra trascender la barrera del mainstream y lo alternativo, esa canción que suena en prácticamente todas las estaciones de radio. La de este año sin duda alguna es “Somebody That I Used To Know”, de Gotye y eso explica por qué el músico abarrotó la carpa Mojave. No cabía una sola persona más, pero quedaba claro que la mayor parte estaba ahí sólo con la intención de escuchar esa famosa canción. A tres cuartos de haber iniciado el concierto, los deseos se volvieron realidad y Gotye interpretó el tema junto a Kimbra, quien estuvo en el festival sólo para el dueto. Probablemente uno de los momentos más impresionantes del día fue cuando en todos los campos de Polo, se escuchó al unísono a miles de fanáticos corear a todo pulmón la canción, un momento que será determinante en la carrera y vida de Gotye.

Gotye
La noche caía y un masivo público ya esperaba en el escenario principal a Justice. El dúo francés salió más de veinte minutos tarde, algo que casi no sucede en el festival. ¿Qué se puede decir de los franceses? El público trató arduamente de bailar pero simplemente los ritmos de Gasapard y Xavier no lograban atraparlos y, salvo por los que estaban cerca del escenario, se podía notar que no le estaba yendo tan bien a la banda.

Justice
Como solución, muchos decidieron cruzar el Empire Polo Field para llegar a ver a Girl Talk, quien tuvo una respuesta mucho mas cálida. Y con cálida nos referimos a una gigantesca fiesta de proporciones épicas donde miles de personas saltaban, bailaban y cantaban con los mashups del DJ estadounidense. Girl Talk tomó la idea de las fiestas de fraternidades gringas y la industrializó, llevando todo al extremo con globos gigantes, pistolas para lanzar papel de baño y muchos bailarines sobre el escenario. En la parte musical, su show está en constante evolución y canciones tan recientes como “Midnight City” de M83 y “Rolling in the Deep” de Adele, ya fueron incorporadas al set de este amo de las fiestas.

Girl Talk
El retraso que tuvo Justice anteriormente descuadró un poco los horarios de todo el evento, pero eso no evitó que Florence + The Machine salieran puntuales para cerrar el Outdoor Theater. Con unos vitrales como escenografía, la inglesa y su banda subieron al escenario y comenzaron con una serie de canciones de su disco Ceremonials. Desde un principio quedaron claras dos cosas: el amor por lo teatral de Florence (la cantante hacía todo tipo de poses, bailes y siluetas con su vestido), y su importante presencia en el escenario. Con una voz casi entrecortada y dulce, Florence agradecía a todos los asistentes y mencionaba lo especial que era estar ahí. Afortunadamente esa voz no era la que sonaba en sus canciones, cuando cantaba su voz se elevaba y llenaba todo el área, con el mismo poder que una cantante de ópera, aunque claramente no tan bien entrenada. “Shake It Out” fue de las más coreadas de la noche mientras que en “Rabbit Heart (Raise It Up)”, Florence solicitó que todas las mujeres que pudieran se subieran en los hombros de alguien más. El momento cumbre llego con “Dog Days Are Over” en la que Florence coordinó al público para que saltará en cuanto ella dijera, haciendo que miles de personas brincaran en su lugar mientras cantaban a todo pulmón el poderoso coro de la canción. Con apenas dos discos bajo el brazo, es cuestión de tiempo antes de que Florence encabece festivales.

Era hora de correr al escenario principal para ver al gran acto de la noche: Dr. Dre y Snoop Dogg. Éste, estaba lleno de torres de electricidad, plataformas y barriles con símbolos de marihuana. Desde el momento en que los dos hiphoperos salieron a escena, quedó claro lo importante que sería el evento. Y es que no fue un concierto de Dr. Dre o de Snoop Dogg, fue como escuchar en vivo un disco de grandes éxitos del hip hop. Empezando por los invitados que incluían a Wiz Khalifa, Kendrick Lamar y 50 Cent, pero sin duda alguna los que recibieron el mayor número de aplausos y gritos fueron Eminem – que sorpresivamente apareció en el escenario para interpretar tres canciones- y un holograma de Tupac que sorpresivamente se veía demasiado real. El holograma habló con la audiencia, interactuó con Snoop e interpretó junto a él “2 of Amerikaz Most Wanted”, la expresión en la cara del público era insólita, no podía creer lo que veían, una mezcla de confusión, asombro y morbo. El dúo también aprovechó para interpretar un cover de “Jump Around”, de House of Pain, con el que la audiencia se volvió loca de la emoción. Antes de “California Love” los asistentes gritaron a todo pulmón, mientras Snoop decía “L.AAAAAA.”, y el dueto de Eminem con Dre en “Forgot About Dre” recibió una de las mayores ovaciones de todo el festival. Los hiphoperos hablaban un poco entre canción y canción, presentando a sus invitados, celebrando a California y recordando sus veinte años de carrera juntos. Además de los invitados, el complejo escenario, el traer a alguien de la muerte y los covers, las canciones que fueron mejor recibidas fueron en las que sólo estuvieron Dre y Snoop. Después de dos horas de éxito tras éxito, el dúo de hip hop cerró su presentación y el festival de la única forma en la que podían, con “Still D.R.E.”, la cual logró que a más de uno se le pusiera la piel chinita. Una presentación que más allá de ser un concierto cualquiera, o el cierre de un festival, fue un evento que formará parte de la historia del hip hop.


Así llegó a su fin otra edición de Coachella, tres días de grandes presentaciones, momentos inolvidables y experiencias únicas. Las reuniones, los headliners, las nuevas propuestas y todo lo que queda en medio hacen de este festival uno de los mejores del mundo.

Radiohead en Coachella 2012

Picture 1 of 34

Radiohead en Coachella 2012 por Oscar Villanueva