Archivo de la etiqueta: Iggy & The Stooges

El poder crudo está de regreso


James Williamson, de Iggy & The Stooges, presenta ‘Ready to Die’.


POR Staff Rolling Stone México  



James Williamson, de Iggy & The Stooges, presenta 'Ready to Die'.

El poder crudo está de regreso

Por @Verónica Galicia

Como leyendas del punk se pueden citar muchas bandas; esa sola palabra, punk, nos remite inmediatamente a un sinfín de personajes y lugares emblemáticos: The Ramones, Patti Smith, Nueva York, Malcolm McLaren, Joe Strummer, Londres. Pero en este caso, como en muchos otros géneros, quienes siembran camino y marcan pauta, no suelen gozar inmediatamente de protagonismo ni de días de gloria (si es que los llegan a tener).

Hay grandes bandas con poco material de estudio, con una precipitada carrera que coquetea por igual con las drogas que con la fama, con un sonido que se balancea entre lo poco valorado y lo diferente. Bandas llenas de actitud, cuyas increíbles presentaciones se vuelven de culto cuando el público corre la voz. Bandas que se juegan el 100 por 100 en cada decisión con tal de cambiarlo todo, bandas que entran de lleno como un tren bala, trazando el camino a su paso; bandas sin miedo, que con su ejemplo, reescriben la historia de la música aún sin tener la intención de hacerlo. Ese es el caso de The Stooges, una de las bandas más rudas y fundamentales del punk estadounidense.

Hace más de 40 años, James Newell Osterberg tenía la fiel vocación de ser un baterista de blues en el poco favorecedor entorno musical de Detroit. Ni él mismo imaginaba, que unos años después estaría sobre un escenario untando crema de cacahuate sobre su pecho, lanzándose desde las tarimas para que el público lo cargara, cambiando su nombre a Iggy Pop y convirtiéndose en una leyenda, en una piedra angular de la música contemporánea.

Si bien uno de los aciertos más grandes de Iggy fue hacerse amigo de David Bowie (quien le ayudó a reconstruir la banda y conseguir un nuevo contrato discográfico en 1971), no podemos dejar de lado otra de las mejores decisiones de la carrera de The Stooges, un cambio en la alineación que llevó su sonido a un nuevo nivel: Ese segundo acierto se llama James Williamson; quien junto con Iggy Pop, es autor del tercer álbum de estudio de la banda, Raw Power (1973). Su sonido de guitarra rápido y agresivo lo ha llevado a ser considerado por la crítica como uno de los guitarristas pioneros del punk.

“Mi guitarra favorita es una Gibson Les Paul Custom de 1969”, confiesa Williamson en una charla donde la discusión se centra en cómo su primer guitarra (una Fender Jaguar) no era el instrumento para el sonido que estaba buscando. “La manera en que logro mi sonido en particular se debe a las pastillas de la guitarra; en esos días, el hilo de cobre que las recubría era bobinado a mano, así era como cada quien lograba su propio sonido, algo único y característico. Combino esto con un amplificador Vox AC30, que es lo que técnicamente define mi

Pero no fue únicamente la muerte de Ron lo que trajo de vuelta al último de The Stooges: “Este período coincide con mi decisión de jubilarme antes de tiempo en Sony. Fue ahí, cuando Iggy me ofreció regresar con The Stooges. En un principio me negué, pues no tenía ningún interés en regresar a la escena musical, pero después lo pensé con más detenimiento. Pensé en Iggy, Ron y yo, como éramos cuando teníamos 20 años. En ese momento entendí que de alguna forma yo le debía una a mis amigos y que ellos, me necesitaban. Lo que más admiro de Iggy Pop, es cómo nunca se dio por vencido y logró reunir a The Stooges”.


RS 121. Junio 2013


Daft Punk, Black Sabbath, Bruno Mars, Iggy & The Stooges, OMD, John Mayer, Gerard Butler, Billy Corgan, Deep Purple, Fall Out Boy, Carey Mulligan, Michelle Rodríguez, Especial Lo Mejor del Rock y más…


POR Staff Rolling Stone México  



Daft Punk, Black Sabbath, Bruno Mars, Iggy & The Stooges, OMD, John Mayer, Gerard Butler, Billy Corgan, Deep Purple, Fall Out Boy, Carey Mulligan, Michelle Rodríguez, Especial Lo Mejor del Rock y más...

RS 121. Junio 2013

Televisión: Hora del cierre: Decirle adiós a ‘The Office
Fue uno de los ‘shows’ más graciosos de la televisión hasta que Steve Carrell se fue y cayó en un abismo cómico

P&R: Will.i.am
Habla acerca de crear éxitos para un mundo con trastorno de déficit de atención y el futuro de las compras

P&R: John Mayer
Habla acerca del botox, lo que se necesita para callarlo y porqué tal vez, se vuelva country

R&R: Gerard Butler incursiona en la producción de cine

Libros: Frente a Dios
Billy Corgan de The Smashing Pumpkins y su autobiografía

Tecladista oficial del heavy metal
Don Airey, de Deep Purple, revela lo que hay detrás de ‘Now What?!

Asuntos Internos: Control a la voracidad financiera en la Banca Nacional
Con la Reforma Financiera, su negocio seguirá siendo muy jugoso, sólo se ajustarán a las reglas

Asuntos Internos: Explosivos sobre ruedas, un peligro en nuestras calles
¿Quiénes son los culpables?

Daft Punk

Salven a los robots supremos
La entrevista más reveladora con el reservado dueto, líder de la música dance, sobre cómo vuelven a reinventar la música electrónica

El origen secreto de Bruno Mars, estrella pop por naturaleza
El chico dorado.

Fall Out Boy: La vida después del emo 

Vuelve con oscuridad
Black Sabbath sigue con buena suerte gracias a ‘13‘, su más reciente álbum

El poder crudo está de regreso
James Williamson, de Iggy & The Stooges, presenta ‘Ready to Die’

Una máquina distinta
OMD entre la nueva tecnología y su álbum ‘English electric

Vicentico y Sr. Flavio
El rudo y el cursi de Los Fabulosos Cadillacs 

Carey Mulligan nos habla acerca de interpretar a la enigmática Daisy Buchanan en ‘El gran Gatsby‘,
cinta dirigida por Baz Luhrmann

Una chica ruda
Michelle Rodríguez se reencuentra con su viejo equipo en ‘Rapidos y Furiosos 6

Las ventajas de ser un padre moderno
Will y Jaden Smith protagonizan ‘Después de la Tierra‘, dirigida por M. Night Shyamalan.

En nuestra sección de Guía, las mejores recomendaciones de discos, DVD’s, cine y videojuegos

Contraportada


“No me gusta el punk”, reveló Iggy Pop


El cantante encuentra tedioso ser nombrado como el padrino del género.


POR Staff Rolling Stone México  



El cantante encuentra tedioso ser nombrado como el padrino del género.

“No me gusta el punk”, reveló Iggy Pop

Iggy Pop, vocalista y líder de The Stooges, casi siempre ha sido conocido como “el padrino del punk”. Sin embargo, de acuerdo con un reporte de NME, el cantante mencionó que no es fan del título y que lo encuentra “tedioso”.

“Tienen que tener un lugar donde ponerme en referencia en todo esto”, mencionó sobre las figuras de la industria que usan el apelativo. “Y creen que tienen que explicarlo a un público al que igualmente le falta educación o inteligencia. Así que eso es lo que obtienes. Está bien, pero es tedioso”.

Iggy Pop continuó explicando que se le pidió que promoviera un concierto dando una entrevista en radio, cuando el tema del punk salió a colación. “No habíamos vendido ninguno de los conciertos, así que el promotor quiso que apareciera en radio. Así que le dije ‘Está bien, daré una entrevista’. Bueno, al parecer no fue suficiente. Querían que hablara sobre cinco canciones punk y de plano les dije ‘No me gusta el punk’”, apuntó Iggy Pop.

El vocalista también respondió a los rumores de que había amenazado con mostrar sus genitales al público durante la presentación de su banda durante el festival SXSW en Austin, Texas. “No los amenacé”, declaró. “Quiero decir que nunca habría expuesto mi miembro. Es como… una leyenda urbana. De vez en cuando se sale por aquí o por acá, o mis pantalones se caen mucho”.

Iggy and the Stooges estrenaron su quinto álbum de estudio, Ready To Die el pasado mes de abril, sucesor de The Weirdness, álbum estrenado en 2007.


1977 el año en que llegó el Punk a salvar al rock para siempre


Hace 35 años, este género desgarró las melodías para encrudecer el ritmo…


POR Staff Rolling Stone México  



Hace 35 años, este género desgarró las melodías para encrudecer el ritmo...

1977 el año en que llegó el Punk a salvar al rock para siempre

Hace 35 años, este género desgarró las melodías para encrudecer el ritmo

Por @Benjamín Salcedo

La industria musical, y el rock en lo particular, vivía uno de los momentos más difíciles y áridos. Se habían generado mega estrellas millonarias y estrafalarias que representaban un estilo de vida que no se identificaba con los jóvenes de la época, los grandes grupos comenzaban a desaparecer: Led Zeppelin hacía su último concierto en Estados Unidos; después de la película The Song Remains the Same, nunca volvieron hacer música sublime similar a la que nos acostumbraron.

Black Sabbath vivía los peores años de la alineación estelar, sus discos Technical Ecstasy y Never Say Die! fueron discretos y grises epitafios a uno de los momentos más brillantes de su historia. Deep Purple había cambiado a su cantante Ian Gillan y el reemplazo David Coverdale también abandonó al grupo, dejándolos en una era de incertidumbre que duraría hasta 1984. En el rock progresivo también las cosas no pintaban bien: Yes había sufrido grandes cambios y lo ostentoso de sus presentaciones no llamaba más la atención; Genesis había perdido a Peter Gabriel, los cuatro restantes habían logrado mantener cierta dignidad, pero la salida del guitarrista Steve Hackett hundió al grupo en un periodo experimental más pop y simple. Kiss, dueños del showbiz con espectaculares conciertos, lanzaban discos a granel y su calidad demeritó considerablemente con cada lanzamiento. De igual manera, la mayoría de los grupos de rock en ese momento vivían realidades similares a los ojos de una juventud inconforme.

La situación económica mundial pasaba por un momento complicado de desempleo que impactaba más al viejo continente; aumentaba la pobreza, la nueva generación se vio atrapada en un remolino de incertidumbre, dando como origen a un movimiento emergente ante la marginación. Al termino de sus estudios, los jóvenes salían en busca de una oportunidad laboral que no existía, aunque contaban con un miserable ingreso de desempleados.

El público se empezaba a cansar de la banalidad del rock, sus letras no aportaban nada a la nueva generación. Los grupos pasaban meses (e invertían miles de dólares) en el estudio perfeccionando perfeccionando el sonido de sus discos. El rock pop vivía buenos momentos y comenzaban a surgir los primeros exponentes de lo que se denominaría AOR (Adult Oriented Rock). Bandas como Journey y Kansas (con algo más de experiencia), Foreigner, Cheap Trick y Meat Loaf aparecían para llenar un hueco en esas preferencias. Por otro lado, la música disco iniciaba su reinado y la película Saturday Night Fever servía como estandarte a un movimiento más elitista y despreocupado que sólo buscaba diversión, aunado al auge de figuras como Bee Gees, Abba y Donna Summer, entre otros.

El movimiento punk satanizaba a los hippies, culpándolos de la realidad que se vivía en la música y el arte en esos momentos, pero con la influencia de bandas principalmente americanas como Velvet Underground (cambiando el concepto y estilo literario), MC5 (con su potencia y distorsión), los estrafalarios New York Dolls y principalmente Iggy & The Stooges, canalizando todo esto en conciertos y discos, influyeron a la primera generación de grupos punk.

Mientras tanto, en las cloacas de Nueva York, el cuarteto de Queens llamado Ramones –ataviados con jeans rotos, camisetas y chamarras de cuero– digerían la influencia de bandas sesenteras para manifestar su inconformidad con el mundo entero a través de un retorno a los tres acordes básicos y una melodía simple con mensajes cáusticos. Tuvieron que ir a Inglaterra para que el mundo se fijara en ellos pero, además de exponerse masivamente, influenciaron en los británicos esa rebeldía en forma musical. Grabaron su disco debut con tan sólo $6 mil dólares, en dos días de estudio, logrando un álbum clásico. Poco tiempo después, los británicos invadieron al mundo con los Sex Pistols. Esta banda no tardó en ser considerada como un peligro para su país por los mensajes en rolas como “God Save the Queen” o “Anarchy in the UK”. Aunque su duración fue efímera, lograron impregnar esa inconformidad en muchas otras agrupaciones de la época. De esta forma, se formó en el Reino Unido un movimiento musical masivo, creativo y original, que revolucionaría la música como la conocíamos hasta ese momento. Estaban prohibidos en la radio y televisión, sus conciertos se transmitían de boca en boca, sólo tocaban en pequeños bares y bodegas.

El impacto cultural fue inmediato y directo. Se unieron The Damned y The Clash, la energía que despedían no tenía comparación, no había antecedentes, pues el mensaje implícito en su música era abrasivo, simple pero ruidoso, al grado que no tardaron las discográficas en buscarlos para firmarlos sin saber el lío en el que se estaban metiendo. Eran grupos que no daban concesiones ni estaban dispuestos a convertirse en “estrellitas faranduleras” como las disqueras acostumbraban tratarlos.

Del otro lado del Atlántico, Ramones reinaban. Su propuesta musical, aunque denunciante, era mucho más divertida y menos dramática que en Inglaterra. En los bares neoyorkinos como el CBGB, se forjaron algunos de los más interesantes representantes del movimiento americano. Grupos como Television, The Boomtown Rats, Patti Smith, Blondie y Talking Heads, entre otros grupos que con el tiempo tendieron hacia otra rama del punk conocida como new wave, más musical y elaborada, menos tendenciosa y contestataria. También en Los Ángeles se gestó un estilo punk inclinado al hardcore, con exponentes como Black Flag, Circle Jerks, Fear o Dead Kennedys, de San Francisco.

En Estados Unidos se manejó el tema de otra forma. A diferencia de la Gran Bretaña, los americanos rápidamente ven en ellos más que una amenaza, un negocio lucrativo. Florecieron inmediatamente gran cantidad de grupos y las disqueras los firmaban a destajo, generando una nueva escena artística incluyendo a discográficas alternativas e independientes.


Lanzamientos de la semana


Los lanzamientos de la semana, desde British Sea Power, Cake, Iggy & The Stooges y N.E.R.D., hasta Tapes ‘n Tapes y Deadmau5


POR Staff Rolling Stone México  



Los lanzamientos de la semana, desde British Sea Power, Cake, Iggy & The Stooges y N.E.R.D., hasta Tapes 'n Tapes y Deadmau5

Lanzamientos de la semana

Estos son los lanzamientos de la semana, desde British Sea Power, Cake, Iggy & The Stooges y N.E.R.D., hasta Tapes ‘n Tapes y Deadmau5

MINI CD 8cm bulkCDs & MP3:

British Sea Power – Valhalla Dancehall
Broken Records – Let Me Come Home
Cage the Elephant – Thank You Happy Birthday
Cake – Showroom Of Compassion
Iggy & The Stooges – Thousand Lights: Live in 1970
Margot & The Nuclear So & So’s – Vol. 1 – Happy Hour at Sprigg’s: Live & Acoustic
N.E.R.D. – The Best of N.E.R.D.
Tapes ‘n Tapes – Outside
Various Artists – Putumayo Presents Bossa Nova Around the World
Wire – Red Barked Tree

vinyl_mainVinil:

Cake – Sick of You
The Cult – Pure Cult Singles Compilation
Deadmau5 – 4×4=12
Jimi Hendrix – Blues (reedición)
Love and Rockets – Sorted! The Best of Love and Rockets (reedición)
The Pixies – Wave of Mutilation: The Best of the Pixies (reedición)
Robert Plant – Band of Joy
X – More Fun in the New World (reedición)