Archivo de la etiqueta: John Cage

Un inventor, un genio y un loco


Conoce tres instrumentos que revolucionaron la forma de hacer música.


POR Noemí Contreras  



Foto: Rick Otten / Pexels

Un inventor, un genio y un loco

El primer instrumento musical de todos los tiempos no tuvo que ser inventado porque ya era parte del ser humano: la voz. Sin embargo, esta no fue suficiente para expresarse a través de la música. Así, poco a poco, se desarrollaron instrumentos de percusión, como los tambores de piel y de arcilla. También se crearon los instrumentos de viento, como las flautas de hueso y las trompetas de caracol. Tiempo después, los instrumentos de cuerda se crearon, surgiendo probablemente del arco. De este modo, alrededor del mundo se crearon distintos instrumentos que dependían de los rituales, habilidades tecnológicas y materiales disponibles en cada civilización.

Debido al desarrollo tecnológico y a la búsqueda de nuevos sonidos, en el siglo XX se inventaron una serie de instrumentos musicales que revolucionaron e innovaron lo convencional. Estos tres instrumentos fueron seleccionados por su singularidad y porque marcaron una importante transición hacia la música experimental.

El theremín
Inventor: Léon Theremin, el inventor y chelista ruso.
“Un instrumento que produjera sonido sin usar energía mecánica, como el director de orquesta”.

Foto: Hutschi/Wikimedia Commons

La intención de Léon fue crear un instrumento electrónico que se controlara sin contacto físico directo pero que tuviera un registro similar al del violonchelo. Los humanos somos energía y tenemos la capacidad de alterar el campo electromagnético. Siguiendo este principio, el theremín (de 1920) es básicamente una caja con dos antenas –una de tono y otra de volumen. Así, acercando, alejando, subiendo y bajando las manos, el campo se modifica y se producen sonidos interesantes.

Canciones cool que usan el theremín:

“Good Vibrations” – The Beach Boys

“Velouria” – Pixies

Y aquí dejamos un video del mismísimo Léon interpretando una canción:

El piano preparado
Inventor: John Cage, el pionero de la música moderna.
“No tengo nada qué decir y lo estoy diciendo”.

Foto: Danny Gromfin/Wikimedia Commons

Al abrir la caja de resonancia de un piano, te encuentras con cuerdas que son percutidas al presionar cada tecla, generando así las notas. En 1938, John Cage trabajaba para un bailarín que se presentaría en un teatro muy pequeño donde sólo cabía un piano de cola. Se le ocurrió entonces poner objetos en las cuerdas (como tornillos o piezas de plástico) para que el mismo piano incluyera el sonido de las percusiones.

Algunas canciones con piano preparado:

“Sonata núm. 5” – John Cage

“All Tomorrow’s Parties” – The Velvet Underground & Nico

Si quieres aprender más sobre este divertido genio, puedes ver su documental:

El sintentizador Moog
Inventor: Robert Arthur Moog (Bob Moog para los amigos).

“Nunca estuve preocupado porque los sintetizadores fueran a reemplazar a los músicos. Antes que nada, necesitas ser músico para poder hacer música con un sintetizador”.

Pixabay

Un sintetizador genera y modifica señales de forma electrónica. Puede emular una gran cantidad de sonidos que ocurren en el mundo natural (instrumentos, voces…) y también crear nuevos, únicos de un sintetizador. Los hay análogos, digitales y análogos virtuales. Bob Moog fue uno de los pioneros de este instrumento al combinar un oscilador controlado por voltaje con un teclado en 1964. Posteriormente, industrializó el sintetizador y hoy en día, Moog es una marca reconocida en la industria del audio y la lista de los músicos que lo utilizan es muy larga.

Una de las primeras canciones en usar un Minimoog:

“Sweet Song of Summer”Bee Gees

Un disco repleto de sintetizadores:

RetroRick Wakeman

Para más información:


Ve la extraña entrevista que le realizaron a Kim Gordon


En el video para la revista Huck, la artista responde interesantes preguntas sobre el arte, John Cage y otros temas.


POR Staff Rolling Stone México  



Ve la extraña entrevista que le realizaron a Kim Gordon

El video inicia con la afirmación de que a Kim Gordon no le gusta ser entrevistada. Después, en una sala vacía, aparece la artista con los ojos vendados y se le pregunta cuántos dedos le muestra el entrevistador, a lo cual Gordon responde “muchos”. Es entonces cuando la entrevista comienza.

Kim Gordon fue interrogada para la revista Huck y en esta corta sesión, la exbajista de Sonic Youth aborda varios temas relacionados con los procesos artísticos. A pesar de resistirse al principio, la entrevista prosiguió y durante 6 minutos, Gordon tocó temas interesantes, como el momento en el que supo que quería ser artista, su primer reconocimiento artístico, de dónde nació su “inspiración” para escribir “Murdered Out” y otros temas.

Ve la entrevista completa con Kim Gordon aquí:

BANNER BAJA APP 164


A Place To Bury Strangers en México


APTBS: “De las bandas más fascinantes de Nueva York”.


POR Staff Rolling Stone México  



APTBS: “De las bandas más fascinantes de Nueva York”.

A Place To Bury Strangers en México

@ Pasagüero. 13 de julio de 2013.
Por @Jorge Ramis

La frase: “La banda más ruidosa de Nueva York” es una falacia. Ellos mismos lo desmienten, ese slogan es una malinterpretación de la intención de la agrupación. Son ruidosos, sí, pero no todo gira en torno a eso. Se trata del mismo tipo que le diseña pedales a Kevin Shields, de My Bloody Valentine, y de las diferentes texturas y diseños armónicos que se pueden distinguir de entre una magnífica y estridente marea de sonidos invasivos. A Place To Bury Strangers, si bien no se identifican como “la banda más ruidosa de Nueva York”, al menos están conscientes de que su show es una estupenda pieza de ejecución auditiva y visual.

En punto de las doce de la noche, la banda liderada por Oliver Ackermann salió al escenario del Pasagüero para ofrecer una maestría en ejecución en vivo. Actualmente no sólo basta con la energía, ni con el sonido, ni con el aspecto visual, para que un concierto permanezca en el recuerdo colectivo, yo no sé cuál sea el factor extra, pero Oliver sí lo sabe, y lo demuestra con sus miles de pedales fabricados en las mismísimas trincheras de Death By Audio. Doce cajas de puro equipo que sirven para crear una conversación entre distorciones y reverbs que dibujan un ambiente único en el aire.

Y es que tal vez Worship (su último disco) no es su mejor trabajo de estudio, tal vez es el más flojo, pero la intensidad de APTBS nos deleita a cada rasgeo incesante de la guitarra de Oliver, a cada golpe a la tarola de Robi Gonzalez y a cada explosivo efecto de Dion en su bajo; sin importar qué canción estén tocando. Desde los primeros acordes de “Deadbeat”, la audiencia se mezcló en un excitante experimento de fuertes ruidos que resultó en un agradable dolor de oídos.

Después de uno de los mejores momentos de la noche (“Keep Slipping Away“), Oliver comenzó a jugar con una luz de estrobos que le permitió una interacción más pertinente con su sonido. El poderoso trío empezó a pegarle a sus instrumentos como si no hubiera un mañana, para dejarnos en un encore lleno de misterio. Finalmente, el trío que reside en Brooklyn regresó al escenario para ofrecernos la ejecución de una de las canciones favoritas de la audiencia: “Ocean”. Durante siete minutos más pudimos ser testigos de una hechizante interpretación del ruido según Oliver Ackermann.

La frase: “La banda más ruidosa de Nueva York” es una mentira. Escribe John Cage en su libro Silence: “Dondequiera que estemos, lo que oímos es fundamentalmente ruido. Cuando lo ignoramos, nos perturba. Cuando lo escuchamos, nos resulta fascinante”. La frase: “De las bandas más fascinantes de Nueva York” (por no ignorar a otras bandas) resulta, entonces, más atinada.

A Place to Bury Strangers

Picture 1 of 7

A Place to Bury Strangers por Verónica Galicia

Ve el videochat que tuvimos con A Place To Bury Strangers