Archivo de la etiqueta: Marshall

Especial: Los 100 Grandes guitarristas de todos los tiempos


Especial: Los 100 Grandes guitarristas de todos los tiempos


POR Staff Rolling Stone México  



Especial: Los 100 Grandes guitarristas de todos los tiempos

Especial: Los 100 Grandes guitarristas de todos los tiempos

Jimi Hendrix1.- Jimi Hendrix
Por Tom Morello

Jimi Hendrix detonó nuestra concepción de lo que el rock podía ser: manipuló la guitarra, el trémolo, el estudio y el escenario. En temas como “Machine Gun” o “Voodoo Chile”, su instrumento es como una vara de percepción de los turbulentos años sesenta, puedes escuchar los disturbios callejeros y las bombas de Napalm que caen desde los cielos de su “Star-Spangled Banner”. Tocaba sin esfuerzo. La canción más bella del canon de Jimi Hendrix es “Little Wing”. Si eres guitarrista, podrías pasarte la vida entera estudiando los detalles, pero jamás descubrirás los secretos de lo que él tenía. Hendrix entreteje perfectamente los acordes con las notas sueltas y luego utiliza progresiones que no aparecen en ningún libro de teoría musical. Sus riffs son como una aplanadora funk y pre-metalera, y las líneas de sus solos una especie de viaje de ácido y electricidad que te conduce a una bifurcación en el camino.

Escucha: “Purple Haze”, “Foxey Lady”, “The Star-Spangled Banner” y “Hey Joe”.

2.- Eric Clapton
Por Eddie Van Halen

En realidad, Eric Clapton es el único guitarrista que ha sido una verdadera y única influencia en mí, a pesar que mi estilo no se parece en nada al suyo. Su manera de tocar ostenta una simplicidad primordial y su estilo, vibra y esto no es más que un eco de este hecho. Conectaba su guitarra Gibson a un Marshall y eso era todo. Lo más básico. El blues. Sus solos eran melódicos y memorables, justamente así deben ser los solos de guitarra: sólo una parte de la canción. Podría tarareártelos.

Escucha: “Bell Bottom Blues”, “Crossroads” y “White Room”.

3.- Jimmy Page
Por Joe Perry

Lo que Jimmy Page hace en la guitarra puede transportarte. El solo de “Heartbreaker” es increíble por su inmediatez; como si estuviera en la orilla del desfiladero de su propia técnica y la gente sigue volviéndose loca cuando lo toca en vivo. Jimmy edificó un catálogo increíble de experiencia con The Yardbirds y su trabajo como músico de sesión, así que durante la grabación del primer disco de Led Zeppelin él ya sabía exactamente cuáles eran los sonidos que necesitaba.

Escucha: “Dazed and Confused”, “Heartbreaker” y “Kashmir”.

4.- Keith Richards
Por Nils Lofgren de The E Street Band

Recuerdo cuando escuché “Satisfaction” por primera vez; estaba en la secundaria, pero sobre todo recuerdo lo que dicho tema me hizo sentir: me asustó. Keith escribió muchos temas con dos o tres notas y todos ellos han demostrado ser mucho más poderosos que cualquier solo de guitarra. Recuerdo cuando se me ocurrió practicar la parte del coro de “Beast of Burden”, pensé: “Los acordes son correctos, pero nada de esto suena a Keith”, la afinación era lo máximo: un acorde hermoso que parece una voz que canta. Así es la médula de todas las partes grandiosas de guitarra de cualquier disco de The Rolling Stones. Keith siempre encuentra la afinación perfecta para impedir que el trabajo –me refiero al trasteo, al muting en las cuerdas– se interponga u obstaculice la expresión de sus sentimientos.

Escucha: “(I Can’t Get No) Satisfaction” y “Gimme Shelter”.

5.- Jeff Beck
Por Mike Campbell de The Heartbreakers

Jeff beck sabe combinar brillantemente la técnica con la personalidad como si nos estuviera diciendo: “Soy Jeff Beck y aquí estoy, será imposible ignorarme”. Incluso en The Yardbirds su tono era melódico así como directo y golpeador, luminoso, apremiante y filoso, pero al mismo tiempo dulce. Uno podía caer en cuenta de que se trataba de un ejecutante serio y que ninguna otra cosa le interesaba. No se guardaba nada. Jeff no se entromete, pero tampoco cede terreno, dominando la maestría en poder tocar junto y alrededor de un vocalista, respondiéndole, presionándolo, ahí radica la belleza del par de discos que grabó con Rod Stewart.

Escucha: “Beck’s Bolero”, “Freeway Jam”, “A Day in the Life”, “I Ain’t Superstitious” y “Heart Full of Soul”.

6.- B.B. King
Por Billy Gibbons

Las influencias de B.B. quedaron establecidas a muy temprana edad. Como nativo de Indianola, Mississippi, él puede retroceder lo suficiente para regresar el sonido de los campesinos y de las figuras del blues, entre ellos Charlie Patton y Robert Johnson aunque el fraseo de una sola nota de T Bone Walker es otra cosa. Podemos escuchar estas influencias en la selección de melodías que no sólo canta con la boca sino que también permite que su guitarra lo haga instrumentalmente.

Escucha: “3 O’Clock Blues”, “The Thrill is Gone” y “Sweet Little Angel”.

7.- Chuck Berry
Por Keith Richards

Cuando vi a Chuck Berry en el festival “Jazz On A Summer’s Day”, yo era un adolescente y lo que me dejó impresionado fue su manera de ir a contracorriente, tocando algo que no tenía nada que ver con el resto de los jazzistas. Todos eran buenísimos pero su actitud era la típica del jazzista: “Eso que llaman rock & roll…”. Con “Sweet Little Sixteen”, Chuck tomó el escenario por asalto a pesar de la antipatía de todos los presentes, en mi opinión eso es el blues, esa es la actitud y esas son las agallas que se requieren. Yo quería ser así, pero mi piel era blanca.

Escucha: “Johnny B. Goode”, “Maybellene” y “Roll Over Beethoven”.

8.- Eddie Van Halen
Por Mike McCready de Pearl Jam

Tenía 11 años y estaba en casa de mi maestro de guitarra, cuando de pronto se escuchó “Eruption” en el estéreo, sonaba como si viniera de otro planeta, yo comenzaba a aprender los acordes básicos y cosas como AC/DC y Deep Purple, y no le encontraba el sentido a “Eruption”, pero me pareció gloriosa. Eddie es un maestro del riff: “Unchained”, “Take Your Whisky Home”, el comienzo de “Ain’t Talking ‘Bout Love”, los sonidos que saca no siempre suenan como de guitarra, muchas armonías y texturas brotan gracias a su estilo de plumilleo.

Escucha: “Eruption”, “Ain’t Talking ‘Bout Love” y “Hot for Teacher”.

9.- Duane Allman
Por Robert Randolph

Crecí tocando la guitarra en una iglesia y la idea consistía en imitar la voz humana. Tan sólo en esos términos, Duane Allman fue quien llevó todo al siguiente nivel, él solía ser mucho más preciso que todos sus predecesores. La primera vez que escuché todos los discos viejos de The Allman Brothers, me pareció muy extraño porque los sonidos eran realmente similares a la música con la que crecí.

Escucha “Layla”, sobre todo cuando pasa a la parte final, Duane se desliza con su slide a lo largo y ancho de la melodía; yo repetía esta canción una y otra vez mientras intentaba dormir.

Escucha: “Statesboro Blues”, “Whipping Post” y “Blue Sky”.

10.- Pete Townshend
Por Andy Summers

Pete Townshend no acostumbra tocar muchos solos, por lo cual mucha gente no sabe lo bueno que realmente es. Pero para el rock es uno de los más importantes. Su guitarra rítmica es agresiva y extremadamente emocionante, tiene una conexión fluida y maravillosa, no es algo que puedas ver todos los días y su forma de tocar es como un reflejo de su personalidad. Es intenso, es el primer punk, el primero que destruyó una guitarra sobre el escenario, una auténtica declaración que dejó a todos sin aliento; pero a la vez, estamos hablando de una persona culta y articulada, le encanta el jazz y alguna vez me dijo que eso era lo que en realidad se le antojaba tocar.

Escucha: “My Generation”, “I Can See For Miles” y “Summertime Blues”.

11. George Harrison
Por Tom Petty

George Harrison y yo estábamos en el auto, cuando de pronto empezó a sonar la canción “You Can’t Do That” de The Beatles, el principio era hermoso, un riff de una guitarra de 12 cuerdas, él me dijo: “Eso fue idea mía”, “¿En serio?”, exclamé yo, a lo que George contestó y explicó: “Estaba parado y de la nada pensé: ‘¡Tengo que hacer algo!’”; eso dice mucho de su forma de ser, siempre que se le metía algo en la cabeza no paraba hasta lograrlo y eso fue parte primordial de la magia de The Beatles, nunca paraban hasta lograr lo que se proponían. George se sabía de memoria los solos más raros de Elvis; el rockabilly fue su influencia más importante pero siempre le gustó añadir detalles.

Escucha: “I Saw Her Standing There” y “Something”.

12.- Stevie Ray Vaughan

A principios de los años ochenta, MTV comenzaba su ascenso y la guitarra de blues estaba a años luz del centro neurálgico de la música comercial, pero Stevie Ray Vaughan te obligaba a prestar atención. Había absorbido los estilos de los grandes del blues y su tono bestial, su virtuosismo casual y su impecable manera de mecerse podía convertir un blues arrastrado como “Pride and Joy” en un tema duro y casi metalero.

Escucha: “Love Struck Baby”, “Cold Shot” y “Look at Little Sister”.

13.- Albert King

Cuando Jon Landau, reportero de Rolling Stone, le preguntó a Albert King en 1968 quiénes eran sus influencias, King respondió: “Nadie. Todo lo que hago está mal”. Pionero del blues eléctrico, King (quien era zurdo) tocaba al revés una Gibson Flying V modelo 1959 para diestros, con las cuerdas graves en la parte inferior, su manera de afinar fue siempre secreta e indescifrable, tocando las notas con el pulgar. King podía tocar las notas mucho más fuertes y en una forma más poderosa que cualquier otro guitarrista y sus discos influyeron a toda una generación.

Escucha: “Born Under a Bad Sign” y “As the Years Go Passing By”.

14.- David Gilmour

Como productor y compositor, David Gilmour, de Pink Floyd, se siente atraído por texturas flotantes y oníricas, pero cuando se pone la Stratocaster con el fin de tocar un solo, una sensibilidad opuesta toma las riendas y lo posee. Él era un solista feroz, con una sólida base de blues, en un grupo que en realidad no tocaba nada de blues, sus solos elegantes, expansivos e implacablemente melódicos eran sorprendentes y vigorizantes.

Escucha: “Comfortably Numb” y “Shine on You Crazy Diamond”.

15.- Freddy King

Entrevistado en 1985, Eric Clapton dijo que el lado B del sencillo para “I Love the Woman”, lanzado por Freddy King en 1961, “representa la primera vez que yo escuché una guitarra eléctrica líder, con todo y las notas retorcidas… Fue una especie de iniciación”. Clapton compartió el amor que sentía por King con sus compañeros británicos, héroes de la guitarra como Peter Green, Jeff Beck y Mick Taylor.

Escucha: “Hide Away”, “Have You Ever Loved a Woman” y “The Stumble”.

16.- Derek Trucks

Literalmente creció en la familia de The Allman Brothers, Derek Trucks (sobrino del baterista de la banda, Butch Trucks) empezó a tocar la guitarra cuando tenía nueve años y empezó a salir de gira a los 12. Tenía 20 años cuando tomó la guitarra del difunto Duane Allman en 1999, sus solos explotaban y tomaban diferentes direcciones, incorporando el delta blues, hard-bop jazz y el éxtasis del gospel sureño así como influencias de la India con ritmos raga.

Escucha: “Joyful Noise” y “Whipping Post”.

Neil Young17.- Neil Young
Por Trey Anastasio

Si tuviera que dar una clase de guitarra a jóvenes, lo que haría en la primera clase sería poner el solo de un minuto de la canción de Neil Young, “Down by the River”; eso sólo una nota pero es tan melódica que simplemente ruge con gran actitud y enojo. Es como si intentara en una forma muy desesperada conectar, Neil toca como si una arteria de su corazón tocara directamente al público.

Escucha: “Down by the River” y “Mr. Soul”.

Les Paul18.- Les Paul

Les Paul quien es mejor conocido como el genio que inventó la guitarra con un cuerpo sólido y que lleva su nombre, era tan imaginativo como guitarrista, “él producía los mejores sonidos de guitarra en los años cincuenta y no hay nadie que se le acerque”, dijo Brian Wilson.

Escucha: “How High the Moon”, “Vaya con Dios” y “Tiger Rag”.

James Burton19.- James Burton

Su estilo es brillante, conciso y fresco, es uno de los sonidos únicos en la música country que tiene influencias en los guitarrazos rockeros. “Nunca compré un disco de Ricky Nelson”, dijo Keith Richards, “pero sí compré los de James Burton”.

Escucha: “Hello Mary Lou”, “Susie Q” y “Believe What You Say”.

Carlos Santana20.- Carlos Santana

Nuestro compatriota, Carlos Santana, terminó sus estudios de preparatoria en San Francisco en 1965, cuando la escena música era explotada, exponiéndolo a un mundo de revelaciones que se convertirían en la llave de los estándares de la psicodelia de los ritmos latinos –blues eléctrico, ritmos africanos y jazz moderno, con sus mentores como Jerry Garcia y Peter Green de Fleetwood Mac.

Escucha: “Black Magic Woman”, “Oye Como Va” y “Soul Sacrifice”.

Chet Atkins21.- Chet Atkins

Como productor ejecutivo en los años sesenta, Chet Atkins inventó el pop inteligente con un toque del sonido de Nashville que rescataron el country de su depresión comercial. Como guitarrista, era más creativo, dominando el country, jazz y los estilos clásicos, también perfeccionó la habilidad de tocar acordes y melodías al mismo tiempo gracias a su distintivo estilo de tocar con el dedo gordo y tres dedos.

Escucha: “Your Cheatin’ Heart” y “Wake Up Little Susie”.

Frank Zappa22.- Frank Zappa

“Cuando estaba aprendiendo a tocar la guitarra, estaba obsesionado con ese álbum”, Trey Anastasio de Phish dijo esto en 2005 sobre el disco de Zappa de 1981, una colección de solos abrasadores y complicados, Shut Up ‘n’ Play Yer Guitar.

Escucha: “Willie the Pimp” y “In-a-Gadda-Stravinsky”.

23.- Buddy GuyBuddy Guy

Buddy Guy se acostumbró a que le llamaran a su estilo “puro ruido”, desde su familia en la parte rural de Louisiana, hasta las cabecillas de Chess Records, Phil y Leonard Chess. No me dejaban explayarme como yo quería”, dijo el músico. Guy se convirtió en la principal influencia para los titanes desde Jimi Hendrix hasta Jimmy Page.

Escucha: “Stone Crazy” y “First Time I Met the Blues”.

Angus Young24.- Angus Young

“Yo no me veo como un solista” es lo que dijo el guitarrista principal de AC/DC sobre su estilo maniático. “Es como un color que añado a la emoción”. Jerry Cantrell de Alice in Chains lo llamó “El único Dios de la guitarra del blues y del rock”.

Escucha: “Highway to Hell” y “Bad Boy Boogie”.

Tony Iommi25.- Tony Iommi
Por Brent Hinds de Mastodon

Recuerdo la primera vez que escuché a Black Sabbath, el vecino le prestó a mi hermano mayor el disco Masters of Reality, no dejábamos de ponerlo. Lo escuchábamos con las luces apagadas, con velas prendidas y cuando mi padre entró al cuarto se asombró y gritó, “¿Qué es todo esto?”, lo rompió en nuestras caras; pero la música me había llegado como si fuera un rayo. En verdad entro como a la zona Iommi cada vez que me cuelgo una guitarra. Tony es un pionera metalero, a pesar de la finura que tiene al tocar, no es tan rápido; su fraseo tiene una vibra tan clásica y toda mi inspiración se la debo a la emoción que me dio Tony.

Escucha: “Iron Man”, “Sabbra Cadabra” y “Children of the Grave”.



P&R: Tom Morello


El guitarrista habla sobre tocar con Rage, compartir escenario con Bruce Springsteen y su disco más “heavy” en solitario


POR Staff Rolling Stone México  



El guitarrista habla sobre tocar con Rage, compartir escenario con Bruce Springsteen y su disco más “heavy” en solitario

P&R: Tom Morello

El guitarrista habla sobre tocar con Rage, compartir escenario con Bruce Springsteen y su disco más “heavy” en solitario

Por Austin Scaggs

Este ha sido un verano de extremos para Tom Morello. El 30 de julio, tocó ante una multitud de 70 mil personas con Rage Against the Machine, en el Memorial Coliseum, de Los Ángeles apenas unas semanas después de que su proyecto de folk en solitario, The Nightwatchman, se presentó en Las Vegas utilizando sólo una guitarra acústica con cuerdas de acero, una armónica, un pedal de efectos y su voz. “Con Rage, la idea es crear zonas de slam en campos de fútbol, dice Morello, de 47 años. Con The Nightwatchman, quiero crear zonas de slam en tu cerebro”.

World Wide Rebel Songs, el tercer álbum de Morello como The Nightwatchman, crea un puente entre ambos lados de su personalidad acelerando sus canciones de protesta folk con intensos solos eléctricos. Morello dice: “La idea detrás de este disco era ser parte Johnny Cash, parte el Che Guevara y parte un amplificador Marshall“.

¿Cómo fue la presentación de Rage en Los Ángeles?
Fenomenal. Fue muy agradable celebrar el 20 aniversario de cuando entramos por primera vez a una habitación para tocar todos juntos en la sala más grande de la ciudad.

¿Te acuerdas de esa primera sesión de Rage, en 1991?
Tocamos “Bombtrack”, “Know Your Enemy” y “Township Rebellion”. Recuerdo cuando Tim [Commerford] pisó el pedal del bajo distorsionado, Brad [Wilk] tocó ese híbrido ritmo Bonham/James Brown, yo estaba haciendo ruidos de DJ y Zack [de la Rocha] se soltó cantando furiosamente, todos dijimos: “¡Esto va a ser una banda!”.

Tus discos bajo el nombre de Nightwatchman tienen un toque muy Springsteen. ¿Siempre fuiste su fan?
No, yo lo descubrí siendo más grande. Mis inducciones fueron: Darkness on the Edge of Town y Nebraska. Eran discos mucho más oscuros que el video “Dancing in the Dark”, y realmente resonaron con mi crianza del Medio Oeste, historias de desesperación, con destellos de esperanza. Fue comodescubrir a The Clash.

Háblame acerca de la primera presentación de Nightwatchman.
Era una noche de micrófono abierto en un cafetucho en San Fernando Valley, en 2001. Me inscribí como The Nightwatchman, en parte para que los aspirantes a trovadores acústicos no pidieran “Bulls on Parade”. Nervioso, toqué dos canciones. Daba miedo, pero había una conexión.

BANNER CONTENIDO 2-octubre