Archivo de la etiqueta: Pasagüero

Dënver en el Pasagüero


La banda chilena anunció una presentación en la Ciudad de México en el mes de abril.


POR Staff Rolling Stone México  



Dënver en el Pasagüero

Dënver, el dúo chileno conformado por Mariana Montenegro y Milton Mahan, ofrecerá un concierto en el Pasagüero de la Ciudad de México el próximo 14 de abril para presentar su nueva producción discográfica Sangre Cita, de la que ya han compartido el sencillo “Mai Lov”.

El acto encargado de abrir el show de la banda chilena será Dromedarios Mágicos, proyecto de folk pop originario de Chihuahua.

Precios:
Preventa $150, día del evento $200.

Los boletos ya se encuentran a la venta en el Pasagüero (Motolinia 33, col. Centro Histórico).

Denver

¡Gana un pase sencillo para la presentación de Dënver en el Pasagüero! Lo único que tienes que hacer es responder correctamente las siguientes preguntas:

1.¿Cuántas veces se ha presentado Dënver en el Vive Latino?
2.¿Qué tema de la banda dice “este vagón es infinito”?
3.¿Cómo se llama el proyecto alterno de Milton Mahan?

Manda las respuestas con tu nombre completo, edad y teléfono a [email protected] con el asunto “Trivia Denver”.

LOS GANADORES YA FUERON NOTIFICADOS POR CORREO ELECTRÓNICO.

BANNER APP 154



After Party Rolling Stone y Doritos


Doritos, Jack Daniel’s y Rolling Stone te invitan al after party donde se presentarán dos bandas sorpresa del cartel del festival.


POR Staff Rolling Stone México  



Doritos, Jack Daniel’s y Rolling Stone te invitan al after party donde se presentarán dos bandas sorpresa del cartel del festival.

After Party Rolling Stone y Doritos

Este sábado 29 de marzo, el Pasagüero será el lugar perfecto para seguir la fiesta después del Vive.

Doritos, Jack Daniel’s y Rolling Stone te invitan al after party donde se presentarán dos bandas sorpresa del cartel del festival.

¿Quieres ir a nuestra fiesta privada? Contesta las siguientes preguntas y gana tu acceso:

1.- ¿A qué banda tuvimos en portada en agosto de 2013?
2.- Nombra tres artistas internacionales que hayan participado en el videochat Desde la Casa Rolling Stone.
3.- ¿Qué bandas mexicanas nos acompañaron en el videochat de presentación de nuestro Especial de Rock Latino?

Envía tus respuestas a [email protected] y los primeros en responder correctamente ganarán una invitación doble para nuestra fiesta exclusiva.

Sólo para mayores de 18 años, con IFE vigente.

BANNER CONT 3 130


A Place To Bury Strangers en México


APTBS: “De las bandas más fascinantes de Nueva York”.


POR Staff Rolling Stone México  



APTBS: “De las bandas más fascinantes de Nueva York”.

A Place To Bury Strangers en México

@ Pasagüero. 13 de julio de 2013.
Por @Jorge Ramis

La frase: “La banda más ruidosa de Nueva York” es una falacia. Ellos mismos lo desmienten, ese slogan es una malinterpretación de la intención de la agrupación. Son ruidosos, sí, pero no todo gira en torno a eso. Se trata del mismo tipo que le diseña pedales a Kevin Shields, de My Bloody Valentine, y de las diferentes texturas y diseños armónicos que se pueden distinguir de entre una magnífica y estridente marea de sonidos invasivos. A Place To Bury Strangers, si bien no se identifican como “la banda más ruidosa de Nueva York”, al menos están conscientes de que su show es una estupenda pieza de ejecución auditiva y visual.

En punto de las doce de la noche, la banda liderada por Oliver Ackermann salió al escenario del Pasagüero para ofrecer una maestría en ejecución en vivo. Actualmente no sólo basta con la energía, ni con el sonido, ni con el aspecto visual, para que un concierto permanezca en el recuerdo colectivo, yo no sé cuál sea el factor extra, pero Oliver sí lo sabe, y lo demuestra con sus miles de pedales fabricados en las mismísimas trincheras de Death By Audio. Doce cajas de puro equipo que sirven para crear una conversación entre distorciones y reverbs que dibujan un ambiente único en el aire.

Y es que tal vez Worship (su último disco) no es su mejor trabajo de estudio, tal vez es el más flojo, pero la intensidad de APTBS nos deleita a cada rasgeo incesante de la guitarra de Oliver, a cada golpe a la tarola de Robi Gonzalez y a cada explosivo efecto de Dion en su bajo; sin importar qué canción estén tocando. Desde los primeros acordes de “Deadbeat”, la audiencia se mezcló en un excitante experimento de fuertes ruidos que resultó en un agradable dolor de oídos.

Después de uno de los mejores momentos de la noche (“Keep Slipping Away“), Oliver comenzó a jugar con una luz de estrobos que le permitió una interacción más pertinente con su sonido. El poderoso trío empezó a pegarle a sus instrumentos como si no hubiera un mañana, para dejarnos en un encore lleno de misterio. Finalmente, el trío que reside en Brooklyn regresó al escenario para ofrecernos la ejecución de una de las canciones favoritas de la audiencia: “Ocean”. Durante siete minutos más pudimos ser testigos de una hechizante interpretación del ruido según Oliver Ackermann.

La frase: “La banda más ruidosa de Nueva York” es una mentira. Escribe John Cage en su libro Silence: “Dondequiera que estemos, lo que oímos es fundamentalmente ruido. Cuando lo ignoramos, nos perturba. Cuando lo escuchamos, nos resulta fascinante”. La frase: “De las bandas más fascinantes de Nueva York” (por no ignorar a otras bandas) resulta, entonces, más atinada.

A Place to Bury Strangers

Picture 1 of 7

A Place to Bury Strangers por Verónica Galicia

Ve el videochat que tuvimos con A Place To Bury Strangers


San Pascualito Rey en el Pasagüero


2013- 04-27 El Pasagüero, 27 de abril


POR Staff Rolling Stone México  



2013- 04-27 El Pasagüero, 27 de abril

San Pascualito Rey en el Pasagüero

Este sábado 27 de abril se presentará San Pascualito Rey en el Pasagüero.

Los boletos en costarán $200 pesos y el evento arranca a las 10 pm.

Los accesos para este evento se pueden adquirir en las oficinas de Pasagüero (Motolinia 33, Centro, 10-14hrs en días laborales)


The Dears: Nunca los destruirán


Platicamos con Murray Lightburn acerca del documental dirigido por él mismo, que estará presentándose en México el 11 de diciembre en el Cine Tonalá.


POR Staff Rolling Stone México  



Platicamos con Murray Lightburn acerca del documental dirigido por él mismo, que estará presentándose en México el 11 de diciembre en el Cine Tonalá.

The Dears: Nunca los destruirán

Por @Jorge Ramis

El viaje ha sido muy diferente para ellos, llevan un poco más de diecisiete años dedicándose a la música y aún se mantienen en una tesitura de discreción muy particular: “Actualmente, cuando la gente piensa en ellos, los recuerda como la banda de Montreal que nunca lo logró”, es lo que escribe Leonard Nevarez acerca de The Dears.

La banda liderada por Murray Lightburn nunca ha salido al estrellato y convive en un ambiente bajo las sombras, irónicamente es así como su llama se mantiene encendida. Podríamos decir que es la banda que sufrió de mal timing, pero que sigue ahí porque tiene una base de fanáticos leales. La agrupación es el sueño de todo músico desinteresado por los artilugios de las disqueras, el dinero y la fama. The Dears es de los pocos sobrevivientes de la salvaje represión provocada por la industria musical contemporánea.

Toda esta historia busca inmortalizarse en Never Destroy Us: The Dears at Pasagüero, un documental de bajo presupuesto que narra esas anécdotas de la banda de Montreal, desde sus constantes cambios de alineación, hasta su llegada a México; se basa en su presentación sucedida en Pasagüero, en la que tuvieron una residencia y la introducción de (en ese entonces) nuevas canciones. La cohesión que tiene la banda con el público mexicano resulta algo atractivo para el espectador y ése es el porqué de la grabación en México. Platiqué con un agradable Murray Lightburn acerca de todos los detalles del documental dirigido por él mismo, que estará presentándose en México el 11 de diciembre en el Cine Tonalá, sumado a una actuación acústica de la banda.

Tengo que admitir que aún no he visto tu documental… ( se estrena el 7 de diciembre) Pero quiero mencionar a Werner Herzog. Él decía que una película es como tu hijo, que quieres un hijo con ciertas cualidades aunque jamás cumplirá con todas tus expectativas, pero que también puede contar con cualidades increíbles que tú no esperabas. ¿Tenías una idea muy específica de cómo querías que resultara tu documental?
Ésa es la cuestión. Es algo un poco rudimentario. No tuvimos mucho tiempo para hacerlo porque estábamos produciéndolo para CBC Television. Entonces no había tiempo ni dinero para producirlo. Tampoco contábamos con equipo y no nos alcanzaba para contratar un verdadero director, ni a un productor. Así que, básicamente, la persona que se nos acercó para producir esto, nuestro amigo Terry (el productor ejecutivo) nos sacó adelante, pues él tenía muchísima experiencia en grabar documentales y películas. Básicamente él nos ayudó a hacerlo todo y estamos muy agradecidos. También Paul, el editor, nos ayudó mucho en la cuestión de mantener la objetividad. Él tenía muchísimo material de archivo. Básicamente la pregunta principal que siempre nos hicimos fue “¿cómo llegamos a Pasagüero? ¿Cómo terminamos ahí?” En Canadá necesitábamos un contexto, porque la gente de ahí conoce a The Dears, lo que no conocen es la vibra que tenemos en México. Tratar de conectar esos puntos fue algo muy tramposo porque la percepción que se tiene de México en mi país es la de Cancún, ¿sabes a qué me refiero? (risas). Eso o las cosas que se leen en el periódico, los cárteles… Así que, lentamente, tratamos de introducirlos a este mundo paso por paso. A la mitad de la película la banda se encuentra por primera vez en México y ahí es cuando empiezas a ver por qué grabamos en Pasagüero. No quiero arruinarte la película (risas), pero creo que esto te será mucho más claro cuando la hayas visto: cómo llegamos de esta banda que-la-gente-casi-no-conoce de Montreal en 1995, a 2010 en el Pasagüero. Así que cada vez que hubo problemas con la historia, nos sentamos con el equipo de producción, con Carrie, Paul, o cualquiera, y nos cuestionábamos: “¿seguimos en este rumbo?, ¿hablaremos de la industria musical?, ¿o del éxito de la banda?, ¿o hablamos de nuestro camino hacia Pasagüero?” Fue fácil recordar el pasado y llevarlo a donde terminamos, porque la película esencialmente se trata de ese viaje. Aunque también hay mucho contexto, historias secundarias para que la gente pueda entender mejor por qué ese viaje, en particular, fue muy importante para la banda, por qué queríamos hacerlo con esa audiencia y por qué esa audiencia significa tanto para la banda.

En alguna entrevista mencionaste que esa presentación en Pasagüero fue un desastre, todo se rompió y muchas cosas salieron mal. ¿Crees que esa situación se refleja, de alguna u otra manera en el documental?
Eso es lo interesante. Cuando estás en un concierto no importa qué tan grande sea, uno quiere mantener un cierto nivel de profesionalismo porque esto es un showbiz. La audiencia no necesita saber que todo se está derrumbando, que ningún músico puede escucharse. Eso fue algo que aprendí muy temprano en mi carrera. Cuando voy a ver a una banda y esa banda apesta porque las cosas no están bien arriba del escenario y se desquitan con la audiencia, me parece una mierda. Nosotros siempre hemos tratado de reírnos de eso, o de convertirlo en parte del espectáculo o sólo encontrar una manera de sacar adelante el show. ¡El show debe continuar, siempre! (risas). Pero al mismo tiempo fue bueno contar con esos retos, el hecho de que podamos armar un show aunque las cosas en el escenario no funcionen muy bien es casi como la historia de la banda, y creo que probablemente es por eso que esta información sea notable, pues relata la historia del grupo: aunque las cosas se estén rompiendo, el show debe continuar.

Y en los créditos tú apareces como el director del documental ¿Tenías alguna experiencia en el cine?
¿Experiencia? ¡Ninguna! No tengo nada de experiencia. Mi única experiencia es con los vídeos de The Dears, eso de sentarse en el cuarto de edición mientras se realizan los vídeos. No tengo mucha experiencia en el cine, pero sí quiero involucrarme más en eso, así que ésta fue una buena oportunidad para ensuciarme las manos. Llegué al punto en el que ayudaré a cualquier persona que esté haciendo una película, ya sea con el catering, ¡lo que sea! No importa, estoy dispuesto a adentrarme en ese mundo, pues puede ser muy agradecido, eso lo pude ver y es una nueva disciplina para mí.

El año pasado decidí reintroducirme a la fotografía, trabajar en eso ha sido muy gratificante. Comencé un blog de fotografía acerca de mi experiencia en reaprender lo que es la fotografía. Desde hacerla de la manera antigua con químicos y ese tipo de cosas; porque siento que tener ese entendimiento y esa disciplina no sólo me va ayudar con la cinematografía, sino que también me hará un artista mucho más completo. Cuando voy al estudio a grabar un disco, tengo otra disciplina que está en mi mente mientras estoy con The Dears, así que trato de aplicar algunas de esas reglas y disciplinas en el estudio.

Como mencionaste, no contaban con el dinero suficiente como para contratar a un director ¿Si hubieras tenido ese presupuesto, a qué director hubieras escogido?
Tratamos de contratar a Michael Mohan, que de hecho fue el que grabó ese concierto en Pasagüero. Él hubiera sido una excelente opción, por que ha salido varias veces con la banda. Hubiera tenido que aprender muchísimo, pero hubiera sido una buena experiencia. Le preguntamos si quería hacerlo y nos dijo que no podía, creo que no tenía tiempo para realizarlo. Y yo estaba un poco nervioso por eso, significaba que estábamos jodidos, no podíamos conseguir a un director. La conversación siguió y Mike me dijo: “tú deberías hacerlo”. ¿Yo? ¡Yo no tengo experiencia! (Risas). De eso era lo que tenía miedo, de tener que trabajar en este proyecto que en realidad, en un principio, no quería hacer, para ser honesto. No quería involucrarme en este proyecto. ¿Quieres escuchar algo muy chistoso? Bueno, pues como nos pidieron que hiciéramos el documental para la CBC teníamos que enseñarles el piloto a los jefes de jefes en Toronto. Enviamos la prueba y estuvimos esperando si nos daban luz verde. Mientras estábamos esperando, durante todo ese tiempo – y no te estoy jodiendo para nada, ni te estoy bromeando- en secreto deseaba que rechazaran el proyecto porque no quería dirigirlo (risas) Y luego fue como: “Uhm, ok, tenemos que hacerlo, me voy a arremangar y haré el mejor trabajo que pueda, aunque no tenga ni la menor idea de lo que estoy haciendo”. Y lo peor es que sé que la percepción de la gente en tanto a mí dirigiendo una película acerca de mi propia banda, será algo escéptica. Probablemente la gente pensará que no es objetiva. Y es chistoso, porque lo que aprendí de hacer esto fue que soy capaz de separar a la banda de mí mismo y, no sólo eso, también separarme a mí mismo de mí mismo. Fui capaz de crear una separación absoluta entre el hombre que tenía que armar este documental y este hombre que está en la misma película y en la misma banda. Para mí no fue un gran reto porque procuré crear esos mundos separados y aún así mantener una relación muy estrecha con eso. Como el tipo con el que estás hablando es el mismo que vive en Canadá con su familia, pero también es el mismo que grita y se desvive en el escenario, y que también dirigió esa película. Todos existen en su propio mundo. Fui capaz de crear una situación y de asumir ese rol que se supone que tuve que asumir. No hay otra manera de contar la historia de la banda, todas esas situaciones sí pasaron, ocurrieron en ese mismo orden y así fue como sucedieron. ¿Dejamos algunas cosas afuera del documental? Sí, tuvimos que hacerlo porque no fueron cosas muy importantes. Paul, el editor, fue muy relevante y nos ayudó a complementar, fue capaz de obtener la información que necesitábamos de todo el material de archivo, nos lo enseñó y así formaban más historia.

Así que fue algo complicado, pero al mismo tiempo es como una autobiografía, casi como si hubiera escrito mis memorias.

Perdón si hablo mucho, ¡lo siento!

En el documental hay varias entrevistas con Lorraine Carpenter, autora de un libro acerca de The Dears, titulado: “The Dears: Lost in the plot”…
Una de las razones por las que aparece en el documental es porque ella nos ha seguido casi desde el principio. Su perspectiva es muy interesante. No sé si es objetiva en tanto a la banda, pero sí dijo varias cosas que me impresionaron. Su percepción de las cosas fue sorprendente.

¿Y tomaron algunas historias del libro y las colocaron en el documental? ¿O todo es totalmente original?
Es chistoso porque el libro definitivamente entró en el documental, no directamente, pero sí fue parte de éste. También para mí fue fácil separar las cosas, pues alguien ya había escrito ese libro. No lo he leído completo, si soy honesto contigo. Cada que llego a cierto capítulo de repente considero que se vuelve difícil de leer, al menos para mí, pues es muy profundo, pero fue fácil pensar en lo que íbamos a hablar basándonos en su libro. Ella ayudó de una manera extraña y probablemente la debí poner en los créditos del final, ya que su libro definitivamente ayudó a la realización del documental.

Sí, perdón por hablar mucho, pero te dije cosas que no le he dicho a nadie…

Never Destroy Us : The Dears at Pasagüero from Paul Tom on Vimeo.


The Dears presentarán en México su documental ‘Never Destroy Us’


La banda canadiense, The Dears, regresará a nuestro país a presentar oficialmente su documental Never Destroy Us: The Dears at Pasagüero.


POR Staff Rolling Stone México  



La banda canadiense, The Dears, regresará a nuestro país a presentar oficialmente su documental Never Destroy Us: The Dears at Pasagüero.

The Dears presentarán en México su documental ‘Never Destroy Us’

La banda canadiense, The Dears, regresará a nuestro país a presentar oficialmente su documental Never Destroy Us: The Dears at Pasagüero.

Como su nombre lo dice, este documental incluye escenas de las presentaciones que la banda ofreció en mayo de 2010, donde hicieron del Pasagüero, su lugar de residencia por tres noches consecutivas.

Este material resume los 17 años de trayectoria musical de la banda liderada por Murray Lightburn, así como escenas en el estudio de grabación, entrevistas con los integrantes del grupo y comentarios de Amy Millan, vocalista de Stars.

Never Destroy Us: The Dears at Pasagüero se estrenará este 7 de diciembre en el Cine Tonalá, función a la que asistirá Murray Lightbury y Patrick Krief, quienes además de atender a una sesión de preguntas y respuestas, harán un pequeño e íntimo acústico.

Never Destroy Us : The Dears at Pasagüero from Paul Tom on Vimeo.


P&R: Nite Jewel


Ramona Gonzalez, quien creó bajo el nombre de Nite Jewel, un pastiche de música electrónica con lo-fi ideal para aquellos que consideran que el dance también puede tener una cara menos artificial y más propositiva


POR Staff Rolling Stone México  



Ramona Gonzalez, quien creó bajo el nombre de Nite Jewel, un pastiche de música electrónica con lo-fi ideal para aquellos que consideran que el dance también puede tener una cara menos artificial y más propositiva

P&R: Nite Jewel

Por Andrés Díaz
@moonmanmex

En la nueva brecha que encontramos como respuesta a las innegables influencias que la música pop ha hecho en los músicos independientes, encontramos a Ramona Gonzalez, quien creó bajo el nombre de Nite Jewel, un pastiche de música electrónica con lo-fi ideal para aquellos que consideran que el dance también puede tener una cara menos artificial y más propositiva.

Nite Jewel ayuda en pequeña parte a que esto cambie, y esto lo podremos comprobar en el concierto que dará el próximo 7 de julio en el Pasagüero. Para que se animan a escuchar esta nueva faceta del dance y electrónico, conozcan más del proyecto de Ramona.

Comenzaste a grabar tus primeras canciones de una forma independiente –o DIY (do it yourself)-, ¿crees que ayudó a mejorar tu creatividad el tener pocos recursos?
Puede ser bueno o malo. Bueno en el sentido de que hay menos pasos para terminar las canciones. Muchas bandas con un buen presupuesto para sus grabaciones pasan por muchas etapas para hacer sus demos y regrabarlos para que quede justo como lo pensaron. A veces eso mismo quita el impacto que había en los demos. Es como Prince, si escucháramos los demos de sus canciones, las cuales serían dulces e interesantes, no tendrían la calidad y genialidad de sus discos. No hay una respuesta correcta a tu pregunta. Pienso que la creatividad es una cosa curiosa que va cambiando día a día gracias a factores ambientales y sicológicos. Es el trabajo del productor saber qué ruta es lo correcta, por lo que la forma DIY a veces puede ser la forma acertada, pero otras veces no.

¿Qué estaba pasando en tu vida en el momento que decidiste dedicarte a la música?
Nunca supe que iba a suceder, solamente tomó su propia dirección y yo me dejé llevar con la corriente.

¿En qué forma crees que tu trabajo como artista visual te ayudó a crear la música que haces?
He hecho algunas instalaciones y me interesa mucho lo que sucede alrededor de él, pero creo que soy una observadora mas que creadora. El ver una exhibición sorprendente me ayuda a llenarme de fe al creer que los artistas son los que mantienen la cultura en movimiento en la dirección correcta, por lo que siento que debo ser parte de eso.

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de tener a tu esposo en Nite Jewel?
La ventajas son numerosas. Cole siempre ha estado ayudándome en mis proyectos musicales. Es muy talentoso de formas que yo no lo soy al hacer beats, trabajar con ciertos programas en la computadora y grabando las cosas como se deben. No creo que pudiera haber desventajas salvo que tendemos a discutir abierta y efusivamente cuando no estamos de acuerdo, por lo que la gente que nos rodea se puede poner un poco incómoda.

¿Crees que tu música sea atemporal?
No estoy muy al tanto de cuáles son las tendencias actuales ni me preocupa perseguirlas. ¿Quién sabe? Sólo el tiempo lo dirá.

Nite Jewel se presentará el 7 de julio en el Pasagüero.


Peter Hook en la Ciudad de México


Durante más de una hora el Pasagüero se transformó en aquel Manchester de 1979, y el espíritu de Ian Curtis volvió a caminar entre nosotros.


POR Staff Rolling Stone México  



Durante más de una hora el Pasagüero se transformó en aquel Manchester de 1979, y el espíritu de Ian Curtis volvió a caminar entre nosotros.

Peter Hook en la Ciudad de México

Fotos y reseña de Oscar Villanueva

Antes de que Peter Hook tocara la primera nota pronunció unas palabras. Éstas lograrían marcar a la gente que al final logró conseguir boleto (los cuales se agotaron unas horas antes del concierto) y a los que llegaron desde temprano para apañar lugar hasta adelante ( o empujarse entre la multitud para estar cerca, en un concierto donde todos querían estar más cerca).

Aún así y con tal emoción, muchos desestimaron el concierto. “Otra oportunidad para sacar el nombre de Ian del baúl de recuerdos”, o “sacar dinero de su memoria” pensaron algunos; otros suponían que sería semejante a ver una banda de covers con un miembro original. La mayoría simplemente no sabía qué esperar. ¡Ah! Pero cómo los callaron cuando sonaron las primeras notas de “No Love Lost”, desde esos primeros segundos las cosas cambiaron súbditamente, todos se volvieron creedores porque estaban oyendo algo bastante especial y, conforme avanzó el setlist, hasta los más escépticos terminaron convertidos.

Peter Hook

No fue hasta después de la cuarta canción que la razón por la visita de la banda se manifestó: tocar Unkown Pleasures completito. La manera como interpretan el disco se oye magnífica (gracias a esa exigencia inglesa, se tuvo una gran sonido), fiel a lo que innumerables personas llevan décadas escuchando, pero donde las melodías fueron pasadas por un triturador para salir más abrasivas, con una urgencia de que si no se tocan ahora, jamás volverán a ser escuchadas. Pero terminado el ritual, ¿qué sigue? Continuar complaciendo a un público que no logra creer lo que está sucediendo, ya que es tal la reacción de éste que la banda decide agregar un encoré. El momento culminante de la noche lo formaron las últimas cuatro canciones con “Ceremony” como la punta.

Durante más de una hora el Pasagüero se transformó en aquel Manchester de 1979, y el espíritu de Ian Curtis volvió a caminar entre nosotros. Las palabras que pronuncio Hook antes de comenzar el concierto se volvieron proféticas de alguna forma: “¡Les dije que regresaría!”.


Concierto: No Age


No Age aún retumba en lo oídos


POR Staff Rolling Stone México  



No Age aún retumba en lo oídos

Concierto: No Age

Por Adriana Oñate
Fotos Claudia Ochoa

La noche del viernes 4 de febrero se presentó el dueto angelino conformado por Randy Randall y Dean Spunt en el Pasagüero de la ciudad de México. Los encargados de abrir el concierto fueron los regiomontanos de Bam Bam, quienes con un cambio en su alineación trataron de animar a los pocos asistentes que ya se encontraban en el lugar, sin embargo la respuesta no fue tan favorable como se esperaba, ya que algunos se mostraron desinteresados y a ratos un tanto impacientes por la salida de la banda principal.

Bam Bam 6
Para cuando salió No Age el Pasagüero ya estaba lleno y la expectativa era grande luego del lanzamiento de su más reciente placa Everything in Between. El grupo hizo sus pininos en un famoso club punk de Los Ángeles llamado The Smell, fogueándose en conciertos atiborrados de chicos que perdían la cabeza con su música. Los asistentes a este concierto en el corazón de la ciudad, aunque en menor cantidad, asemejaron mucho a aquellos en The Smell, sobre todo los que se encontraban al frente del escenario, que bailaron desquiciádamente durante toda la noche sin dejar de lado el slam durante los temás más crudos de la banda.

No Age 9
Fieles a su estilo punk, los de No Age tocaron rápido y fuerte, muy fuerte dirían algunos, pero lograron meter en trance a aquellos que con los ojos cerrados se dejaban llevar por los sonidos delirantes de sus guitarras distorsionadas y los desgarrantes alaridos de voces que incitaban a seguir moviendo la cabeza o bien, a mantenerse pendiente del ritmo que desprendían sobre el escenario mientras hacían sonar sus instrumentos. Sin duda una gran actuación de esta banda que, aseguró, regresará a México muy pronto.