Archivo de la etiqueta: Peña

AMLO, presidente


La difícil realidad de gobernar, una nueva etapa al alegre momento de la transición política.


POR Juan Manuel Becerril de la Llata  



Foto: cortesía Presidencia de la República

AMLO, presidente

Que no quede ninguna duda: Andrés Manuel López Obrador es ya de facto el actual presidente de México. Él dicta la agenda del día, toma las decisiones importantes en el país y su casa de la colonia Roma (y no la presidencial de Los Pinos) y recibe la visita de los factores reales de poder.

Muy pocos recuerdan todavía que Enrique Peña Nieto es constitucionalmente el presidente hasta el primero de diciembre. Han pasado ya dos meses posteriores a esa inédita elección presidencial del primero de julio de 2018, donde un tsunami electoral generado por el efecto López Obrador recorrió todo el país, causando una avasalladora victoria para su partido Morena, tanto en la votación presidencial, como en la enorme mayoría de gubernaturas locales en juego, senadurías, diputaciones federales, legislaturas locales y alcaldías. Hubo carro completo pues, como no se veía en México desde hace muchas décadas, quizá en la última época vigorosa del priísmo nacional.

AMLO supo aprovecharse a la perfección de una larga candidatura presidencial de casi 12 años ininterrumpidos, recorriendo plaza tras plaza todos los rincones de la nación, sumado ello al enorme descontento popular tras un sexenio catastrófico de Enrique Peña Nieto, donde la corrupción, la impunidad y la inseguridad fueron la marca de la casa. La coyuntura fue perfecta y el resultado fue explosivo para el PRI y el PAN.

Los índices de aprobación del tabasqueño son enormes, su porcentaje de votación del 53% es un récord moderno y cuenta con un muy grande “bono democrático” por la confianza ciudadana puesta en sus manos para generar eso que él ha denominado “la cuarta transformación del país”. Pero, la historia reciente nos demuestra que no es lo mismo ser candidato que ser presidente. Quizá Vicente Fox es el ejemplo perfecto de ello. Las promesas de campaña fueron muchas, ambiciosas y a grupos muy distintos, quizá hasta y antagonistas en algunos casos, como con los maestros del SNTE y la CNTE. La función más importante de un presidente además de darle gobernabilidad a una nación, es el administrar los recursos materiales y humanos con que se cuentan para los proyectos de país, y es ahí mismo donde se atraviesa a veces la realidad de que cada promesa debe plasmarse en números, y estos no cuadran siempre entre lo que se quiere y lo que se tiene. “La cobija no alcanza para todos”, como se dice popularmente.


Ser “fifí” en tiempos de AMLO


Más allá de las acusaciones del periódico Reforma, hay una peligrosa realidad oculta en las palabras del candidato.


POR Jovel Álvarez  



Foto: Wikimedia Commons/Eneas De Troya.

Ser “fifí” en tiempos de AMLO

Digan lo que digan, siempre será llamativa la forma en que Andrés Manuel López Obrador descalifica a la prensa que cuestiona el aura inmaculada que ha construido alrededor de sus partidos.

Una investigación del periódico Reforma aseguró que el Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), facturó $58 millones de pesos por la impresión de 20 mil ejemplares del diario del partido. Este trámite lo habría hecho una presunta empresa fantasma llamada Benefak, que ya ha sido investigada por la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

Según Reforma, semejante inversión habría significado un costo de $3 mil pesos por cada ejemplar, siendo que el costo real de una impresión de esta naturaleza ronda los 80 centavos por unidad. Dicho esto, el partido entonces presidido por Andrés Manuel López Obrador habría incurrido en un acto de flagrante corrupción. El periódico Regeneración se sacudió de las acusaciones asegurando que Reforma había agregado tres ceros a la ecuación y que en realidad se facturaron $58 mil pesos por dichas impresiones.

El INE aseguró que no hay una investigación en curso por este caso, y Andrés Manuel salió de inmediato a la caza del Reforma calificándolo de prensa “fifí” y conservadora. Sus seguidores despertaron y se volcaron contra el periódico y la “prensa vendida”.

Sobre la veracidad de la información publicada por Reforma o de la respuesta dada por Regeneración, se pueden tener decenas de interpretaciones. Sin embargo, hay un tema aquí que pasa desapercibido: toda respuesta en tono beligerante en contra de la prensa invita a ejercer violencia y rechazo hacia la labor periodística, ya lacerada en la sociedad mexicana durante años.

Hay una cosa de la que no se da cuenta el llamado “Mesías de Macuspana”: el ejercicio periodístico en México es uno de los más peligrosos del mundo. Más de 120 periodistas han sido asesinados durante los sexenios panistas y priísta del presente siglo, y parte del cambio que muchos esperan de un eventual mandato del izquierdista es la generación de un ambiente de libertad de expresión.

La reacción de AMLO se da al mejor estilo Trump-CNN.

Responda, señor López Obrador, defiéndase con papeles o acepte sus errores, pero no promueva el ideal de un México unido cuando coloca a sus seguidores en contra de la prensa opositora. Si lo que espera es una prensa complaciente, la verdad no veo mucha diferencia en su enfoque con respecto al de Enrique Peña Nieto. No quiero poner a Venezuela como ejemplo de comportamientos antidemocráticos en contra de los periodistas, pero supongo que con esta mención ya lo hice. Parece que si usted llega a Los Pinos, la prensa seguirá yéndose a la chingada.


Enrique Peña Nieto privatiza el agua “para protegerla”


El mandatario mexicano firmó diez decretos que ponen en riesgo las cuencas del país.


POR Jovel Álvarez  



Foto: Edgar Alberto Domínguez / Creative Commons

Enrique Peña Nieto privatiza el agua “para protegerla”

El momento parecía soñado: la atención mediática estaba en las campañas. Días más tarde las lágrimas de alegría aflorarían en el rostro de todos los mexicanos tras el gol de la selección, mientras en Los Pinos, Enrique Peña Nieto firmaba los decretos que permiten la concesión de 300 cuencas hidrológicas a empresas privadas.

Se trata de diez decretos promulgados por el mandatario que levantan la veda para la explotación de cuencas nacionales, que ahora podrán ser utilizadas por la industria minera, el fracking, la extracción de hidrocarburos, la industria inmobiliaria y turística durante un periodo de hasta 50 años. La anterior no es una movida menor, pues se trata del 55% de las aguas del país.

Ante este golpe por parte del gobierno, sectores agrícolas preparan amparos que impidan la implementación de las concesiones firmadas por Peña Nieto. El cinismo de la medida alcanzó niveles impensados, pues fue promulgada el pasado 5 de junio, en el marco del Día Mundial del Medio Ambiente. Tras la firma, Rafael Pacchiano, secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales celebró el acontecimiento, mismo que calificó de “uno de los legados más importantes” de Peña Nieto. Aunado a esto, los territorios a los cuales fue levantada la veda ahora son llamados “zonas de reserva”, término posiblemente ideado para confundir y ocultar las verdaderas implicaciones de los decretos.

La Comisión Nacional del Agua aseguró que esta decisión del presidente “de ninguna forma otorga beneficios para ningún particular, por el contrario, permitirá preservar el medio ambiente y garantizar el agua para el consumo de 18 millones de habitantes que aún no nacen, en una proyección a 50 años”.

En un país obligado a consumir el líquido vital de garrafones —ya pertenecientes a empresas privadas— resulta inaceptable que el gobierno decida arbitrariamente conceder a grupos de conveniencia el control de cuencas hasta hoy protegidas.

Desde 2010, la Organización de las Naciones Unidas incluyó en la lista de derechos humanos el acceso al agua potable. Bien sabemos que el gobierno de Peña Nieto no ha sido amigo del respeto a los derechos que ostentamos como ciudadanos —de ejemplos podríamos hacer un gran listado—, pero parece increíble que a sólo meses de dejar el poder pretenda vulnerarnos nuevamente.

¡Ya ni el agua es libre en este país!


Tercer Debate: intercambio de acusaciones e ideas


A 19 días de las elecciones, los candidatos se vieron por última vez para medir sus propuestas ante el electorado.


POR Jovel Álvarez  



Tercer Debate: intercambio de acusaciones e ideas

La noche de este 12 de junio se llevó a cabo el tercer debate presidencial, que tuvo como marco el Gran Museo del Mundo Maya en Mérida, Yucatán. Gabriela Warkentin, Carlos Puig y Leonardo Curzio fueron los encargados de la moderación de este encuentro.

El debate comenzó con el tema de crecimiento económico. Ricardo Anaya abrió el primer bloque afirmando que sus propuestas no significarían un aumento de impuestos e hizo un llamado a la reducción del gasto público, la atracción de inversión y un aumento del 100% al salario mínimo. Además, dijo que las mujeres podrán contar con él para alcanzar la igualdad salarial. El candidato acusó una campaña de persecución en su contra por haberse pronunciado a favor de una fiscalía autónoma que investigue a Enrique Peña Nieto mientras que Andrés Manuel López Obrador aseguró que la corrupción es “el cáncer” que está destruyendo el país y afirmó que este mal es el culpable de la pobreza en México. Aseguró que bajará el sueldo “de los de arriba para subir el de los de abajo”. Además, se dijo a favor de “fortalecer el mercado interno”, pues “el campo es la fábrica más importante del país”. El aspirante morenista dijo que buscará que el TLCAN se mantenga. Por su parte, José Antonio Meade comenzó su intervención deseando a la Selección Mexicana “buena suerte” en el Mundial. Continuó su pronunciamiento diciéndose a favor de una mayor participación de la mujer en el mercado laboral. El candidato priísta propuso que la seguridad social sea deducible para los patrones y Jaime Rodríguez Calderón propuso incrementar el salario mínimo a $350 pesos diarios y eliminar el impuesto sobre la renta a quienes ganen menos de $12,500 pesos y de una seguridad social “de primer mundo”. “El Bronco” dijo que lograría bajar los impuestos “quitando a todos los flojos del gobierno”.

Uno de los momentos álgidos de este primer bloque se dio cuando Ricardo Anaya acusó de corrupto a Andrés Manuel López Obrador por haber asignado directamente licitaciones a un contratista cercano a él. El morenista negó la acusación a lo que Anaya respondió retándolo a que renunciara a la candidatura si él le presentaba los contratos de concesión.

El segundo segmento estuvo dedicado al tema educativo. Jaime Rodríguez Calderón aseguró que los padres deben regresar el poder a los maestros y dejar de ser “pasadores y alcahuetes” con sus hijos. Ricardo Anaya denunció que en el gobierno actual se gastó más dinero en publicidad para el secretario de educación que en capacitación docente, por lo que propuso una modificación al modelo de capacitación y evaluación propuesto por la reforma educativa. Andrés Manuel López Obrador afirmó que cancelará la esencia de la reforma, pues considera que es una reforma laboral para el sector educación que restringe a los maestros. Ante la petición de claridad por parte de Gabriela Warkentin, el candidato afirmó que terminará con la represión a los docentes y pidió que se deje de culparles por el retraso de la educación. Finalmente, admitió que buscará una nueva reforma que cancele la actual y el priísta, José Antonio Meade dijo que cancelar la reforma educativa significaría cancelar el futuro de niños y jóvenes de México. Además, afirmó que su enfoque en educación comenzaría desde el preescolar.

El tercer bloque se enfocó al tema de salud. Meade exhortó a que todos los hospitales y clínicas funcionen las 24 horas y estén completamente equipados mediante una mejora administrativa. En este segmento, Ricardo Anaya, aprovechó su tiempo para insistir en que llevará a Enrique Peña Nieto y José Antonio Meade ante la justicia por sus implicaciones en los casos de la Casa Blanca y Odebrecht. Afirmó que estos pronunciamientos son la causa de los ataques que ha recibido en los últimos días. Sobre el sector salud, el panista dijo que está a favor de integrar todos los sistemas de salud en uno solo. Sobre la propuesta de “mocharle la mano” a los corruptos, Jaime Rodríguez Calderón, afirmó que la propuesta ya fue presentada y dependerá de los diputados su implementación. Los encargados de los procedimientos de amputación dependerán, según dijo, de un tribunal. El candidato de Morena, Andrés Manuel López Obrador, insistió en que las soluciones para el sector salud radican en la eliminación de la corrupción. Según el aspirante, el Seguro Popular “no es seguro ni es popular” y afirmó que durante su gestión se mejorará la atención en dicho sistema.

López Obrador y Anaya se enfrentaron de nuevo en este bloque, pues ambos mostraron fotos del otro con Enrique Peña Nieto. El panista afirmó que el morenista ya pactó con el presidente para salir impune de su administración. López Obrador insistió en que “no es mi fuerte la venganza” y dijo que ni a Anaya metería a la cárcel.

En el tema ambiental, el candidato independiente Rodríguez Calderón propuso un balance entre turismo y ecoturismo. Sobre los subsidios a la gasolina, Ricardo Anaya propuso invertir en energías renovables y se dijo en contra de la producción de energía nuclear. López Obrador dijo que en México se han dejado en el abandono las seis refinerías actuales y propuso la constitución de una gran refinería para bajar el precio de los combustibles. A esta propuesta sumó la generación de electricidad con recursos renovables mientras que Meade mencionó que los subsidios a la gasolina no son éticamente responsables con el medio ambiente y dijo que analizaría un posible incremento de la energía nuclear.

Los candidatos tuvieron un minuto de cierre en el debate, el primero fue Andrés Manuel López Obrador, quien invitó a los mexicanos a optar por un cambio para el país. “El Bronco” exhortó a los mexicanos a quitarse “la pata del pescuezo” y a animarse a votar por él. José Antonio Meade pidió la confianza de los electores para trabajar por las familias y Ricardo Anaya aseguró que esta elección no se trata de votar “por lo que nos divide, sino por lo que nos une” e instó a los electores a convertir “el enojo en esperanza y la esperanza en felicidad”.


Asuntos Internos: espiados por el poder


Un análisis del espionaje a periodistas y activistas por parte del Gobierno Federal, documentado por ‘The New York Times’ y que suscitó un nuevo escándalo en el gobierno de Enrique Peña Nieto.


POR Jovel Álvarez  



Ilustración: Cam De La Fu

Asuntos Internos: espiados por el poder

Las tazas de café están sobre la mesa, pero los celulares no. La tarde transcurre con tranquilidad en las cercanías del Ángel de la Independencia, en el Paseo de la Reforma, pero resulta imposible afirmar con certeza si estamos siendo escuchados o no por algún pegaso malintencionado que quizás haya poseído nuestros teléfonos.

Frente a la taza de Rolling Stone está la de Jenaro Villamil, periodista de la revista Proceso y conocedor de esas redes oscuras que se tejen al cobijo del poder y de los medios de comunicación más importantes del país. Nos reúne en esta ocasión un tema tan amplio como escabroso: el espionaje, ese vicio que ha seducido a la clase política mexicana desde hace décadas, y que hoy vuelve a ser noticia.

Según lo publicado por el diario The New York Times a partir de una investigación de Citizen Lab de Canadá, hay elementos suficientes para inferir el uso de malware por parte del gobierno mexicano para espiar a periodistas, defensores de derechos humanos, activistas anticorrupción e incluso a un adolescente.

Este software malicioso de nombre “Pegasus” fue desarrollado por la empresa israelí NSO Group y funciona mediante un SMS que contiene un enlace que en caso de ser abierto infecta de manera silenciosa el teléfono, dando control absoluto sobre la información contenida en el aparato a la entidad que ejerce el espionaje, facultándole incluso para activar la cámara y micrófono del dispositivo sin que su dueño o dueña se percate de ello.


Enrique Peña Nieto pide a los mexicanos comprender la situación del “gasolinazo”


En su primer aparición pública de 2017, el Presidente también anunció dos importantes cambios en su gabinete.


POR Staff Rolling Stone México  



Enrique Peña Nieto pide a los mexicanos comprender la situación del “gasolinazo”

El día de hoy, el Presidente Enrique Peña Nieto hizo su primer aparición pública del 2017 para anunciar cambios en su gabinete, además de reiterar que el alza de los precios de la gasolina es una medida necesaria para preservar la estabilidad económica del país.

Desde la residencia oficial de Los Pinos, el mandatario dio su primer mensaje del año en medio de un contexto de incertidumbre y un “gasolinazo” que genera el alza en los precios de los productos de la canasta básica.

El Presidente Peña empezó su discurso anunciando dos principales cambios en su gabinete. El primero de ellos es el regreso de Luis Videgaray, ahora como titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores tras la renuncia de Claudia Ruiz Massieu. Anteriormente Videgaray se había desempeñado como Secretario de Hacienda y renunció al cargo en septiembre de 2016 tras la polémica visita de Donald Trump a México. La principal instrucción para Videgaray es acelerar el diálogo para fortalecer los vínculos con la nueva administración de Estados Unidos.

Captura de pantalla 2017-01-04 a las 12.33.49 p.m.

También anunció el nombramiento de María Cristina García Cepeda como la nueva titular de la Secretaría de Cultura, puesto que quedó vacante luego de la muerte de Rafael Tovar y de Teresa en diciembre pasado. Hasta el día de hoy desde el 2012, María Cristina había sido la directora general del INBA y sus 35 años de experiencia en el sector cultural la posicionaron como la mejor elección para asumir esta joven Secretaría que fue creada en 2015.

Para concluir su mensaje, Enrique Peña Nieto dijo “comprender y compartir la molestia y el enojo” generado a partir del incremento de los precios de la gasolina. Además de asegurar que no fue una decisión fácil de tomar y que no es el resultado ni de la Reforma Energética, ni de la Reforma Hacendaria, sino que es el efecto de lo que está ocurriendo en el mundo y del aumento internacional de los precios de la gasolina.

Pemex_gas_station

“Todos deben asumir el reto de este ajuste para salir adelante”, de esta manera, el Presidente apeló a la comprensión de los mexicanos e insiste en que de no haber tomado esta medida, las consecuencias habrían sido más dolorosas, puesto que esta solo busca preservar la economía de nuestro país.

BANNER BAJA APP 164


Trife desecha impugnación en las elecciones presidenciales


La comisión calificadora de la elección presidencial propone declarar como infundado el juicio con el que la izquierda solicitó invalidar las elecciones.


POR Staff Rolling Stone México  



La comisión calificadora de la elección presidencial propone declarar como infundado el juicio con el que la izquierda solicitó invalidar las elecciones.

Trife desecha impugnación en las elecciones presidenciales

La comisión calificadora de la elección presidencial propone declarar como infundado el juicio de inconformidad con el que la izquierda solicitó invalidar las elecciones. Si dicho proyecto de sentencia es validado por el pleno del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, los comicios federales no serán anulados.

Fuentes del sector electoral confirmaron a El Universal la conclusión del documento de casi 3 mil hojas y el resultado de éste es que no existen pruebas contundentes de que el priísta Enrique Peña Nieto violó el tope de gastos de campaña.

Tampoco existen pruebas contundentes de que EPN utilizó encuestas para favorecer su candidatura o de que hubo coacción del voto a su favor. Una vez desahogado el último juicio de inconformidad en relación a estos comicios, el siguiente paso será la emisión y aprobación del dictamen relativo a la declaración de validez de la elección presidencial.

FUENTE: El Universal


Asuntos Internos: ¿Qué pasaría si llega al poder?


¿Qué pasaría si Josefina, Enrique o Andrés Manuel llegan al poder? Dos temas analizados bajo la óptica de los principales candidatos


POR Staff Rolling Stone México  



¿Qué pasaría si Josefina, Enrique o Andrés Manuel llegan al poder? Dos temas analizados bajo la óptica de los principales candidatos

Asuntos Internos: ¿Qué pasaría si llega al poder?

Dos temas analizados bajo la óptica de los principales candidatos

¿Economía?

Carlos Mota Especialista en negocios, economía y finanzas. Colabora en Milenio Diario con su columna Cubículo Estratégico. Titular del programa Imagen Empresarial de Grupo Imagen, analista regular de TV Azteca, Proyecto 40 y Milenio TV. Además colabora en otras publicaciones.

Josefina Vázquez Mota:

Es la candidata que garantizaría el camino económico que ha sacado a México a flote en los últimos años, particularmente después de la crisis. Sería disciplinada y lanzaría a México más completamente al mundo desde el punto de vista comercial y de integración económica. Es la candidata del México globalizado. También se pronuncia por combatir monopolios. Es buena su idea de abrir Pemex a la inversión (coincide con Peña); y mejor aún la de hacer una reforma laboral muy integral. Su mejor idea económica es que fortalecerá el Estado de Derecho y el respeto a la ley. Con eso bastaría.

Andrés Manuel López Obrador: Es el más complejo en su mensaje económico. También ha hecho menciones constantes sobre el crecimiento, pero basa su teoría económica de desarrollo en la idea de combatir la corrupción e implantar un gobierno austero. No es claro que eso se traduzca en un crecimiento vigoroso. Desarrollaría infraestructura y enfatizaría la construcción de refinerías. Habla de impulsar la competencia económica, pero no lo hace parejo: Mientras quiere competencia en varias industrias, mantiene el monopolio de Pemex. ¿La idea de regresar a Luz y Fuerza del Centro? Mala. ¿Tomar el dinero de las pensiones de las afores? Peor.

Enrique Peña Nieto: Me parece que Enrique, como me lo dijo en Davos en enero de este año, implantaría políticas públicas muy prácticas. Dedicaría su esfuerzo a lo que funciona. Por eso cada vez fue más vehemente en sus pronunciamientos sobre las reformas estructurales, particularmente cuando nombró la reforma laboral en el segundo debate del 10 de junio. Con Peña tendríamos una reforma energética y una reforma hacendaria. Se ha dicho respetuoso de la autonomía del Banco de México y ha acentuado lo relevante que es para él el crédito para impulsar el crecimiento económico, que es su obsesión.

¿Aborto y matrimonio gay?

Yuriria Sierra

Estudió ciencias políticas en el ITAM. Actualmente conduce el programa Última emisión y Política ficción en Imagen Radio. Colabora en el periódico Excélsior, conduce la Segunda Emisión de Noticias de Cadena Tres. Ha colaborado en Milenio Diario y Nexos, entre otras publicaciones.

Josefina Vázquez Mota: Lo cierto es que siendo Josefina de extracción panista, el partido conservador, el de derecha, pensaríamos en un respaldo más fuerte hacia leyes que prohiban,¡ por ejemplo, el matrimonio entre personas del mismo sexo. Sobre el aborto, al igual que el priísta, Vázquez Mota se ha expresado en contra de la criminalización de la mujer, aunque sí, de nuevo vemos la sombra panista y sus múltiples intentos por echar abajo leyes que el den a la mujer el derecho a decidir. La velita de esperanza en JVM, es acaso su condición de mujer (ella misma confesó haber tenido un aborto) y aunque pareciera extraño, su postura resulta más liberal que la del candidato de las izquierdas.

Andrés Manuel López Obrador: Curiosamente, la opción de izquierda, la que debería representar la mayor oportunidad para las causas progresistas, encontrarían en la presidencia de AMLO una muralla absurda. El Peje ha declarado en más de una ocasión que, sobre estos temas, su solución es la consulta ciudadana. O sea, que una mayoría decida sobre derechos una minoría. De hecho, cuando fue Jefe de Gobierno del Distrito Federal, por una “inexplicable” razón, la propia izquierda saboteó la aprobación del derecho a decidir y las entonces denominadas “Sociedades de Convivencia”… Es decir, un presidente de izquierda incapaz de tomar decisiones de izquierda y asumir los costos políticos que puedan traer (o acaso por la propia fe cristiana que el candidato López Obrador ha confesado profesar).

Enrique Peña Nieto: Los temas seguramente quedarán en las mismas, ni sí, ni no. O sea, lo que ya está que se quedará así. Aunque ha dado varias declaraciones al respecto, diciendo que ambos temas, tanto los matrimonios entre personas del mismo sexo como el aborto, quedarán bajo responsabilidad de cada congreso estatal. O sea, bajo una óptica federalista. Con lo que entendemos que no meterá las manos por ninguno, que cada estado se haga bolas con sus decisiones. Si acaso la única velita de esperanza corresponde a que se ha expresado en varias ocasiones, en contra de la criminalización de la mujer que decide abortar. Legislación que actual y lamentablemente opera en 16 estados y que con el voto del PRI podría echarse para atrás.

¿Sistema de salud?

Macario Schettino

Analista social, político y económico. Profesor del Tec de Monterrey, columnista y articulista en El Universal. Participa en la mesa semanal Dinero y Poder (Canal 11) y En la opinión de (Canal 2). Ha publicado 18 libros.

En principio, el sistema de salud ha sufrido su más importante transformación en los dos últimos sexenios con la introducción del Seguro Popular. Con esto, ahora se cubre a toda la población aunque sea en un grupo de enfermedades, las más costosas. Hay dos grandes retos en materia de salud. El administrativo consiste en encontrar un equilibrio adecuado entre los diversos sistemas de salud que existen; el médico, en aumentar lo más posible la prevención para reducir el costo de los tratamientos.

Frente a estos retos, tanto Enrique Peña Nieto como Josefina Vázquez Mota han propuesto dar un paso adelante en materia de salud (y seguridad social) consistente en universalizar los servicios. En ambos casos, sigue sin estar totalmente claro cómo se haría, pero se entiende que habrá un paraguas que cubrirá al seguro popular, el IMSS y el ISSSTE, así como a los diversos sistemas más pequeños. López Obrador no ha tocado el tema.

Finalmente, es importante mencionar que el costo de las pensiones (que no es sólo salud, sino seguridad social) es ya muy elevado (casi tres puntos del PIB) y todo se cubre con impuestos. Durante el próximo sexenio, va a superar los cuatro puntos. Esto, sin contar el costo del servicio de salud a los jubilados y pensionados, que crece a un ritmo aún mayor. Frente a este incremento de los costos, tanto Enrique Peña Nieto como Josefina Vázquez Mota han hablado de una reforma hacendaria, aunque sin ser muy detallados al respecto. López Obrador insiste en que no es necesario subir impuestos.

BANNER CONTENIDO 2 JULIO