Archivo de la etiqueta: Rolling Stone David Bowie

Justice, Foxygen y Marky Ramone en el Vive Latino 2017


La nostalgia se hará presente en el festival con 3 actos internacionales de gran prestigio.


POR Héctor Elí Murguía  



Justice, Foxygen y Marky Ramone en el Vive Latino 2017

PresentadoporDoritos

Como cada año, el Vive Latino reúne esencialmente a bandas y artistas de origen hispano pero también presenta actos internacionales. En su decimoctava edición, el dúo de electrónica francesa Justice, el sonido nostálgico de Foxygen y el legado de Marky Ramone (exbaterista de los Ramones) serán algunos de los protagonistas extranjeros que le darán un sabor distinto al festival.

Justice

justice

Con el sonido sacro de los sintetizadores y el sampleo de piezas de música clásica, Gaspard Augé y Xavier de Rosnay comenzaron su carrera musical tras abandonar su travesía como diseñadores. En 2007, sitios web de descarga de música como Napster y LimeWire mostraban a “D.A.N.C.E“, éxito de su álbum debut Cross, como una de sus canciones más populares.

Su camino se ha forjado en la disquera Ed Banger Records, lugar de donde provienen otros herederos del french house como Breakbot. El estilo francés de la discoteca muestra una mística a través del crujir de sus teclados taladrantes y una caja de ritmos ensordecedora.

En su álbum Audio, Video, Disco de 2011, Justice incluyó instrumentos de orquesta en la producción. Después del lanzamiento de su último álbum Woman el año pasado, los parisinos regresan a nuestro país con un sonido más cercano a sus influencias como Earth, Wind & Fire, KC and the Sunshine Band y Daft Punk.

Foxygen

Foxygen 1.5

Usar la música de antaño para crear composiciones siempre ha sido una fórmula de éxito. Foxygen representa esa obsesión por la nostalgia, en específico por la música teatral al estilo Lou Reed y la textura sonora que vociferaban Mick Jagger o David Bowie.

A los 15 años, Sam France y Jonathan Rado lanzaron su primer álbum independiente Jurassic Exxplosion Phillipic, un material de 30 tracks con el que crearon una ópera espacial. La disquera Jagjaguwar firmó el primer contrato de Foxygen para lanzar su segundo álbum Take the Kids Off Broadway una obra que imita el sonido de The Brian Jonestown Massacre.

Con su última producción Hang, la agrupación californiana hace un homenaje a los musicales de rock clásico con la participación de más de 40 músicos de orquesta para matizar el sonido del álbum, que remite a la época vanguardista de Nueva York en los setenta.

Marky Ramone

MARKY

El exbaterista de los Ramones regresa a otra edición del Vive Latino como lo hizo en 2009. El dueño de las baquetas pioneras del punk norteamericano sustituyó al percusionista original de la banda en 1978 y mostró su personalidad en “I Wanna Be Sedated” del álbum Road To Ruin.

Previo a tal suceso, Marc Bell (Marky Ramone) vivió en Brooklyn y firmó contrato con Dust, banda que fue reconocida por tocar un estilo que definiría el hard rock y que por esto mismo se encargó de producir los primeros dos discos de Kiss: Kiss (1974) y Hotter Than Hell (1974).

Mientras las huelgas de los trabajadores y los basureros formaban parte del imaginario en el mundo underground de Nueva York en los setenta, Marky grabó Blank Generation con Voidoids, que representaría en sus letras y su sonido, esa zona de Estados Unidos.

Como representante del punk, Marky será uno de los personajes históricos que visitarán el Vive Latino junto con las bandas actuales del género como Chingadazo de Kung Fu, Dolores de Huevos y la mítica banda Rancid.

BANNER APP 166


Una larga metamorfosis


La camaleónica influencia del hombre que cayó a la Tierra, está de vuelta una década después.


POR Staff Rolling Stone México  



La camaleónica influencia del hombre que cayó a la Tierra, está de vuelta una década después.

Una larga metamorfosis

David Bowie ha hecho todo: cantante, guitarrista y compositor; encabezó el movimiento glitter y creó un personaje extraterrestre; pavimentó el camino del movimiento new romantics y revolucionó el concepto escénico del rock; fue mimo, actor de cine y teatro; sobre¬vivió a un infarto y, a los 66 años, presenta ‘The Next Day’, su nueva obra

Por Jorge R. Soto

David Bowie ha sido una figura controversial –sobre todo en los inicios de su carrera– por su impactante presencia andrógina y vestuario femenino. Sus detractores le llamaron “degenerado”, aunque algunos críticos lo alaban como una de las estrellas vanguardistas más importantes de la última mitad del siglo XX. Sus obras, en el terreno musical y lírico, son de una originalidad que ha sido comparada con la de Bob Dylan y The Beatles, pues presentan un panorama reflexivo de las complejidades de la vida moderna. Desde que empezó a ganar notoriedad en su natal Inglaterra a finales de los sesenta, para la crítica especializada no ha sido fácil ubicar a Bowie dentro de un casillero del espectro musical. Su apariencia cambiante, ambigüedad sexual y estilo musical diverso, le han ganado el mote de “camaleón”.

CONSTRUYENDO UNA LEYENDA

Como ocurrió con otros músicos ingleses de su generación, el pequeño David quedó impactado por artistas de rock and roll, como Little Richard, Elvis Presley, Fats Domino y Chuck Berry, entre otros. En su adolescencia, aprendió a tocar la guitarra y el saxofón, y empezó a escribir material original. Thomas Alva Edison afirmó alguna vez: “El genio es uno por ciento inspiración y 99 de transpiración”. Esta frase parece aplicarse al joven aspirante a músico quien sudó y se esforzó buscando su propia identidad musical, durante los primeros años sesenta, participando en las bandas Konrads, King Bees y Lower Third –las abandonó por no llenar sus expectativas artísticas.

David Bowie es sinónimo de transformación, búsqueda de nuevas formas de expresión y empezó a construir su leyenda en 1967, cuando editó su álbum debut que recibió buenas críticas, pero pasó sin pena ni gloria por los estantes de las tiendas de discos. Tal vez por ello se concentró en el estudio del budismo y se involucró, asimismo, en el estudio de diferentes filósofos, entre los que destaca Nietzsche que, con su afirmación “Dios está muerto”, influyó al músico británico para escribir frases como aquella del corte “Seven”: “Los dioses olvidaron que me crearon/Yo también los olvidé/Bailo entre sus sombras/Juego entre sus tumbas”.

En esa misma época, intentando ampliar sus horizontes, Bowie se convirtió en alumno del actor, bailarín y coreógrafo británico Lindsay Kemp, con quien se sumergirá en el mundo del teatro avant garde y la mímica, disciplinas que cobrarían importancia en sus deslumbrantes puestas en escena, y en la creación y desarrollo de sus diversas personalidades artísticas.

El debut teatral de Bowie sucedió en un frío 28 de diciembre de 1967, en el Oxford New Theater, con la obra Pierrot in Turquoise or the Looking Glass Murders, original de Kemp en donde no sólo interpretó a uno de los personajes principales, sino que compuso canciones que servirían de marco para esta trágica historia en la que Pierrot asesina a Columbine, el amor de su vida, por haberse inclinado por Arlequín, su rival.

El año de 1969 fue de contrastes: Se celebró el mítico Festival de Woodstock, llevando la era hippie a su punto más alto. Meses después, el concierto realizado por The Rolling Stones en Altamont, California, revelaría el lado oscuro de ese movimiento. The Beatles realizarían su última presentación pública en el techo de su compañía Apple. Una nueva época estaba gestándose y era necesaria una presencia que desafiara los cánones anteriores; David Bowie fue el heraldo de esta metamorfosis, aportando “Space Oddity”, una composición que se dio a conocer coincidiendo con la llegada del hombre a la luna y con la que obtiene el premio Ivor Novello por su originalidad. Este es el punto de inflexión en que, de la fértil imaginación de Bowie, empezaron a surgir los personajes que él mismo habitó para presentarlos al mundo. Tal es el caso de Mayor Tom, un astronauta que se niega a regresar a la Tierra.