Archivo de la etiqueta: sonidos incidentales

El secreto de la música de terror


Los compositores han desarrollado recursos para provocar miedo en el espectador, desde el intervalo del diablo hasta instrumentos espeluznantes.


POR Noemí Contreras  



Imagen: Roger Kastel (CC)

El secreto de la música de terror

Haz un pequeño experimento: pon la película o serie de terror que más pesadillas te haya dado y desactiva el sonido. Lo que sucederá es que las imágenes seguirán siendo aterrorizantes, pero ya no tendrán el mismo efecto en ti (y tal vez ahora te parezca aburrida). Esto se debe al gran poder que tiene la combinación de música y efectos de sonido en el cerebro humano. A lo largo del tiempo, los compositores han identificado una serie de elementos en la música que perturban nuestros oídos y los han utilizado como herramientas para hacer que los proyectos audiovisuales de terror te pongan los pelos de punta.

El tritono –un intervalo de tres tonos que equivale a una quinta disminuida o una cuarta aumentada– recibió el nombre de diabolus in musica (el diablo en la música) en la Edad Media porque se consideraba que su sonido era siniestro, disonante e inestable. Su uso llegó a ser prohibido en los cantos eclesiásticos y, a lo largo de la historia, su sonido continuó estando relacionado con emociones negativas. Por esta razón, este intervalo se encuentra dentro de muchas composiciones para películas e incluso algunas bandas como Black Sabbath también han explotado este recurso, de hecho, el inicio de “Purple Haze” de Jimi Hendrix es un tritono.

Entre otros sonidos que “incomodan” al oído humano, se encuentran las tonalidades menores. En la música occidental, las tonalidades mayores están asociadas con emociones positivas como la alegría y la felicidad, mientras que las menores hacen alusión a lo oscuro, pesimista y sombrío. Un buen ejemplo de esto es “Tocata y fuga en re menor” del compositor barroco Johann Sebastian Bach, una de las piezas más famosas escritas para órgano y ha sido ampliamente usada en películas para ilustrar el terror (Dr. Jekyll and Mr. Hyde de 1931, The Black Cat de 1934, El fantasma de la ópera de 1962, entre otras).

Una de las técnicas que crean más tensión en el espectador es probablemente el glissando (un adorno musical que consiste en una rápida transición entre dos notas, permitiendo que se escuchen todas las notas intermedias). “Threnody to the Victims of Hiroshima” de Krzysztof Penderecki es una obra para 52 instrumentos de cuerda frotada que utiliza glissandos y disonancia y está dedicada a los habitantes de Hiroshima que sufrieron el ataque de la bomba atómica. Esta composición ha sido utilizada para el filme Los niños del hombre de Alfonso Cuarón y la serie Twin Peaks de David Lynch.

Además, existen otros recursos como los intervalos de segunda y séptima (¿recuerdas Tiburón?); instrumentos musicales como el violín, el sintetizador, el waterphone y el theremín; y evidentemente los efectos de sonido o foleys.

Intervalo de segunda en el tema principal de la banda sonora de Tiburón:

Y una demostración del waterphone:

Ahora que conoces los secretos de la música de terror, ¿las películas y las series serán menos espantosas? Posiblemente no. Pero la próxima vez que te adentres en este género y estés al borde del asiento, te invito a que identifiques algunas de las técnicas y notes cómo se complementa el sonido con la imagen.


Los sonidos en el cine


Te mostramos cómo se crearon los efectos de sonido de algunos clásicos como ‘Star Wars’, ‘Jurassic Park’ y ‘Godzilla’.


POR Noemí Contreras  



Fotos: cortesía Warner Pictures / Disney / Paramount Pictures

Los sonidos en el cine

Como se mencionó en el artículo “El arte de los foleys” de la edición impresa de este mes, Gonzalo Gavira fue la mente maestra detrás del efecto de sonido de la siguiente escena en El exorcista (la cual ganó el premio Óscar a Mejor sonido en 1973):

“Para la escena donde la niña gira la cabeza, Gonzalo Gavira utilizaba un peine de madera. Es curioso que un sonido de una escena tan icónica se haya hecho con un objeto tan común. Esa es la magia de un foley”, explica Jacobo Martínez, quien tuvo la oportunidad de colaborar y dar algunos cursos con él.

Existe un sinfín de ejemplos similares a este, en los que se utilizaron grabaciones impensables para recrear sonidos o incluso inventarlos. Aquí revelaremos el secreto detrás de algunos de los más distintivos en el mundo del cine:

Star Wars

El diseñador de audio de las películas de Star Wars, Ben Burtt, cuenta que para el sonido de las espadas láser realizó lo siguiente: en su universidad tenían un proyector con un motor que producía un “increíble zumbido”. A la grabación de este sonido le añadió el que obtuvo cuando, por accidente, grabó la estática que se produjo mientras caminaba con un micrófono cerca de una televisión. Y para crear el efecto aural de movimiento, reprodujo el tono resultante en un altavoz y lo grabó moviendo el micrófono de lado a lado.

Jurassic Park

Jurassic Park es una de las películas más queridas de todos los tiempos simplemente porque los dinosaurios son monstruosos y fantásticos. Aunque sólo podemos imaginarnos cómo se escuchaban los sonidos que producían estas criaturas, el diseñador de audio, Gary Rydstrom, se dio a la tarea de intentar que sonaran “reales” y al mismo tiempo aterradores. Para ello, utilizó diferentes grabaciones de animales como cisnes, halcones, víboras de cascabel y monos aulladores, entre otros.

Terminator 2

La secuela del éxito comercial que impulsó la carrera de James Cameron como director y de Arnold Schwarzenegger como actor se estrenó a inicios de la década de los noventa. Los efectos de sonido son la columna vertebral de las películas de ciencia ficción, por lo que los detalles son muy importantes. Por ejemplo, para crear el sonido del arma de Terminator, se mezclaron los sonidos de un revólver calibre .38, el eco de un rifle, la bala de un cañón y otra bala de cañón con más velocidad.

Star Trek

Para el reboot de esta franquicia, Ben Burtt (Star Trek, E.T.) fue el diseñador de audio y se encargó de apoyar la narrativa de la historia con efectos fascinantes. Para recrear el sonido de lava, utilizó hielo seco en agua; y para el rechinido de las puertas en la nave al abrir y cerrar, usó una aspiradora. Al ser fan de Star Trek, Ben pudo cumplir el sueño de ser parte de esta aventura con su creatividad e ingenio.

Psycho

La famosa escena de la regadera en Psycho de Alfred Hitchcock es una de las más traumantes de la historia del cine –esto sin mostrar violencia gráfica, únicamente con efectos de sonido. Para obtener algo parecido a lo que se escucha cuando se apuñala la piel, Hitchcock mandó pedir diferentes melones y sandías al set. Después de probar el cuchillo en todos, dijo: “Casaba” [o melón verde]. Hoy en día, el melón verde todavía es una de las principales opciones para el foley de apuñalar a alguien.

El señor de los anillos

Es importante reconocer el espléndido trabajo de post-producción de El señor de los anillos. En este caso, el diseñador fue Ethan Van Der Ryn, y para recrear los sonidos de la manera más fiel y real, no sólo se grabaron dentro del estudio sino que también fueron a lugares naturales, lo cual fue un reto debido al ruido exterior y el poco control que tenían sobre él.

Godzilla

El intimidante rugido de Godzilla ha tenido diferentes variantes desde 1954 hasta 2014, pero el primero es probablemente uno de los sonidos más icónicos del cine. En 2014, Erik Aadahl, se basó en el original –el cual fue creado con un guante de cuero y un contrabajo– para poder rediseñar el nuevo rugido pero utilizando la nueva tecnología disponible. Erik explica que “lo que escuchas es tan importante como lo que ves”.

Sin lugar a dudas, engañar a nuestro cerebro a través del sentido del oído es una tarea fácil para aquellos que conocen su función y la reacción de las personas ante ciertos sonidos. Para terminar, te recomendamos echarle un vistazo a la siguiente conferencia TED, donde Tasos Frantzolas (fundador de Soundsnap) cuenta algunas de las mentiras detrás del diseño de audio: