Archivo de la etiqueta: Vito Corleone

Robert De Niro: 12 personajes que lo convirtieron en una leyenda del cine


Presentamos una lista de las mejores actuaciones del actor para celebrar su cumpleaños número 74.


POR Priscila Núñez  



Foto: Petr Novák

Robert De Niro: 12 personajes que lo convirtieron en una leyenda del cine

Robert De Niro es considerado uno de los mejores actores de todos los tiempos. Desde su participación en The Godfather Part II su nombre se convirtió en sinónimo de prestigio en el mundo del cine.

El actor nació el 17 de agosto de 1943 en Nueva York, ciudad en la que se desarrollan muchas de las grandes historias que protagonizó, como si llevara en la sangre la mirada impasible necesaria para ser gángster.

En sus inicios en el séptimo arte, Robert colaboró en varias ocasiones con Brian de Palma, quien lo dirigió en 1968 en su debut, Greetings. Más tarde, la mancuerna que hizo con Martin Scorsese fue la que nos dejó algunas de las mejores entregas cinematográficas.

Con motivo de su cumpleaños número 74, realizamos un recuento de las mejores interpretaciones del actor:

Vito Corleone
The Godfather Part II
(1974)
Dir. Francis Ford Coppola

Vito es calmado y calculador. Su rostro es tan impasible que incluso cuando asesina parece que trae puesta una máscara que oculta al gángster. En esta segunda entrega del clásico de Ford Coppola, parece que interpreta a Marlon Brando interpretando a Don Corleone, lo que añade otra capa y mayor mérito a su actuación.

Travis Bickle
Taxi Driver
(1976)
Dir. Martin Scorsese

Probablemente este sea el personaje más emblemático en la trayectoria de De Niro. Todo el mundo ha escuchado la frase “¿Me estás hablando a mí?”, pero pocos saben que el actor la improvisó demostrando su gran capacidad para dar vida a un personaje más allá del papel y la simple representación. Hoy en día, Travis Bickle es sinónimo de un hombre perturbado que se convirtió en un héroe.

Michael
The Deer Hunter
(1978)
Dir. Michael Cimino

The Deer Hunter cuenta la historia de un grupo de amigos que van a luchar en la guerra de Vietnam. Mientras que en Taxi Driver interpreta a un hombre solitario con cierto grado de psicosis y en The Godfather Part II da vida a un hombre que va escalando en los peldaños del poder, en esta cinta se puede decir que interpreta a dos personajes diferentes: a Michael antes de la guerra y a Michael después de la guerra.

Jake La Motta
Raging Bull
(1980)
Dir. Martin Scorsese

De alguna manera, el trastornado boxeador que De Niro interpreta en esta película es un resumen de todo lo que el actor ha personificado en la pantalla grande: es una alma solitaria llena de contradicciones que no puede comprender a las mujeres. La Motta podrá ser un personaje monstruoso, pero no es un monstruo en sí.

Rupert Pupkin
The King of Comedy
(1982)
Dir. Martin Scorsese

Rupert Pupkin es uno de los personajes más “extraños” que De Niro ha interpretado gracias a su inaudita normalidad y su banal aspiración a ser famoso, aspiración que lo lleva a secuestrar a su celebridad favorita. Lo complejo de este personaje es precisamente el hecho de que aunque es fácil de odiar, también le agrada al espectador, algo que pocos han podido conseguir.

David ‘Noodles’ Aaronson
Once Upon a Time in America
(1984)
Dir. Sergio Leone

Noodles es un personaje complejo y lleno de contradicciones. Conforme llegas a conocerlo en la película, también te das cuenta de todas las dificultades que ha tenido que enfrentar a lo largo de su vida, y aún así, De Niro consigue que el personaje sea simpático. El actor se encuentra en su zona más vulnerable en esta película y gracias a la guía que significó el director Sergio Leone, podemos asegurar que se trata de una obra maestra del séptimo arte.

Rodrigo Mendoza
The Mission
(1986)
Dir. Roland Joffé

Lejos de todas las películas de Nueva York se encuentra la cinta de Roland Joffé, The Mission, ubicada en la selva latinoamericana en 1700. De Niro interpreta a un esclavista en busca de redención que decide seguir a un misionero para lograr un bien mayor.

James Conway
Goodfellas
(1990)
Dir. Martin Scorsese

Considerada por muchos la mejor película de Martin Scorsese. En Goodfellas, De Niro trabaja junto a grandes actores como Paul Sorvino y Joe Pesci para encarnar al gángster más flemático de los tres. Es en Goodfellas más que en cualquier otra cinta en donde nos queda claro lo aterradora que puede ser una simple mirada de De Niro.

Max Cady
Cape Fear
(1991)
Dir. Martin Scorsese

Este filme es uno de los mejores ejemplos de como se debe hacer un remake. De Niro se las arregla para entregar a un Max Cady más aterrador que Robert Mitchum en la cinta original de 1962, puesto que da vida a un asesino que podría pasar desapercibido aunque el odio siempre estuviera presente en su mirada.

Sam ‘Ace’ Rothstein
Casino
(1995)
Dir. Martin Scorsese

Casino contiene una de las actuaciones más sutiles y humanas de Robert De Niro. En esta cinta se abstiene de todas las necesidades sociópatas que estuvieron presentes en papeles anteriores y entrega un personaje mucho más calculador, un personaje que sabe cómo tratar con políticos, hombre de negocios y con la ley.

Louis Gara
Jackie Brown
(1997)
Dir. Quentin Tarantino

Está película es uno de los trabajos más finos, bien logrados y más infravaloradas tanto del actor como de Tarantino. Aunque la película es protagonizada por Pam Grier y Robert Forster (quien entrega una de las mejores actuaciones de reparto de 1997), es De Niro quien interpreta al criminal perfecto.

Pat Solatano Sr.
Silver Linings Playbook
(2012)
Dir. David O. Russell

La gran mayoría de los personajes a los que dio vida De Niro son personas problemáticas, con pasados obscuros que los han dejado marcados. Pat Solatano parece ser una guiño tardío a los años dorados del actor. Después de una década de malas comedias (a las que tristemente ha decidido regresar), Robert despierta en Silver Linings Playbook todas las habilidades que lo convirtieron en un gran actor en primer lugar.


5 cosas que aprendimos de la reunión del elenco de ‘El Padrino’


Francis Ford Coppola, Al Pacino, Robert De Niro, Diane Keaton y otros actores se reunieron durante el Festival de Cine de Tribeca.


POR Staff Rolling Stone México  



5 cosas que aprendimos de la reunión del elenco de ‘El Padrino’

Por David Fear

El director Francis Ford Coppola y el elenco de El Padrino se reunieron durante el Festival de Cine de Tribeca para celebrar el 45 aniversario de la cinta.

La dieciseisava edición de Tribeca terminó el sábado con una doble presentación especial de El Padrino parte uno y dos. Después de la proyección, Coppola fue acompañado por los actores Al Pacino, Robert De Niro, Robert Duvall, James Caan, Diane Keaton y Talia Shire en un escenario decorado como la biblioteca de Vito Corleone, personaje del fallecido Marlon Brando.

Al terminar la proyección de las primeras dos cintas de la saga, tuvo lugar un panel con los actores en el que recordaron anécdotas de la filmación y respondieron algunas preguntas. Estas son cinco cosas que aprendimos de esa reunión:

1. Coppola había hablado con Brando antes de El Padrino para que interpretara The Conversation.
El director recordó que se encontraba leyendo el New York Times un domingo por la mañana mientras vivía en San Francisco cuando vio la portada del libro de Mario Puzo con las icónicas cuerdas de marioneta. Entonces ocurrieron dos coincidencias: los productores Al Ruddy y Gray Frederickson, quienes terminarían produciendo la adaptación, pasaron a la casa de Coppola para saludar.

La segunda coincidencia fue que mientras los productores y el realizador se encontraban juntos, el teléfono sonó y era Marlon Brando para rechazar protagonizar The Conversation, una historia en el que Coppola había estado trabajando.

2. Pacino y Diane Keaton se emborracharon juntos después de filmar su boda.
No es un secreto que el productor Robert Evans tenía sus dudas respecto a tener a Al Pacino en el papel de Michael Corleone, e incluso, después de obtener el papel, siguieron poniéndolo a prueba. Fue hasta que filmó la escena en la que le dispara a Sollozzo en el restaurante que se dieron cuenta de que era el actor indicado.

Sin embargo, eso no impidió que Pacino decidiera aliviar un día la presión en compañía de Diane Keaton en su habitación de hotel. “Terminamos muy abrumados después de la escena de nuestra boda”, dijo el actor, “Éramos actores de teatro y no estábamos acostumbrados a la producción cinematográfica. Todo el asunto tenía un aire que se sentía surreal, así que regresamos y comenzamos a beber”.

3. El actor que interpreta al sicario Luca Brasi podría haber hecho, por así decirlo, su investigación en la vida real.
Ha habido rumores que dicen que Lenny Montana, el luchador originario de Brooklyn que actúo como el guardaespaldas de Corleone, podría haber estado involucrado en alguna situación similar a la que interpretaba en El Padrino.

Coppola recordó haber preguntado a Montana si era capaz de interpretar de forma convincente la escena en la que Brasi se sienta en la cama y carga su arma. La respuesta del actor y la forma en que el director contó la anécdota en Tribeca nos hace pensar que los rumores podrían ser verdad.

4. A Talia Shire fue a quien se le ocurrió la idea de que el personaje de Kay había tenido un aborto.
Cuando a los panelistas se les preguntó si habían vuelto a ver las cintas después de tantos años, Keaton respondió que lo había hecho recientemente en su laptop y que había quedado maravillada con la interpretación de Talia Shire como Connie Corleone. Después, Coppola admitió que fue Shire quien tuvo la idea de que Kay abortara en la segunda parte de la saga para dejar en claro que ella ya no sería parte “de ese asunto siciliano”.

5. Marlon Brando tenía testículos más impresionantes que los de Robert Duvall.
Robert Duvall fue el ganador en la competencia de anécdotas. Al parecer, durante la filmación, el elenco se hacía bromas entre ellos y fue durante la escena de la boda en donde Brando y Duvall decidieron desnudarse aún a pesar de que Coppola les recordara que había mujeres y niños presentes. Después de la hazaña, una mujer se acercó para decirle “Señor Duvall, no está nada mal pero, por Dios, ¡¿vio a Brando?!”

BANNER APP 168