Archivo de la etiqueta: We are Young

Ganadores de los Grammys 2013


The Black Keys, Fun y Mumford and Sons, los grandes ganadores en los Grammys 2013


POR Staff Rolling Stone México  



The Black Keys, Fun y Mumford and Sons, los grandes ganadores en los Grammys 2013

Ganadores de los Grammys 2013

La noche del 10 de febrero se llevó a cabo la entrega de los Grammy 2013, donde los grandes ganadores fueron fun., The Black Keys y Gotye.

El premio a Mejor Álbum del Año fue para Mumford & Sons por el disco Babel, mientras que la estatuilla por Mejor Grabación del Año fue para Gotye con “Somebody That I Used to Know”. fun ganó en las categorías de Mejor Artista Nuevo y canción del Año por “We Are Young”.

Por su parte, la dupla conformada por Dan Auerbach y Patrick Carney se coronaron en las categorías de Mejor Performance de Rock por “Lonely Boy”, Mejor Álbum de Rock por El Camino y Mejor Canción de Rock.

Aquí la lista completa de ganadores:

Mejor Álbum del Año:
Babel, Mumford & Sons

Mejor Grabación del Año:
“Somebody That I Used to Know”, Gotye

Mejor Artista Nuevo:
Fun.

Mejor Álbum de Country:
Uncaged, Zac Brown Band

Mejor Colaboración de Rap:
“No Church in the Wild”, Jay-Z & Kanye West (con Frank Ocean & The-Dream)

Mejor Álbum Vocal Pop:
Stronger, Kelly Clarkson

Mejor Performance de Rock:
“Lonely Boy”, The Black Keys

Mejor Álbum Urbano Contemporáneo:
Channel Orange, Frank Ocean

Canción del Año:
“We Are Young”, Fun. & Janelle Moáne

Mejor Performance de Country:
“Blown Away”, Carrie Underwood

Mejor Performance Pop:
“Set Fire to The Rain”, Adele

Mejor Álbum de Música Alternativa:
Making Mirrors, Gotye

Mejor Performance de Pop Dúo/Grupo:
“Somebody That I Used To Know”, Gotye feat. Kimbra

Mejor Álbum de Rock:
El Camino, The Black Keys

Mejor Canción de Rock:
“Lonely Boy”, Dan Auerbach, Brian Burton y Patrick Carney

Mejor Álbum de World Music:
The Living Room Sessions, Part1, Ravi Shankar

Mejor Canción de Country:
“Blown Away”, Josh Kear, Chris Tompkins y Carrie Underwood

Mejor Performance de Country Dúo/Grupo:
“Pontoon”, Little Big Town

Mejor Canción de Rap:
“N****s In Paris”: Shawn Carter (Jay-Z), Mike Dean, Chauncey Hollis y Kanye West

Mejor Performance de Rap:
“N****s In Paris”, Shawn Carter (Jay-Z) y Kanye West

Mejor Banda Sonora para Medios Visuales:
The Girl With The Dragon Tattoo, Trent Rezno & Atticus Ross

Mejor Álbum de R&B:
Black Radio, Robert Glasper

Mejor Performance Tradicional de R&B:
Beyoncé.

Mejor Álbum de Electrónica/Dance:
Bangarang, Skrillex

Mejor Grabación Dance:
“Bangarang”, Skrillex feat. Sirah

Mejor Video Formato Largo:
“Big Easy Express”, Mumford & Sons, Edward Sharpe & The Magnetic Zeros & Old Crow Medicine Show

Mejor Video Formato Corto:
“We Found Love”, Rihanna feat. Calvin Harris

Mejor Álbum de Latin Jazz:
¡Ritmo!, The Clare Fischer Latin Jazz Big Band

Mejor Álbum Tropical Latino:
Retro, Marlow Rosado y La Riqueña

Mejor Álbum Tejano o Regional Mexicano:
Pecados y milagros, Lila Downs

Mejor Álbum Latino de Pop, Rock o Urbano:
MTV Unplugged Deluxe Edition, Juanes

Mejor Álbum Latino de Rock, Urbano o Alternativo:
Imaginaries, Quetzal

Mejor Álbum de Roots Regional:
The Band Courtbouillon, Wayne Toups, Steve Riley & Wilson Savoy

Mejor Álbum de Folk:
The Goat Rodeo Sessions, Yo-Yo Ma, Stuart Duncan, Edgar Meyer & Chris Thile

Mejor Álbum de Blues:
Locked Down, Dr. John

Mejor Álbum de Americana:
Slipstream, Bonnie Raitt

Mejor Álbum de Compilación de Banda Sonora:
Midnight In Paris

Mejor Álbum de Jazz Vocal:
Radio Music Society, Esperanza Spaulding

Mejor Solo de Jazz Improvisado:
“Hot House”, Gary Buron & Chick Corea

Mejor Álbum de Música New Age:
Echoes of Love, Oakram

Mejor Álbum de Comedia:
Blow Your Pants Off, Jimmy Fallon

Mejor Álbum de Palabra Hablada:
Society’s Child: My Autobiography, Janis Ian

Mejor Álbum para Chicos:
Can You Canoe?, The Okee Dokee Brothers

Mejor Álbum de Reggae:
Rebirth, Jimmy Cliff

Mejor Álbum de Composición Clásica Contemporánea:
Hartke, Stephen: Meanwhile – Incidental Music To Imaginary Puppet Plays, Stephen Hartke

Mejor Compendio Clásico:
Penderecki: Fonogrammi; Horn Concerto; Partita; The Awakening of Jacob; Anaklasis, Antoni Wit

Mejor Performance Vocal de Clásico:
“Poemes”, Renee Fleming

Mejor Productor del Año, Clásica:
Blanton Alspaugh

Mejor Performance Orquestal:
Adams Harmonielehre and Shor Ride In A Fast Machine, Michael Tilson Thomas

Mejor Grabación de Ópera:
“Wagner: Der Ring Des Nibelungen”, James Levine and Fabio Luisi

Mejor Ingeniero de Sonido, Clásica:
Life & Breath, Tom Caufield y John Newton

Mejor Álbum de Música Cristiana Contemporánea:
Eye on It, TobyMac

Mejor Álbum de Gospel:
Gravity, Lecrae

Mejor Canción de Música Cristiana Contemporánea:
“10.000 Reasons (Bless the Lord)”, Matt Redman, (Escritores: Joans MYrin y Matt Redman) & Your Presence is Heaven, Israel y New Breed (Escritores: Israel Houghton y Micah Massey)

Mejor Canción Gospel:
“Go Get It, Mary Mary” (Escritores: Erica Campbell, Tina Campbell y Warryn Campbell

Mejor Performance Musical de Gospel Cristian Contemporáneo:
“10.000 Reasons (Bless the Lord)”, Matt Redman

Mejor Álbum de Sonido Surround:
Modern Cool, Jim Anderson, Ingeniero de mezcla surround; Darcy Proper, Ingeniero de mastering surround; Michael Friedman, productor Surround (Patricia Barber)

Mejor Grabación Remixada, No Clásica:
“Promises”, (Skrillex & Nero Remix), Skrillex, remixer, Nero

Mejor Trabajo de Ingeniera en un Álbum, No Clásica:
The Goat Rodeo Sessions, Richard King, ingeniero; Richard King, Ingeniero de mastering (Yo-Yo Ma, Stuart Duncan, Edgar Meyer & Chris Thile)

Mejor Álbum Histórico:
The Smile Sessions Deluxe Box Set, Alan Boyd, Mark Linett, Brian Wilson & Dennis Wolfe, productores de compilación, Mark Linett, ingeniero de mastering (The Beach Boys)

Mejores Notas de Álbum:
Singular Genios: The Complete ABC Singles, Billy Vera, escritor de notas de álbum (Ray Charles)

Mejor Edición Especial Limitada:
Woody at 100: The Woody Guthrie Centennial Collection, Fritz Klaetke, director de arte (Woody Guthrie)

Mejor Packaging:
Biophilia, Michael Amzalag & Mathias Augustyniak, director de arte (Björk)

Mejor Arreglo Instrumental de Acompañamiento de un Vocalista:
“City of Roses”, Thara Memory & Esperanza Spalding, arreglos (Esperanza Spalding)

Mejor Arreglo Instrumental:
“How About You”, Gil Evans, arreglos (Gil Evans Project)

Mejor Composición Instrumental:
“Mozart Goes Dancing”, Chick Corea, compositor (Chick Corea & Gary Burton).


’21’ de Adele vuelve a ser el disco más vendido por segundo año consecutivo


La placa de la cantante británica se colocó como la más vendida por segundo año consecutivo superando a Red de Taylor Swift y Up All Night de One Direction.


POR Staff Rolling Stone México  



La placa de la cantante británica se colocó como la más vendida por segundo año consecutivo superando a Red de Taylor Swift y Up All Night de One Direction.

’21’ de Adele vuelve a ser el disco más vendido por segundo año consecutivo

Por Ale H. Morando

El disco 21 de Adele, fue por segundo año consecutivo el  más vendido en 2012, marcando la primera vez que esto ocurre en la era SoundScan, según informó Billboard.

Vendiendo más de 4,41 millones de copias este año (en comparación a los 5,82 millones el año pasado), 21 también se convirtió en el vigésimo primer álbum que vende 10 millones de copias desde que SoundScan comenzó a registrar las ventas de música en 1991.

Cabe mencionar que el álbum no ha salido de la lista de los 200 discos más vendidos de Billboard, ni del top 40 semanal, desde su debut el 21 de marzo de 2011. El disco de la cantante británica encabezó las listas de Billboard de nuevo, logrando la hazaña de ser el álbum más vendido en iTunes por dos años consecutivos.

El segundo lugar en ventas fue para Red de Taylor Swift, que vendió 3,11 millones de copias. One Direction acaparó tanto el tercero y quinto puesto con sus dos discos, Up All Night (1,62 millones) y Take Me Home (1,34 millones), convirtiéndose en el primer grupo de la era SoundScan en tener dos de los cinco primeros lugares. El cuarto lugar fue para Babel de Mumford & Sons el cual vendió 1,46 millones de placas, logrando convertirse en el álbum de rock más vendido del año.

Gotye se llevó el primer lugar en el rubro de sencillo digital con “Somebody That I Used to Know”, logrando 6,8 millones de ventas.“Call Me Maybe” de Carly Rae Jepsen se colocó en el segundo lugar con ventas de 6,47 millones, y FUN. quedó en tercer lugar con  su tema “We Are Young” con la colaboración de Janelle Monáe, vendiendo 5,95 millones. Maroon 5 con One More Night” en el décimo (3,46 millones).


El juego de Madonna


La Reina del Pop tiene aún muchas cartas y ases bajo la manga. Y vaya que las está jugando.


POR Staff Rolling Stone México  



La Reina del Pop tiene aún muchas cartas y ases bajo la manga. Y vaya que las está jugando.

El juego de Madonna

Por @Miguel Ángel Ángeles
Fotos de Jorge Reyes

Mucho puede esperarse de Madonna, a veces no todo bueno. En lo que va del MDNA Tour ya ha sido abucheada por salir al escenario muy tarde -hasta tres horas y media en el caso de Miami-, por expresar una “sugerencia política” a favor de Barack Obama en su concierto en Nueva Orleans y por si fuera poco, atacada por la prensa tras haber dejado ver más de lo habitual por una indiscreta prenda de ropa interior en lugares como Estambul. Y aunque ello no constituye algo nuevo en su carrera, las expectativas sobre su último concierto en México eran más que altas.

No relacionar esta visita con la anterior es casi imposible. En 2009 los boletos volaron, pues la espera había sido larga. En esta ocasión no. Las razones pueden ser muchas pero una cosa es clara, la historia se lee distinta hoy. Y es que tres años han sido más que suficientes para cambiar las reglas de un juego que ahora incluye promoción 24/7 en redes sociales y mini tours exclusivos como el 777 de Rihanna. Eso, aunado al hecho de que la barbadense y Lady Gaga han estado de visita recientemente levantaba aún más las apuestas. La llamada Reina del Pop tenía una cuota alta para la noche del 25 de noviembre y cómo jugó su partida es por mucho una lección de que en cuestiones de pop, no todo está dicho.

Paul Oakenfold fue el encargado de abrir la noche y, a pesar de ser un experto en cuanto al manejo de masas se refiere, se puede decir que el domingo no fue un perfecto ejemplo de ello pues, aunque el británico recibió una buena respuesta por recurrir a títulos como “Mrs. Brightside” de The Killers, “(I Can’t Get No) Satisfaction” de The Rolling Stones, “Sweet Dreams” de Eurythmics – momento que dio lugar a un aplaudido uso de la famosa palabra ‘F’-  e incluso la popular “We Are Young” de Fun, o “We found love”, -el éxito de Rihanna que fue además su acierto más grande-, no logró generar el ambiente que usualmente alcanza. No había olas, la gente que bailaba no era tanta como en otras ocasiones y los espacios en algunas de las gradas hacían que las dudas siguieran en el aire. Como primera jugada los resultados no eran del todo buenos.

Pasadas las 22:30 horas la respuesta comenzó a tomar forma. Tras apagarse las luces, el estruendo generado por los gritos de los casi 60 mil asistentes dio la bienvenida a la cantante. Un gigantesco incensario y una cruz proyectada en el escenario captaron la atención del público que, hipnotizado por los acompañamientos del cantante Kalakan, respondió eufórico cuando se escuchó ‘Oh my god’, frase que identificaba la que sería una de las canciones más aplaudidas de la noche: “Girl Gone Wild”. Con ella vendrían “Revolver” –con Lil Wayne cantando en pantalla- y “Gang Bang”. El público: eufórico. Madonna lame un revólver. Las luces destellando en las gradas y los miles de celulares en las manos de los asistentes sugerían el curso que tomaría la velada. Primer gran punto.

De ahí en adelante la noche no perdió ritmo. Ahí estaba Madonna tocando la guitarra, para luego cantar junto a Nicki Minaj (presente también en pantalla) la polémica “I Don’t Give A” y sonriendo cuando la rapera trinitense cerró la canción diciendo “There’s only one queen and that’s Madonna. Bitch!” Ahí estaba también bromeando públicamente cuando de “Express Yourself” saltó a “Born This Way” con el consabido saludo a Lady Gaga en forma de una frase extraída de otro de sus éxitos: “She’s Not Me”, decía Madonna mientras mostraba impúdica –¿hace falta decirlo?- uno de sus muslos. Números más adelante haría lo propio con sus nalgas, cosechando de nuevo miles de gritos.

Tras declarar “Yo soy muy caliente”, en español, vendría un momento emotivo en el que confesaría “Gracias a todos mis fans for supporting me (por apoyarme), I do not take your love for granted (no doy por sentado su amor)” para luego gritar “Los quiero mucho” y jugar con fanáticos a los que intentaba dar una ‘Spanish Lesson’. Más puntos. Los fanáticos de las primeras filas: extasiados.

La noche continuaría con “Masterpiece” seguida de visitas obligadas a éxitos como “Vogue”, “Candy Shop”, “Erotica”, “Human Nature” y “Like a Virgin” con la que presentaría un número que seguro se convertirá en un clásico de sus presentaciones, pues ser sometida con un corset mientras canta “Love Spent” no es algo que logre cualquiera. Los mensajes políticos estaban ahí y los de protesta en contra de los efectos del bullyng también, acompañados de imágenes polémicas, poderosas. Además de eso, los momentos protagonizados por sus expertos bailarines y sobre todo por su hijo Rocco, dieron a la noche un aire de familiaridad. Qué decir del vestuario; impecable, las luces y el derroche tecnológico: impresionante. Treinta años de carrera dan ese tipo de ventajas sin duda.

Vinieron luego “I’m Addicted” y “I’m a Sinner”, momento que la cantante aprovechó para gritar “Mexico, you can do better than that (México, puedes hacer más que eso)”, desatando una ferviente respuesta que devino en el momento que más emocionó al público durante la noche: “Like a Prayer”, canción que fue coreada y acompañada de aplausos por gran parte de los asistentes, entre los cuales incluso podían contarse niños. “Celebration” y “Give It To Me” serían la antesala de la despedida, la cual fue coronada por un mensaje sencillo que el público aplaudió como pocos: “Muchas gracias México. Buenas noches. Yo te quiero mucho”. Luego, Madonna desapareció.

Pero la euforia seguía ahí. Nadie esperaba un encore pues, después de todo, no eran pocos los que conocían de memoria el desarrollo del concierto gracias a YouTube. Aun así sonreían contentos. Afuera miles de ellos buscaban una playera o una taza, eran más de las 12:00 de un lunes laboral/escolar y eso parecía importar poco.

Es difícil saber si regresará en su siguiente gira e incluso, si es que tendrá otra gira pronto. Lo que sí es claro es que la Reina del Pop tiene aún muchas cartas y ases bajo la manga. Y vaya que las está jugando.

Madonna en México

Picture 1 of 14

Madonna en México por Jorge Reyes


fun. comparte un villancico navideño


Ahora fun. se adelantó a las fechas grabando un cover del famoso villancico “Sleigh Bells”.


POR Staff Rolling Stone México  



Ahora fun. se adelantó a las fechas grabando un cover del famoso villancico “Sleigh Bells”.

fun. comparte un villancico navideño

Es un hecho que cada vez la temática navideña llega más temprano. Ahora fun. se adelantó a las fechas grabando un cover del famoso villancico “Sleigh Bells”, el cual puedes escuchar más abajo.

fun. se une a otros músicos que lanzarán canciones navideñas para las fiestas decembrinas de este año, como Paul McCartney, The Shins, Rufus Wainwright, y The Civil Wars.

El grupo estadounidense ha recibido interés mundial durante este 2012 por su canción “We Are Young”, seguida de “Some Nights”. Puedes ver la entrevista que Rolling Stone México le hizo a Andrew Young, tecladista de la banda, aquí.

http://soundcloud.com/fantasylabelgroup/sleigh-ride-fun/s-rlAcb

Sleigh Ride | fun. by fantasylabelgroup


P&R: Andrew Dust, tecladista de fun.


Andrew Dust de fun. nos platica sobre su banda, tocar en el SXSWy porqué quiere venir a México.


POR Staff Rolling Stone México  



Andrew Dust de fun. nos platica sobre su banda, tocar en el SXSWy porqué quiere venir a México.

P&R: Andrew Dust, tecladista de fun.

Por: Romina Pons (@rominapons)

Hace un año pocos sabían quienes eran, pero este verano su canción “We Are Young” se pudo escuchar –literalmente- en todos los rincones del planeta. Andrew Dost, tecladista de fun. nos habló sobre la fama, su familia, su banda y hasta compartió su peor experiencia en el escenario. También nos muestra una cara nueva del grupo, donde lo primordial no es sólo divertirse, sino utilizar su posición para buscar la igualdad de oportunidades en la sociedad.

fun. fue la revelación de este verano, ¿cómo lo estás manejando?
Es chistoso, nosotros en realidad no notamos alguna diferencia. De repente escucho “We Are Young” en el radio, o veo algún reportaje en una revista, pero fuera de eso nada ha cambiado. Afortunadamente hasta ahora no hemos tenido que lidiar con los paparazzis o alguien persiguiéndonos para quedarse con un mechón de nuestro pelo. La verdad es que mi vida es la misma de siempre.

Entonces para ti salir a la calle o ir por un café no representa un problema…
Exactamente, a veces nos han preguntado: ¿Ustedes son los de “We Are Young”? les decimos que si y simplemente dicen que es un placer conocernos. Todo es muy amigable. Además, yo toco el piano, no soy el vocalista, así que ese problema no me toca.

Cuando escucho el disco completo de fun. pienso en Queen, me parece música muy teatral…
Si, somos grandes fans de Queen. Pero es chistoso, no es como si pensáramos en Queen cuando estamos haciendo una canción. Creo que más bien es parte de lo que somos. Evidentemente nuestras influencias son The Beatles, Queen, The Rolling Stones, pero no buscamos sonar como ellos. Me parece chistoso que lo menciones, porque efectivamente Nate tiene ese timbre estilo Freddie Mercury, y la manera en que yo acomodo las armonías puede recordar un poco a la manera en que lo hacía Queen. No lo sé, es interesante, me siento halagado, espero que lo estés diciendo de buena manera y no como si fuéramos una copia barata (risas). No es la primera vez que nos comparan y me encanta porque no lo buscamos, creo que es simplemente parte de lo que somos.

¿Cómo es el proceso creativo en fun.? ¿Todos escriben juntos o por separado?
En general todos colaboramos juntos. Trabajamos en todas las canciones y todos los sonidos juntos, y cada quien va ofreciendo sus sugerencias y puntos de vista. Nate suele ser el primero en traer las letras y a partir de ahí generamos la música. Pero también sucede que Jack y yo traemos una idea musical y se la presentamos a Nate para las letras, o puedo llegar yo o alguien más con una base. Confiamos mucho en la capacidad creativa de cada uno, así que normalmente así lo hacemos.

¿Qué ha sido lo peor que te ha sucedido en un escenario?
Un problema técnico. Estábamos en el South by Southwest, que es un foro muy importante para cualquier músico, no sólo por el público que asiste sino por las personas de la industria musical que ahí se encuentran. Estábamos muy emocionados de estar ahí y todo se rompió. Literal. Subimos al escenario como dos horas tarde y nada estaba funcionando más que mi piano. La gente estaba molesta y aventándonos cosas. Finalmente tratamos de tocar con lo que teníamos. La cuarta canción del set era “We Are Young” y cuando empezamos, el público comenzó a cantar pero en eso parte de los organizadores decidieron que ya no había tiempo y cortaron nuestro –de por sí- poco audio a media canción. Me sentía mortificado. Pero en eso los fans que estaba ahí continuaron cantando la canción aún sin audio, más de dos mil personas cantando nuestra canción. Al final terminó siendo un momento maravilloso, muy mágico. Aunque cuando ya nos íbamos, un tipo me agarró del hombro y me dijo: “Gracias por nada, eso fue una mierda” Y le dije que no era nuestra culpa pero no se si me creyó. Hay veces que son irresponsabilidades de la banda pero esta vez no fue así, la gente que trabaja con nosotros es maravillosa y muy profesional. De verdad esta vez nosotros no tuvimos nada que ver.

Salieron de tour con Paramore, ¿cómo les fue?
Muy bien, fueron muy amables con nosotros y se han convertido en grandes amigos. Es un gran ejemplo de una banda con muchos fans y que aún son amables con el resto de la gente, inclusive con ellos mismos, que es muy importante. Son personas muy positivas, me gusta su música, pero lo que más me gusta es lo bien que se llevan entre ellos.

¿Y ustedes tres se llevan bien?
Sí, somos buenos amigos y creo que una de las ventajas que tenemos es que no es la primera banda de ninguno de los tres, todos venimos de otros proyectos, y cuando recién formas una banda; no siempre son tus amigos: a veces es el baterista que vive cerca de tu casa, o el guitarrista que puede ensayar a la misma hora que tú, aunque no te parezca tan bueno. En cambio con Nate y Jack no sólo son el mejor cantante y guitarrista que conozco, sino que son mis amigos más cercanos y personas que respeto muchísimo. Me encanta estar en este punto de mi vida en el que no trabajo con ellos sólo porque es viable, sino que es un placer porque los quiero mucho y son personas con las que amo trabajar. Es un honor. Además, son las personas más divertidas que conozco, y eso hace que los tours sean mucho más divertidos, porque a pesar de estar lejos de tu familia estás con tus dos mejores amigos.

Sé que estás casado, ¿Cómo maneja tu esposa todo esto?
Ella es muy alivianada. Llevamos tanto tiempo juntos y estuvimos unidos cuando las cosas no iban tan bien, que ahora es más fácil. Además nos conocemos muy bien y ambos estamos acostumbrados a las distancias, aunque nos extrañamos, valoramos mucho nuestro tiempo juntos. Soy muy afortunado, porque toda la gente a mi alrededor siempre me ha apoyado. Me refiero a mi esposa, a mis papas y a mi entorno en general. Es común que cuando quieres dedicarte a la música o a ser actor o algo dentro de esta industria te encuentres con obstáculos que vienen de tu misma gente, pero a mi nunca me sucedió. Debe ser muy feo, porque de por sí es una carrera difícil, así que sin apoyo debe costar mucho más trabajo. Claro, es una decisión completamente personal, pero es muy importante que tus allegados comprendan que es importante para ti. Te facilitan los tiempos difíciles y te hacen disfrutar aún más los fáciles.

Me enteré de que hicieron un Tour Universitario promoviendo la igualdad de derechos para gays, lesbianas, transexuales…
Sí, es muy importante para nosotros. Creemos que todos debemos tener los mismos derechos sin importar nuestras preferencias sexuales. Me parece completamente absurdo que vivamos en el 2012 y no todos tengamos los mismos derechos. Entonces hicimos un tour en distintos campus universitarios y no sólo tocábamos, también lo hablábamos y repartíamos información sobre el tema y cosas por el estilo. Me da mucho gusto que la gente escuche lo que tenemos que decir y que reflexionen sobre el tema. Me hace feliz ver que nuestros fans sean tan liberales en esos temas, o al menos dispuestos a escuchar aunque no estén de acuerdo. Creo que no hay mucha gente mala en este mundo, sino que simplemente les falta información y no se dan cuenta que existen personas a las que se les están negando sus derechos fundamentales. Creo también que al tener más atención de la gente podemos hacer más cosas por mejorar nuestro entorno. Es importante hacer algo seas o no gay, y creo que nosotros estamos intentando hacer algo al respecto. Estoy consciente que al ser una banda no somos miembros tan respetados de la sociedad como otros sectores, pero estamos poniendo nuestro granito de arena.

¿Qué estarán haciendo en los próximos meses?
Tenemos un tour en Europa, Japón y Australia.

¿Y México?
Tenemos muchas ganas de visitar México y Sudamérica, aunque aún no hay fechas. Te puedo decir que, en lo personal, muero de ganas por ir a tocar a México, tengo amigos que ya lo han hecho y dicen que es lo más increíble del mundo. Ya he estado en México y muero por regresar. La comida es deliciosa, sé que no se compara con la versión americana de la comida mexicana, pero aún así esa me encanta, aunque seguramente ustedes deben pensar que es desagradable y no los culpo, por eso ya quiero comer de nuevo la verdadera comida mexicana. También el paisaje de la ciudad de México es maravilloso, así que seguramente estaremos ahí en 2013.

Gracias por tu tiempo.
¡Al revés! ¡Es un honor que Rolling Stone me dedique tiempo! ¡Me hace muy feliz! ¡Gracias!


P&R: Nate Ruess de fun.


El cantante de “We Are Young” habla de beber demasiado, rituales obsesivos-compulsivos y la grandeza de Wilco


POR Staff Rolling Stone México  



El cantante de “We Are Young” habla de beber demasiado, rituales obsesivos-compulsivos y la grandeza de Wilco

P&R: Nate Ruess de fun.

El cantante de “We Are Young” habla de beber demasiado, rituales obsesivos-compulsivos y la grandeza de Wilco

Por Austin Scaggs

El grupo neoyorquino, teatral y rockero de fun. ha logrado uno de los éxitos más grandes de 2012, con “We Are Young”. Para el cantante Nate Ruess, quien formó fun. en 2008, después de pasar casi 10 años al frente del grupo de rock alternativo originario de Arizona, The Format, la actual racha de conciertos agotados de la banda era cuestión de tiempo. “Es bastante loco”, dice Ruess, de 30 años, al reportarse antes de una tocada en Omaha, Nebraska. “Sabía qué es estar de gira por 10 años, pero es completamente diferente ahora que las cosas están creciendo. Yo no toco ningún instrumento, sólo escribo en mi cabeza y a veces escucho canciones completamente formadas. ‘We Are Young’ resultó ser casi tal como la escuchaba dentro de mí. Pero también excedió mis expectativas”.

Tu tío John Ruess actuaba en musicales, ¿qué nos puedes decir de él?
Es todo un soñador. Lo veíamos hacer giras en Phoenix, interpretando The Music of Andrew Lloyd Webber o Showboat. Cuando hizo Les Miserables en Chicago, yo tenía 10 años y me quedé dormido; mi rango de atención era terrible en ese entonces.

¿Tu tío te enseñó sobre la vida cuando estás de gira?
Siempre lo vi tomando agua, así que es un ritual que adopté. Tengo la costumbre en la que me despierto tres veces en la noche para ir al baño, y debo contar del 20 al 1 en cuenta regresiva antes de terminar de orinar. Después voy al lavabo y cuento otra vez del 20 al 1 y bebo agua de la llave por 20 segundos.

Así que eres obsesivo-compulsivo…
Las personas siempre deben sentarse a mi lado izquierdo. Pero no, creo que soy tan extraño como cualquier otra persona. Todos somos extremadamente raros.

¿Sueles beber mucho antes de los conciertos?
Lo he convertido en un ritual ordenado. Bebo uno o dos shots de whiskey 30 minutos antes de subir al escenario. Cuando hay un momento en el set en el que tocamos algo acústico y tranquilo, me tomo otro trago. Después del concierto, debería detenerme, pero tengo la adrenalina al máximo así que usualmente me tomo otro vaso de whiskey. Luego me convierto en lo que muchos conocen como el Dr. Midnight, un tipo que no tiene restricciones alimenticias. Y se desata el pandemónium.

¿Cómo escribiste “We Are Young”?
La letra surgió después de la peor noche de copas de toda mi vida. ¿Te han sacado de un taxi por vomitar dentro? A mí sí. El chofer me pedía su dinero y lo único que podía hacer es quedarme parado en una esquina, con la cabeza recargada en la pared. Me tomó otro día antes de que pudiera regresar a ser un adulto funcional y poder escribir los versos.

Escuché que eres un gran fan de Wilco. ¿Qué significa la banda para ti?
Cuando se estrenó su documental, I Am Trying to Break Your Heart, tenía unos 20 años. Acababa de grabar un álbum con una gran disquera y nadie respondía a mi música. Estaba deprimido. Esa película me enseñó que puedes hacer la música que quieras y la gente puede cambiar de opinión. Lanzamos el siguiente álbum de The Format en 2006 y terminó vendiendo 85 mil copias.

BANNER CONTENIDO 2 JUNIO

BANNER DESCARGA DIGITAL


Tributo a Michael Jackson de Glee vende 500,000 copias


La música del episodio de Glee en donde le rindieron homenaje a Michael Jackson, dominó el top 100 en ventas digitales esta semana


POR Staff Rolling Stone México  



La música del episodio de Glee en donde le rindieron homenaje a Michael Jackson, dominó el top 100 en ventas digitales esta semana

Tributo a Michael Jackson de Glee vende 500,000 copias

Por Ale H. Morando

La música del reciente episodio que rindió homenaje al Rey del Pop en la serie Glee, dominó el top 100 en ventas digitales esta semana, al colocar 10 canciones entre los primeros lugares.

Los covers de los éxitos de Michael Jackson, como “Beat it“, “Wanna Be Startin’ Somethin’“, “Black or White” y “Bad” marcaron un nuevo récord para tercera temporada del programa, con casi medio millón de canciones descargadas solamente en esta semana.

La versión con dos violonchelos de “Smooth Criminal” es la tercera canción debut más popular de la tercera temporada de Glee, con 108,000 descargas. Las primeras dos son el mashup de “Rumour Has It/Someone Like You” de Adele, que logró 160,000 descargas en su semana de lanzamiento y el cover de “We are Young” de Fun. con 137,000 descargas.

Además, el episodio de Michael Jackson se convirtió en el capítulo más visto de la presente temporada de la serie, con una audiencia de 9.1 millones de televidentes, convirtiendo a Glee en el programa número uno de los martes por la noche, superando a programas como Last Man Standing (ABC), 90210 (CW) y The Biggest Loser (NBC), cuyo público base son adultos de entre 18 y 49 años.