20 años de ‘The Sopranos’


La serie creada por David Chase aún es el estándar que todos los ambiciosos expertos de la televisión esperan alcanzar.


POR Staff Rolling Stone México  



Foto: cortesía de HBO

Esta saga mafiosa partió la historia de la televisión, inauguró una época de oro en la que todo parecía posible. Con The Sopranos, David Chase arrasó con las reglas de lo que se podía realizar en la pantalla chica. Creó un inmortal antihéroe en James Gandolfini, el jefe de la mafia de Nueva Jersey, Tony Soprano, presidiendo un grupo de gánsteres que de igual forma fungían como padres y esposos de familia dañados, hombres intentando vivir con sus secretos asesinos y memorias oscuras.

Como el fallecido Gandolfini nos dijo: “Escuché a David Chase decir una vez que todo se resumía en la manera en la que nos mentimos a nosotros mismos, y el caos que esto provoca”. Chase demostró que la ambición por contar una historia puede brindarle mucho a la televisión. El auge de los siguientes años no hubiera sucedido de no ser porque The Sopranos abrió la puerta.

Pero Chase tuvo muchos problemas para conseguir que un canal apostara por una historia sobre un gánster lleno de culpa que va a terapia mientras que su madre planea matarlo. “No teníamos ni idea de que este show le fuera a gustar a la gente”, nos dijo. “Para ser franco, hizo tanto ruido que nos dejó helados”. De cierta forma, The Sopranos logró durar más de seis magníficas temporadas con una audaz mezcla de matanza y humor.

The Sopranos está llena de personajes dañados que permanecen en nuestra mente. El guitarrista de E Street Band, Steve Van Zandt, se convirtió en Silvio Dante, el asesor de Tony. Chase lo descubrió desde los primeros álbumes de Bruce Springsteen. Esto no hubiera sido posible sin la intensidad suprema de Gandolfini, lenta pero ardiente. Era el único actor que podía traer a la vida la verdadera angustia y desdicha de Tony. El guion, actuación y dirección de la puesta en escena llegaron a lugares nunca antes vistos.

En The Sopranos la lealtad hacia la familia cambia, tanto en las calles como en casa. Entrañables personajes pueden ser eliminados en cualquier momento. Mantiene vivo ese sentido de peligro constante hasta el último segundo. Después de una década, todo se fue a negros en un restaurante mientras una rocola tocaba “Don’t Stop Believin’”. The Sopranos aún es el estándar que todos los ambiciosos expertos de la televisión esperan alcanzar.



comments powered by Disqus