octubre 27, 2021

15 años de ‘Back to Black’

Algunos datos de la obra que llevó a Amy Winehouse a otro nivel.

La carrera musical de Amy Winehouse fue un perfecto reflejo de su vida: fugaz e impactante. Con tan sólo dos álbumes de estudio lanzados al mercado, Amy se convirtió en una de las voces más impresionantes en la historia de la música popular, sobre todo gracias a su segunda y última producción discográfica Back to Black que llegó el 30 de octubre de 2006 a Reino Unido y que hasta 2011 tuvo el título del disco inglés más vendido del siglo XXI, siendo superado únicamente por Adele y su 21, el cual fue fuertemente inspirado por la obra de Winehouse.

A través de sonidos de jazz, reggae, soul y rythm & blues, Back to Black es una trágica autobiografía repleta de corazones rotos, botellas vacías y el placebo de las drogas que se ha quedado en la memoria colectiva como un testimonio de Amy Winehouse y la lucha contra sus demonios que lamentablemente, terminó por perder aquel 23 de julio de 2011.

El álbum que esta semana te traemos es Back to Black de Amy Winehouse, una obra de la que vale mucho la pena conocer su oscuro trasfondo.

‘Rehab’: un problema exponencial

El tema autobiográfico que abre el álbum nos muestra los primeros pasos de Amy Winehouse hacia su autodestrucción. Previo a que esta canción saliera a la luz, Amy estaba siendo apuntada por varios medios como una alcohólica, por lo que su disquera insistió que fuera a rehabilitación, a lo cual, según testimonios de la cantante, ella respondió «no, no no». El productor de este álbum, Mark Ronson, aseguró que él y Amy iban caminando por la calle cuando Amy le contó este diálogo, mismo que Ronson encontró muy divertido y posteriormente, ambos convirtieron en el estribillo de «Rehab». En 2007, el abuso de sustancias se convirtió en un problema muy grave para Amy, entrando en varios centros de rehabilitación a partir de esta fecha sin ningún éxito.

‘Back to Black’ nació en una noche

El tema que le da nombre al disco data de la ocasión en que Winehouse y Ronson se conocieron. Durante una conversación que se llevó a cabo en el estudio de Ronson en Mercer Street, Nueva York, Winehouse le compartió varios de sus discos y bandas favoritas como The Shangri-Las, mismas que estaban muy presentes en la obra de Amy. Ronson le pidió que le diera una noche para trabajar en un tema encaminado en estos sonidos, y para la mañana siguiente, Ronson ya tenía la base de ‘Back to Black’, lo cual dio pie a que Amy y Mark continuaran trabajando juntos en este álbum.

Adiós al jazz

Frank, el álbum debut de Amy Winehouse estrenado en 2003, no fue tan bien recibido como su sucesor; según Amy, esto se debió a que era un álbum de jazz, un sonido que hace muchos años dejó de ser comercialmente apreciado dado que el común denominador de la gente «no lo entendía». Es por eso que decidió dejar de ser una «jazz girl» y mostrar un sonido más digerible para su segunda producción inspirándose en agrupaciones de los años 60 como Velvelettes y Shangri-Las. «Hay muchas bandas que están influenciadas por los 60 en este momento, pero yo supongo que soy la única chica que lo hace», declaró Winehouse en su momento.

The Dap-Kings y el sonido «clásico» de Back to Black

Según Mark Ronson, en un principio estaban utilizando la tecnología de la época para hacer que Back to Black sonara como una obra proveniente de los años sesenta (vaya ironía) hasta que llegó la agrupación de funk The Dap-Kings al estudio. Gracias a esta inclusión, se pudo replicar de manera genuina el sonido que Amy y Mark buscaban, además de que «simplemente sonó un millón de veces mejor», en palabras de Mark. Cabe mencionar que Sharon Jones, vocalista de la agrupación, fue reemplazada por Winehouse durante la gira de promoción del disco, y al respecto, Jones declaró lo siguiente: me siento algo enfadada por ello… (pero) si hizo falta Amy para que se escuchara a los Dap-Kings, entonces es algo bueno. Yo digo que es genial». Posteriormente, Jones haría un cover del tema «You Know I’m Not Good» de Amy Winehouse.

Probando la música de manera sencilla

Según declaraciones del padre de Amy, Mitch Winehouse, la cantautora probaba todos sus demos en el taxi de su padre para escucharlos de la manera que lo haría una persona cualquiera fuera de un estudio de grabación profesional. «Cuando quería escuchar lo que había cantado, hacía que lo pusieran en un CD, y luego lo ponía en mi taxi fuera, porque quería saber cómo escucharía su música la mayoría de la gente, que no sería a través de sistemas de estudio profesionales», dijo Mitch en su momento.

La secuela de Back to Black que nunca llegó

Tras el lanzamiento de Back to Black, Amy aseguró que para su siguiente álbum de estudio quería dar un nuevo giro a las temáticas que había manejado hasta el momento, cambiando el dolor de la relaciones autodestructivas y el abuso de sustancias por algo tan simple y bello como lo es el romance. “Quiero hacer un álbum de canciones atractivas y suspirantes. Me gusta esa idea. No quiero hacer otro disco de canciones que te jodan. Soy una persona muy romántica. No me refiero a un romántico estilo de flores y chocolates. Es más como si estuviera lloviendo, me acerco a la ventana, presiono mi nariz contra el vidrio y suspiro por lo hermoso que se ve todo». Lamentablemente, todo lo que Amy cantó en Back to Black terminó por apoderarse de ella, y esta nueva etapa jamás llegó.

En este articulo: Amy Winehouse,Back to Black,IG
https://bit.ly/35NuWfi

Te puede interesar

Video