enero 26, 2021

Adele y ’21’: a 10 años del álbum más exitoso del siglo XXI

Celebramos la primer década de vida de esta aclamada producción con algunos datos que debes conocer.

El 24 de enero de 2011 llegó al mercado 21, la segunda producción discográfica de la artista británica Adele. El álbum se convirtió en un éxito rotundo en todo el mundo gracias a temas que durante ese año resonaron en todas las radios y plataformas de streaming como «Rumour Has It», «Set Fire to the Rain» y «Someone Like You«. Gracias a esta producción, Adele se coronó con 6 premios Grammy en su 54° gala celebrada en 2012, arrasando en las categorías de Grabación del Año, Álbum del Año, Canción del Año, Mejor interpretación de pop solista, Mejor Álbum de pop Vocal y Mejor Video Musical de Formato Corto.

A 10 años de su estreno, 21 se ha convertido en un importante referente de la cultura popular, y para conmemorar su primer década de vida, presentamos algunos datos que debes conocer acerca del disco más exitoso de Adele.

«Es una locura lo poco que recuerdo de cómo era y cómo me sentía hace una década. Pero gracias de todo corazón por dejarnos entrar en sus vidas y dejarme ser la banda sonora de algunas de ellas», escribió la cantante en su cuenta oficial de Instagram.

21, el disco más vendido del siglo XXI

Sin lugar a dudas, Adele dominó por completo las listas de éxitos de todo el mundo cuando 21 llegó al mercado en 2011, por lo que no es sorpresa para nadie que este álbum fuese el más vendido de aquel año. Sin embargo, el impacto de 21 ha ido mucho más lejos, pues hasta el día de hoy, es el disco más vendido del siglo XXI con más de 30 millones de copias vendidas alrededor del globo, superando a otras producciones que en los últimos 21 años se han convertido en íconos generacionales como Hybrid Theory de Linkin Park y Random Access Memories de Daft Punk.

«Es una locura lo poco que recuerdo de cómo era y cómo me sentía hace una década. Pero gracias de todo corazón por dejarnos entrar en sus vidas y dejarme ser la banda sonora de algunas de ellas», escribió la cantante en su cuenta oficial de Instagram.

Los récords mundiales de 21

Siendo acreedora de 6 Grammys y las regalías de más de 30 millones de copias vendidas alrededor del mundo, ¿qué más podría darle 21 a Adele? Pues nada menos que su propio espacio en el libro de Guinness World Records. 21 es el primer álbum en la historia de las listas del Reino Unido que alcanza los tres millones de ventas en un año natural, además de ser, hasta el día de hoy, el álbum femenino que ha estado más semanas consecutivas en el número 1 del Reino Unido, 11 para ser exactos. 21 es también el álbum con más semanas acumuladas en el número 1 del Reino Unido por una solista con un total de 18. A diferencia de otros actos, la era digital fue también una pieza clave para el éxito de la cantante británica, pues 21 es el álbum digital más vendido en Estados Unidos y Reino Unido de la historia.

«Rolling in the Deep»: un ataque de ira que no todos entienden

«Rolling in the Deep» fue el sencillo estrella de 21. Interpretada, reinterpretada, reconstruida y reproducida hasta el cansancio, es difícil pensar en alguien que no tenga presente este tema del que hasta Greta Van Fleet tiene una versión. Según la misma Adele, esta canción fue escrita 3 horas después de haber terminado con su entonces novio (quizá una de las personas más odiadas y al mismo tiempo amadas de Inglaterra), y esa acumulación de sentimientos se vio plasmada en la canción más famosa de 2011.

Curiosamente, muchos oyentes estadounidenses no lograron entender a qué se refería el término «Rolling in the Deep», que al español se traduciría como «rodando en la profundidad», algo que tampoco tiene mucho sentido según el contexto de la canción. En una entrevista para Rolling Stone, Adele explicó que este término viene de una expresión británica, roll deep, que según sus palabras, «significa tener siempre a alguien que te respalde, y nunca estarás solo, si es que alguna vez estás en problemas, siempre tienes a alguien que vendrá y te ayudará a combatirlo».»Así es como me sentí en la relación de la que trata el disco», continúa explicando Adele, «especialmente ‘Rolling in the Deep’. Pensé que eso era lo que siempre iba a tener, y terminó no siendo el caso».

«Rumour Has It»: el precio de la fama

Después de haber lanzado su álbum debut 19, Adele se embarcó en una gira de 18 meses, y al regresar a casa, quiso disfrutar de los lugares y las personas que amaba antes de ser famosa. Sin embargo, la cantautora se encontró con la sorpresa de que su familia y amigos comenzaron a preguntarle si eran ciertos los rumores que leían de ella en los tabloides, situación que la entristeció mucho.

«Mis propios amigos estaban chismorreando sobre mí y creían cosas que estaban escuchando. Estaba mortificada, de verdad. Tuve que dejar las cosas claras con mis propias amigas que me conocen y me aman», declaró Adele, quien uso toda esta confusión para crear «Rumour Has It».

«He Won’t Go»: la historia de una adicción

Como la mayoría de las canciones que componen 21, «He Won’t Go» comenzó como una dedicatoria a su exnovio, sin embargo, Adele conoció a una pareja durante su gira de 19 de la cual se hizo una amiga muy íntima. Al poco tiempo de haber nacido esta amistad, Adele se enteró que el chico había entrado a rehabilitación por su adicción a la heroína, situación que decidió plasmar en «He Won’t Go». Cabe destacar que el productor de este tema fue nada menos que Rick Rubin.

El alcohol: la musa detrás de 21

Adele reveló que prácticamente todo 21 fue escrito mientras se embriagaba con vino, deteniéndose para fumar un cigarro ocasional. No podemos negar que esta combinación resultó en un éxito, sin embargo, la cantautora ha declarado que no puede volver a darse el lujo de escribir un disco en ese estado, ya que ahora, es madre.

«Tener una resaca con un niño es una tortura. Imagínate un niño molesto de tres años que sabe que algo va mal; es un infierno. Puedo ver desde una perspectiva externa que nunca escribiré canciones tan buenas como las que hay en 21, pero ya no soy tan indulgente como entonces, y no tengo tiempo para derrumbarme como entonces. Estaba completamente fuera de sí escribiendo ese álbum, y una lengua borracha es una lengua honesta. Me bebía dos botellas de vino, y fumaba en cadena. Pero desde que he tenido a mi bebé, ya no soy tan despreocupada como antes. Ahora me asustan muchas cosas porque no quiero morir; quiero estar cerca de mi hijo».

Escucha aquí 21 de Adele, un disco que hizo historia.

En este articulo: Adele
https://bit.ly/35NuWfi

Te puede interesar

Video