noviembre 30, 2020

Alemán: «somos una cultura peleadora, aguerrida»

Platicamos con el rapero sobre su colaboración con Snoop Dogg. "Esto es sólo el principio de a dónde queremos llevar las cosas y a donde debería llevarse el rap mexicano".

Erick Raúl Alemán Ramírez, mejor conocido por Alemán, está haciendo historia dentro de la industria musical mexicana al convertirse en el primer exponente del rap que trabaja en un tema con nada menos que Snoop Dogg. A tan sólo un día de haber llegado a todas las plataformas, «Mi Tío Snoop» se ha convertido en todo un fenómeno con más de 2 millones de reproducciones al momento, lo que se traduce en el mayor éxito en la carrera de Alemán quien pronto lanzará su séptima producción discográfica titulada Huracán.

Previo al show virtual que brindó junto a todos sus compañeros de Homegrown Mafia el pasado 28 de noviembre, platicamos con el músico proveniente de Cabo San Lucas sobre esta histórica colaboración, su perspectiva de la escena del rap en México, su aportación al género y mucho más.

  • ¿Cómo nace la oportunidad de trabajar con Snoop Dogg?
    Este jale con Snoop Dogg se dio gracias a mi equipo de trabajo bro, gracias a que mi manager tuvo contacto con el equipo de Snoop Dogg para otros trabajos ya estaba el contacto ahí entonces hace dos años Snoop Dogg estaba buscando un artista mexicano para su disco, Snoop siempre ha a apoyado a la raza mexa; vive en los Ángeles y la ciudad es casi totalmente mexa. Así se quedó, y dos años después para este disco se pudo concretar. Le doy las gracias a mi equipo de trabajo porque yo no’mas dije un día de cura “Vamos a meter a Snoop al disco”, y un día llegaron y me dijeron “prepárate porque en dos semanas vamos a grabar con este wey”, entonces andamos al 100%.
  • ¿Qué fue lo más complicado?
    Lo más complicado yo creo que fue el momento en que me dijeron “ya dijo que sí va a colaborar contigo, ahora haz la canción” y mi reacción fue de “¿Ahora qué chingados le mando al Snoop Dogg? ¿Con que lo sorprendo?” Sí me aventé un buen rato en el estudio, la neta. Era el tema adecuado, como lo dice la canción “Mi tío Snoop” y es un tema pues a ese tío que te enseña, que te estuvo respaldando y te dijo “Mira, así se hace”. 
  • ¿Qué aprendiste de él?
    Yo siempre veía los concierto de Snoop en Up In Smoke Tour con Dr. Dre de ahí por los 2000. Ese rollo, siempre ver en el escenario cómo se movía, los flows que tiene, que tienen todo el flow de la West Coast, ese sonido que es como “palmeras, playita, long beach. Yo soy de Cabo San Lucas me queda más ese estilo. 

  • Ya que trabajaste con una de las figuras más grandes del hip hop a nivel internacional, ¿Con quién más te gustaría trabajar?
    Ya está la colaboración, te lo aseguro que nadie se lo espera y también es de la talla de Snoop Dogg, viene bueno el huracán. Otro feat que viene ahí es con Nicki Nicole; ya te quisiera decir más, pero te aseguro que esto de Snoop Dogg es sólo el principio de a dónde queremos llevar las cosas y a donde debería llevarse el rap mexicano.
  • Qué crees que los actos de la vieja escuela podrían aprender de los se tu generación?
    Yo difería con muchos compas. Cuando estaba más morrillo tenía amigos aquí en el rap que querían que el rap se quedara underground, el rap no podía brillar, se tenía que quedarse en la esquina, en el barrio. Si te ganabas mi pesos ya eras comercial, osea, una ideología que no nos llevaba a ningún camino. Creo que aporté eso a mis compas, “voy a salir un video bien”, “voy a salir encima de un Lamborghini” porque los impulse a que no tuvieran miedo, empecé a hacer trap en un momento que no se hacía y mis amigos espantados “no hagas eso, te van a mandar a la chingada todos” y creo que ese fue mi granito de arena.
  • Leí que Homegrown nace entre muchas otras cosas para acabar con el estigma que rodea al trap, ¿Por qué crees que el trap ha sido tratado de esta forma? ¿Qué crees que el trap puede aportar a la escena?
    Si nos vamos a lo que representa el rap, que es música de delincuencia, para bandidos que están vendiendo o moviendo droga en una casa, pues la verdad es que la situación de México en lugares como Sinaloa, Michoacán, siempre ha pasado eso. Siempre ha habido una cultura trap en México, más trap que en Estados Unidos. Sabes lo que ha pasado en delincuencia y narcotráfico en México entonces creo que hay muchas cosas para decir con este género, no para alentar a la raza para que haga algo, sino como una representación artística de lo que pasa en México y un sonido bueno que te deja aventar todo.
  • ¿Qué es lo que ha cambiado en cada uno de los actos que conforman Homegrown Mafia desde que unieron fuerzas para crear este sello?
    Este proyecto nació gracias a la Banda Bastón y años anteriores el Mal Verde, un vato que lo corrimos porque el administraba todo lo de Homegrown Mafia y fue un momento importante porque ahí se acomodaron todas las piezas. Yo me dedicaba a hacer música para HGM pero aún estaba como por fuera entonces tuvimos que acomodarnos y ver quién era leal y quien no. Estas cosas pasan en los mejores momentos y así fue porque en el momento de la salida de Mal Verde, quien estaba abusando de nuestra confianza y ganancias, pues todo se acomodó para tomar más la riendas junto con El Muelas, Darwin (CEO de Homgrown Mafia entonces todo esto tomó una estructura más amigable. Ya tiene 8 años de HGF y estoy contento, estoy aquí por mis carnales, somos una familia.

    Te puede interesar: Dharius: «siento que puedo hacer lo que sea»
  • Cuando tenías 18 entraste a un concurso en Cabo San Lucas que te marcó profundamente, ¿Qué ha cambiado en ti desde entonces?
    Fue un momento muy importante para mi carrera y he aprendido a no casarme con una canción, no importe que tenga rolas de cincuenta o cien millones de reproducciones, ya hice esa pinturita, vámonos al óleo que sigue. 
  • Últimamente existe cierta broma de que el rap en México se ha limitado a hablar de marihuana, ser de barrio y tener muchas mujeres, ¿Cuál es tu postura al respecto?
    Creo que son momentos, hay mucho rap que justo es de marihuanas, morras y fiesta, pero es que el mexicano es fiestero, somos bien pisteadores y unos cabrones. El rap nos representa 100% porque somos una cultura peleadora, aguerrida. Pero también hay momentos donde analizas mejor las cosas y ves la situación de México, te das cuenta que las cosas están mal y salen otro tipo de temas. Ahora en este álbum, Huracán, estamos abordando cosas que la pandemia me dio tiempo de observar mejor y analizar.
  • Tu último show fue el 30 de noviembre de 2019, prácticamente un año, ¿Cómo te ha afectado estar tanto tiempo lejos de los escenarios? ¿Cómo te sientes para este show que tendrás este 28 de noviembre?
    Nada se va a comparar al no tener a tu público. Más con el rap y el trap donde tú ves a la raza y te sale el flow mortal. Tiene mucho que ver pero así haya dos personas, o sólo estén los de prensa en el streaming, vamos a dejar todo. Cada que aviento mis rolitas pues es una terapia y saco todo, esta no va a ser la excepción. Tengo muchas ganas de hacer el streaming, no habíamos hecho otro porque no queríamos quemar este cartucho y la verdad es que preparamos un escenario de película, no es un escenario de festival, está fuera de este planeta y queremos hacer un statement, clavar el estandarte.

En este articulo: IG
https://bit.ly/35NuWfi

Te puede interesar

Video