julio 27, 2021

Artistas que debes conocer: Santos Woge

La cantautora nacida en Ciudad Valles busca expresar en sus versos la fuerza de las mujeres y la valentía detrás de seguir tus sueños.

La música se ha convertido en un medio de protesta, un canal mediante el cual los artistas expresan sus miedos y deseos más profundos no solo con el objetivo de sacar lo que sienten, sino para llegar a alguien que puede estar experimentando algo similar.

A pesar de ser un medio universal, existen ciertas vertientes donde es más difícil comenzar, siendo la industria del rap un ejemplo al ser dominada por el sexo masculino, quienes usan el género para hablar sobre drogas, balaceras y mujeres. Sin embargo, estas temáticas y voces no son lo único que el rap tiene para ofrecer. Santos Woge es una muestra de esto.

Platicamos con la cantautora mexicana, quien abrió su corazón para hablar de sus raíces, el nacimiento de su proyecto en tiempos de pandemia y el mensaje que busca transmitir con su música.

Antes de hablar sobre Santos, es preciso mencionar a Ingrid, una joven que desde los 11 años ha plasmado sus emociones en líricas y que, tras un largo periodo de su vida, descubrió que esa era su verdadera pasión. En un inicio, su material iba dirigido hacia la balada y las canciones tranquilas, pero fue un acto lamentable el hecho que la hizo que su brújula tomara diección.

“Fue en 2017 que empecé en el rap, justamente junto con el feminismo; hubo un feminicidio que me marcó mucho y que me hizo despertar. Al otro día traía tantas emociones atoradas y sentimientos encontrados que me puse a escribir, y cuando terminé dije: ‘No, esto no puede ser una balada, esto tiene que ser un rap’”.

Inspirada por el acontecimiento, Santos acudió a su primera marca con motivo del 8 de marzo, donde se atrevió a mostrarle a una de sus amigas un adelanto de un material en el que había estado trabajando, mismo que se convertiría en “Enferma de miedo”, su primera incursión en el rap. “Me dijo: ‘Wey, saca esa rola’; yo le dije que no, todavía ni estaba terminada. Ella me respondió ‘Puede que tú sientas que no es mucho, pero puede que otras personas se sientas identificadas, y es un muy buen mensaje, ¡hazlo!’”.

Con la mente llena de sueños y aspiraciones, Santos Woge se dio a la tarea de buscar su propio sonido, misión que logró al recurrir a aquellas figuras que la han inspirado a lo largo de su vida, sobre todo mujeres. “Yo escuchaba mucho a Calle 13 y Residente, también a Kase.O. Cuando creé mi primer rap pensé ‘Escuchas a puro bato, ¿a que morras raperas escuchas en español?’ En inglés si escuchaba a Missy Elliot y Lauryn Hill, pero no conocía a muchas morras de México”.

Jezzy P, Hispana, Niña Dioz y Yoss Bones son algunas de las exponentes del rap que Santos considera como pieza clave de su descubrimiento, no solo al lograr posicionar su nombre en la industria, también al demostrar que se podía hacer algo diferente a la propuesta mainstream actual en el rap mexicano. “No necesariamente necesito hablar del barrio, de balaceras, de drogas, mujeres, puedo hablar de otras cosas. Fue ahí cuando empecé a relajarme y pensar ‘Yo también puedo ser rapera’”.

Te puede interesar: Un vistazo por la escena mexicana independiente

Además de encontrar inspiraciones en aquellas que lograron incursionar en la escena antes que ella, una parte importante de Santos viene de su origen, el cual nos lleva hasta Ciudad Valles en la Huasteca Potosina. Rodeada por la naturaleza en un ambiente tranquilo, aunque sintiéndose algo limitada por el cuidado de sus padres, fue como Ingrid pasó los primeros años de su vida, y a lo largo de ellos descubrió el poder que existe en alzar la voz, algo que volvería su bandera de vida.

“Ser de pueblo chico es muy limitante; si eres diferente te señalas, te ven como el raro. Yo no me metía con nadie, tenía mi grupo de amigos y amigos que era unido, pero veía como le iba a los demás. Me gustaría haber sido más fuerte de niña para poder levantarme en contra de ciertas injusticias o cosas que sentía que no estaban bien, pero ahora pienso ‘Bueno, de niña no pude, ahora lo puedo hacer’”.

Estaré Bien: más que un EP, un mantra

Cada uno de los pasos que Santos dio la llevaron en dirección hacia lo que es su primer EP homónimo, el cual fue creado enteramente durante el encierro. Con el apoyo de Mario Bustamante, quien ha fungido como un manager para la rapera, y de los hermanos Hino, responsables de la producción del material, Santos formó un cuerpo de trabajo de 5 canciones que, en sus palabras, son como los colores con los que se identifica.

Fuera de la tarea monumental de crear una producción durante un tiempo caótico en el mundo, el mayor reto que la intérprete enfrentó a lo largo del proceso fue reconocer el fruto de su trabajo. “Yo creo que el reto más grande fue creérmela, tener fe que estaba pasando esto y que podía ser algo grande. El año pasado para todos nosotros fue muy difícil, a mí me cambiaron muchos planes; caí en depresión, estaba desesperanzada, y me agarré de la música para salvarme porque sentía que mi vida no tenía sentido ni rumbo. Entonces sí fue eso: creérmela y empezar a tener fe en mí y en lo que estaba creando”.

Cada uno de los cinco temas que conforman el EP tiene una parte de la esencia e historia de la compositora; desde descubrir que sí sabe manejar estándar o al menos recuerda la teoría, hasta un recordatorio de que lo peor pasará tarde o temprano. El orden del tracklist parece intencional, ya que “Pueblo Chico” y “Estaré Bien” son las piezas que narran el origen y el presente de Santos Woge a la perfección.

“Pueblo Chico” no solo es la canción que inicia el material, sino que fue el sencillo líder del mismo. El tema inspirado en la lírica de la canción “Deja vu” de J. Cole es la manera en que Ingrid le prueba al mundo que, a pesar del tiempo y los obstáculos, logró su cometido.

“’Pueblo Chico’ fue decir, ‘Soy de Ciudad Valles, de la Huasteca Potosina, y miren lo que estoy haciendo. Aunque seas de pueblo chico puedes cumplir tus sueños’. Y sí, me tardé años, una carrera profesional, tres años de trabajar en finanzas, un año en el que busqué mi rumbo, hacer planes y luego que todo se fuera a la fregada por el Covid para poder darme cuenta de lo que realmente quería hacer. Fue decir: ‘Soy de pueblo chico y la estoy rompiendo'».

Por el contrario, “Estaré Bien” nació por la necesidad de encontrar algo de esperanza al final del camino. El tema surgió el día que Santos terminó una relación que la apoyaba a mantenerse a flote en la pandemia y quedarse sin ese soporte fue algo complicado de afrontar, pero jamás imposible.

“Esta canción la escribí cuando cortamos y sentí que el mundo se me caía. Yo sufría mucho de ansiedad y tiendo a la depresión, entonces empieza este pensamiento de ‘¿Qué voy a hacer?’, era la única persona que veía en la pandemia además de mi mamá y pensaba ‘Ya no tengo a quien ver, voy a estar sola’. Pero dije ‘A ver wey, ya has pasado cosas peores, este bato solo fue algo de dos meses. Voy a estar bien, sé que estaré bien’. Es un tipo de mantra”.

Así como esta canción fue una luz para Santos durante su ruptura, la música la ha mantenido a flote a lo largo de su vida, pero también reconoce que el verdadero poder detrás de afrontar las adversidades se encuentra en lo que haces por salir adelante de ellas. “Hay una frase que me gusta mucho que dice ‘El tiempo no es lo que te cura, es lo que haces con tu tiempo lo que te sana’, dicen que el tiempo lo sana todo, pero no es así. Es no estancarse, y lo digo porque yo lo sufro mucho, soy de estancarme en un sentimiento, no querer salir y dejar que eso me agobie, entonces es justamente poder moverte, ya sea que salgas a caminar, hacer ejercicio, que escribas o cantes”.

«El mejor regalo que me ha dado la música son amigas«

Detrás de cada uno de los temas de Santos Woge reside un concepto que la rapera ha mantenido vigente desde su introducción al rap con “Enferma de miedo” hasta pistas más recientes como “Ven mujer” y “Clutch” y es cantar por y para las mujeres. La cantautora ha buscado abarcar temas como la sororidad y la libertad sexual femenina, mismos que considera no son lo suficientemente tomados en cuenta.

“Busco hablar sobre eso porque es algo que no escucho y que me gustaría escuchar y hay cosas que yo digo ‘Necesito una canción para esto’. Algunas otras canciones fueron más chuscas, por ejemplo ‘Clutch’. Cuando le comenté a los hermanos Gino me dijeron ‘Va, lo hacemos’ y pensé que, si iba a hacer reggaetón, tenía que ser algo sexual, pero quería hablar de consensualidad, placer femenino, no sentirte culpable y que nadie te la haga de pedo por disfrutar de tu sexualidad».

Tras vivir en carne propia no solo la poca difusión de las raperas en la industria, sino también la mínima representación que mujeres como ella que no necesariamente cumplen con el esquema de la mujer alta, rubia y de ojos azules tienen en los medios hicieron que, desde su comienzo, Santos tuviera presente cuál era la verdadera misión detrás de sus versos, mismos que la han llevado a conocer a varias colegas dentro de la industria, a quienes hoy llama amigas.

“Abrir el paso para muchas otras mujeres, porque es complicado de entrada, y porque no tienen mucha difusión. Sí hay mujeres raperas, y hay un montón; por cada mujer hay como 20 batos, pero sí hay. Ese es el problema, muchas veces no nos sentimos seguras en algunos espacios para participar, como son espacios dominados principalmente por hombres te da pena o no sabes, es complicado».

“Yo lo que quiero es que las mujeres se sientan seguras en la industria musical, principalmente en la del rap, que no les de pena, que sepan que nosotras también merecemos ser escuchadas, que podemos hablar de nuestros temas y también causar interés, no nada más tienes que hablar de lo que hablas los batos. El mejor regalo que me ha dado la música han sido amigas, y a través del rap he conocido mujeres increíbles”.

El trayecto que Santos ha afrontado para hacerse escuchar no solo es una historia de éxito personal, también la convierte en un ejemplo para las nuevas generaciones de como la música es una industria que no excluye a nadie, cómo pueden encontrar en ella la fuerza para seguir adelante y que, fuera de buscar crear rivalidades, no deben olvidar que el mundo necesita más mujeres unidas.

Escucha

https://bit.ly/35NuWfi

Te puede interesar

Video