agosto 25, 2021

Bandalos Chinos: “En este mundo de efervescencia, nosotros elegimos el camino largo”

Con una nueva reinterpretación sobre el éxito, la agrupación argentina regresa a los escenarios mexicanos para presentar 'Paranoia Pop'.

En la atmósfera se concentra una energía inigualable; aún resuenan los últimos acordes de las guitarras y la música perdura en el aire junto con las seis siluetas que se imponen sobre el escenario y las luces multicolor. A tres años de la revelación de Bach –álbum que los consolidó como una de las bandas más propositivas del rock argentino y latinoamericano– y de su última gira por México, Bandalos Chinos está de regreso en el país para presentar Paranoia Pop, su segundo material discográfico.

El mundo ha cambiado para el sexteto de Beccar. En enero de 2020, bajo la producción de Adán Jodorowsky, la agrupación arropó los áridos paisajes del desierto texano para crear un álbum evolutivo, lleno de sonidos eclécticos y reflexiones personales, con las que se atrevieron a hablar, incluso, sobre el éxito, una situación tan inesperada que, para la agrupación, tomó nuevos significados.

Bandalos Chinos 2
Chucho Contreras

Conversamos con el vocalista Goyo Degano a la distancia. Han pasado varios días desde su llegada a México y los primeros momentos de la gira se han transformado en recuerdos memorables. Mientras se prepara un cigarrillo, nos detalla la nueva dinámica de Bandalos Chinos frente a los escenarios, la resignificación de Paranoia Pop, su posición ante la música y el futuro. “Uno se olvida del amor y de la fuerza del público mexicano”, detalla Goyo.

“Fue volver a sorprendernos y a encontrarnos con un público que canta las canciones desde que empieza el show, hasta que termina, que está ávido de vernos, de escucharnos y de compartir un lindo momento y, la verdad, eso para nosotros es impagable. Cuando termina un concierto les digo: ‘¿vieron cómo cantaron “El Ídolo”?’; todo es muy lindo”, narra entusiasmado.

Te puede interesar: Daniela Spalla, el ‘Puro teatro’ de la vida pandémica y su regreso a los escenarios

La gira del Paranoia Pop llegó para marcar un nuevo ciclo y, también, como una oportunidad para revelar un álbum que se construyó a partir de la experimentación en el estudio, la reivindicación de sus estructuras líricas y la creación de un universo en cada una de las canciones. “Es un disco que se concibió prepandemia y no sabíamos que se venía toda esta locura. Una vez que empezaron a salir los temas y que lanzamos el disco, esa música tomó nuevos significados. Las letras y las poesías nos llevaron a otros lugares y me parece que, por el hecho de estar confinados, faltaba una parte más, como completar un círculo y creo que se está dando ahora. Estamos viviendo en carne propia lo que le sucede a los fans con nuestra música, con este disco, con estas nuevas canciones y sí, está tomando un nuevo rumbo para nosotros”, explica.

Leandro Frutos

Bandalos Chinos ha entrelazado una historia con México. En Bach, el acercamiento y aporte de Adán Jodorowsky los llevó a explorar la esencia del sonido mexicano y, al mismo tiempo, los hizo conectar y vincularse fuertemente con el público. Con Paranoia Pop, no fue distinto: “Es un disco que pega muy fuerte y, por suerte, nos dio la posibilidad de armar un tour y de visitar todas esas ciudades que no son tan ponderadas o que no se tienen en consideración para las giras y para nosotros es hermoso hacer eso”, dice Goyo.

“El primer fin de semana que pasó nos enteramos que en Internet y en el mundo de los memes se jode mucho a Tlaxcala y a su gente con que no existen y qué sé yo”, cuenta divertido. “La verdad es que llegamos allá y fue hermoso que el público nos dijera: ‘qué bueno que vinieron, porque nadie lo hace’, entonces eso es un gesto muy lindo para los fans y la gente que nos escucha a lo largo y ancho del país”, agrega el músico.

El concierto que no termina

Bandalos Chinos activó el Paranoia Tour con 10 conciertos en México, sin embargo, tras un pronto sold out, la agrupación duplicó el número de fechas. La gira tomó su curso durante los primeros días de agosto y, a pesar de los cambios por la situación sanitaria en México, el sexteto ha logrado sobreponerse a los cambios. “¿Algo ha cambiado sobre los escenarios?”, le preguntamos a Goyo. “Todo”, responde, mientras ríe y se recoloca en la silla de la terraza que lo rodea.

“El mundo ha cambiado, pero sí percibo en esta vuelta a los escenarios una extrema buena onda colectiva. Si antes estábamos en una vorágine y en una locura de hacer shows, producir y demás, siento que hoy hay un aplomo y una bajada a tierra de decir: ‘esto nos lo quitaron por un montón de tiempo, hay que vivirlo con gratitud y de forma agraciada’. Siento que a todos nos hizo revalorizar lo lindo que es dar un concierto y lo importante que es para nosotros y para el público la experiencia de un concierto en vivo”, medita Goyo.

“En lo personal, me hizo darle más valor, entidad y preparación. Yo venía de una locura de ir de tour todos los fines de semana con la banda, como seguramente lo estaban un montón de artistas, y esto nos dio la posibilidad de pensar que si en un mes teníamos un concierto, debíamos prepararnos para eso y tomarnos el tiempo para estar con nosotros mismos y, en ese sentido, nos hizo pasar la pelota, como decimos en Argentina, y mirar un poco para el costado y ver dónde estábamos parados”, añade.

La esencia del Paranoia Tour no solo llegó con la energía y la virtuosidad del sexto, además, sumó sobre sus escenarios el talento indiscutible de Ruzzi y Hay un Dinosaurio. “A nosotros siempre nos gusta, ya sea en conciertos o en las producciones, dar un espacio a artistas nuevos o que hacen música que nos gusta y que nos apasiona para que llegue a nuestros fans. En el caso de Ruzzi, es una artista grosísima y súper consagrada, tuvimos la oportunidad de cruzarnos en el estudio, nos hicimos muy amigos y teníamos ganas de girar con ella.

La situación con Hay un Dinosaurio fue la de darle lugar a un proyecto nuevo. Ya tuvimos un fin de semana con ellos y fue increíble. Tienen una buena vibra tremenda, la música que hacen está bárbara, así que el show que plantean para la apertura está muy lindo. Esa es la intención, la de sumar”, señala Goyo.

Fotografía: Leandro Frutos

Ante la reprogramación de algunas fechas, Bandalos Chinos ya se prepara para llegar a la Ciudad de México junto a Caloncho, en un concierto que se llevará a cabo en palcos al aire libre el próximo 29 de agosto, en la Curva 4 del Autódromo Hermanos Rodríguez. “El concierto en la Ciudad de México era algo que teníamos muchas ganas de hacer y que había quedado pendiente. Antes de la pandemia, armamos lo que sería nuestra gira por México en el 2020 y eso no pudo suceder, así que teníamos la deuda y la necesidad de hacer un concierto aquí».

OCESA Presenta: Caloncho y Bandalos Chinos en Conciertos En Vivo Al Aire  Libre

«Tenemos la oportunidad de compartir el escenario con el Caloncho; es un artista que nos encanta. Lo conocimos en el 2019, si no me equivoco, en Monterrey, durante una plática postconcierto, no vinculamos más que eso, pero fue una linda oportunidad para conectar. Llegar al público del Caloncho y presentarnos ante ellos, creo que estará muy chido”, menciona.

Los diez temas que conforman Paranoia Pop tienen una personalidad propia y distintiva. Con la colaboración de Louta en “Paranoia Pop” y la de Tei Shi y El David Aguilar en “Los puntos”, la agrupación argentina escribió y compuso cada canción en momentos muy específicos; algunas de ellas vieron la luz durante los conciertos y las giras, mientras que otras más, se revelaron en México, por ejemplo “Chu-Chu”. Goyo afirma que, si bien, el enfoque de estas semanas se trata únicamente sobre la gira, no descartan encontrar en el país la inspiración suficiente para la creación de nuevos temas.

“Todo el tiempo estamos intentando bajar ideas. Casualmente, ayer estábamos ensayando para la gira en Codependiente, el estudio de Adán en la Ciudad de México. Chapi, el tecladista, quien es el gran canalizador de ideas y un gran compositor, en un momento nos dijo: ‘paren, paren, paren’. Puso a grabar el celular, tocó algunas ideas, voltea y dice: ‘Nada, necesitaba grabar esto’; así que todo el tiempo estamos ahí, yendo detrás de nueva música y canciones. Con la tecnología es muy fácil registrarlo y no dejarlo pasar. Después, cuando uno está más tranquilo, se puede trabajar en el estudio, pero no dejas ir la chispa del momento”, puntualiza.

Cortesía: Bandalos Chinos

Hace un mes, Bandalos Chinos recibió el Premio Gardel como Mejor Álbum Grupo Pop, por Paranoia Pop, galardón que no solo representa un reconocimiento a su música y trayectoria, sino también, a la forma en la que han logrado evolucionar durante la última década. “Para nosotros es increíble, es un ‘mimito’ al alma, a nuestra forma de hacer las cosas y eso nos indica que estamos haciendo las cosas bien. Es un premio que está muy vinculado a la industria, a las grandes historias, a las discográficas y el hecho de que lo hayamos ganado, siendo una banda independiente, es un triunfo.

Hemos sido autogestivos todo este tiempo, así que para nosotros es un reconocimiento hermoso y, si bien, no hacemos música para ganar premios, es muy lindo obtener algo por lo que haces. Lo vivimos con mucha gratitud, se vivió desde un lugar de jolgorio. Nos juntamos a ver la entrega en nuestra sala de ensayo en Buenos Aires y la verdad es que nos sorprendió, no nos esperábamos llevarnos el galardón y es un reconocimiento muy lindo”, cuenta el músico.

El nuevo viaje de Bandalos Chinos

La evolución y la trascendencia de Bandalos Chinos es notable y, pese a las altas y las bajas, han encontrado las fórmulas correctas para adaptarse y sobrellevar el éxito, tema que, hace un par de años, representó una nueva paranoia, aquella que, sin duda, fue digna de plasmar en su segundo material discográfico. Ahora, a un año de distancia de su lanzamiento, la agrupación argentina ve su pronta trascendencia con otros ojos.

“Creo que es complicado enfrentarte al éxito, en todos los niveles. El éxito te obliga a tener más éxito y esa presión que uno se aplica es la peor. Somos nuestro peor enemigo. Definitivamente, fue una visión y una foto del momento; nosotros veníamos de no parar de tocar, de un crecimiento súper exponencial y empezamos a ser reconocidos. Las canciones surgen de ese lado, de lo que nos estaba pasando con el éxito, el miedo que te puede llegar a dar, la parálisis que te puede generar, incluso la soberbia.

Cortesía: Bandalos Chinos

Un poco lo que nos cuestionábamos era: ‘Bueno, si vamos a convertirnos en el ídolo de alguien, ¿qué tipo de ídolo quiero ser?’. Esa idea venía un poco por esa nueva manera de ver a los artistas, como desde un lugar más aterrizado. No sé, somos personas; debemos dejar de idealizar y de llevar a un lugar inalcanzable porque no es así, es irreal, no existe, no existen los semidioses en la tierra. Buscamos bajar nuestra mirada y nuestra visión de lo que para nosotros es un ídolo, es el éxito y este camino”, aclara Goyo.

“Nuestro legado es ser fieles a nosotros mismos”, suelta Goyo cuando repasamos, a modo de catarsis, la trayectoria de Bandalos Chinos y, ante la posibilidad de mirar el pasado, evocamos lo que para el sexteto representa un camino por la música, altamente memorable. “No solo viene desde lo musical, sino de la gestión, de poner las manos en el barro y de estar ahí. Entendemos que para tener un proyecto musical hay que cubrir un montón de aspectos, la música es el motor, es lo que manda y eso está clarísimo, pero sí creo que nuestro legado es el haber sido fieles, el no haber hecho nada para pegarla, no haber hecho canciones para que suenen en la radio, sino que, como consecuencia de la música que hacemos, y de que a la gente le guste, eso suene en la radio. En definitiva, el legado que nosotros queremos dejar es que, en este mundo de efervescencia y de pegarse en una semana, nosotros elegimos el camino largo y fuimos fieles a nosotros mismo y me parece que de eso se trata, de ser lo más honesto y auténtico que uno pueda. Si ese es el legado que dejamos, para mí sería hermoso”.

Fotografía: Joselina Brignone

Por ahora, Bandalos Chinos continuará en movimiento. Al igual que en Bach y en Paranoia Pop, el camino es incierto, sin embargo, lo que es un hecho, es que estos nuevos viajes llegarán acompañados de nueva música. “Es muy probable que haya música a fin de año; ya estamos trabajando en eso y seguramente aprovechemos nuestra estadía aquí en México para grabar o para planificar alguna colaboración, porque hay artistas mexicanos que nos encantan, hemos tenido pláticas para hacer cosas juntos y estaría buenísimo concretarlas, pero desde ya, esperen cosas nuevas”, indica Goyo, quien asegura, buscarán cantarle a todo aquello que forme parte de su cotidianidad.

Bandalos Chinos continúa en México y, sobre los escenarios, el Paranoia Pop se revela como una oportunidad para disfrutar la energía del sexteto. “No se pueden perder esta gira porque, si se acaba el mundo, no sé qué haremos después”, ríe y continúa. “Venimos con muchas ganas de subir al escenario y no solo nosotros, las canciones quieren ser escuchadas. Dentro de toda esta situación que estamos viviendo a nivel global, tener un momento así, para conectar con la música en vivo, es lo que necesitamos. Con todos los protocolos y cuidados, vamos a disfrutar”, finaliza Goyo.

En este articulo: Bandalos Chinos
https://bit.ly/35NuWfi

Te puede interesar

Video