marzo 10, 2021

C. Tangana viaja por el mundo a través de ‘El Madrileño’

Con su tercer LP, reconfigura el camino de la música en español.

C. Tangana, Puchito, Pucho, El Madrileño, Antón Alvarez… puedes llamarlo como quieras, pero no puedes negar el gran salto que el español ha dado desde su debut Ídolo hasta su tercer álbum de estudio, El Madrileño.

El Madrileño llegó para demostrar que Pucho no es tu típico cantante de trap; en el álbum, Tangana reclutó a un grupo de colaboradores que van desde los 20 hasta más de los 70 años, músicos con largas trayectorias y grandes talentos relativamente emergentes de la música en español.

Y no solo de la música en español, también de un amplio espectro de géneros desde el flamenco hasta el corrido, y no conforme con la diversidad de sus invitados, también se encargó de encontrarlos desde los rincones menos esperados del mundo, desde Puerto Rico y San Francisco hasta Uruguay y Hermosillo. La lista incluye a José Feliciano, Carín León, Adriel Favela, La Húngara, Niño de Elche, Gipsy Kings, Jorge Drexler, Omar Apollo, Toquinho, Eliades Ochoa, Andrés Calamaro, Pepe Blanco y Kiko Veneno.

En el disco también aparece Ed Maverick, el mexicano originario de Delicias, Chihuahua, timbrando «Párteme la cara» con su sonido y fusionándolo con el de El Madrileño. Al preguntar sobre su colaboración, C. Tangana me cuenta que en una de esas profundas conversaciones de los sentimientos que solo se dan al salir el sol tras una borrachera, su amigo Lalo le presentó la música de Maverick. «Cuando nos sentamos en el sofá contándonos nuestras penas, empecé a poner música muy emocional, de la que estaba escuchando últimamente y él me dijo, ‘tienes que escuchar a un chico que lo está rompiendo, que es lo más, está conquistando a todo mundo’ y me puso a Ed. Y yo estaba pues eso, fin de fiesta, con las emociones a flor de piel, y cuando lo escuché fue como, ‘¿quién es este chico que lo hace con una guitarra solamente y la voz?’, me pareció muy emocionante lo que hacía, y me puse a indagar sobre él, lo escuché durante mucho tiempo, y cuando tenía el proceso del disco avanzado, un buen día dije, ‘le voy a escribir’, me metí en Instagram y le escribí sin más. Le mandé una prueba, un demo de la canción, me devolvió otro trozo, armamos otra estructura, se la volví a enseñar, y así acabó la canción como es ahora».

Ed, alegremente responde con una historia similar. «La música de Pucho la conozco desde hace como dos años por un amigo que se llama Diego (Dromedarios Mágicos) y pues en la vida pre-covid, cuando salíamos de fiesta y todo ese pedo, se escuchaba a C. Tangana, también tenía que ver con el target en ese entonces, lo escuchaba la gente que iba a las fiestas alternativas, ahí entre la bandita indie, y fue buen compañero de fiestas en esos momentos, pero el año pasado me empecé a encular con el último el último EP que sacó, Bien:(, donde está «Nunca estoy», y justo [la canción] estaba proyectando algo que viví los dos años en los que empecé como músico, que es una pinche molestia no poder tener una pinche relación estable por estar viaje y viaje, ¿no?, y justo también cuando me estaba saliendo de bañar, me llegó el mensaje de Pucho y ya fue como… todo fue en ese momento, sí había conectado con su música pero de manera de buena onda y de fiesta, pero en ese momento en el que ya estaba conectado con su música de esa forma y que todavía coincidiera que me mandara ese mensaje… tenía que suceder. Lo primero que pensé fue, ‘sí, a huevo, completamente tiene sentido, vamos pues’. Tal cual, ese tipo de cosas que tienen que suceder».

Al preguntarle sobre la diversa nómina, Tangana me dice, «de lo que me estaba dando cuenta es que a la gente a la que más estaba admirando últimamente eran artistas como Ed [Maverick], que tenían la capacidad de, dirigiéndose a un público joven y haciendo algo relativamente de raíz, estaban sonando nuevos o siendo frescos e impactando por el lado de la izquierda, por decirlo así, sin necesidad de estar haciendo el mismo reggaetón que hace todo el mundo, entonces mi idea era hacer un disco así, que sonáse a clásico realmente, y tenía claro que quería reclutar a algunas leyendas, como a toda la gente que está en el disco… hay artistas de más de 70 años, hay gente muy mayor, sobre todo. Para mí, la idea es que sea un disco vanguardista, que le hable a la gente joven desde otro punto que no sea el main, que yo creo que ese es el ejemplo de Ed, por eso para mi él era una de las colaboraciones prioritarias del disco, creo que hay gente haciendo cosas distintas que consiguen llegar y emocionar, también a la gente joven, desde otro ángulo», continúa. «Yo no sé si Ed se imaginaba que tendría ese éxito y esa relevancia, cuando le conocí ya era todo un fenómeno, pero desde mi punto de vista, es mucho más difícil ser un fenómeno haciendo una música emocional y de raíz que con música más de baile o más desinhibida».

C. Tangana ha tenido una evolución sólida y evidente desde su inicio, pero dejó verla desde el 2018 con «Un veneno», un sencillo al lado de El Niño de Elche que recuerda a su amor por el flamenco y los sonidos españoles tradicionales, y que ahora, regresa como parte de El Madrileño en forma de remezcla al lado de otro experto en la fusión de géneros, José Feliciano. Puchito cita a la sinceridad consigo mismo y las ganas de meterse en su propio ser como referencias de la transformación que ha trabajado en los últimos años y hoy revela ante su audiencia.

«Poquito a poco he estado intentando ser más fiel y más honesto conmigo mismo, ese ha sido el camino. Realmente esta música retoma mucho de las inspiraciones de la [música] que yo escuchaba cuando adolescente y la que ponía mi padre, entonces creo que ha sido un trabajo de ir siendo cada vez más honesto y más sincero con quién soy. También por eso se llama El Madrileño, porque es una buena forma de presentarme, creo que ese soy yo y ese soy yo también en el mundo, este disco al final es de canciones por el mundo. Es un disco que suena muy español pero que está abierto a muchas cosas de lo que está pasando afuera», dijo.

Tiene razón. Como he mencionado anteriormente, el disco viaja por todo el mundo a través de los orígenes de sus colaboraciones y presenta pequeñas travesías en cada uno de los temas que lo conforman, desmenuzando géneros y después combinándolos para crear temas que, al final del día, cumplen con los requisitos que El Madrileño ha imaginado para crear el álbum.

«También es un disco de románticos, o de gente muy emocional. Es un disco de gente que le canta a los sentimientos y tiene, en algún punto, una parte en la tradición o en la música de raíz, y en la guitarra, fundamentalmente. Creo que eso nos une a la mayoría de los artistas que estamos ahí… estas canciones parten de la guitarra», agrega.

Además de ofrecer viajes directos, C. Tangana espera que el público mexicano guste de su nueva y flamante producción, pues ha reclutado a otros mexicanos que hacen cosas interesantes en la escena musical en la que se desenvuelven. «Donde tengo más nerviosismo es por ver qué pasa en México y ver cómo la gente recibe esta música ahí. Muchos de mis fans son fans de Ed, entonces al final sé que comparten esa tensión de que algo va a pasar, de que esa canción tiene que salir», dice.

«Y luego aparte está el corrido y está Omar Apollo, este chico que tiene orígenes mexicanos aunque esté en Los Ángeles, yo he hablado con él de la música, de hecho he hablado con él tanto de Adriel Favela como de Ed, porque él les conoce también. Él tiene el oído puesto en lo que está sucediendo en México. Es curioso, hay una escena ahí de todo lo que está sucediendo, que de repente me siento involucrado, ellos me han permitido estar ahí», continúa con emoción.

El Madrileño cumple con el propósito de un buen álbum —a pesar de que no todos los buenos discos tengan el mismo objetivo. «Hay veces que es conquistar los chats, hay veces que es conquistar las pistas de baile y hay veces que es meterse dentro de la gente y que les toque profundo. Este es un disco de eso, y por eso me he rodeado de artistas de este calibre para que me ayuden a hacerlo», finaliza C. Tangana.

Escucha El Madrileño, lo más nuevo de C. Tangana, a continuación:

En este articulo: IG
Sushi Roll

Te puede interesar

Video