julio 21, 2021

El ‘Aroma a Nostalgia’ de Daniel Quién

En exclusiva, el cantautor sinaloense nos reveló todos los detalles detrás de su nuevo álbum y Los Milagro, su nuevo proyecto junto a Ed Maverick y Wet Baes.

Contar historias a través de la música ha sido una constante en la vida de Daniel Quién. En 2018, el cantautor, originario de Mazatlán, Sinaloa, debutó en la escena independiente con Sin Soltarte Dejarte Ir, material discográfico con el que le rindió homenaje a uno de sus más grandes amigos. Hace unos meses, en medio del caos por la pandemia y con la convicción de encontrar un sonido propio, Daniel estrenó Aroma a Nostalgia, un álbum que se desenvuelve entre letras personales y la cadencia del art folk, el pop barroco, el rock psicodélico y el dream pop.

«Este álbum nace desde la idea de crear cuentos que pudieran musicalizarse. La característica del Aroma a Nostalgia es que cada canción te está contando una historia diferente, así que los matices de los sonidos, el aura y las texturas te llevan de la mano a través de diferentes emociones», cuenta Daniel Quién en entrevista para Rolling Stone México. Durante las últimas semanas, el intérprete volvió a los escenarios junto a Ed Maverick, con quien estrenó «Nos queda mucho dolor por recorrer», y ahora, se prepara para presentar en vivo Aroma a Nostalgia.

Bajo la producción de Miguel Bayón, Daniel tomó como reto conseguir un sonido propio y con el que se sintiera identificado, de esta forma, su fijación por llevar su música hacia el siguiente nivel le permitió consolidar cada tema a partir de una fusión propositiva de melodías y estructuras líricas llenas de nostalgia. «Toda la temática en torno a la nostalgia surgió porque es un sentimiento al que se le ha dado muy mala fama, se le asocia con algo negativo y la gente huye. Si lo piensas bien, la nostalgia puede ser una gran maestra de vida. El objetivo de que esté tan presente en el álbum es que el escucha pueda sentir que es un sentimiento positivo, que no es malo, que te puede enseñar cosas y que, al final, todos estamos en esa búsqueda por descubrir quiénes somos, qué queremos, cómo experimentamos las emociones, cómo mantenemos la vida y, al final, eso es Aroma a Nostalgia, un viaje para cada persona. Hay canciones que son felices, pero que para otros son tristes y es interesante que cada uno le dé su propia interpretación y eso es parte de conectar con las personas, es algo muy bonito y grato», reflexiona.

En esta nueva etapa, Daniel compartió en Aroma a Nostalgia a algunas de las influencias musicales que lo acompañaron durante su proceso de composición, entre ellas, Spinetta, Bon Iver, Jorge Drexler, Nick Drake, Kings of Convenience, Gustavo Cerati, Adan Jodorowsky y Agustín Lara; mientras que, por otro lado, sumó al álbum a diversos colaboradores –Bratty, Caro Valenzuela, Kevin Kaarl– quienes hoy, junto con él, representan una nueva cara para la escena de nuestro país.

Te puede interesar: Wiplash: el futuro es hoy

Así, tal y como lo define, este material resultó una «antítesis de la canción mainstream», principalmente, por los riesgos que asumió al incorporar canciones con una duración más allá de lo convencional y, además, por explorar su arte como una posibilidad para atraer nuevas visiones sobre lo que siente y piensa. «Si quieres disfrutar el disco, necesitas el momento, el lugar y el mood adecuado para sentir todas las historias. Detrás de este material hay mucho corazón, estrés, desvelos y esfuerzo. Es bonito saber que le está yendo muy chido y que las personas están conectando; solo puedo decir que estoy agradecido por la forma en la que han encontrado, en esta obra, algo interesante y valioso para sus vidas», menciona.   

Daniel Quién y el Aroma a nostalgia

Hablar sobre honestidad musical nunca ha sido fácil, mucho menos cuando se tiene una larga trayectoria por delante. En el caso de Daniel Quién, el mantenerse fiel a su esencia, la sinceridad de sus letras y su conexión con el público, así como un talento indiscutible, han sido piezas clave para componer e interpretar temas que se conjugan bajo sus propios términos. Al respecto, el músico asegura que lejos de considerarse un artista, asimila su rol como un portador de canciones que buscan conectar, de una u otra forma, con el público.  

«Hay muchas maneras de alcanzar el éxito, pero, desde mi visión, lo más importante es tener tu propia esencia, ser fiel a ella y eventualmente, en algunos meses o años, habrá gente que va a conectar contigo, que se va a identificar y que va a agradecer que hayas resistido y mantenido esa fijación positiva por aportar algo que genuinamente viene de ti, de lo más profundo de tu corazón, de tu cosmovisión y que lo estás entregando, a lo mejor con miedo e inseguridades, pero con atrevimiento. El resultado es el agradecimiento del público y es increíble conectar con personas que no vas a conocer nunca o que, si no fuera por la música, nunca hubieran sabido de ti».

A pesar de la pausa masiva que experimentó la industria musical en México, Daniel se mantuvo activo durante los últimos meses con el lanzamiento de algunos sencillos y colaboraciones, entre ellos, «Me Fui», junto a Molinette Cinema, «Across The Universe», «Luci» –como parte de las reversiones a Zoé– y, próximamente, «Dime que siempre vamos a estar juntos», de la mano de Kevin Kaarl. Junto con esto, el intérprete lidió con el encierro gracias a su búsqueda constante por perfeccionarse como artista.

«Me concentré en mí. Creo que es importante que cada artista se dé cuenta de sus puntos débiles, puede que sea la voz, el estilo de composición, el estilo de las melodías, entonces me di a la tarea de aprovechar este tiempo para pulir estas cosas. Hay una gran diferencia en el Daniel Quién antes de la pandemia y el de ahora, esto me ha ayudado a que mi experiencia en vivo sea más placentera para mí y que sea más satisfactoria para el público», afirma.

Otros colores

El futuro de Daniel Quién no es incierto. Tras el éxito de su proyecto, el músico ya planea otro acercamiento, a través de una nueva agrupación junto a Ed Maverick y Wet Baes. En exclusiva, Daniel nos reveló todos los detalles sobre esta propuesta, la cual evocará los sonidos psicodélicos de algunas de las bandas más destacadas de la década de los años sesenta y setenta como Pink Floyd o The Doors. «Estoy trabajando en una banda con Ed Maverick y Wet Baes que se llama Los Milagro, podrían ser Los Milagros –bromea–, pero queríamos que sonara en singular para que se entendiera que, aunque somos los tres, es como si fuéramos una sola persona.

Creo que a México le va a venir muy bien un proyecto así porque hay mucho que hacer por ese lado majestuoso de la música. Cuando tienes amigos que conectan con esta visión, salen cosas increíbles, ya hemos compuesto demasiadas canciones y todas son increíbles. Creo que Los Milagro va a ser una banda muy importante a nivel nacional y esperamos que también a nivel mundial, porque detrás de esto hay mucho corazón. Principalmente, Ed Maverick, Wet Baes y yo somos muy buenos amigos y esa conexión también nos ayuda a componer. Los Milagro va a existir próximamente y va a ser algo muy bonito en México», detalla.

A la par y como continuación de su propuesta musical, Daniel Quién –cuyo nombre surge a partir de una alegoría a no ser notado y como una oda a la búsqueda constante sobre quiénes somos– ya se concentra en La Nostalgia Banda, un proyecto lleno de raíces y folclor mexicano. «La música regional siempre ha estado muy presente en mi vida, la conozco, sé emularla demasiado bien, así que quiero hacer un álbum donde pueda plasmar esta esencia de lo regional, pero apegado a mi estilo, a mi forma de escribir y producir. Simplemente es un experimento que tengo muchas ganas de hacer».

Por lo pronto, el músico ya se prepara para subir al escenario del Foro Indie Rocks este próximo 25 de agosto. «Va a ser un concierto muy especial. Estamos planeando que sean dos horas o un poquito más, pero el plan es que sea inolvidable para los asistentes, incluso, si van personas que nunca me han escuchado, espero que puedan salir del show con una gran satisfacción. Me he concentrado en cumplir las expectativas del público y espero que más artistas tengan este tipo de apoyo y que no tengan miedo a arriesgarse, a hacer cosas diferentes y a llevar su música a un nivel interesante, las personas aprecian cuando los músicos tienen esa visión de hacer algo ambicioso».

 «¿A qué huele la nostalgia?», le preguntamos a Daniel, quien medita un poco y suelta con la naturalidad y la franqueza que lo caracteriza: «Físicamente, creo que huele un poco a madera y a pintura recién puesta, quizá también a lavanda. Inmaterialmente, la identificas como algo que te dice que tienes que permanecer en cierto lugar, con una persona o con algún hábito. La nostalgia y el coraje de mantenerte en pie van muy de la mano», dice el cantante, quien, con una enorme gratitud, ya piensa en el segundo acto de su gran proyecto musical. «Tengo cosas que decir y cantar. Antes de ser músico, soy fan, un consumidor compulsivo y un adicto a la música. Es maravilloso que se me hayan abierto las puertas para formar parte del mundo que más aprecio, que es el mundo de la canción», finaliza Daniel Quién.

En este articulo:
https://bit.ly/35NuWfi

Te puede interesar

Video