septiembre 15, 2021

El viaje de Daniel Craig como el más sofisticado y elegante espía ha concluido

'Sin Tiempo Para Morir' representa la carta del adiós que Craig regala a los fans, quienes por décadas lo han seguido de manera devota como James Bond.

La entrevista se realizó exactamente una tarde del 5 de diciembre del 2019 en Nueva York. El británico Daniel Craig concedía una serie de charlas exclusivas para algunos medios de comunicación internacionales con la finalidad de promover su concluyente intervención como el Agente 007.

La película lleva por título Sin Tiempo Para Morir y originalmente estaba planeada para estrenarse en todo el mundo en la primavera del 2020.  Una de las apuestas comerciales más sólidas proyectadas para esa temporada. ¡Qué poco sabríamos de lo que acontecería posteriormente! El publicitado título se encontró en la lista de las producciones afectadas directamente por la crisis sanitaria en el mundo derivando en rumores que aseguraban que el filme iría a parar directamente al catálogo de una plataforma digital.

Para suerte de quienes amamos ver el cine en una pantalla grande, Sin Tiempo Para Morir llega a finales de este mes a salas cinematográficas en todo el país. Una experiencia que seguramente contribuirá a crecer la comunidad de cinéfilos que añoran el admirar un trabajo con estar características en una gran pantalla.

En su momento, conversamos con el intérprete sobre su sentir al renunciar a seguir caracterizando a uno de los más icónicos personajes de la ficción moderna. Será difícil revisitar a James Bond sin dejar de asociarlo con es particular carisma y elegante personalidad que distinguen a Daniel Craig.

¿Cuál fue el motivo real que te llevó a tomar la decisión de retirarte de la franquicia del 007?

Hice cinco películas. Creo que es un número suficiente para una experiencia. Gracias a esta oportunidad he podido contar distintas historias alrededor de un sólo personaje, lo que representa un enorme privilegio para un actor. Todo inició con Casino Royale y siento que sucedió hace tanto tiempo. Creo que es el momento de decir adiós de una manera clara y contundente.

Probablemente tuve que irme hace tiempo pero es un personaje que me ha dado tanto que finalmente me costó desprenderme. Tengo la intuición que a esta película le va a ir muy bien con el público. Nadie sabe nada. Es sólo mi instinto, sin embargo estoy seguro que es una correcta manera de partir de toda esta experiencia. Ha sido un viaje muy emotivo además de que me siento muy orgulloso de lo que hemos hecho en equipo a lo largo de estos años.

Antes de iniciar el rodaje de Sin Tiempo Para Morir ¿Ya habrías decidido concluir tu participación como James Bond en la serie?

Totalmente. Aunque debo de admitir que en algún momento consideré que Spectre sería mi última intervención en la saga. Esa una película difícil de rodar en particular. Literalmente me rompí la pierna y me costó mucho esfuerzo el poder concluir el rodaje, por lo que pensé que sería mi última, sin embargo los productores insistían que todavía había una anécdota que contar y tenían razón.

Mi principal preocupación era si podría realizar una filmación con las características que se demandan desde un punto de vista físico. Spectre habría acabado conmigo. Después de esa complicada filmación me tomé unas largas vacaciones en las cuales tuve la oportunidad de pasar tiempo con mi familia. Posterior al descanso pude regresar con los productores y empezar a convenir en un posible retorno a la franquicia.

¿Hay algo que consideres especialmente representativo en Sin Tiempo Para Morir? Me refiero relacionando a este título con las otras películas de la serie que protagonizaste.

El propulsor en este rodaje siempre fue el poder relatar la anécdota que teníamos en mente. En una película con estas expectativas siempre existen elementos ajenos a tu visión que ineludiblemente intervienen en el proceso, sin embargo, mi interés primordial era concluir este viaje de una forma satisfactoria y poder despedirme del personaje tal y como lo habría visionado en algún momento. No creo que esta producción se pueda comparar con los otros títulos por el simple hecho de que está muy ligada a las películas del pasado. 

Una de las características de las películas del agente 007, por lo menos en los últimos años, es el poder percibir como espectador la voz de un realizador de cine con un estilo particular asociado con la mitología del personaje creada por Ian Fleming. Es una combinación atípica: este enigmático personaje favorito de la ficción moderna con la voz de un auteur. En este caso le tocó la misión a Cary Fukunaga.

Una producción como esta implica una colaboración masiva. Es de los trabajos más comunitarios en los que puedes intervenir. Parece un poco redundante el que te lo diga pero es importante hacer hincapié en este factor. Hay decenas de profesionistas que intervienen en esta misión sin embargo el director representa la fuerza trascendental de la experiencia en su totalidad. Cary posee un estilo visual muy característico. Tiene una perspectiva poderosa a la hora de visualizar una historia. Realmente nos impresionó su propuesta desde el inicio del proyecto. Actualmente y en términos cinematográficos,  una película de Bond significa una empresa con propiedades descomunales entonces ¿Por qué no contratar a los mejores? En el caso de que estos artistas no logren integrarse de todo a la visión, te aseguro que de cualquier manera habrá un nivel a admirar. Espero que Sin Tiempo Para Morir no sea el caso con Cary pero te puedo aseverar desde ahora que habrá componente a admirar gracias a su talento.

Desde tu punto de vista, ¿qué hace de Cary Fukunaga un realizador particular?

Su visión. Tiene una perspectiva óptica muy poderosa. Es muy joven y por consiguiente tiene mucha energía, lo que es fundamental para esta misión. Tienes que tener una fortaleza especial pues son siete meses de rodaje en los cuales cada jornada representa un desafío distinto a enfrentar. Puedes filmar tres películas distintas en este tiempo. Cary es escritor y ese factor fue esencial en su contratación. En el principio, teníamos la idea de lo que queríamos hacer pero no contábamos con un libreto. Él se encargo prácticamente de este departamento y después se sumó Phoebe Waller-Bridge entre otros, pero el desafío era partir desde un génesis impreciso.

En lo particular viví una colaboración muy cercana con él porque es un director abierto a todo tipo de opiniones y eso habla de su inteligencia. Después de haber interpretado a este personaje en distintas películas, tengo algunas ideas intrínsecas con el personaje y Cary siempre fue cordial a la hora de recibir mis comentarios.

No sé si estés al tanto de esto pero Cary hizo una película sobre migrantes en el sur de México cuyo retrato manifestó a un joven realizador muy perspicaz.

Por supuesto que ví la película. Y esa fue una de las razones por las cuales Bárbara Broccoli y yo le hablamos para participar en esta película.

Al final, ¿cuál es el resultado que arroja el balance de todos estos años de experiencia al caracterizar a tan amado personaje?

Es una pregunta complicada de responder pero supongo que esto es tu trabajo. Te confieso que antes de iniciar este período en mi vida profesional estaba consciente de que tenía cierta pericia y talento para poder desenvolverme en esta profesión. Siempre habría querido ser actor por lo que ahora reflexiono desde el presente y creo que era más el anhelo que mi capacidad. Siempre tienes dudas a pesar de esta aparente seguridad que te da la juventud.  En todas las producciones en las que habría intervenido en el pasado habría esa idea de que alguien más lo podría haber hecho mejor que yo. Cuando finalmente obtienes el rol de tu vida, como es el caso, te preguntas, ¿por cuánto tiempo será? ¿Cuánto tiempo durará este sentimiento de confianza y estabilidad? Lo que Barbara y Michael, productores de la franquicia, han hecho conmigo a través de los años, es forzarme a ser mejor día a día.

Me pongo muy sentimental al rememorar todo esto pero es la verdad. Antes de Bond no estaba acostumbrado a tener una voz o una opinión en una filmación. El tener este privilegio no te convierte en un superior a los demás pero sí en alguien que forma parte de un proceso de colaboración. Eso es lo que más me ha dejado el interpretar a James Bond.

Te cuento que fui el conductor de la premier de Spectre en la Ciudad de México, evento que se realizó en el Auditorio Nacional.  Es muy curioso porque algunos compatriotas consideran que esa producción es parte mexicana porque gran parte de talento nacional fue partícipe de la película.

Espero que así se sienta. Me conmueve el sólo hecho de recordar ese rodaje. Nunca antes había estado en la Ciudad de México y definitivamente la considero uno de esos lugares que te toma por sorpresa y no te deja. Fue inolvidable toda esa experiencia. ¡Lo que hicimos con ese desfile en el Centro! Dos mil quinientos extras dispuestos a trabajar en cualquier momento. Nunca lo voy a olvidar. En verdad te digo que ha sido uno de esos instantes fundamentales en estos años de trabajar en las películas de Bond.

Sin Tiempo Para Morir llega a finales de este mes a salas cinematográficas en todo el país. Mira el tráiler oficial:

https://bit.ly/35NuWfi

Te puede interesar

Video