septiembre 3, 2021

Elsa y Elmar: abrazando la imperfección

La artista ha entrado a una nueva etapa de su carrera, una en la que decide dejarse llevar por su proceso artístico.

Son las dos de la tarde y Elsa Carvajal, mejor conocida por su proyecto musical Elsa y Elmar, vislumbra la Ciudad de México desde lo más alto del hotel W de Polanco, en un día que a pesar de estar nublado permite ver a la capital en todo su esplendor. La artista disfruta de la tranquilidad del martes acompañada de su cachorra, Paca la Piraña —bautizada así en honor a la vedette española— horas antes de dar una presentación en vivo para celebrar su entrada a W Records.

En entrevista con Rolling Stone, Elsa nos detalla cómo es esta nueva etapa en su carrera artística, una etapa que la ha forzado a entenderse más a sí misma, aprender de sus imperfecciones y escuchar a su corazón. Ahora que ha compartido con el mundo su rendición de “Adiós Amor”, la intérprete está lista para continuar con los anticipos de ya no somos los mismos, no sin antes detenerse un rato y comprender dónde se encuentra espiritualmente.

Esta grabación de “Adiós Amor” es algo que los fanáticos de Elsa y Elmar venían esperando desde hace tiempo. En 2019, cuando la colombiana se encontraba en su gira Eres Diamante, los recintos del país pudieron escucharla interpretando el tema compuesto por Salvador Garza y popularizado por Christian Nodal en una versión más apacible y modesta.

“Descubrí ese cóver en las épocas del Plaza y en las épocas de Monterrey y me conecté con la canción, dije ‘Dios mío, siento que puedo transformarla y darle una sensibilidad como la que yo trato de bajar en mis canciones”, explica Elsa acerca del porqué de esta grabación.

La pandemia se cruzó en los planes del lanzamiento de su versión, algo que ocasionó ansiedad en la cantante. Sintiéndose presionada por la promoción de su siguiente álbum, la artista decidió tomar un respiro y liberar finalmente su reinterpretación del tema. “Yo no quería dejar morir esta canción. Fue un ejercicio de decir ‘ay, me vale’; tiene una vibra que me encanta y pertenece a este momento de mi vida”.

Además de encargarse de imaginar los arreglos musicales para esta nueva versión del tema, Elsa también se hizo cargo del concepto detrás del video musical, mismo que fue grabado en su tierra, Bucaramanga, Colombia. “El concepto nació de que ‘Adiós Amor’ no es una canción que pretende ser más de lo que ya es, es una canción de dolor y amor y pues, en las cantinas se vive el amor”.

Te puede interesar: Daniela Spalla, el ‘Puro teatro’ de la vida pandémica y su regreso a los escenarios

Con la fama también ha llegado un peso que reposa en el sentir de Elsa, un peso que le exigía mostrarse sin defectos ante su audiencia y que no le dejaba disfrutar de su creación artística. “Yo siento todos los días de mi vida la presión por ser perfecta, pero a través de los años que llevo haciendo música me he dado cuenta de que la mejor manera de crecer como artista es poner en evidencia que no eres así”, explica la compositora. “Me gusta esto de tomar una inseguridad para después hacer de ella un chiste”.

Al huir de esta expectativa por la perfección, la intérprete de “Ojos Noche” ha encontrado la manera de imprimir en Elsa y Elmar su manera de vivir su arte desde un plano más personal. La artista se ha dedicado en compartir con el público pequeños detalles que “podrían pasar desapercibidos”, pero finalmente explican quién es ella como artista. En el detrás de cámaras de “corazones negros”, Elsa decidió mostrar cómo inicia su proceso artístico dejando ver a sus espectadores las grabaciones de voz con las que comienzan sus canciones.

“Empiezo una nota de voz que después desarrollo yo solita en una idea, después entra en un proceso de sentir yo qué va a ser de la canción y trabajo con un amigo muy cercano, Julián Vernal”, explica Elsa. “En su estudio hacemos el esqueleto de la canción y después se la mandamos a un productor a que generalmente las eleve, mas no las cambie”.

Otra manera de explorar más a fondo su creación artística han sido los cortometrajes que ha compartido para los dos anticipos de ya no somos los mismos. En ellos la artista ha soltado rienda a su imaginación para presentar a su público cómo es la persona que está detrás de sus canciones. “Me faltaba una parte en la que yo pudiera ser muy explícita con lo que le pasa a Elsa Carvajal, con la historia que el humano tuvo que vivir para hacer la música”, menciona. “Descubrí que los shortfilm eran mi manera de explorar mi historia personal, están llenos de detalles que son míos y son la única pieza que me hace llorar”.

Te puede interesar: Daniel, Me Estás Matando: una vida a lo bohemio

Algo que la bumanguesa ha intentado llevar a cabo con este próximo disco es mostrarse firme con sus decisiones y aceptar que ella es quien debe llevar la batuta en lo que concierne a su creación musical. Con el paso del tiempo la artista ha entendido que debe alzar la voz para que Elsa y Elmar se mantenga fiel a lo que Elsa Carvajal desea. “Es mucha responsabilidad y, así suene chistoso, creo que a lo largo de los años en los que Elsa y Elmar va sucediendo yo voy reclamando esa seguridad para asumir todas las decisiones”, explica. “Nadie tiene la respuesta al arte, entonces no me vengas a decir que tú la tienes”.

Al igual que ha muchos, la pandemia llegó a moldear el pensamiento creativo de Elsa. Viéndose obligada a hacer música sin que alguien la supervisara, la cantautora aprendió a abrazar de manera más estrecha a su proceso artístico. “Con ya no somos los mismos me di cuenta de que puedo explorar la música desde muchos ángulos distintos y afortunadamente me uní con la disquera que me lo permite”, menciona. “Ahora acaricio mucho mi idea de que no todo tiene que ser perfecto”.

Elsa Carvajal se convirtió en la primera artista latinoamericana en firmar con W Records —como Elsa y Elmar— y además del lanzamiento de “Adiós Amor”, esta nueva alianza trajo consigo el estreno de “seguradetodo”, un tema que aún se desconoce si formará parte de su siguiente LP. Las ganancias de este sencillo estarán destinadas a La Casita de San Ángel, una fundación que se encarga de capacitar laboralmente a personas adultas con discapacidad intelectual/daño neurológico para permitir su inclusión en la población económicamente activa del país.

Finalmente, Elsa y Elmar está emocionada por descubrir qué es lo que le espera en esta nueva etapa. Con dos canciones aún por producir de su siguiente proyecto discográfico, la artista espera ansiosa el momento en el que ya no somos los mismos llegue a los oídos de sus fanáticos. “Quisiera que entendieran que cada detalle ha sido pensado para que lo consuman y lo hagan de ellos, que entiendan que todo está unido pero aún así existe por separado”.

En este articulo: Elsa y Elmar,IG
https://bit.ly/35NuWfi

Te puede interesar

Video