septiembre 2, 2021

Gianna Sotera se olvida de las etiquetas con «Estereotipa»

La cantautora argentina emprende un viaje musical libre y sin prejuicios.

Desde la capital argentina, la cantautora Gianna Sotera comparte su más reciente sencillo “Estereotipa” y se abre un espacio dentro de la escena musical mexicana. Su música florece en una era virtual, experimentando entre géneros y sonidos que van desde el Indie Pop hasta el Rock y el Folk. A pesar de su corta trayectoria dentro de la música, ha pisado el escenario con Mon Laferte y Vivir Quintana en «Canción sin miedo», se ha presentado junto a Los Daniels en El Vive Latino y ha colaborado con Ramona en la canción «Regresarás».

Con “Estereotipa”, un tema producido en la Ciudad de México por ella misma junto a Miky Mendoza, la artista se desprende de las superficialidades y desafía las etiquetas que le imponen a las personas dentro de una sociedad; mostrándose fiel a sus ideales, letras, estilo y a su persona.

Lee nuestra plática con Gianna Sotera y conoce un poco más sobre su proyecto a continuación:

Empecemos la entrevista hablando un poco sobre tu más reciente sencillo “Estereotipa”, un tema que desafía al sistema y busca separar a las personas de ciertas etiquetas. ¿Cómo surgió la canción? ¿Te inspiraste en algo en particular?

Sí, la canción nació en un estudio de la CDMX (cuando estaba allá) y durante este tiempo notaba cómo la gente de repente jugaba muy mal al otre –a la otra persona– entonces yo siempre me pregunté, ¿por qué existe esta tendencia de querer etiquetar a la gente con cosas que por ahí no son; o sea por superficialidades, por cómo se visten, por la manera de hacer las cosas, por la manera de ser… básicamente.

Sobre todo lo veo con la mujer, porque siento que la mujer es la que está más obligada a respetar todas esas etiquetas para poder encajar, por eso “Estereotipa”. En realidad, la palabra estereotipo para mi tiene tendencia masculina y fue como: ‘bueno, si vamos a deconstruir todo, que sea a favor de la mujer’. 

Entonces, para mí la palabra “Estereotipa”, nace precisamente de esa deconstrucción que quiere vivir en un mundo en el que no se encasille a nadie –a las personas de cualquier género y no binarias–. Creo que la palabra también abarca esa NO etiqueta, esa NO condición y esa NO cadena.

Hablando de estereotipos y etiquetas, considero que tu proyecto no puede ser encasillado dentro de un solo estilo (tiene tintes indies, pop, folk y electrónicos). Si lo pudieras describir de alguna forma, sin la necesidad de etiquetarlo dentro de un género, ¿cómo lo definirías?

Podría ser, justamente, algo que rompe con esa estructura de tener que pertenecer a un género; es un poco de todos y un poco de todas, porque a mi me pasa eso también con la canción. Hace poco, una amiga argentina me dijo ‘cuando escuché la canción –el día de la filmación del videoclip– sentí que tenías un tinte de artista internacional, como que pareces más de afuera que de acá’.

En Argentina hay mucho trap, hay mucho reggaeton, hay mucho urbano y esta canción es un poco más electrónica, pero también tiene tintes de un rock alternativo y a la vez, tiene ese lado que es muy sensible, muy introspectivo. Entonces no la podría encasillar en un género. Yo siempre digo que por ahí mi música lleva un poco el título de esta onda futurista, retro; entonces podría ser una onda futurista, retro, electrónica.

Tu proyecto musical es bastante reciente y leí que tú te has autogenerado varias oportunidades. ¿Cómo fue que nació y cuáles han sido los retos creativos que has ido enfrentando? 

Yo creo que fueron varios retos creativos. Por ejemplo, uno fue cuando me tocó estar en el zócalo con Mon Laferte y con todas las cantautoras (interpretando el tema “Canción sin Miedo”), yo no podía entender que en verdad Mon Laferte nos estuviera convocando a muchas artistas a ser parte de una canción que nos representaba a todas.

Fue un desafío porque había que de verdad poner todo de sí para que saliera bien, porque sabíamos que allá afuera, la canción podría ser un boom y convertirse en un himno para la mujer. Otro fue cuando Los Daniels me invitaron al Vive Latino. Yo nunca había estado en un festival tan grande y tenía que hacer todo bien porque había un montón de gente viendo y obviamente también quería hacer quedar bien a la banda.

Después, también fue un reto cuando los de Ramona de Tijuana, me invitaron a colaborar en una canción de su disco, porque no nos conocemos en persona realmente. Vieron mi trabajo a la distancia y fue como: ‘oye Gianna, ¿quieres colaborar en nuestro disco?’ y yo así de: ‘sí, obvio, a huevo’. Me acuerdo que el día en el que yo estaba en el estudio grabando decía como: ‘¿les gustará?’, porque yo tengo mi estilo desarrollado, ellos por ahí tienen otro estilo, y al final terminó quedando un empate relindo que hasta dijimos ‘che, por ahí nuestras voces parecen que son primas’. Por último, también han sido un gran reto todas las veces que me he subido a un escenario.

Tu versión acústica de Anónimo es parte del soundtrack de la serie “Madre solo hay dos”. ¿Cómo fue escuchar tu música dentro de la historia original de una plataforma tan grande como Netflix?

Me lloré todo. Le puse play, vi todos los capítulos obviamente y jamás imaginé que en el primer episodio apareciera mi canción en un momento tan maternal, en donde se ve a una madre primeriza desordenada, perdida…  ya que no había compuesto el tema para una situación así. De hecho, cuando lo compuse pensaba en toda la gente que no conocía y es una carta a todas esas personas que aún no conozco, dejándoles el mensaje de ‘miren lo bueno que nos va a pasar cuando nos conozcamos, vamos a conectarnos y a estar bien’, siempre libre de prejuicios. 

Y cuando aparece en ese contexto maternal como que dije ‘uf, encaja perfecto’, porque la mujer se está buscando en esos momentos y el tema tiene que ver con el reencuentro consigo misma. 

Además de la versión acústica de “Anónimo”, también versionaste “Besos Estelares” en cumbia. ¿Qué te impulsa a explorar diversos géneros y tienes alguna versión final favorita de ambos temas?

Sí, yo creo que mi versión final favorita definitivamente es “Anónimo”, porque me enseñó un montón. También la grabé en mi cuarto durante la pandemia con el micrófono que tengo en mi casa y con los auriculares de cable. Dije: ‘wow, qué loco que con muy poco uno puede llegarle realmente a la gente’, también me di cuenta que uno siempre busca la perfección en sus proyectos y en lo que hace y creo que lo imperfectamente perfecto es lo que realmente atraviesa, ¿no?, y es difícil porque uno siempre apunta a lo perfecto. Entonces, es como buscar ese equilibrio y siento que “Anónimo”, en ese punto lo tuvo.

La cumbia me encantó, porque sentí que jugué un montón y aquí en Argentina la escuchamos mucho. Sentí que la canción se prestaba para eso, así que dije: ‘¿por qué no?, por qué no abrirme a un género y explorarlo si se que me encanta hacerlo y cantarlo, se lo voy a regalar a la canción’.

Yo siempre pienso que las canciones son como mis hijitos y te van pidiendo qué quieren. Entonces por ahí una canción te dice ‘yo quiero que me hagas cumbia’, ‘yo quiero que me hagas acústica’, y “Besos Estelares” ya la había tocado mucho tiempo acústica, y dije: ‘no sé si voy a hacer una versión acústica si ya todo el mundo la escuchó 700 veces, voy a hacer una versión distinta, con otro género y que sea para bailar, para estar entre amigos y que te ponga feliz, que te haga sentir bien’.

Escuche que tu parte del videoclip de “Regresarás” el tema que tienes con Ramona, lo grabaste dentro de tu casa. ¿Cómo fue el proceso y cómo se dio la colaboración?

Fue muy loco, porque acá en Argentina hace poco estuvimos encerrados en nuestras casas en fase 1 y mi hermana –que es directora de cine– fue como ‘hagámoslo’, ya teníamos la experiencia de hacer cosas en casa con los recursos que teníamos, así que le dije: ‘bueno, me voy a dar una escapada al barrio chino, a ver si consigo elementos que tengan esta tendencia medio oriental para darle ese tinte; compré la tela, armé todo el arte, alquilamos las lámparas y armamos el set como lo había imaginado.

Los chicos nos dijeron ‘sean libres, hagan lo que quieran y lo que sientan que vaya con la canción y nosotros nos guiamos con lo que ustedes nos manden’, creyeron mucho en nosotras. Así que lo hicimos en el comedor de mi casa, corrimos todos los muebles y armamos todo el video, salió re-lindo. Siempre que hago un video me doy cuenta que lo más importante es la creatividad, y no tanto, a veces el presupuesto. 

Por último, ¿cuál es el siguiente paso en tu carrera?

El siguiente paso en mi carrera es mi próximo disco, el primero, en realidad. Porque he ido sacando canciones y concentrándome en el universo de cada una, pero ahora sí ha llegado el momento de englobar y de armar este universo con todo lo que fui haciendo hasta el día de hoy. Juntar todas las canciones que escribí en pandemia y elegir las que yo siento que puedan ser parte de esta nueva casa y que hablen de mí, de mi proceso y de lo que he vivido en este tiempo. 

Creo que la pandemia nos dio la vuelta a todos, y a mi me dio la capacidad de poder sortear las cosas, a pesar de lo que este pasando afuera. Creo que las canciones fueron mi salvación. El disco me lo voy a autorregalar por toda esa búsqueda y porque es el resultado de todos esos procesos que viví como persona y como artista.

Escucha «Estereotipa», su más reciente sencillo, aquí:

En este articulo:
https://bit.ly/35NuWfi

Te puede interesar

Video