junio 11, 2021

Garbage: desamparo y despiadada transparencia

Sumergidos en las atrocidades de una violenta realidad, la banda de rock alternativo, Garbage presenta un trabajo manufacturado desde una visión realista de la oscuridad de los tiempos que estamos viviendo.

Al escuchar las 11 piezas que conforman No Gods No Masters —el nuevo material de Garbage, banda conformada por Shirley Manson, Butch Vig, Steve Marker y Duke Erikson— es innegable el iracundo grito de protesta que con ferocidad lanza la banda. Temas cuidadosamente trabajados que bien podrían ser parte de un soundtrack para los tiempos turbulentos que estamos experimentando.

Luego de más de 25 años de carrera, la más reciente entrega de Garbage sigue la línea industrial y electrónica que su predecesor Strange Little Birds (2016) ya consagraba. Sobre este trabajo tuvimos la oportunidad de tener una plática en exclusiva con el eminente músico, ingeniero y productor musical, Butch Vig; baterista de la banda, quien además ha sido el nombre detrás de históricas producciones musicales como Nevermind de Nirvana (1991) y Siamese Dream de The Smashing Pumpkins (1993), sólo por nombrar algunas­, y a quien se le atribuye potencialmente el sonido del rock alternativo en los años noventa.

“No Gods No Masters es un espejo a la locura que hay en el mundo, en él hay un aire neurótico y despiadado, es el álbum más social y político que Garbage ha hecho”, nos platica desde su casa un relajado Butch Vig, mientras toma café en una gran taza roja. “Sentimos que como artistas estaba en nuestra sangre y ADN hacer este álbum que refleja con aterradora lucidez lo que sucede en el mundo, especialmente porque mucho de este álbum lo trabajamos durante el confinamiento; las letras de Shirley vienen cargadas de las temáticas sobre movimientos como el #metoo y #BlackLivesMatter, también sobre la opresión religiosa, la economía, los crímenes, el hambre de poder y la ambición desmedida”, agrega el productor. “No se sentía para nada adecuado haber hecho un álbum que se alejara de esta realidad, especialmente cuando todos fuimos forzados a mantenernos aislados y reflexionar sobre lo que está sucediéndonos de manera colectiva y personal”.

La banda comenzó el trabajo de esta producción en 2019, donde luego de dos semanas de trabajo en Palm Springs obtuvieron unas 35 ideas de canciones, para continuar su trabajo en Los Ángeles, finalizando la grabación en marzo de 2020. “Terminamos gran parte del álbum el 15 de marzo, justo un día antes de que empezara oficialmente el confinamiento, y aún nos faltaban varios arreglos finales, detalles de las letras, algunas partes de guitarra y además mezclar el disco. Pero debido a la situación, el proceso se atrasó y nos obligó a trabajar de manera muy diferente”. Muchos de los detalles finales fueron hechos remotamente con envío de archivos, Shirley acabó varias de sus partes vocales en el estudio de su casa y envió los archivos a Butch, para que él a su vez los agregara a sus sesiones y los integrara a los temas. “Fue una especie de trabajo fracturado en comparación con nuestros otros trabajos, pero justo esa energía esquizofrénica que se respira en algunas de las canciones, no tuvo propiamente una intención de serlo, y pienso que justamente nació así por haber terminado el álbum en esta situación de aislamiento”, asegura.

Sello sonoro perpetuo

“Garbage es como un parque de diversiones para mí”, comparte el músico y productor, afirmando que la banda posee una amplia paleta de sonidos con la que se han permitido experimentar constantemente y de manera muy libre. “Podemos componer temas como ‘Queer’ que tiene un estilo un poco hip hop, trip hop, pero también podemos crear piezas electrónicas, techno, y hasta de pop brilloso”. La canción que cierra esta producción, “The City Will Kill You”, es una poderosa composición al estilo cinematográfico, “la voz de Shirley nos permite hacer cosas por ese estilo, está cargada de mucha fuerza y personalidad, además de todo su carisma y magnetismo; esta combinación nos permite explorar maravillosamente como banda y llevarnos a elevar mucho más la intensidad de las canciones de acuerdo a lo que ella canta y compone para las letras”.

El tema “Godhead” irrumpe en una progresión de sonidos tipo industrial noventero en voz de una melodiosa Shirley que susurra: “If I had a dick Would you blow it?”; mientras “Flipping the Bird” abraza aterciopeladas texturas ochenteras, y el segundo sencillo —responsable del título del álbum— “No Gods No Masters” se destaca con matices más orientados al synth pop, inspirados en la desigualdad y la corrupción; son tan sólo algunos de los estilos que se entremezclan como tintas de acuarela para pintar el cuadro post-apocalíptico de Garbage en el 2021, cuyo sello musical ha sabido mantenerse intacto.

“Empezamos primero tocando en vivo, Duke y Steve tocaban la guitarra. Después empezamos a usar más sintetizadores, y ya los hemos estado utilizando en varios álbumes, pero creo que justamente nuestras últimas producciones tienen un acercamiento mucho más electrónico”, nos comparte el productor sobre la evolución del sonido de la banda. “En este nuevo álbum usé muchos sintetizadores modulares como el ARP 2600 y el Moog, la intro de la canción ‘The Creeps’ fue completamente hecha con un antiguo ARP, y así fue como empecé a alterar su sonido con pedales fuzz y acelerar así la canción. El resultado es un track rápido que suena como punk rock, pero en realidad fue armado con sintetizadores modulares”.

“Somos afortunados de tener una indentidad sonora poderosa, creo que aún cuando quisiéramos no sonar como Garbage, terminaríamos sonando como Garbage”, platica entre risas. “Hay algo en nuestra conexión como banda,  las decisiones que tomamos juntos y la manera en la que tocamos, que nos define, no puedo explicar qué es exactamente, pero definitivamente hay algo único y muy especial ahí”.

Son realmente pocas las bandas de la década de los años noventa que se han mantenido trabajando juntas hasta la fecha. El cuarteto ha sabido no sólo reinventarse y mantenerse en el gusto de la gente, si no que ha sabido ser la voz de miles de fanáticos leales que no han parado de seguirles la pista. “Una de las razones por las cuales nos mantenemos juntos es que nos divertimos mucho y nos llevamos muy bien. Somos muy autocríticos y sabemos reírnos de nosotros mismos, creo que eso ha hecho que nunca volemos más allá o que nos volvamos pretenciosos, creo que eso es algo súper saludable. Además, siendo una banda de rock te enfrentas a un estilo de vida completamente absurdo o situaciones bastante raras, así que en un nivel creativo es muy positivo para nosotros que confiemos en el otro, y siempre veamos por el bien de todos. Somos muy unidos, creo que esa es una de las razones por las cuales seguimos disfrutando de trabajar juntos después de tantos años”.

Legado musical

Butch heredó y recibió mucha inspiración gracias a su madre, quien enseñaba música. El trabajo del músico inspira a su hija Bo de 15 años. “En la última Navidad, a media noche, puse para mi esposa e hijas el vinilo de The Rise and Fall of Ziggy Stardust and the Spiders from Mars, y Bo me dijo: ‘Wow, me encanta ¿qué es lo que estamos escuchando papá?’, ella tiene un gran interés en la música, le gusta el pop actual pero también los grandes clásicos, y se está convirtiendo en una cantante realmente buena. Adora el teatro musical e intentamos siempre seguirla motivando. Seguido me dice cosas como: ‘No quiero ir a la escuela, quiero irme de gira contigo’, a lo que yo siempre le respondo: ‘Debes ir a la escuela ahora, cuando cumplas 18 ya lo veremos’”.

Te puede interesar: Roger Waters confirma su regreso a México en 2022

Vig siempre ha tenido un vínculo muy estrecho con las artes y la música: “Escucho música todo el tiempo. A través de Sirius mientras estoy en el coche, escucho canales donde ponen nueva música muy interesante; en Spotify escucho las novedades indie por lo menos una vez al mes, además de que mucha gente o amigos productores e ingenieros me mandan algunas cosas con las que están trabajando, por lo que en verdad nunca paro de escuchar música. Además de que soy productor también soy muy curioso respecto a la música que viene, lo que los artistas hacen con su sonido, y cómo suenan los arreglos y todo lo demás, la música más que mi trabajo, es mi pasatiempo y pasión principal”.

El rock & roll no ha muerto

Sobre las tendencias comerciales actuales y el panorama futuro de la la música, el músico y productor nos comparte que para él muchos de los éxitos no son creados para vencer la temporalidad, “siempre habrá música en la listas de popularidad que está manufacturada de una manera muy pulcra. Producciones muy corporativas con cinco compositores y cinco productores involucrados en una sola canción. Pueden estar muy bien estructuradas, pero no tienen una verdadera alma ni un peso profundo porque son creadas solo para entretener y es por eso que se vuelven completamente desechables. Por eso la gente se sigue preguntando todo el tiempo si el rock & roll ha muerto, y yo siempre les digo: ‘¡Claro que no!, simplemente que no lo están tocando en los Top 40 del radio’”, comparte.

Butch confiesa que encuentra emocionante el trabajo de artistas como Billie Eilish, e incluso compara este periodo de la artista con el que tuvo Nirvana hace 30 años, “ella está teniendo un extraordinario momento, es muy auténtica, disfruto mucho la manera en la que conecta con sus fans y se comunica a través de sus letras. Además de todo el trabajo de sonido y producción que es excelente. Para mí el momento que ella está teniendo ahora con su música es similar al que tuvo Nirvana en los años noventa, porque su autenticidad la distingue del resto”, nos platica además que él siempre busca la emoción en la música y que esa es la manera en la que conecta profundamente con ella.

Sobre sus planes para la promoción de No Gods No Masters, Garbage ya se encuentra de regreso a los ensayos para salir de gira. Las fechas para los shows que estaban planeadas para el 2020 al lado de Alanis Morissette y Liz Phair fueron reprogramadas para agosto y septiembre de este año, y los boletos ya se encuentran a la venta. “La mayoría de estos shows son en teatros al aire libre, todos estamos vacunados y estamos siguiendo los protocolos, conforme vaya pasando el tiempo podremos tener un mejor panorama de lo que pasará, pero sin duda esperamos nos sea posible visitar México, Australia y Japón para el 2022. Ha pasado un tiempo desde nuestra última gira por el mundo, pero estamos listos y ansiosos para tocar para todos nuestros fans de nuevo”, asegura el baterista.

No Gods No Masters es una fiel representación de la podredumbre de la humanidad dentro de la catástrofe. Luego de cinco años de presentar una trabajo enfocado en la dualidad entre la belleza y el horror de la naturaleza humana, Garbage vuelve para mostrarnos que en los pedazos que nos quedan, aún hay espacio para la esperanza. Nos invita a derrocar un sistema roído por las ambiciones y que, junto con el grupo, rompamos esos silencios absurdos que aquejan a la sociedad. No sabemos qué más traerá el mundo, pero luego de más de 25 años de seguir alzando la voz, Garbage nos libera de los monstruos a través de su música, lo que es sin duda, un privilegio.

Escucha nuestra playlist del mes, curada por Shirley Manson, aquí.

Escucha No Gods No Masters aquí:

En este articulo: Garbage,IG
https://bit.ly/35NuWfi

Te puede interesar

Ashe a través del cristal

Ashe a través del cristal

La cantante nos habló acerca del proceso que hubo detrás de su álbum debut, ‘Ashlyn’, desde la composición hasta el mensaje detrás de su obra.

Video