agosto 5, 2021

K.Flay en ‘Inside Voices’: un EP que refleja su lado más animal, primitivo e impulsivo

"Comencé a trabajar este EP justo antes de la pandemia. Cuando sucedió, mi reacción fue 'Oh Dios, necesito ser ruidosa. O me vuelvo loca o encuentro la manera de expresarme'".

Kristine Flaherty, artísticamente conocida como K.Flay, lanzó su nuevo EP Inside Voices como resultado de una catarsis experimentada bajo la sombra de una pandemia que, para la compositora, llegó a contribuir al sonido y espíritu de este nuevo material.

El álbum cuenta con colaboraciones de Tom Morello, guitarrista de Rage Against the Machine, y Travis Barker, baterista punk en blink-182. De esta manera, Flaherty ha mezclado un sonido que destaca por sus fuertes influencias en el rock, pero que contiene elementos pop lo-fi y hip hop. Descrito por ella, su estilo es «desafiante al género».

Inside Voices es un EP conformado por cinco piezas de autoexpresión mordaz: «Four Letter Words», «Dating My Dad (con Travis Barker)», «TGIF (con Tom Morello)», «Good Girl» y «My Name Isn’t Katherine». Cada una de ellas revela una voz interna, en palabras de Flay, «son muy honestas y muy leales a mis experiencias», siendo su objetivo principal establecer una conexión con su audiencia y sembrarles una semilla de empoderamiento.

Te puede interesar: The Pretty Reckless convoca a integrantes de Soundgarden para “Only Love Can Save Me Now»

El álbum, desde una perspectiva general, habla sobre los sentimientos y pensamientos reprimidos que debemos dejar salir, haciendo a un lado la pena y el miedo a los prejuicios. «Inside Voices fue una forma de exorcizar algunos demonios y expresar con seguridad estas emociones incómodas, pero muy humanas, que estaba sintiendo», mencionó la cantante.

Kristine fue relajada, divertida y honesta al momento de platicarnos sobre su vida personal y el desarrollo musical que ha tenido a lo largo de más de 15 años. ¿Estás listo para ahondar en su psique?

Kristine en camino a K.Flay

Kristine es una rapera proveniente de Illinois, con formación en psicología. Su pasión por la música surgió en cuanto ingresó a la Universidad de Stanford, en la cual muchas de sus relaciones influenciaron su estilo musical. «Crecí en el Medio Oeste de los EE.UU. y me mudé al Área de la Bahía en San Francisco. Ahí tuve un despertar musical, específicamente descubrí el hip hop y fue mi influencia más grande. Comencé a experimentar con la música, aprendí a crear beats, a grabarme, etcétera. Escuchaba a OutKast, Missy Elliott… no sólo me influenciaron sus letras, sino su expresión emocional. Luego comencé a escuchar más rock y las guitarras se volvieron parte de mí», comentó la compositora.

Su primer contacto con la música sucedió en 2003, al intentar romper el estereotipo de éxitos de hip hop, descritos por ella como «simples, misóginos y predecibles». Su talento la llevó a componer su primera pieza, como una parodia del rap, «Blingity Blang Blang«, y años más tarde, firmó un contrato con RCA Records donde lanzó dos EPs, Eyes Shut en 2012 y What If It Is en 2013. No obstante, por diferencias creativas, decidió separarse y trabajar de forma independiente.

Su debut sucedió un año después con Life as a Dog, posicionándose en el número dos de la lista Billboard Heatseekers y el número 14 de Billboard Rap Albums. Hasta 2017 llegó el predecesor Every Where Is Some Where, con el cual fue nominada en los Premios Grammy 2018 a Mejor Arreglo Musical, además de Mejor Canción Rock para «Blood In The Cut». En 2019 lanzó su más reciente LP Solutions, y acto seguido comenzó a trabajar en las nuevas creaciones que finalmente culminarían en Inside Voices.

En cuanto a la evolución de su madurez artística, Kristine describió lo siguiente: «Mi evolución ha sido dinámica. Algo que he aprendido es el poder de los cambios en una canción y cómo mantenerla en movimiento, no sólo desde una perspectiva sónica y de producción, sino de lírica y energía. Creo que también he ganado más confianza en mí misma. Cada año me siento más cómoda conmigo, me amo y me acepto más, y espero que eso reluzca en mi música». 

La compositora reveló que este nuevo material la hizo regresar a sus inicios, cuando tocaba sola en los escenarios, sintiéndose «desnuda y vulnerable ahí fuera», según sus palabras. «La cuarentena me regresó algunos de esos sentimientos y me hizo darme cuenta que al iniciar de esa manera, me hice valiente muy rápido porque no tenía otra opción. Ahora fue como decir, ‘Okay, la cuarentena me está golpeando. O me vuelvo valiente, o me doy por vencida'».

A pesar de atravesar por momentos desafiantes debido al aislamiento, confesó que aprendió a crear música utilizando su propia energía. Deslindarse y ser independiente de la vibra colectiva que surge dentro de los estudios de grabación, e inevitablemente influye en los procesos creativos, «tomó mucha disciplina y concentración», llevándola a «crear energía a través de recuerdos».

La psique detrás de Inside Voices

«Muchos de nosotros pasamos por la vida tratando de ser educados, y luego llegamos a un punto de ruptura», mencionó Flay en un comunicado. Es evidente que Inside Voices libera mucha tensión retenida, además de exponer a su autora como una chica sin miedo a gritarle al mundo lo que sea necesario para encontrar un confort consigo misma. Constantemente busca desafiar su creatividad, argumentando que sus procesos han cambiado en el sentido que intenta crear lo que ella llama «tensión productiva», al momento de componer.

«¿Y cómo surgieron las colaboraciones con Tom Morello y Travis Barker?», preguntamos. A lo que ella respondió: «Conocí a Tom hace 4 años aproximadamente, trabajando en su álbum solista. Coescribí e interpreté una canción con él llamada ‘Lucky One’. Inmediatamente establecimos una conexión». La cantante estaba componiendo «TGIF», que empezó como una pequeña idea en su estudio, y luego siguió desarrollándola hasta pensar «¿Cómo hacemos esto más loco? Vamos a pedirle a Tom que toque». Respecto a Travis, tuvieron un amigo y colaborador en común llamado Nick Long. «Estaba trabajando en ‘Dating My Dad’ y, de nuevo, llegamos a ese punto de decir ‘¿Cómo lo llevamos más lejos?’ Entonces me contacté a Travis e hicimos todo de manera remota», añadió.

Inside Voices establece el concepto que tiene Flay sobre la psique: una representación de la IV (en español, Voz Interna), contrastada con la OV (Voz Externa). La primera la describe como «la clase de voz primitiva, animal e impulsiva dentro de mí», mientras que la segunda es más bien el «súper ego, en donde está mi conciencia». Entre risas, realizó una autocrítica de su creación: «Este es mi lado que dice, ‘¿sabes qué?, estoy enojada, vete a la mierda’. Como, ‘Este gobierno no tiene sentido, quiero prenderlo en fuego’, pero al mismo tiempo eso es confuso porque vivo aquí y al prenderlo, quemaría mi propia casa. Todos tenemos esa voz, pero le bajamos el volumen. Este material es más bien subir ese volumen».

Kristine en su vida cotidiana no es muy dominante, pero K.Flay en su lado musical es totalmente lo opuesto. «Subo al escenario y grito ‘¡Todos digan jódanse!’, y todos lo hacen», ejemplificó. De la contradicción de personalidades, surgió un EP divertido y eufórico, como una forma de celebración hacia los sentimientos que decidió relucir y canalizar, en lugar de reprimir. Satisfecha de su trabajo, afirmó que «mientras más crezco y me descubro a mí misma, mi música se vuelve más auténtica y resiliente».

La autora decidió experimentar fuera del medio musical, representando sus temas a través de un espacio visual, diseñado conceptualmente por ella misma junto con el artista Diego Lozano. Le puso un nombre y una imagen a su lado IV y OV, con dos épicos personajes animados que, más adelante, tendrán una historia fuera del álbum. Luego de muchos borradores, lograron el objetivo de crear esa línea precisa entre lo serio y lo juguetón, que «honestamente es como describo mi personalidad», según Flay. Puedes conocerlos en el video musical del sencillo «Four Letter Words» y próximamente en los escenarios que adornarán los shows de su gira.

Kristine finalizó la entrevista dedicándole unas palabras a los lectores de Rolling Stone México, por parte de una de las personalidades que albergan en su mente. Su mensaje IV fue, «Escucha este EP y vuélvete loco. Literalmente, abraza la parte más loca de ti y abre la puerta para dejarla salir. Ten esa catarsis, porque la sociedad, en todo el mundo, es muy estresante en estos momentos, así que necesitas una liberación». Por otro lado, su mensaje OV fue, «Toma esa energía y canalízala. Cualquier pasión que tengas en tu vida, llévala a alguna parte».

La próxima gira de K.Flay será en Norteamérica con más de 20 fechas programadas. Tendrá lugar a principios de 2022, incluyendo paradas en Los Ángeles, Boston, Atlanta, Seattle y Washington DC. Encuentra los boletos aquí.

Escucha Inside Voices a continuación:

https://bit.ly/35NuWfi

Te puede interesar

Video