julio 1, 2020

Liv Tyler cumple 43 años

En 2007 conversamos con ella en exclusiva sobre su regreso al cine ─en el drama 'La esperanza vive en mí'─, su experiencia como madre y la terapia.

Extraído de RS57, julio 2007

¿Extrañaste en algún momento los sets de filmación?

Confieso que para nada. Ya estaba cansada del ritmo de trabajo que llevaba. Llegué a hacer siete películas en tres años y el rodaje en Nueva Zelanda de El Señor de los anillos fue extenuante; necesitaba forzosamente un receso en mi vida profesional. Luego me enamoré y decidimos tener un hijo, así de sencillo.

Ahora, con un hijo en casa, ¿cambiará tu ritmo de trabajo?, ¿será distinta tu agenda?

Sí, creo que sí. Tendré que compaginar mi papel de actriz con el de madre. Nunca había pensado en los horarios hasta hoy y, por supuesto, tomaré en cuenta las locaciones de las películas. Mi hijo es muy pequeño y no puedo andar viajando irresponsablemente.

¿Por qué escogiste La esperanza vive en mí para regresar al cine?

El guion me conmovió desde un principio. Es una historia que habla sobre el perdón y la búsqueda de paz interior, y que enaltece el sentido de la amistad. Esos temas ahora me preocupan como madre. Además, mi personaje es secundario, no tenía que llevar todo el peso de la película sobre mis hombros, y las escenas se filmaban completamente en Nueva York.

Interpretas a una terapeuta en el filme, ¿hiciste alguna investigación al respecto?

Sí, anduve preguntando por ahí, a algunos especialistas que conozco. Yo fui a terapia alguna vez, cuando tenía unos 15 años, y recuerdo la cara de asombro que tenía el doctor mientras le contaba mi infancia [ríe]. Respeto a las personas que la utilizan, aunque yo no la acostumbro.

¿Cómo la llevaste con Adam Sandler y Don Cheadle, tus coprotagonistas?

Increíble, ambos tienen un gran sentido del humor y eso es importante en un rodaje. Me gusta estar en elencos predominantemente masculinos, ser de las pocas mujeres en el reparto, o la única, pues por lo general te consienten, te miman y eres el centro de atención todo el tiempo [ríe].

Para muchos, una de las cintas favoritas en las que has participado es Belleza robada. ¿Recuerdas algo en especial de ese rodaje?

¡Qué era muy chica! Bernardo [Bertolucci] se portó como un padre conmigo. No entendía muchas cosas de la historia que estábamos contando, pero siempre tuve el apoyo de todo el elenco. Me siento orgullosa de esa película, aunque no pienso mucho en ello.

¿Es la apariencia física muy importante para ti?

Puede sonar presuntuoso, pero definitivamente no. Confieso que a los nueve meses de haber dado a luz vi en una revista una foto donde aparecía caminando con mi hijo en el parque y donde insinuaban si estaría embarazada de nuevo. Contraté un entrenador y me sometí a una rigurosa dieta, las cuales odio. Soy muy descuidada, pero comprendo que en este medio es muy importante la apariencia.

Te puede interesar: ‘Beavis y Butt-Head’ regresa a la televisión 

¿Conoces México?

Sí, he estado en las playas turísticas, pero no conozco la Ciudad de México. Iré pronto como parte de una gira de Givenchy. Me han contado que es impresionante y que se come delicioso.

¿Te sigue reconociendo la gente por El Señor de los anillos?

Siempre. Estoy consciente de que toda la vida seré Arwen, pero no me molesta; creo que puedo vivir con eso.

Te dejamos el tráiler de La esperanza vive en mí:

 

 

En este articulo:
Sushi Roll

Te puede interesar

Video