agosto 25, 2021

Lorde hace las paces con su pasado en ‘Solar Power’, su tercer material de estudio

El material muestra una nueva faceta de la cantante; una donde reemplaza la incertidumbre por un futuro brillante.

En junio de 2017, Lorde presentó un fragmento de su mente y corazón en Melodrama, su segunda producción discográfica. El disco que expone la soledad por medio de tonalidades frías fue el segundo capítulo en la trayectoria de la cantante neozelandesa, y marcó el inicio de su mancuerna con el productor Jack Antonoff.

Melodrama fue la forma en que, a sus 20 años, la intérprete expuso las emociones que acompañaron su viaje por la adolescencia, recorrido lleno de juventud e inseguridades. Este cambio en su vida resultó en “Liability”, una balada al piano que muestra el lado más vulnerable de la cantante al hablar de lo complicado que puede llegar a ser su amigo, y el empeño que ha puesto en volverse su propia mejor amiga.

Al final del tema, Lorde menciona que “todos la veremos desaparecer en el sol”, mensaje que puede sonar un tanto confuso, pero que ella interpreta como su camino hacia mejores días, donde la luz del sol alumbrará su camino. Cuatro años después, la cantante encontró ese camino iluminado en Solar Power, su tercer material de estudio.

El álbum que consiste en 12 temas muestra la evolución sónica de la cantante, quien nuevamente se unió con Antonoff para traer su visión a la vida, a la par del cambio de mentalidad que tuvo durante este tiempo. “The Path” es el tema que comienza la historia, y Lorde decide hacerlo rompiendo los estigmas que ha cargado desde inicios de su carrera.

Erróneamente, se le suele asignar a las figuras públicas un mayor peso del que les corresponde, incluso llegando a verlos como salvadores que poseen las respuestas a todas las incógnitas. Ella decide hablar de una vez por todas sobre esta concepción y hacerle entender al público que, al igual que ellos, es una persona común y corriente que ha llegado a sentirse triste y en pedazos. Dicho eso, la neozelandesa se refiere de nuevo al oyente, ahora como una amiga dispuesta a ofrecer un consejo, el cual desarrollará a lo largo del material: “dejemos que el sol nos muestre el camino”.

El 10 de junio, día en que aconteció el único eclipse solar del año, llegó “Solar Power”, sencillo homónimo que engloba la intención de Lorde por hacernos ver la belleza natural que ignoramos al vivir inmersos en pantallas brillantes. La inspiración detrás de este tema, y del material en sí, parece haberla adquirido durante su viaje a Antártica, durante el cual se percató de la magia del planeta, pero también confirmó que “odia el invierno” y que “no soporta el frío”.

A pesar de que estos primeros temas emanan alegría y esperanza, la situación ambiental actual no es nada parecida, y Lorde nos lo hace saber más adelante en el disco. “Fallen Fruit” es la aproximación a una visión más realista sobre la situación, donde la cantante se dirige a las generaciones pasadas para hacerles ver el daño que han causado y que para las nuevas generaciones será más que un reto poder superar.

El tema culmina con una idea distópica, donde la raza humana encontrará un nuevo sitio que habitar una vez que la Tierra ya no sea apta para hacerlo; esta idea hace que Lorde se encuentre en un dilema: “¿cómo puedo amar lo que sé que voy a perder?”.

“California”, tema que busca homenajear el lugar que se convirtió en su segundo hogar, “Dominoes”, exponiendo que, sin importar el número de oportunidades, no habrá resultados diferentes si no hay un cambio en uno mismo, y “Mood Ring”, donde hace una sátira a la manera en que buscamos conectar con el mundo por medio de un pensamiento mágico, son otros de los temas que completan la narrativa de Solar Power.

Más allá del mensaje sobre la crisis climática, no hablaríamos de un material de Lorde si en el proceso no fuéramos testigos de su crecimiento. El paso del tiempo es algo difícil de ignorar, y el nerviosismo de tomar decisiones sabiendo el impacto que pueden tener a futuro lo es aún más; esta incertidumbre fue el origen de “Stoned in the Nail Salon”. La canción habla acerca del sentimiento de duda que la también compositora ha sentido a lo largo de su vida. En entrevista con The Guardian, reveló que esta sensación no la asocia con algo malo, al contrario, lo entiende como un periodo en el que se permite ser vulnerable.

Este constante pensar sobre el futuro data de tiempo atrás, pero a sus 24 años, la cantante se siente más segura del lugar donde pisa. “Secrets from a Girl (Who’s Seen It All)” es una conversación que Lorde tiene con una versión más joven de ella misma, quien espera la llegada de su cumpleaños 15 para comenzar a vivir, aun cuando el futuro luce incierto. La intérprete le aconseja que disfrute del tiempo, no tema por lo que vendrá y, cuando esté lista, le esperará para poder contemplar el atardecer juntas.

“Oceanic Feeling”, el tema que cierra Solar Power, marca la llegada de ese encuentro. La canción busca emular la sensación de asombro y emoción por la llegada de un nuevo día lleno de oportunidades. A su vez, Ella parece despedirse de aquella chica que lanzó “Royals” en 2013, quien usó un labial negro como una clase de escudo que le daba poder; ella ya no lo necesita, porque descubrió que esa fuerza estuvo en ella todo este tiempo.

Con este álbum, Lorde se encuentra en el mejor momento de su vida hasta ahora, aquel que esperó por mucho tiempo y que finalmente alcanzó. Confió en la estrella más grande para guiar su camino y esta la iluminó hasta encontrar la paz, aquello que a los 15 años temía no encontrar.

Escucha Solar Power, tercer álbum de estudio de Lorde.

En este articulo: lorde
https://bit.ly/35NuWfi

Te puede interesar

Video