abril 16, 2021

Los nuevos colores de ‘Sister’

El álbum que marcó el regreso.

Ultraísta es símbolo de espontaneidad y libertad creativa. Hace un año, la emblemática agrupación de synth pop, conformada por la cantante y productora Laura Bettinson, el productor Nigel Godrich y el baterista Joey Waronker, le puso fin a un extenso receso con el lanzamiento de Sister, su segundo material discográfico, que definió la notable evolución musical del conjunto británico-estadounidense.  

En esta ocasión, para celebrar el aniversario del que consideran, hasta el momento, su disco más personal, Ultraísta liberó Sister: The Remixes, un EP que le dio un nuevo respiro a temas como “Mariella”, “Anybody” y “Tin King”, los cuales, fueron puestos bajo el sonido y la esencia musical de algunos de los artistas predilectos de la agrupación, entre ellos, Zero 7, Eland Cooper, Portico Quartet y Grenda.

Te puede interesar: Greta Van Fleet estrena ‘The Battle at Garden’s Gate’, su segundo álbum de estudio

“Básicamente, lanzamos el álbum original (Sister) una semana antes de la cuarentena oficial en el Reino Unido. Sentimos que, de muchas maneras, era un gran momento para estrenarlo porque las personas tendrían mucho tiempo para escucharlo, pero también fue complicado; queríamos ir a México y regresar a Estados Unidos para promocionar nuestra música. Todos esos planes se vieron frustrados con la pandemia”, dice Laura Bettinson, junto a Henry Binns (Zero 7) y Eduardo Amezcua (Grenda), en entrevista exclusiva para Rolling Stone México. A fin de mantener el interés en el álbum original, y con una colección previa de remixes dedicados a “Ordinary Boy”, Ultraísta reunió a antiguos y nuevos amigos, quienes plasmaron una nueva visión y experiencias sensoriales en sus versiones, para potencializar la musicalidad de un proyecto discográfico que, sin más, nació como una apuesta por la experimentación y la improvisación, durante una gira por Estados Unidos.   

“Les dimos el álbum y todos escogieron la canción que querían versionar. Algunos seleccionaron el mismo tema, pero esto no resultó un problema por sus formas tan diferentes de trabajo y, evidentemente, por su sonido tan distintivo. Una vez que se juntó el material en el EP, sonaron completamente diferentes. El camino fue libre y no quisimos dirigir creativamente. Simplemente, nos mantuvimos a la espera de sus mezclas, pero sí nos fue importante explorar una combinación de artistas establecidos y reunirlos con nuevos talentos que nos gustan mucho”, señala Bettinson.

A Sister: The Remixes, se sumó el talento indiscutible de Grenda, el proyecto del músico y productor tijuanense Eduardo Amezcua, quien, a tan corta edad, ya se perfila como una de las propuestas mexicanas más importantes y sobresalientes de la música electrónica. En “Tin King”, Amezcua logró impregnar un sonido energizante, progresivo y sumamente sofisticado. “Grenda hizo algo muy diferente con el sonido. Me gustó la forma en la que empujó los límites de la canción y, sobre todo, los sonidos alrededor de mi voz. Ultraísta tiene esa textura lo-fi en el álbum original y él lo trasladó hacia un mundo más digital y fue un enfoque realmente interesante”, expresa Laura.  

Al respecto, Grenda revela que el acercamiento con la agrupación resultó sumamente gratificante. “Estoy muy emocionado por esta colaboración. Ellos querían un proyecto mexicano y me escogieron. Al final, la experiencia fue totalmente nueva y llegó con múltiples inspiraciones y sentimientos. El proceso de composición y de producción fue largo, pero muy divertido. Inicialmente, trabajé con varias ideas; comencé a hacer un loop de la voz de Laura y a situar algunos sonidos ambientales. Me detuve por una semana y me imaginé algo más activo y así fue como introduje sonidos más electrónicos, junto con la tarola, el kick y un juego de sintetizadores que me ayudaron a construir la nueva versión. Cuando compongo, parte de mi proceso es improvisar y siempre salen cosas nuevas, lo aprovecho y no lo tiro a la basura”, detalla Grenda, quien, asegura, esta oportunidad representa un nuevo punto de partida en su carrera.

“Para mí es muy significativo formar parte de la celebración de Sister y, principalmente, saber que estoy con personas que escucho desde morrillo, por ejemplo, escuchaba a Zero 7 mientras patinaba. Me gustó mucho la combinación de remixes, cada uno tiene un estilo propio. Destaco el trabajo que hicieron Portico Quartet y Harvey Causon. En mi caso, ‘Tin King’ me ayudó mucho a hacer mi propia versión por las grabaciones que se utilizaron desde el inicio. Esta canción es alegría, pero también, tiene unos tintes más nocturnos y un poco más obscuros”, afirma.

La experiencia de Henry Binns, productor y colíder de Zero7, no fue distinta. En 2014, la icónica banda de trip hop versionó el tema “Our Song”, del primer disco homónimo de la agrupación. El año pasado, continuando con una cercana y estrecha relación con Nigel Godrich, el dúo se sumó a la serie de remixes de “Ordinary Boy”. “La versión que hizo Zero 7 fue simplemente hermosa, podría decirte que casi prefiero el remix a la canción original”, puntualiza la vocalista de Ultraísta.  

“Es decir, amo la canción original, pero al principio me tomó un poco de tiempo hacerlo porque no estábamos muy felices con la letra. Un día en el estudio, de repente escuché el piano tan impresionante que le añadieron y eso hizo que toda la canción cobrara sentido para mí. Es fascinante como un solo elemento melódico puede unir todo y, en ese momento, ‘Mariella’ se convirtió en una de mis favoritas. Al escuchar la versión de Zero 7, sentí que fue un remix realmente consciente, es decir, fue gentil con la original. Es una melodía tan delicada y emocional, y me gustó que no intentaran llevarla muy lejos, solo dieron unos toques sutiles y quedó adorable”, expone Bettinson.

En “Mariella”, Zero 7 comenzó a trabajar una mezcla apegada al dance y al house, sin embargo, cambiaron el rumbo para retomar algunos aspectos musicales de Ultraísta y, al mismo tiempo, impregnar su propio estilo. “Nigel es un gran amigo, puede que hayamos hecho remixes antes, pero sentí que el tiempo correcto llegó con esta canción. Me dijo: ‘aquí está el álbum, escojan una canción y hagan un remix’. Él y yo crecimos juntos. Sé, de una u otra forma, lo que le gusta, porque somos de la misma generación. ‘Mariella’ es especial, sentimos que era para nosotros y fue fácil darle un giro emocional. Creo que nunca sabré cuál es la combinación de cosas que hacen que las estrellas se alineen, pero creo que Sam y yo, generalmente, estamos buscando darle una emoción a la parte vocal, entonces, eso pareció inspirarnos. No somos de los que hacen una canción entera a partir de una palabra, sino que fluimos con la canción”, indica Binns.  

Inspiración musical

El éxito de Ultraísta no solo es el resultado de una virtuosidad innata, además, su valor radica en la suma de un sinfín de experiencias dentro de la industria musical. Con el paso de los años, Godrich (Radiohead), Waronker (Beck) y Bettinson (FEMME) han logrado consolidar un proyecto que trasciende más allá de lo común y con Sister, no solo develaron la nueva propuesta musical de la banda, sino la visión de sus miembros con respecto al futuro.

“Ultraísta es una gran banda, me encanta estar aquí, y quién sabe qué es lo que pasará en el futuro. Lo cierto es que amé este álbum (Sister); fue mucho más suave que el primero. Nuestro primer disco está muy apegado al dance, solo tratábamos de hacer música increíble y ahora somos un poco más abiertos con nuestras emociones. Puede ser que en el futuro vayamos hacia ambos lados, que trabajemos algo mucho más sofisticado, o algo más emocional y confesional, no tengo idea. Hemos hecho remixes antes, por ejemplo, Floating Point hizo una mezcla asombrosa de ‘Ordinary Boy’ y no hay nada que pueda ganarle, pero me gustaría escuchar a Bicep con un remix de ‘Harmony’, o también a Jungle, porque es un tema que amo”, reflexiona Bettinson.

Para la intérprete y productora musical, el desarrollar una canción durante un largo tiempo y, posteriormente, dejar que otros intervengan en ella no representa ningún problema, aún, y cuando la visión, perspectiva y diseño corren el riesgo de perder la esencia de su compositor. “Cuando termino una pieza musical y la lanzo al mundo, siento que ya no es mía; la dejo ir y ahora es parte del mundo. No me engancho con nuevas propuestas, me emociona más esperar para escuchar el resultado final. Claro, es lindo cuando un productor toma en consideración tu voz y hace algo con ella, es en lo que me enfoco porque es mi rol principal en Ultraísta, generalmente, es el elemento que escucho y, por ese motivo, siento que la propuesta de Grenda es realmente interesante. La forma con la que juega la parte vocal y la sitúa en lugares completamente diferentes hace que realmente funcione”.

Desde la planeación de Sister, Laura desarrolló nuevas propuestas en torno a la música dance, por su parte, tanto Nigel, como Joey, continuaron trabajando en múltiples proyectos que, usualmente, los llevaron a tomar un nuevo rumbo lejos de Ultraísta. Al final, tal y como lo refiere Bettinson, el ir y venir, para luego sumar experiencias colectivas y, al mismo tiempo, buscar nuevas sonoridades, es lo que ha marcado el destino de la banda. Lo que es seguro es que, aún y con largas pausas e improvisaciones artísticas, la agrupación es un referente para el público y los músicos que, hoy, los rodean.

“Tener cerca a Ultraísta es muy inspirador. Son grandes músicos, con una gran historia y con una trayectoria sobresaliente. He trabajado por mucho tiempo para sacar algo nuevo y, la experiencia con este proyecto me ha ayudado a reforzar mi propio trabajo. Recientemente, también trabajé con Odesza y Ninja Tune. Cada experiencia o colaboración son un reflejo de mi crecimiento”, opina Grenda.

Por su parte, Henry, quien se ha mantenido muy cercano al proyecto de Ultraísta, asegura que la interacción entre agrupaciones ha forjado grandes alianzas. “Nigel es una influencia en mi vida, es decir, fuimos a la escuela de ingeniería juntos, luego salió, encontró un trabajo y nos encontró un empleo en el mismo lugar en el que empezó a producir a Radiohead. Es un crítico muy fiable, es honesto, siempre te dice lo que suena mal o lo que suena genial, pero nunca tiene miedo, creo que por eso es tan exitoso en lo que hace; simplemente tiene confianza. Así como él, Laura y Joey son grandes productores y músicos destacados”.

En constante evolución

Uno de los más grandes temores para todos aquellos que se han enganchado con el sonido de Ultraísta, es que pase demasiado tiempo para volver a disfrutar de un nuevo material discográfico. Por ahora, ante un panorama incierto, el conjunto se mantiene activo, pero expectante, ante la evolución de la pandemia por COVID-19.

“Me encantaría decirles que estamos trabajando en nueva música, pero no es así. Uno de nuestros miembros está atrapado en Estados Unidos y nosotros en Londres. Ha sido un poco difícil, pero, quien sabe, puede que esperemos otros ocho años, tal vez una década, o dos, o quizás sea en mucho menos tiempo, pero eso será cuestión del futuro. Ultraísta no conoce la presión, ha sido un proyecto de amor, haciendo música o visuales y, la verdad, cuando encontremos el tiempo y queramos volver a ejercitar estos músculos, volveremos a reunirnos para hacer música. Cuando escribimos en Ultraísta, comenzamos con unas cuentas ideas e iniciamos con la toma de decisiones, así surgió Sister, con un jam mientras tocábamos en vivo. Estábamos en un tour en Estados Unidos, por ahí del 2013; tuvimos un par de ensayos en Los Ángeles, así que nos reunimos y usamos ese tiempo para improvisar, probar ideas y de esas horas de juego nacieron los primeros ladrillos que ayudaron a construir el álbum. Así es como creamos”, relata Laura.

“¿Qué es lo que les depara el 2021?, les preguntamos a los músicos. Detrás de la pantalla, el sonido de sus voces reclama su presencia sobre los escenarios. En el caso de Laura, señala que, al término de la pandemia, Ultraísta buscará reunirse para tocar Sister: The Remixes. “Es impresionante cuánta música se ha hecho durante este tiempo de confinamiento; el arte no para en el mundo, así que será muy lindo juntarnos de nuevo y celebrar, tocar en algunas fiestas y mezclar algunos de estos increíbles remixes con nuestros amigos” y, añade, próximamente llegarán a México. “Teníamos planeado ir el año pasado. Sabemos que tenemos muchos seguidores que adoran nuestra música y nos encantaría ir”.

Arropado entre mezcladoras, monitores y un estudio que llama al encierro exhaustivo para la composición y una fulminante tarde de grabación, Henry Binns denota madurez, sabiduría y una virtud hacía la espera. “Este año cumplo 50. Hemos hecho esto desde el 2000 y, cuando empiezas eres joven y hambriento. De repente, con el paso de los años, tienes que hacerlo para vivir y tienes que pasar por todos los altibajos. Creo que estamos determinados a seguir adelante porque, ¿por qué no? – ríe –. Como un amigo italiano dice, “Seguir y seguir”. Ese es mi mantra”.

Para el mexicano, la ilusión por encontrarse en Europa con Ultraísta es un sueño latente, tanto como su próxima producción discográfica. “Nunca he ido a Europa. Sería algo único porque el ambiente de la música electrónica es diferente y sería un paso enorme estar con ellos. Por ahora, estoy trabajando en algo nuevo, algo que no tiene nada que ver con los álbumes anteriores de Grenda. Llevo dos años con el proyecto y ahora mismo estoy detallando los tracks. Me estoy inclinando un poco hacia lo obscuro, pero, definitivamente, va a ser algo sorprendente”.

Ante lo incierto, Ultraísta es vibración, es color y es textura. “Las canciones que hacemos son tan diferentes de lo que nos rodea, no hay muchas bandas a las que puedas poner junto a nosotros. Nuestra nueva esencia es vibrante, pero también vulnerable y fría. El sonido es único y solo podría hacer este tipo de música con Nigel y Joey. Esa es la razón por la que somos una banda extraordinaria”, concluye Laura Bettinson.

Escucha Sister: The Remixes, el nuevo EP de Ultraísta.

En este articulo: Ultraísta
https://bit.ly/35NuWfi

Te puede interesar

Video