julio 12, 2021

Nathy Peluso: acercando la teatralidad a la realidad

La argentina ha encontrado la fórmula para representar una docena de emociones en personajes que derivan de sus letras.

Nathy Peluso ha continuado conquistando el mundo de la música en español desde su ascenso a la fama con éxitos como «DELITO», «SANA SANA» y su sesión con Bizarrap, que presentó frases en su interpretación que continuarían a hacerse virales. Pero la magia de Peluso no solo radica en su audacia lírica o en su provocativo uso de voz que recuerdan a las divas de la década de los años cincuenta como Nina Simone, también se encuentra en la habilidad que la argentina ha moldeado de contar historias a través de personajes femeninos que doblan como enigmas que se caracterizan por su fuerza y vulnerabilidad.

Además de integrar elementos de géneros como el rap, hip-hop, trap, soul, jazz, salsa, bolero y demás, Peluso busca crear un acervo de obras que se caractericen por su teatralidad y mensaje, todo acompañado y acarreado por los elementos visuales que ya caracterizan su proyecto.

Tras un año de pandemia y el éxito de su debut Calambre de 2020, Peluso está lista para regresar a pisar fuerte y lo demuestra con su gira homónima al disco, la cual ya ha tenido shows en distintas ciudades de Europa —incluida una parada por el Montreux Jazz Festival de Suiza, nada más el segundo festival de jazz más grande del mundo, que ha evidenciado actos de la talla de Ella Fitzgerald, Nina Simone, Miles Davis, Eric Clapton, B.B. King, Pink Floyd, Led Zeppelin, y muchos otros más. Al hablar con Nathy, la «nasty girl» me cuenta que ya está en Suiza, lista para su show y contenta de presentar «Mafiosa», su más reciente sencillo. «No puede ser, muy temprano… A las 9 de la mañana charlar con Nathy, planazo», me dice desde la hora dorada del país chocolatero, las 6 de la tarde.

«Calambre Tour en general está siendo mágico, está siendo súper lindo, cada show es mejor. Trabajé un montón en la cuestión escénica, en la estética, y me está dando muchas satisfacciones, la verdad», dice Peluso sobre las presentaciones —y tiene razón. Los videos que muestran la esencia de los conciertos presentan a una Natalia que viste trajes impresos con un cuerpo desnudo tonificado que irradian la misma energía de la cantautora al interpretar sus punzantes temas. «Estamos diseñando un montón, y le prestamos mucha atención a eso porque la verdad que son muy identificativos y le están dando mucho dialogo al tour, son muy importantes. Bueno, todo es muy importante, las luces, los músicos, todo está cuidadito y suena exquisito, la verdad», dice acerca de los trajes diseñados por el español Sergio Castaño Peña. En este momento queda claro que Nathy es igual de irreverente que su obra y su vestido.

Tras un caótico año para todo el mundo (por razones que ya son obvias y evidentes para casi cualquier lector), es obvio que la argentina podría temer un poco a las nuevas limitaciones que la pandemia trajo consigo para los nuevos shows en vivo, y una de ellas es tener al público quieto en su silla, sin poder moverse al ritmo de los a veces sensuales ritmos de Nathy: «Estoy disfrutando un montón esta gira. Yo le tenía terror al público sentado, la verdad que me parece una experiencia muy enriquecedora porque la gente está sentada y está escuchando, sentada concentrada en el show. El público parado es otra energía muy diferente, hay mucha más info, ahora van a ver el show y nada más, no pueden ponerse ni de pie. Estoy disfrutando mucho este proceso», comenta.

Ahora, dentro del caos de la pandemia, Peluso la pasó en casa y de repente llegó a su mente una idea de que ahora el empoderamiento femenino es uno de los temas más tocados en la sociedad, y poco a poco se cuela entre la música —sobre todo en el rap, hip-hop, R&B, reaggetón y más—, Peluso ha notado que existe una percepción que dice que mientras las mujeres sean fuertes, no pueden ser sensibles y vulnerables —algo con lo que Peluso y yo diferimos: «Hice esta canción porque yo hablo con mis amigas, y a todas nos pasa la misma mierda. O sea, que seamos fuertes, seguras y decididas, que seamos de armas tomar, no significa que… también nos gusta enamorarnos, también nos gusta que seamos mujeres sensibles, la onda es que parece que el concepto no puede convivir, porque hay que ser o mala y dura —además por ser fuertes no somos malas, no somos cabronas, simplemente somos justas y quizás hacemos lo que queremos, que es lo que siempre se tuvo que hacer. Simplemente es que ahora lo estamos haciendo de verdad», dice.

«A mí me gusta que las mujeres se identifiquen, que los hombres se identifiquen, que todo mundo se identifique con mi música. Pero esto era un debate concreto que yo veo día a día cuando hablo con mi gente y digo, esto hay que llevarlo a tierra. En la música siempre se debate mucho socialmente, concretamente la mía parece como que da mucho de qué hablar y yo digo, ‘Pues voy a dar algo de qué hablar que de verdad a ver si solucionamos algo'».

El personaje de «Mafiosa» va muy de la mano de la letra, ilustrando lo que las palabras dicen por sí solas. En el videoclip, Peluso creó a una mujer que, mientras detiene carros y provoca caos vial con sus movimientos, la distancia le es marcada por sus intereses románticos al descubrir su firmeza: «La verdad que el personaje apareció apenas tuve la letra porque es muy descriptiva, muy narrativa, e instantáneamente entendí cómo era ella y empezaron a venirme elementos como el bastón o la falda, el cuchillo en la pierna y un montón de elementos muy descriptivos que también la acompañaron a ella para terminar de definir el personaje, y bueno, la verdad fue todo un proceso muy lindo».

La realización del videoclip nació de la cabeza de Nathy como un showreel de los trabajos del gran exponente de los clásicos de Hollywood, Fred Astaire: «Fueron apareciendo frames en mi cabeza, paletas de colores, situaciones muy concretas, yo tenía muy claro que quería. Todo me lo inspiré en comedias musicales, porque —bueno, época Fred Astaire y todo esto— porque es una canción súper musical, pero quería reformular el musical para que no fuera tan cheesy, ¿no? porque siempre es muy cheesy el musical, dije, ‘¿qué tal si agarro el concepto de armadura del musical y lo hago a mi forma?’, de manera que, los musicales están narrando en una acción cinematográfica y de repente cantan y cantan a cámara y hacen una coreografía y luego vuelven a accionar normal, como si fuera la vida misma», explica.

«Entonces me basé en eso y recopilé ideas, para mí era esencial hacer el baile encima de la mesa porque me expresaba un montón, elegí a las chicas, les comuniqué qué es lo que tenían qué hacer, las quería enojadas, quería que hubiera extintores en la escena, para que se viera que contra nuestro calor, guardábamos los matafuegos, guardábamos los ventiladores, todos esos elementos que son para apagar el fuego estaban guardaditos, no se estaban usando, porque el fuego está prendido. Yo uso muchos movimientos que manejo en el show, que manejo en mis videoclips, que siempre elijo usarlos porque son como de mi lenguaje, de mi identificación, y bueno, luego también, la escena como más hipnótica con el suelo verde, con esas paletas de colores amarillo, violeta, quería que fuera muy colorido porque la salsa a mi eso me provoca, quería bailar hasta el infinito y demostrar esa soledad también, y bueno, hasta al final, cuando ella llora, yo quería terminar el videoclip triste porque al final ella está hablando de que los hombres le tienen miedo, y ella la verdad que quiere dar amor, y no sé por qué la gente se asusta, y bueno, mostrar ese dolor pero rudo. Cuando me imaginaba cayendo de rodillas y rompiendo los platos, tenía muchas ganas de recrear una escena más italiana que me representa un montón, y muy tradicional, muy folclórica», cuenta Nathy evidenciando su profunda manera de involucrarse en su arte, que no por nada es tan autentico, en sus palabras hace de su pasión una obviedad.

¿Y por qué Nathy Peluso busca crear personajes a través de sus temas? Pues, parece claro que le encanta el show business y su habilidad de entretener; y no solo lo ama, también se le da con naturalidad: «Yo creo que surgen de cada canción, cada lyric, cada temática tiene un universo muy concreto y sería una pena desperdiciarlos haciendo siempre lo mismo, como a mi me gusta tanto actuar y crear imaginarios para cada canción, para mí… se me hace algo muy sencillo de hacer, a ver, es un montón de trabajo pero lo disfruto más que haciendo siempre lo mismo. Yo me aburriría. Apenas hago la canción ya me doy cuenta cómo cambia el acento, cómo cambia la fonética de cada palabra, cómo cambia el timbre, cómo cambia la manera de accionar fisicamente, lo que lleva puesto, el pelo, la manera de caminar, lo que la rodea, todo, todo forma un personaje nuevo y para mi eso es muy divertido, y hay que divertirse. Además es muy entretenido, a mi me gusta entretener, me gusta que la gente se sorprenda, entonces ¿para qué darles siempre lo mismo? Pudiendo darles algo nuevo y fresco cada vez que hago una canción», confirma.

Mientras Nathy continúa dándole vuelta al mundo y conquistando los escenarios, ya sea con el público sentado o de pie, nosotros continuaremos a la expectativa de qué es lo que representará y qué personalidad tendrá su próxima hazaña ilustrada en una mujer disfrazada de canción.

En este articulo:
https://bit.ly/35NuWfi

Te puede interesar

Video