enero 20, 2021

P&R: Questlove

El baterista de The Roots habla acerca de las lecciones de su padre, ser un nerd y superar momentos de “pastelazos en la cara".

EXTRAÍDO DE RS179, MAYO 2018

Todos tenemos héroes pero para Ahmir Khalib Thompson, alias Questlove es su padre, Lee Andrews, cantante de doo wop. “Me enseñó todo lo que sé sobre el negocio de la música. Pero si estás hablando sobre a quién admiro y venero en mi vida diaria, el Padre es Don Cornelius, el Hijo es Prince y el Espíritu Santo es Michael Jackson. Lo primero que hago cada mañana es ver un episodio de Soul Train. ¿Por qué? No sé. Porque puedo. Siempre hay alguna sorpresa de Prince por venir. Y las últimas tres entrevistas en mi podcast están muy relacionadas con Jackson».

¿Cuál es el mejor consejo que has recibido?

[El baterista] Bernard Purdie estaba haciendo un sesión para mi padre en 1975. Papá le dijo: “Bernard, cuéntale a mi hijo cómo pones comida en la mesa”, y él dijo: “El dos y el cuatro”. Mi papá siempre fue un riguroso y disciplinado líder de banda cuando se trataba de tocar con precisión. Eso se quedó conmigo. En cierto modo, me he convertido en mi papá, especialmente con The Roots. Mi papá siempre me dijo: “Hijo, recuerda: no te pueden atrapar si no pueden poner nada en ti”. Ésa es probablemente la razón por la cual no tomo. Creo que él tenía estos miedos de que yo bebiera en un bar y me fuera con una persona desconocida.

¿Qué consejo le darías a un Questlove adolescente?

Si la figura de Questlove Jacob Marley pudiera regresar el tiempo y decirle al yo de 19 años que estaba a punto de enfrentarse a la pelea de 25 años más difícil de su vida, ¿se quedaría en la carrera? [A lo largo de los años] tuve ataques de pánico sobre [otras personas obteniendo] portadas de Rolling Stone Estados Unidos no merecidas. Hice berrinches, aventé vasos. Muchas veces, me rendí. Pero siempre existió la esperanza de que algún día iba a lograrlo. Salté en el río y hay pirañas y tiburones, pero por lo que sé, les llevo 150 metros de ventaja.

Tu libro, Creative Quest, es un “libro de autoayuda hecho por mentes de la música y el arte”, como tú lo llamaste. Tienes un capítulo sobre lidiar con el fracaso. ¿Por qué?

Ha tenido muchos “momentos de pastel en la cara”. “Oh, eres Questlove y eres un ícono y todos te aman”. Pero lloro por reseñas de discos y he hecho proyectos horribles. Es importante hacerle saber eso a las personas.

¿Alguna vez sufres del síndrome del impostor?

Cada día de mi vida. Estaba tratando de explicárselo a mi novia recientemente: “Mira, hay algunas personas en esta Tierra que me tienen en gran estima de Superman, pero tú estás atrapada con Clark Kent”. Muchos de nosotros somos así. La razón por la que los guardaespaldas y las cuerdas de terciopelo realmente existen es básicamente porque muchas celebridades no quieren que sepas qué tan normales y regulares son. Yo prefiero matar todas las expectativas y hacerte saber desde el principio que soy un nerd.

¿Cuáles son las reglas más importantes que hay que seguir?

Sal de tu propia cabeza. Cuando escribo sobre eso, estoy tratando de explicar cómo estar en un estado alfa donde haces las cosas tan naturalmente que no las piensas demasiado. Sé que me estoy pareciendo a aquel tipo raro al que solía ponerle los ojos en blanco. Pero mis compañeros piensan de más las cosas y me hablan a las cuatro de la mañana, diciendo: “¡No puedo!”. El pánico es lo estándar de las personas. No confían en la Fuerza. Estoy conmocionado de que “Get Out of Your Own Way” de U2 no haya sido un gran éxito.

Escribes que tu reacción al ver la innovación creativa de otra persona es estar “abrumado por un tipo de parálisis”. ¿Qué fue lo último que te hizo congelarte?

[Dave] Chapelle hizo un show privado de cuatro horas en The Comedy Store en el NBA All-Star Weekend. Chappelle está en su fase de free jazz de Coltrane a mediados de los años sesenta. Especialmente ahora, cuando las personas encuentran un poco problemático su trabajo. Sólo verlo tener tanta confianza… pasó 30 minutos hablando sobre jugo de calabaza. ¡Treinta minutos! Estoy completamente fascinado con alguien que tiene tanta confianza en la ciencia de su trabajo. Él sabe que es Mel Blanc y Richard Pryor. Es hipnotizante.

¿Qué fue lo primero que te llevó a tocar DJ sets por horas?

Hay mucha aburrición en las giras una vez que te bajas del escenario a medianoche y hay chicas y tequila. Entonces me aseguré de aprovechar entre las 12:30 y las cuatro de la mañana. No quiero empezar un hábito de cocaína. Ser DJ fue mi cocaína.

¿Qué tan lejos crees que The Roots habría llegado si se hubieran quedado con tu nombre original, Black to the Future?

[Ríe] Uno y terminamos. Un álbum y es todo. Ese [tipo de] nombres de grupos nunca… ya sabes. Pero [algún coleccionista] habría pagado $500 dólares sólo por ese disco.

Escucha Questlove Supreme, podcast de Questlove:

En este articulo: Questlove
Sushi Roll

Te puede interesar

Video