febrero 11, 2021

P&R: Sheryl Crow

La cantante y compositora nos habla sobre 'Threads', futuro y por qué Woodstock '99 fue su peor experiencia en vivo.

EXTRAÍDO DE RS195, OCTUBRE 2019

“No estaba destinado a ser una cabalgata de estrellas», dice Sheryl Crow. “Esperamos que se sienta natural y coherente». Habla de su impresionante álbum, Threads, que incluye invitados como si fuera una ceremonia de inducción al Salón de la fama del rock & roll (entre ellos: Bonnie Raitt, Chuck D, Eric Clapton, Sting, Kris Kristofferson, St. Vincent, James Taylor, Maren Morris, Gary Clark Jr., Emmylou Harris y Neil Young). El álbum está pensado como el último LP (completo) de Crow, ya que planea enfocarse en sencillos y otros lanzamientos rápidos. Aún así, afirma: “Nunca digas nunca».

Esta alineación es un verdadero testimonio de cuánto te respetan tus compañeros. ¿Es una muestra de fuerza bien merecida de tu parte?

Mi temor era que cualquiera pensara eso. Honestamente, hice un disco country y lo promocioné, parecía todo menos tener una experiencia musical auténtica. Así que quería hacer música con gente que amo. Y lo sentí como: “No sé cómo seguir esto y realmente no creo que quiera».

¿Qué tan importantes fueron Emmylou Harris y Stevie Nicks para ayudarte a soñar en ocupar un lugar en la música?

¡Muy importantes! Emmylou hizo varios discos que me encantaron incluso antes de que trabajara con Daniel Lanois y luego tuvo una nueva forma de escribir estupenda. Red Dirt Girl es un disco que me llevaría a una isla desierta. La tengo como una gran base. Y Stevie es una artista plenamente realizada. Ella ve la vida como un gran momento cinematográfico y todas sus canciones surgen de eso. Y todavía lo trae vivo.

¿Por qué elegiste “The Worst», un oscuro corte country del Voodoo Lounge, para tu dúo con Keith Richards?

La primera vez que escuché ese álbum, pensé: “Quiero grabar esa canción». Es como el momento previo de disculparse ante una mujer, como: “No soy el tipo de persona con la que quieres involucrarte». Y me dije: “Sería bueno que una mujer cantara eso». Keith y yo pasamos un par de días en el estudio, fue como ser invitada a una fiesta.

Estuviste como público en el concierto Hail! Hail! Rock ’n’ Roll  de 1986 donde Steve Jordan, que produjo este álbum, tocó con Richards y Chuck Berry, ¿verdad?

Era una joven maestra en St. Louis y estuve allí la primera noche. Corte a 30 años después, y estoy en el estudio con ellos dos. Para mí, ese es el sueño americano, que puedes ser una chica de un pueblo pequeño y que si sigues caminando, pueden suceder cosas fantásticas.

Hay dos covers en este álbum –“Everything Is Broken» de Bob Dylan y “Beware of Darkness» de George Harrison– que realmente parecen hablar de lo que actualmente estamos viviendo.

Estoy, para bien o para mal, realmente sufriendo una gran tristeza y no puedo evitarlo.

Estoy criando a dos niños y estoy de luto por lo que no van a experimentar. Solamente es un mundo diferente. La música es el lugar al que voy cuando parece que no puedo entenderlo. Me llega un “¡cállate y canta!» todo el tiempo, así que me estoy callando y cantando, y los temas que canto hablan por mí.

¿De dónde viene tu valor de respeto a tus mayores?

Conozco a muchas personas que dicen: “Oye, bájate del avión, es hora de que alguien más tome tu lugar». Y lo entiendo. Pero si la gente cree en las almas viejas, creo que nací como soy. En segundo lugar, crecí rodeada de padres que escuchaban música a todo volumen como yo. Siempre había buena música en mi casa.

Dudaste en agregar tu voz  al cover que hizo Johnny Cash a tu canción “Redemption Day». ¿Por qué?

No quería manipularlo. Al escucharlo, al principio, me atrapó de una forma tan profunda que no quise interponer mi voz con la de él. Johnny es intocable. Tuve una gran conversación con Steve [Jordan] –me dijo: “Amiga, tienes que grabar tu voz, es tu disco». Así que tuve que cantarla muchas veces para descubrir cómo hacer que funcionara.

¿Algún invitado que no pudiste conseguir?

Soy gran admiradora de Tom Petty, y si estuviera vivo, estoy segura de que le habría rogado para que formara parte del álbum, aunque probablemente hubiera declinado. Él no era realmente un tipo que aparecía en los discos de otras personas, a menos que fueras claramente un Wilbury.

Hace 20 años tocaste en Woodstock’99. ¿Cuáles son tus recuerdos?

Nadie podía llevar comida ni agua y el agua embotellada era muy cara. Engendró una rebelión. Voltearon los baños portátiles y recuerdo estar tocando el bajo mientras aventaban heces en el rack de bajos justo donde yo estaba. Insane Clown Posse iba a tocar después de nosotros. Fue el peor concierto en el que he estado. Salimos de allí lo más rápido que pudimos.

¿Cómo crees que será el futuro de tu post-álbum?

No estoy diciendo que sea vieja y definitivamente siento que todavía tengo algunas canciones geniales. Pero siento que es casi una pérdida de tiempo para mí tener que esperar a que un álbum completo publique una canción, especialmente cuando escribo temas que siento que están ligados por una inmediatez. Pero también estoy encontrando mi paz al no saber qué voy a hacer a continuación. Y eso es bueno.

Escucha Threads:

En este articulo: Sheryl Crow
https://bit.ly/35NuWfi

Te puede interesar

Video