abril 9, 2021

¿Quién es Albert Hammond Jr?

Hay mucha vida más allá de The Strokes y el talentoso músico lo demuestra con 'Francis Trouble', su LP que refuerza su carrera como solista.

EXTRAÍDO DE RS181, JULIO 2018

Pertencer a una de las bandas que cambiaron el discurso musical a principios del milenio debe ser bastante agradable. Esa posición sin duda es cómoda y llena de privilegios. Entonces, ¿por qué trabajar más? ¿Por qué ensuciarse las manos cuando puedes relajarte en tu cama disfrutando de las mieles que dejaron las glorias del pasado? Probablemente sea el hambre que pocos tienen y que no los deja estar tranquilos con lo alcanzado. Tal es el caso de Albert Hammond Jr, ese guitarrista que silenciosamente ha gestado una carrera en solitario a través de sus propios medios, separándose de la sombra que dejaron The Strokes. ¿Pero quién es el verdadero Albert Hammond Jr? Esto fue lo que nos dijo cuando tratamos de descifrarlo.

En tu infancia fuiste campeón de patinaje sobre ruedas, ¿cómo fue esto? ¿Te dieron un par de patines y te convertiste en un prodigio del deporte?

Fue grandioso, pero no fui dotado, tal vez en la versión de mi película sí (risas). Lo que sucedió fue que mientras crecía –en los años noventa– muchas fiestas se hacían en pistas de patinaje y un profesor que me vio en una fiesta le dijo a mi mamá que tenía buen balance y “gracia” (en un hombre era raro tener esas cualidades). Eso fue literalmente lo que dijeron, después le sugirieron tomara clases de patinaje y empecé a tomarlas. Supongo que fue la primera cosa en la que empecé a tener disciplina y en la que practicaba tres o cuatro horas al día, seis o siete veces a la semana, esto por dos años. Después me rompí el tobillo y dejé de hacerlo, pero me iba muy bien, incluso tuve una oferta para ser entrenado en patinaje de hielo por un tipo que me quería llevar a las olimpiadas… pero nunca sucedió, tomé otra vida. Luego volteo a ver esto y es muy raro.

¿Cómo era la vida en ese entonces? Estabas entregado a este deporte y después te fuiste a un internado en Suiza, ¿tenías algún sueño, algún objetivo? ¿Cómo describirías esa etapa en tu vida?

No tal cual… supongo que siempre tienes sueños, cuando tenía nueve o diez años me gustaba la ciencia y pensé que sería un científico, después hice patinaje en ruedas y me gustaba demasiado, no sé, siento que vives en el momento como niño y no estás pensando en eso, incluso cuando crees que estás pensando en eso, no estás realmente pensando en eso… Creo que cuando regresé del internado fue cuando tuve esta conexión con la música.

Pero después te inscribiste a una escuela de cine, ¿no?

Eso fue diferente, yo lo único que no quería era ir a la universidad, pero mi papá no pasó de secundaria, así que realmente quería que yo fuera, por lo que apliqué… no quería ir a una escuela de música porque no quería la teoría musical tal cual, quería que me enseñaran a aplicarla en el mundo moderno. Cuando tenía 16, dejé de vivir como robot y empecé a hacer preguntas y me empecé a dar cuenta de que existían las películas, la comedia y la música y todo eso me cambió extremadamente. Amo las películas y siempre pensé que haría algo en el cine, por lo que apliqué para la escuela de cine (eso me pareció cool). Pensé que podría aprender mucho y de alguna manera entré a NYU, pero tomé un año sabático porque quería experimentar la vida por mí mismo. Tuve muchas revelaciones en esa etapa.

¿Cuáles crees que hayan sido los recuerdos más bellos que has tenido como niño, como adolescente y como adulto?

Como niño tal vez un verano, vivía en los suburbios y andaba en bicicleta, jugaba en la calle con mis amigos, nadaba, era mucha diversión. Probablemente como adolescente recuerdo muchas películas, mucha música que me cambió por completo… y como adulto, siento que estoy en el mejor momento de mi vida, me siento completo como estoy ahora.

Te escuhas cómodo en Francis Trouble, en gran forma, ¿estamos ante la mejor versión de Albert Hammond Jr?

Siento que durante las presentaciones de mis discos pasados tuve errores frente a la audiencia que me han llevado hasta donde estoy. Mis equivocaciones me han enseñado mucho, algunas han sido buenas y otras malas, pero ahora me permiten ver —porque antes no lo veía— el cuadro completo. Cuando terminé la gira de Momentary Masters supe qué disco quería hacer, la vibra y la energía que quería que tuviera —que no significa que lo vayas a lograr—, pero definitivamente estaba consciente de lo que quería alcanzar y qué canciones tenía que incluir, qué canciones quería interpretar en vivo y qué canciones me iban a mover hacia otra dirección para llevarme al éxito que busco. Mi primer disco era yo tratando de salir de mi sala y dejar de hacer demos que nunca se convertirían en canciones.

Junto a The Strokes fuiste parte elemental del sonido que definió el nuevo milenio y que transformó la música, ¿qué crees que haya cambiado en la escena musical en los últimos 18 años?

Más bien creo que yo he cambiado. Ha cambiado mi forma de ver las cosas. Cuando empecé con The Strokes recuerdo que no había música como la nuestra. Tocábamos en shows de radio y el entorno era muy diferente, no había tanta música dirigida por la guitarra. El rock alternativo era P.O.D., Hoobastank y bandas de ese tipo.

¿Ves a alguna banda en la actualidad que pueda tener el impacto que ustedes tuvieron?

Creo, honestamente, que si viera eso, me convertiría en su mánager. Hay muchísimas bandas emocionantes, eso es seguro, pero yo no tengo esa habilidad para escoger, creo que es incontrolable esa situación. Se requiere mucho timing y muchas cosas más que suceden en el universo. A veces pasa en el momento y te toca estar ahí, pero a veces la explosión sucede diez años después. Soy el peor para detectar nueva música, me rodeo de gente que tiene buen gusto. Desde que soy joven me junto con personas que me alimentan de música porque no soy de esos que encuentra bandas… encuentro canciones.

¿Qué esperas alcanzar con tu trabajo en solitario? ¿Cuáles son tus objetivos? ¿Hacia dónde apuntas?

En Francis Trouble tenía la idea del frontman que quería ser, la persona que quería proyectar y alcancé ese objetivo. Mi otra meta era tener algún tipo de éxito ya sea en la radio o algo de ese estilo para poder obtener shows más grandes. Pude abrirle a The Killers y a Franz Ferdinand en lugares más grandes y finalmente me sentí como en casa, donde este álbum pertenece. Me gusta soñar en grande, al grado de querer “matar al DJ” y traer al rockstar de vuelta.

¿Cuál crees que haya sido tu mayor logro como artista?

Personalmente, lo único que puedo ver —porque no tengo el control de todo— es el hecho de que he sido capaz de volverme mejor conforme crezco y llegar a los 38 años haciendo el disco más emocionante hasta la fecha. Siento que es una buena señal porque normalmente es al revés. Por lo general te vuelves más aburrido conforme te vas a haciendo más viejo.

¿Cuál crees que sea la característica más única de tu persona?

Puedo ver cómo funciona mi filtro… si me hubieras preguntado eso cuando tenía 25 años hubiera respondido en un milisegundo: mi pene (risas). Así tal cual. Sólo porque es demasiado gracioso como para no decirlo. Pero hablando en serio, aunque no siempre me lo crea, creo que es mi resistencia para seguir intentando mejorar. No es como que mi carrera en solitario haya sido una explosión, todo se ha dado poco a poco. Siempre he buscado una nueva forma de acercarme al público. Siempre trato de mejorar y estoy orgulloso de eso.

Escucha Francis Trouble:

En este articulo: Albert Hammond Jr,IG
https://bit.ly/35NuWfi

Te puede interesar

Video