septiembre 14, 2021

‘star-crossed’: el álbum con el que Kacey Musgraves comprendió que la oscuridad no dura para siempre

El quinto álbum de estudio de la cantante explora el duelo que vivió con su divorcio y como, poco a poco, descubrió que el final de una etapa marca el inicio de una mejor.

“Todo lo que siempre quise fue algo clásico, el tipo de canción de amor que continúa hasta el final de los tiempos”, fue lo que Kacey Musgraves confesó en el tema “Velvet Elvis”, perteneciente al álbum Golden Hour (2018) y que fue inspirado en el amor que le profesó a su entonces esposo Ruston Kelly. Todo apuntaba a que la cantante había encontrado al caballero o, más ad hoc a su estilo, al “vaquero del espacio” que estelarizaría junto a ella la película de su vida, pero el paso del tiempo le demostró que “los atardeceres se desvanecen, y el amor también”.

Fue en 2020 cuando la historia de amor de la pareja llegó a su fin, y el público esperó paciente al momento en que Kacey estuviera lista para contar su versión de la historia; fue así como el pasado 10 de septiembre, Musgraves estuvo lista para dejar ver su verdad con el estreno de star-crossed, su quinto álbum de estudio.

Inspirado en Romeo y Julieta, tragedia de William Shakespeare, el material fue planteado para dividirse en tres actos, mismos que una vez que escuchas el material se pueden entender como tres etapas del duelo: la negación, la depresión y la aceptación.

El tema homónimo es el encargado de comenzar el material, y sirve como un prólogo con el que Musgraves presenta la historia de “dos amantes desgarrados por las costuras” quienes, a pesar de pedir ayuda a los ángeles, vieron como la oscuridad se apoderó de su cielo azul. El tema es comandado por una sutil pero igualmente romántica guitarra, energía que permanecerá a lo largo del disco.

“good wife” marca del primer acto de la obra de Kacey, aquel en donde pone en duda cada paso que da con tal de poder salvar lo que más adelante entenderá ya no tiene solución. “cherry blossom”, “simple times” e “if this was a movie…” son los otros temas que se pueden interpretar como el primer fragmento de la historia; este último muestra el momento en que la cantante aceptó su derrota, y que a pesar de su intención por que las cosas volvieran a acomodarse en su lugar, su historia no se solucionaría mágicamente como en una película.

En estas primeras pistas, Kacey mantiene elementos sónicos similares a los que mostró con su material anterior, aunque se nota una influencia más fuerte por el género pop, claro, sin dejar atrás sus raíces country.

A continuación, llega “justified”, tema en donde deja saber al oyente que el proceso de sanación no siempre es lineal y que sus cambios de mentalidad están completamente justificados, el cual marca la transición entre el primer y segundo acto, donde se encuentran los temas más emotivos del disco.

Canciones como “camera roll”, “easier said” y “hookup scene” muestran el lado más vulnerable de Kacey Musgraves, aquel donde acepta que borrar las fotos de su celular aún es una tarea imposible, que amar es algo mucho más fácil de decir que de hacer y que, después de tratar de cubrir sus heridas con el toque de otras manos, desearía haber sabido que lo que antes tenía no era tan malo como pensaba. La melancolía de las líricas es acompañada a la perfección con una producción mínima, permitiendo que la voz de Kacey sea la responsable de comunicar su tristeza.

La oscuridad que marcó el segundo acto de este álbum poco a poco se desvanece y los rayos de luz vuelven a llegar a la vida de Kacey en el tercer y último bloque de canciones. “keep lookin’ up”, tema que se asemeja más a sus primeros dos trabajos de estudio Same Trailer, Different Park (2013) y Pageant Material (2015), es el momento en que la cantante recuerda las alentadoras palabras que le decía su padre en su infancia, las cuales la motivan a limpiar sus lágrimas y seguir adelante.

“what doesn’t kill me” es el momento en que la cantante reclama su poder; acepta haber ido al infierno de ida y vuelta y haber visto la hora dorada tornarse negra, pero estas experiencias solo le hicieron descubrir que aquello que no la destruye, solo la fortalece, mensaje que cierra al advertirle a cualquier que trate de interponerse en su camino que mejor corra.

Con la nota más alegre y bailable del material es como la intérprete cierra con los temas de su autoría. “there is a light” es la forma en que, acompañada por la melodía de una flauta, no solo acepta que siempre habrá una luz al final del túnel, también que esa misma luminosidad está dentro de ella y que nunca dejó de brillar. Finalmente, un emotivo y, a la vez, sónicamente novedoso cóver de “gracias a la vida”, tema de Violeta Parra, es el encargado de dar cierre a la historia de la cantante.

Fuera de sorprender con su habilidad para el español, el último tema del material refleja el aprendizaje de Kacey a lo largo de esta experiencia. Después de haber enfrentado el dolor y atravesado las diferentes etapas del duelo, redescubrió el encanto detrás de las despedidas y las nuevas oportunidades, sin dejar de aclarar que, por el momento, no necesita de un co protagonista en su historia.

Con star-crossed, Kacey Musgraves deja ver su parte más personal y vulnerable, algo que pocos artistas se atreven a hacer y que es digno de aplaudirse. Más allá de tener el valor de compartir el dolor que vivió en su proceso, su música es una prueba de que todo en esta vida tiene una razón de ser y que, al final del día, el sol siempre volverá a brillar.

Escucha star-crossed abajo.

En este articulo: Kacey Musgraves
https://bit.ly/35NuWfi

Te puede interesar

Video