junio 11, 2021

#Pride: Sylvester James, ícono de la era disco y drag queen de la década de los setenta

Expulsado de la iglesia por su homosexualidad, el cantante se convirtió en la "Reina del Disco".

Sylvester fue cantante y bailarín, mejor conocido por empujar los límites de la industria musical de los setentas y ochentas. Con su representativo estilo, adornado con maquillaje extravagante y túnicas, fue denominado uno de los artistas precursores en la escena drag. Además, fue considerado “Reina del Disco” al ser una de las figuras más importantes de dicho género.

Nacido en Los Ángeles en 1947, el artista comenzó su carrera musical a los 20 años, según sus palabras, «Mi vida empezó cuando me mudé a San Francisco». No obstante, su primer acercamiento con la música fue gracias a su abuela, quien lo introdujo al coro de la iglesia de Palm Lane, situada al sur de California, para cantar gospel. Desde entonces, el talento innegable de Sylvester encendió una chispa que pronto prendería fuego a los escenarios de grandes conciertos y canales televisivos. 

Sylvester descubrió su homosexualidad a los 15 años y fue el motivo por el cual fue desterrado de la iglesia. Sin embargo, gracias a ello fue impulsado a ir en búsqueda de una vida que lo aceptara tal cual era, llevándolo a refugiarse en la música y adentrándose en la contracultura hippie que sembró las raíces para el futuro liberalismo sexual y epicentro gay del mundo. 

En cuanto a sus inicios dentro de la escena drag, todo sucedió comenzando los setentas. El cantante se unió a un grupo de artistas llamado The Cockettes, fundado por George Harris. Caracterizados por su estilo psicodélico, comenzó a aparecer en los espectáculos con llamativas pelucas femeninas y vestuarios extravagantes, forjando lo que sería su iconicidad. Llegó a ser telonero de artistas como David Bowie, hasta tener lazos amistosos con el reconocido líder político homosexual, Harvey Milk.

En 1973 formó la agrupación Sylvester And The Hot Band, lanzando dos álbumes de rock bajo el sello Blue Thumb. Con ella debutó en la escena musical con el álbum homónimo Sylvester & The Hot Band, que también fue conocido como Scratch My Flower. Hasta finales de esa época, comenzó a actuar en solitario, luego de pasar por numerosas bandas (incluyendo The Hot Band) y sellos.

Drag queen en solitario

Tal vez esta estrella estaba hecha para interpretar música en solitario. Su personalidad y su voz, distinguida por ser barítono con agudos falsetes, hacían que la audiencia lo reconociera sin necesidad de subir al escenario rodeado de músicos y/o grandes producciones. Así fue que, hasta 1977, firmó un contrato con Fantasy Records, trabajando con el legendario productor Harvey Fuqua, quien produjo su álbum Stars. Poco tiempo después, la relación fue terminada, debido a que Fuqua le robó millones de dólares al artista. 

Te puede interesar: Freddie Mercury: leyenda del rock e ícono de liberación sexual

Luego de dicho incidente fraudulento, Sylvester se unió con su colaborador Patrick Cowley, con quien desarrolló un particular sonido con sintetizadores, el cual lo empujó a crear música aún más bailable. Así nació el álbum Step II (1978), que desató dos clásicos del disco: «You Make Me Feel (Mighty Real)» y «Dance (Disco Heat)”, posicionándose en el Número Uno de las listas de popularidad en EE.UU. 

De esta manera, Sylvester se convirtió en uno de los pioneros del Hi-NRG (género derivado de la música electrónica), siendo influenciado por músicos como el DJ Giorgio Moroder. En ese momento, sus grabaciones en el estudio y sus presentaciones en vivo contaban con las voces del duo femenino Two Tons O’ Fun, conformado por Martha Walsh e Izadora Rhodes, quienes más tarde se consolidarían como The Weather Girls (autoras del éxito «It’s Raining Men«). 

Sylvester concluyó la década setentera con tres premios Billboard. En 1982, se mudó de disquera a Megatone Records, donde consiguió producir un clásico de Hi-NRG, el sencillo «Do You Wanna Funk«. No obstante, el sello comenzó a presionarlo debido a la necesidad de masculinizar su imagen, lo cual para el cantante significó una declaración de guerra, generando polémica por asistir a sus reuniones en completo drag. En ese momento, el artista escenificó una sesión de fotos drag en dedicación a la disquera, la cual, sin saberlo, adornaría la portada de su álbum póstumo, Inmortal, a manera de tributo. 

La «Reina del Disco» también llegó a trabajar con Warner Bros.Records, con quien produjo su último álbum, Mutual Attraction, en 1986. El sencillo «Someone Like You» se convirtió en el segundo éxito de Sylvester en encabezar las listas de popularidad dance de los EE.UU. Además, destacó el diseño artístico de su portada, en manos de Keith Haring, artista y activista social que reflejaba el espíritu de la generación pop. 

Sylvester James, además de su legado musical y sus aportaciones en el sonido disco de hace cinco décadas, ha sido enaltecido por ser uno de los primeros músicos famosos abiertamente gays, quien además reconoció estar infectado de VIH públicamente. La causa de su muerte fue a consecuencia de las complicaciones del SIDA, en 1988. Sus palabras inmortalizadas fueron: «No creo que el SIDA sea la ira de Dios. La gente tiene una tendencia de culpar por todo a Dios». Concedió sus futuras regalías a la lucha contra dicha enfermedad. 

En 2005, Sylvester fue introducido al Salón de la Fama de la Música Dance por sus logros como artista. Hasta la actualidad sigue siendo un ícono que ha inspirado cintas que han llegado a la pantalla grande e incluso obras de Broadway. 

https://bit.ly/35NuWfi

Te puede interesar

Video